CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Consolas

9 razones por las que Xbox One S es mejor que la original

La Xbox One S no sólo es una versión más esbelta y hermosa de la Xbox original, sino que es mejor en casi todos los aspectos.

Microsoft no anduvo con rodeos en su rueda de prensa en E3, al anunciar oficialmente a la consola Xbox One S en el segundo en que empezó el evento. Como lo han hecho Sony y Microsoft con consolas pasadas, la One S no es la sucesora de próxima generación de la consola Xbox One. En cambio, es una versión más pequeña que corrige algunos de los errores cometidos con la Xbox, más grande y tosca, que debutó por primera vez en noviembre de 2013; además, de añadir nuevas funciones a la consola.

De hecho, aunque no hemos pasado mucho tiempo con la Xbox One S (estará disponible en agosto), las fotos y lista de especificaciones apuntan a un producto que, sin dudas, es mejor que su predecesor.

Estas son algunas características que la hacen superior:

Mejor precio

La Xbox One S tiene un precio inicial de US$299 en Estados Unidos, pero el modelo de 500GB no llegará hasta más tarde en el año. Por el momento, puedes adquirir en preventa la edición de lanzamiento de 2TB por US$399 a finales de agosto. Un tercer modelo de 1TB estará disponible también por US$349 en EE.UU. Cabe notar, no obstante, que el precio de la Xbox One original ha sido reducido a US$279.

Un nuevo diseño

La nueva One S es 40 por ciento más pequeña que la One original, que es un monstruo de consola. Esto hace que la One S se asemeje al tamaño de su rival, la PlayStation 4. Viene con un stand vertical, si quieres que la consola se pare en esa posición.

Ya no habrá fuente de poder externa

Además de tener un cuerpo gigantesco, la Xbox One original también tenía un cargador externo del tamaño de un carro. La One S, sin embargo, le está siguiendo los pasos de la PS4 y ha optado por una fuente de poder interna.

Más almacenamiento

La Xbox One S tiene un almacenamiento de 2TB. Esto representa el doble de la máxima capacidad de la Xbox original y de la PS4, y será suficiente para almacenar todos tus videojuegos.

Soporte 4K y HDR

La Xbox One S tendrá mejor calidad de video, con respaldo para resolución 4K (3,820x2,160 pixeles) y HDR. Ten en cuenta que el soporte 4K está reservado para los videos y no los juegos. Esto significa que -- con los títulos compatibles y con los televisores compatibles -- puedes ver colores más vibrantes y negros más oscuros.

Compatibilidad 4K Blu-ray

La compatibilidad 4K y HDR no sólo servirá para hacer streaming del contenido de Netflix y de Amazon. La Xbox One también podrá reproducir los discos 4K Blu-ray. Podrá realizar lo mismo que sistemas de reproducción como el Samsung UBD-K8500, pero por el mismo precio o menos -- además, por supuesto, de que puedes jugar excelentes videojuegos.

Controles y otros dispositivos

Microsoft se deshizo de los sensores de movimiento Kinect en los paquetes de la Xbox One hace ya bastante tiempo. Esta decisión bajó el precio de la consola por US$150. El Kinect sigue siendo un accesorio que puedes añadir de manera opcional para la One S (pero, como no tiene un puerto dedicado, tendrás que añadir un adaptador USB), pero la nueva consola incluye una función Kinect integrada: un mando infrarrojo (IR blaster) para controlar tu televisor y caja de cable como un control remoto universal.

xbox-one-s3.jpg

Un controlador inalámbrico actualizado

El rediseño que representa la One S no se restringe a la consola. El controlador también recibe un rediseño. Esta variante del control inalámbrico tiene un agarre texturizado nuevo y mayor rango. También añade Bluetooth inalámbrico, además del sistema de control inalámbrico propio de Xbox, lo que te permitirá usarlo con PCs y tabletas (¿y quizá hasta teléfonos?) con Bluetooth sin tener que utilizar el molesto dongle USB de Microsoft.

Hace casi todo lo que la Xbox One hace

Con la excepción de requerir un adaptador si quieres añadir un sensor Kinect, la consola One S hace todo lo que la Xbox One actual puede hacer, y reproduce todos los videojuegos. También incluye mejoras en el software que Microsoft ha realizado a lo largo de los años, incluyendo una interfaz rediseñada, respaldo para la asistente digital Cortana, compatibilidad con la Windows Store, retrocompatibilidad con una creciente lista de juegos Xbox 360 y más.

Pero antes de lo pidas por adelantado ...

La Xbox One S está disponible para pedidos por adelantado en la Microsoft Store en Estados Unidos, el Reino Unido y Australia. Pero ten en mente un par de cosas antes de sacar tu tarjeta de crédito. Primero, Microsoft ya ha confirmado que una versión supercargada de la Xbox One, conocida como Project Scorpio, llegará a finales de 2017 con respaldo para videojuegos a resoluciones 4K y accesorios VR que puedes añadir. Sony también se está metiendo al ruedo de las actualizaciones de consolas con su PS4 Neo, que también aumentará sus capacidades 4K.

Y, claro, también está Nintendo, que lanzará su consola Nintendo NX en marzo de 2017.

Así que, a pesar de que la Xbox One S se vea genial, recuerda que hay una serie de nuevas y mejoradas consolas ansiosas por hacerle la competencia.

xbox-one-s10.jpg

Más Productos