CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Microsoft Xbox One S análisis: Xbox One S: la mejor Xbox que quizás no quieras comprar

Secciones del análisis

Conectamos la consola a hasta cuatro televisores diferentes con resultados mixtos en cada uno, así que eché mano de mi colega David Katzmaier que me ayudó a probar el resto de las capacidades HDR y 4K de la Xbox One S.

video-output.jpg

Lo que hemos aprendido es que hacer que todas estas tecnologías de visualización funcionen en sincronía requerirá algo de prueba y error... y mucha paciencia.

Nuestro principal problema fue conseguir que nuestros televisores reconocieran HDR. El problema (que no es únicamente un fallo de la Xbox One S) es que algunos televisores con HDR requieren que un "UHD" específico o ajuste de "color profundo" esté encendido para que funcione HDR. Estos modos suelen aumentar al máximo el brillo de un televisor y se activan automáticamente cuando se detecta contenido HDR. Pero ninguno de nuestros televisores detectó la señal Ultra HD Blu-ray HDR que estaba siendo generada por nuestro Blu-ray Ultra HD de Star Trek.

No fue hasta que obligamos a la Xbox One S a dar una salida de mayor profundidad de bits (10 bits a partir de la configuración predeterminada de la consola de 8 bits) que recibimos una señal de HDR limpia. Además, hemos tenido problemas de mantenimiento de una señal de video por completo cuando nuestra televisión estaba en la configuración "UHD/deep color" para HDR, pero la Xbox One S emitía una señal inferior a 10 bits.

¿Suena confuso? Pues es que sí que lo fue. Y eso que recurrimos a la ayuda de uno de los mejores expertos de televisores en el planeta Tierra. Es posible que tu configuración sea menos complicada, pero sin duda hay una gran cantidad de variables y cajas que debes cotejar al entrar en el mundo de 4K, UltraHD y HDR para asegurarte de que todo funcione correctamente.

4k-details.jpg

Hay una pantalla 4K en detalle que es de gran ayuda par saber qué requisitos para 4K, HDR, etc., se están cumpliendo actualmente. Definitivamente te recomendamos comprobar eso.

Trágicamente, todo este tiempo y esfuerzo para hacer que HDR se active no siempre vale la pena. De hecho, a veces es casi imposible saber con sólo mirar la imagen en pantalla. Nosotros lo intentamos. ¿La conclusión? 4K y HDR son agradables novedades, pero no estoy seguro de que incluso los ojos más exigentes podrán notar la diferencia. Y debido a que sólo una fracción de los juegos apoyan HDR (el trío antes mencionado de Gears of War 4, Forza Horizon 3 y Scalebound), la actualización es difícil de vender. Por no mencionar el hecho de que todos los juegos que jamás jugarás en la Xbox One S no estarán en una verdadera resolución 4K nativa - sólo van a aumentar de escala para adaptarse.

Dicho esto, hay un montón de 4K Blu-rays Ultra HD por ahí, y Netflix puede transmitir algún contenido en 4K (siempre y cuando pagues por su nivel premium). Si te encuentras en la posición específica de poseer un televisor 4K y estás buscando una Xbox One, la S es la que debes comprar.

Vale la pena señalar que la Xbox One S no maneja las opciones de audio de gama alta como Dolby Atmos. Lo más que vas a sacar de la consola es una señal de sonido envolvente de 7 canales.

xbox-one-s-21.jpg
Sarah Tew/CNET

Esperamos con ansias Project Scorpio

Los mensajes de Microsoft sobre su oferta de consolas pueden ser un poco confusos. Lo mejor es pensar en la Xbox One y la One S como su propio nivel. En términos de potencia gráfica, son iguales.

El siguiente salto en el rendimiento visual vendrá junto con Project Scorpio, que está siendo programado para la temporada de fiestas de 2017.

Los detalles de esa máquina son escasos, pero es seguro decir que superará significativamente a la Xbox One y One S, la PlayStation 4 y si nos basamos en los rumores sobre sus especificaciones - a la próxima PlayStation 4, la PS4 Neo.

Esto marcará el comienzo de una mejora considerable en todos los aspectos del juego con resolución nativa 4K y soporte HDR. Y Microsoft ya se ha comprometido a que Scorpio estará "listo para la RV", presumiblemente para un próximo componente de realidad virtual.

Si sólo estamos comparando las especificaciones básicas, los detalles del rumoreado Project Scorpio aún están lejos de lo que una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1080 es capaz de hacer.

xbox-one-s-01.jpg
Sarah Tew/CNET

Decisiones, decisiones

En circunstancias normales, te diré que no, no es necesario comprar una Xbox One S. Si ya dispones de una Xbox One o incluso vas a esperar a ver lo que trae Project Scorpio, es difícil racionalizar una compra.

Si estás buscando entrar en el juego de las Xbox y no te da la gana esperar un año o más para el Project Scorpio, una Xbox One S puede ser la compra correcta para ti, siempre y cuando tengas o planees tener un televisor 4K.

Si un televisor 4K no está en tu futuro, es posible que quieras echarle un ojo a la Xbox One original, que ha sido rebajada hasta un mínimo de US$250 y es completamente posible que Microsoft bajará aún más su precio si lo que quiere es descontinuar el modelo y acabar con el resto de su inventario.

David Katzmaier colaboró con este análisis.

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos