CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Microsoft Surface con Windows 8 Pro análisis: La tableta Microsoft Surface Pro: Digna de una computadora que casi lo logra

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15

Lo bueno La Microsoft Surface Pro reemplaza una experiencia completa con ultrabook en una tableta compacta de 10 pulgadas. Gracias a las ingeniosas Type Cover y Touch Cover, ofrece una interfaz cómoda y una experiencia de escritura satisfactoria. El diseño sobrio y elegante y la nítida pantalla de 1080p la destacan de la competencia.

Lo malo La duración de la batería es decepcionante y sería mejor que hubiera más puertos. El modelo de 64 GB casi no tiene almacenamiento disponible. Cuesta tanto como una computadora portátil normal, especialmente porque la excelente funda con teclado no está incluida.

Conclusión El atrevido diseño de la Surface Pro reinventa la computadora portátil con Windows 8, ya que traslada la experiencia de una ultrabook al cuerpo de una tableta de 10 pulgadas. Quienes busquen una experiencia de tableta con todo en uno no se arrepentirán de comprar la Surface Pro, pero esperamos que la próxima generación de este dispositivo mejore algunos detalles.

7.8 Total
  • Diseño 8
  • Funciones 8
  • Desempeño 8
  • Batería 6
  • Soporte 7

A principios de este año la Surface resurgió. Esta versión, conocida como "Surface Pro", soluciona directamente muchos de los problemas de la Surface RT original, especialmente el sistema operativo Windows RT defectuoso de ese modelo. La Surface Pro ofrece una experiencia completa con Windows 8, que funciona con títulos de software de Windows anteriores, tiene un procesador Core i5 de Intel y reúne audazmente toda la experiencia de computadora portátil en un atractivo cuerpo de tableta apenas más grueso y pesado que la versión RT.

Hay muchas cosas que pueden gustarte, si no todas. Si bien la Surface Pro no es la primera tableta con Windows 8, bien puede ser la mejor hasta la fecha en términos de diseño. Aquí, la magia está en los detalles: la ingeniosa funda de teclado desmontable y el lápiz óptico sensible a la presión ayudan a que la Surface Pro se destaque de otras computadoras portátiles, tabletas e híbridos que hemos visto hasta ahora.

¿Puede la Surface Pro funcionar como una computadora real de uso diario, tarea que las tabletas iPad y Android, e incluso los modelos con Windows RT no pudieron manejar? Para mí, que al principio dudaba, sí puede.

Si hasta ahora habías evitado la Surface RT, porque buscabas la potencia y el rendimiento "verdaderos" de una computadora portátil, la versión Pro es la adecuada.

Pero si bien es innegablemente más potente, la Surface Pro hace algunas concesiones, especialmente, en cuanto a la duración de la batería, el chasis más pesado y un precio a partir de US$899. El precio aumenta hasta cerca de los US$1,200 si eliges la versión de 128 GB (necesaria) y le agregas la cubierta de teclado (es tan atractiva que la vas a querer). Y puedes despedirte de la versión gratis de Microsoft Office que venía con la Surface RT; los compradores de Surface Pro deberán comprar eso también.

Estoy esperando que Microsoft me dé una mano. La mejor función de la Surface Pro ni siquiera viene incluida en la caja; agreguen la Type Cover de US$129; o bien proporcionen Microsoft Office. De lo contrario, creo que esperaré la inevitable Surface Pro 2, que indudablemente ofrecerá mejor duración de la batería y muchas otras mejoras. Esta versión incorpora avances, pero todavía no es el reemplazo perfecto de la computadora portátil.

Precio de la unidad reseñada / precio inicial US$999 / US$899
Procesador Intel Core i5-3317U de 1,7 GHz
Memoria 4 GB, DDR3 a 1,600 MHz
Disco duro SSD de 64 GB (US$899), SSD de 128 GB (US$999)
Chipset Intel HM77
Gráficos Intel HD4000
Sistema operativo Windows 8
Dimensiones (ancho/profundidad) 27.4 x 17.3 cm (10.8 x 6.8 pulgadas)
Alto 1.35 cm (0.53 pulgadas)
Tamaño de la pantalla (diagonal) 26.9 cm (10.6 pulgadas)
Peso del sistema / Peso con adaptador de CA 0.9 kg (2 lb) / 1.2 kg (2.6 lb)
Categoría Ultraportátil / Híbrida

Crédito: Sarah Tew/CNET

Diseño: cuadrada-atractiva-moderna
Microsoft hizo algo bien con el diseño general de la Surface Pro: todo funciona tal cual se promociona y el diseño extremadamente elegante linda con la hermosura. El chasis de magnesio estilo industrial de la Surface Pro tiene un aspecto sólido, pero no es demasiado pesado para sostenerlo con una mano. Una diferencia notable entre la versión Pro y la versión RT más delgada de la Surface es la delgada ventilación envolvente ubicada en la parte posterior, que funciona con ventiladores internos para mantener el funcionamiento del potente procesador.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Con 0.9 kg (2 lb), la Surface Pro pesa menos que una ultrabook normal y con 27.5 por 17.3 por 1.3 cm (10.81 por 6.81 por 0.53 pulgadas), es más compacta. Pero es más grande que una tableta estándar, y también pesa más. Parece un iPad más grande ataviado con un traje grueso. De hecho, se parece más a una computadora portátil más delgada que a una tableta normal, especialmente con la Type Cover o la Touch Cover colocadas.

La Surface Pro sobre la tableta/computadora portátil HP Envy x2. Crédito: Sarah Tew/CNET

El equivalente más próximo que reseñamos fue la Acer Iconia W700, una tableta casi idéntica en términos de especificaciones. La Iconia es más larga y ancha y tiene una pantalla de 11.6 pulgadas; la de la Surface Pro es de 10.6 pulgadas).

Crédito: Sarah Tew/CNET

Fabricada con el mismo magnesio "VaporMG" que la Surface RT, se desempeña mejor que su apariencia que, a pesar de estar perfeccionada, es un poco cuadrada.

Crédito: Sarah Tew/CNET

La Surface Pro pesa aproximadamente 0.9 kg (2 lb); agrega unos 230 g (0.5 lb) por una de las fundas con teclado y otros 270 g (0.6 lb) para el adaptador de CA y el cable. Es más pesada que la Surface RT y el iPad (ambos de alrededor de 700 g/1.5 lb), pero más liviana que la mayoría de las computadoras portátiles, incluso con la funda con teclado conectada.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Si tengo una queja ergonómica sobre la Surface, es el ángulo de la tableta en modo de soporte, cuando uno se sienta frente a un escritorio usando la pequeña solapa tipo caballete que se pliega para formar la parte trasera del sistema. El ángulo no es regulable, y si bien funciona correctamente con la Type Cover conectada, me gustaría poder lograr un ángulo más abierto. Tuve que encorvarme un poco para encontrar el ángulo perfecto.

Pantalla
La pantalla de 10.6 pulgadas es pequeña, especialmente para una computadora portátil completa con Windows, pero es nítida y brillante y tiene un resolución de pixeles completa de 1,920 x 1,080. Pude trabajar cómodamente, pero me di cuenta de que sería más cómodo conectar un monitor para usar la computadora todo el día. La buena noticia es que la Surface Pro es compatible con una pantalla externa con resolución de hasta 2,560 x 1,440 pixeles. Aunque no uses otro monitor, la pantalla IPS de la Surface es una de las mejores que he visto en computadoras pequeñas con Windows. La pantalla multitáctil capacitiva es muy suave. Esa es la magia que hizo que el iPhone y el iPad sean tan divertidos de usar. Me resultó cómodo navegar con la Surface Pro en programas de pintura y algunas otras aplicaciones que probé. No es tan brillante como la pantalla de retina del iPad, pero se le acerca bastante.

Puedes conectar la Surface a un monitor más grande con facilidad; igual que otras. Un Mini DisplayPort incorporado transmite audio y video, y con adaptadores (que se venden por separado) puedes cambiar a VGA o HDMI si es necesario. El trabajo en modo de multimonitor funciona igual que en una computadora con Windows. Tuve que probar un par de cosas para lograr el tamaño de ventana correcto, pero para mi sorpresa, pude trabajar sin problemas en mi escritorio con la inocua Surface al costado del monitor como una computadora/segunda pantalla.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Type Cover, Touch Cover: accesorios excelentes, pero no incluidos
Casi toda esta reseña fue escrita en la Surface Pro, usando una combinación de la Type Cover y la Touch Cover. La Type Cover de US$130 tiene un teclado real con teclas que se hunden, mientras que la Touch Cover de US$120 es un teclado tipo membrana. Ambos pesan alrededor de 230 g (0.5 lb) y funcionan también como cubiertas para la Surface.

El teclado de la Type Cover es maravilloso, las teclas son fáciles de apretar y responde muy bien. La Touch Cover... bueno, no tanto. Pero se puede usar. La separación entre teclas es idéntica en la Touch Cover y, siempre que te acostumbres a la falta de movimiento de las teclas y apliques una presión ligera sobre los cuadrados de poliuretano, puede funcionar, incluso con la escritura táctil.

Crédito: Sarah Tew/CNET

La Type Cover tiene un panel multitáctil real pero pequeño, con zonas de clic más abajo; el panel táctil de la Touch Cover tiene áreas "cliqueables" delineadas debajo del espacio del panel táctil con líneas acanaladas. La Touch Cover es divertida (está disponible en varios colores), pero el teclado real está en la Type Cover y solo cuesta US$10 más.

Crédito: Sarah Tew/CNET

No me alcanzan los elogios para el teclado de la Type Cover: si estuviera haciendo una reseña separada del teclado, seguramente obtendría el premio "Favoritos del Editor". Se conecta perfectamente con imanes a la parte inferior de la Surface Pro. Forma una cubierta bastante atractiva, similar a la Smart Cover (sin teclado) de Apple, pero con el agregado de un conjunto de teclado y panel táctil impulsados por la Surface y que no disminuye notablemente la duración de la batería.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Además, forma una unión tan sólida que permite sostener la Surface Pro colgando desde el teclado (aunque no haría esta prueba sobre un piso de cemento).

Se puede trabajar correctamente con el panel táctil incluido, pero también se puede trabajar de la misma forma con la pantalla táctil de la Surface (o agregar un mouse o un panel táctil USB o Bluetooth). Usé el mouse táctil Microsoft Wedge que Microsoft incluyó con esta unidad de reseña. Es costoso, pero pequeño y combina con la Surface.

Crédito: Sarah Tew/CNET

El lápiz de la Surface
La Surface Pro es compatible con el lápiz óptico sensible a la presión y viene con su propio Surface Pen, que se adhiere magnéticamente al conector de alimentación y se sostiene en su sitio mientras uno se desplaza. Pude escribir y bosquejar con naturalidad, y el lápiz óptico respondió mejor que el lápiz óptico capacitivo del iPad (con distinta tecnología).

Crédito: Sarah Tew/CNET

Con unas aplicaciones de dibujo básicas de Windows Store, todo funcionó correctamente para que tanto yo como mi hijo de 4 años nos divirtiéramos.

Crédito: Scott Stein/CNET

El "factor diversión" está definitivamente presente en la Surface Pro, pero el soporte de aplicaciones para tabletas no es tan bueno como en iOS y Android. Puedes ejecutar aplicaciones antiguas de Windows en la Surface hasta aburrirte, pero esas aplicaciones no estarán tan preparadas para pantallas táctiles.

Bocinas, cámaras
El audio en las bocinas incorporadas suena bien, pero no es espectacular. Pero es mejor de lo que se espera de una máquina tan pequeña.

La Surface Pro tiene dos cámaras (frontal y posterior), ambas de 720p. No incluye cámaras de alta resolución. La calidad de la cámara frontal está bien para un chat web, pero las fotografías de la cámara posterior fueron decepcionantes, aunque no me imagino sosteniendo una Surface Pro para sacar una foto.

Software y seguridad
Microsoft Office no viene preinstalado en la Surface Pro, aunque es compatible con la versión completa de Office, como cualquier otra computadora portátil con un procesador Core i5 y configuración similar. Obtendrás un conjunto limitado de software básico y eso es todo. Microsoft incluye cifrado BitLocker para proteger mejor los datos en su unidad de estado sólido (SSD), pero no evaluamos esa función.

Microsoft Surface Pro Promedio para la categoría [ultraportátil]
Video Mini DisplayPort HDMI o DisplayPort
Audio Bocinas estéreo, entrada para audífonos Bocinas estéreo, entradas para audífonos/micrófono
Datos 1 USB 3.0, microSD 2 USB 3.0, lector de tarjeta SD
Redes Wi-Fi 802.11n, Bluetooth Ethernet (vía dispositivo), Wi-Fi 802.11n, Bluetooth
Unidad óptica No No

Puertos
Estoy comparando la Surface Pro con una computadora ultraportátil en lugar de una tableta porque, teniendo en cuenta sus funciones y precio, será el artículo con el que la compararás cuando la compres. No creo que muchas personas elijan la Surface Pro en lugar del iPad, pero algunas personas tal vez la elijan en lugar de una ultrabook o una ultraportátil de 11 pulgadas con Windows 8.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Y en base a esa comparación, una de las principales desventajas de la Surface Pro como computadora principal es la cantidad limitada de puertos. Todo lo que obtienes es un solo puerto USB 3.0, ranura para tarjeta microSDXC y Mini DisplayPort. Tener un USB 3.0 es mejor que el USB 2 de los híbridos entre computadora portátil y tableta con Windows y procesador Atom, pero al menos esos (como la HP Envy x2) tienen dos puertos USB, más una ranura para tarjeta SD.

Crédito: Sarah Tew/CNET

No hay una entrada para Ethernet, ni siquiera un dispositivo USB en el paquete, que podría ser la parte más irritante de todas. Significa que es mejor que estés preparado para vivir del Wi-Fi. No hay ningún impedimento técnico para conectar un adaptador de Ethernet con base USB, pero a mí me resultó difícil de configurar. No todos están hechos de la misma forma.

La Surface Pro necesita una plataforma, particularmente una con Ethernet. Algo pequeño a lo que pueda conectarse, preferentemente a través de la misma franja de conexión magnética a la que se adhiere el teclado en la parte inferior. Si la Surface Pro está destinada a profesionales, ¿no sería razonable agregar algunos puertos USB, Ethernet, ranura para tarjeta SD y HDMI? Espero que lo hagan pronto. La ubicación en la parte inferior derecha del Mini DisplayPort es suficiente para conectar un monitor cuando la Surface está en modo de soporte, pero preferiría algo más elegante.

Ten en cuenta que la Acer Iconia W700, otra tableta con Windows 8, tiene su propia base con puertos USB adicionales. Me gusta más el diseño de la Surface Pro, pero me costó aceptar la ausencia de una base.

Configuraciones
Las opciones de configuración son limitadas: puedes elegir 64 GB o 128 GB de almacenamiento SSD, por US$899 o US$999, respectivamente. Es mucho dinero para una tableta, pero solo un poco más de lo que cuestan muchas ultrabooks con pantalla táctil y Windows 8 de este tamaño.

Lo curioso de la memoria disponible de la Surface Pro es que, según Microsoft, solo se pueden usar 23 GB de los 64 GB del disco duro de la Surface Pro para archivos de usuario. Es raro, porque solo encontramos unos 20 GB de archivos del sistema en una Surface Pro nueva, lo que dejaría 44 GB libres en la versión de 64 GB. Es cierto que afectaría el uso de la Surface Pro de 64 GB y, prácticamente, lo obligaría a elegir la versión de 128 GB.

La Surface Pro es muy diferente a la versión con Windows RT del año pasado de la Surface, aunque su nombre y su aspecto son similares. La Surface RT tenía un procesador Tegra 3, menos RAM, una pantalla con resolución más baja y no contaba con soporte mejorado para el lápiz óptico. (La RT puede usar un lápiz óptico capacitivo como en el iPad, pero no tiene la sensibilidad a la presión y la tecnología de rechazo de toques de la versión Pro.)

Crédito: Sarah Tew/CNET

Rendimiento
Mientras que la Surface RT cuesta US$500, la Surface Pro cuesta US$899. Si bien se parecen, son muy distintas: la Surface tiene un procesador ARM y usa Windows RT, mientras que la Surface Pro tiene un procesador Core i5 de Intel y usa Windows 8, igual que una computadora portátil.

La tableta Surface RT original recibió reseñas muy distintas, fundamentalmente debido a su sistema operativo Windows RT. La Surface Pro es el producto más significativo porque no hace concesiones de hardware: es una buena tableta para reemplazar a su computadora, mientras que la Surface original parecía más bien la competencia del iPad. En la Surface Pro no solo puedes usar la interfaz de Windows 8 basada en mosaicos, sino que puedes visitar un escritorio normal y otras aplicaciones más antiguas, ejecutar Steam, Java, Flash y aplicaciones de Windows antiguas. La Surface Pro se conecta a monitores y salidas a resoluciones que superan los 1080p y puedes agregar periféricos por Bluetooth y USB 3.0 como mouse, teclados y unidades de disco externas.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Lo mejor de tener una tableta con procesador Core i5 y 4 GB de RAM es que es tan potente como una ultrabook normal. En nuestras evaluaciones comparativas, se desempeñó tan bien como otras e incluso igualó a algunas ultrabooks con Core i7. La tarjeta gráfica integrada Intel HD 4000 es adecuada para ejecutar algunos juegos en Steam con la calidad rebajada. Igualan lo que ofrecen las ultrabooks actuales sin las tarjetas gráficas Nvidia o AMD.

A diferencia de lo que ocurre en la HP Envy x2 o la Acer Iconia W510 con procesador Atom y rendimiento reducido, puedes abrir ventanas y realizar muchas tareas simultáneas con relativa facilidad. Los ventiladores del sistema empiezan a actuar después de un tiempo, y noté que la parte inferior se calienta al usarla en la cama, especialmente debido a que las delgadas ventilaciones envolventes se encuentran en la parte posterior de la Surface Pro.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Duración de la batería
Ojalá la duración de la batería de la Surface Pro fuera excelente. Pero no lo es. En nuestra prueba de descarga de batería con reproducción de video, la Surface Pro duró 4 horas y 31 minutos, independientemente de si se conectaba o no la Type Cover. No se aleja demasiado de otras ultraportátiles de alta potencia de 10 pulgadas y 11 pulgadas, pero está muy lejos de la marca de seis horas de varias ultrabooks. La Acer Iconia W700 duró más de 7 horas con un procesador similar. Los nuevos procesadores de Intel que saldrán este año deberían lograr una mayor eficiencia en la batería de la Surface Pro. Con su configuración actual, la Surface Pro puede funcionar bastante tiempo, pero deberás controlar la duración de la batería y mantener el elegante cargador a mano (que casualmente tiene su propio puerto de carga USB adicional para accesorios o teléfonos). Esto se traduce a una duración de la batería aceptable, pero decepcionante en comparación con otras tabletas (aunque esto no sorprende).

Crédito: Sarah Tew/CNET

Conclusión: adonde Windows 8 nos lleva a través de Surface
Ya hemos visto varios diseños de híbridos y convertibles de computadora portátil y tableta de los socios de hardware usuales de Microsoft, incluyendo la Lenovo Yoga 11S, la HP EliteBook Revolve y la Lenovo ThinkPad Helix, por no mencionar algunos dispositivos experimentales centrados en los juegos como la Razer Edge. Y con los nuevos procesadores de Intel a la vuelta de la esquina, deberás preguntarte si la Surface Pro podría renovarse para aprovechar las ventajas de algunos procesadores mejor preparados para tabletas.

La Surface Pro competirá con esos dispositivos y otros. Pero si nos basamos en la excelente Type Cover y el buen funcionamiento de la pantalla de la Surface Pro (por no mencionar su pequeño tamaño), la Surface Pro parece bien posicionada para escalar hasta la cima del grupo. Desde que se presentó la Surface, la característica más destacada fue la Type Cover. El éxito o el fracaso de la Surface se basa en la capacidad de esa cubierta de ser cómoda y productiva. Y creo que lo logra. Extrae energía de la tableta, no necesita recargarse y tiene un agarre fuerte que le permite sostener toda la tableta Surface desde la cubierta.

Microsoft y la Surface han probado algo muy difícil de probar: que una tableta con una moderna cubierta con teclado puede sustituir a una computadora portátil normal o, incluso, a una computadora de escritorio. En la próxima iteración esperamos encontrar detalles tales como la necesidad de una plataforma, encontrar un precio que incluya a la Type Cover en lugar de que sea una compra opcional y mejorar la duración de la batería (y tal vez adelgazar un poco). Ahora, la Surface Pro funciona. No es la computadora con Windows 8 con el precio más lógico del mundo (por US$1,000, podrías obtener un iPad Mini y una computadora portátil con Windows 8), pero creo que muchas personas terminarán admirando la Surface Pro.

Prueba de múltiples tareas con reproducción multimedia (en segundos)
(Las barras más cortas indican un mejor desempeño)
Microsoft Surface Pro
458
Acer Aspire S7-391-9886
487
Lenovo IdeaPad Yoga 13
589
Dell Latitude 10
1,899
HP Envy x2
2,367
Acer Iconia W510P-1406
2,388

Prueba de procesamiento de imágenes con Adobe Photoshop CS5 (en segundos)
(Las barras más cortas indican un mejor desempeño)
Acer Aspire S7-391-9886
170
Lenovo IdeaPad Yoga 13
188
Microsoft Surface Pro
265
HP Envy x2
992
Acer Iconia W510P-1406
995
Dell Latitude 10
1,477

Prueba de codificación de iTunes de Apple (en segundos)
(Las barras más cortas indican un mejor desempeño)
Acer Aspire S7-391-9886
109
Microsoft Surface Pro
124
Lenovo IdeaPad Yoga 13
127
Dell Latitude 10
718
HP Envy x2
718
Acer Iconia W510P-1406
719

Prueba de descarga de batería con reproducción de video (en minutos)
(Las barras más largas indican un mejor desempeño)
Acer Iconia W510P-1406
610
Dell Latitude 10
548
HP Envy x2
452
Acer Aspire S7-391-9886
386
Lenovo IdeaPad Yoga 13
330
Microsoft Surface Pro
271

Prueba de carga (promedio de vatios)
(Las barras más largas indican un mejor desempeño)
Acer Iconia W510P-1406
12.06
HP Envy x2
12.58
Dell Latitude 10
27.4 (10.8)
Lenovo IdeaPad Yoga 13
26.53
Acer Aspire S7-391-9886
29.07
Microsoft Surface Pro
37.9


Microsoft Surface Pro
Windows 8 Pro (64 bits); Intel Core i5 de 1.7 GHz; 4 GB DDR3 SDRAM a 1,600 MHz; Intel HD 4000 de 32 MB (compartida); SSD Micron de 128 GB

Acer Iconia W510P-1406
Windows 8 Pro (32 bits); Intel Atom Z2760 de 1.8 GHz; 2 GB DDR3 SDRAM a 1,066 MHz; Intel GMA de 747 MB (total); SSD SEM64G de 64 GB

Dell Latitude 10
Windows 8 Pro (32 bits); Intel Atom Z2760 de 1.8 GHz; 2 GB DDR2 SDRAM a 800 MHz; Intel GMA de 747 MB (total); SSD de 64 GB

Acer Aspire S7-391-9886
Windows 8 (64 bits); Intel Core i7-3517U de 1.9 GHz; 4 GB DDR3 SDRAM a 1,333 MHz; Intel HD 4000 de 128 MB (compartida); SSD Intel de 256 GB

Lenovo IdeaPad Yoga 13
Windows 8 (64 bits); Intel Core i5-3317U de 1.7 GHz; 4 GB DDR3 SDRAM a 1,600 MHz; Intel HD 4000 de 32 MB (dedicada); SSD Samsung de 128 GB

HP Envy x2
Windows 8 (32 bits); Intel Atom Z2760 de 1.8 GHz; 2 GB DDR2 SDRAM a 1,066 MHz; Intel GMA de 747 MB (total); SSD de 64 GB

Reseña de la Microsoft Surface Pro: la Microsoft Surface Pro reemplaza una experiencia completa con ultrabook en una tableta compacta de 10 pulgadas. Gracias a las ingeniosas Type Cover y Touch Cover, ofrece una interfaz cómoda y una experiencia de escritura satisfactoria. El diseño sobrio y elegante y la nítida pantalla de 1080p la destacan de la competencia. la duración de la batería es decepcionante y sería mejor que hubiera más puertos. El modelo de 64 GB casi no tiene almacenamiento disponible. Cuesta tanto como una computadora portátil normal, especialmente porque la excelente funda con teclado no está incluida. El atrevido diseño de la Surface Pro reinventa la computadora portátil con Windows 8, ya que traslada la experiencia de una ultrabook al cuerpo de una tableta de 25 cm (10 in). Quienes busquen una experiencia de tableta con todo en uno no se arrepentirán de comprar la Surface Pro, pero esperamos que la próxima generación de este dispositivo mejore algunos detalles.

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos