CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Más Productos

Lo bueno La nueva Surface cuesta menos que la versión Pro, pero mantiene muchos aspectos del diseño y materiales de su hermana más costosa. El modelo económico finalmente tiene la versión completa de Windows. El teclado/cubierta sigue siendo la mejor manera de transformar una tableta a una computadora portátil.

Lo malo Cambiando a un procesador de bajo consumo significa que esta no es una PC de tiempo completo. El ingenioso teclado/cubierta todavía se vende por separado y cuesta mucho comparado al precio del hardware base. El soporte tiene sólo tres ángulos.

Conclusión La Surface 3 es una tableta sólida que finalmente ejecuta la versión real de Windows, pero no ofrecerá un mejor valor si la cubierta con teclado no está incluida.

7.8 Total
  • Design 8
  • Features 8
  • Performance 7
  • Battery 7

Durante el uso de la nueva Microsoft Surface 3, con un precio muy atractivo de US$499, podría decir con seguridad que estaba recibiendo US$500 de experiencia informática. El único problema fue que en realidad estaba usando US$650 de una computadora. Eso es porque la línea de Surface continúa en su alocada tercera generación. Su importante teclado que se pega, en realidad la cosa más impresionante de la Surface, todavía se vende por separado y a un precio premium.

Y allí se encuentra la mayor tragedia de la serie Surface que por lo demás es excelente. Cuando se agrega el teclado de US$129 a una tableta de US$1,000, es un gasto añadido, pero no cambia dramáticamente el valor del sistema. Añadir los mismos US$129 a un producto de US$499, sin embargo, incrementa el precio más de 20 por ciento, y deberías hacer los cálculos del costo combinado antes de emocionarte demasiado sobre la tableta Surface de bajo costo.

Sarah Tew/CNET

Dicho esto, la nueva Surface 3 corrige la mayor falla de la tableta de entrada a la serie Surface hasta el momento: finalmente ejecuta una versión completa de Windows, no la versión reducida Windows RT. Eso quiere decir que puede ejecutar todos los mismos programas que la hermana más grande, la Surface Pro 3 -- un gran salto de la Surface y la Surface 2, las cuales sólo ejecutan programas de la Windows App Store.

Sarah Tew/CNET

Con Windows 8 completo integrado, la nueva Surface que no es Pro funciona prácticamente como una portátil o híbrida tradicional -- aunque una que tiene menos potencia. En vez de usar un procesador Intel Core i, o hasta el Core M que se encuentra en computadoras ultralivianas o híbridas, la Surface usa la última versión Intel Atom, un chip que se remonta a los días de las computadoras portátiles netbook de gama baja que sacrificaron potencia por portabilidad y precio. El nuevo Atom X7 (antes conocido como Cherry Trail) se dice que es el Atom más potente hasta el momento, y tiene la capacidad de hasta reproducir videos 4K.

En práctica, la navegación Web casual, email y streaming de video HD de Netflix y otras fuentes, se ejecutan sin problemas en la Surface 3, especialmente si te mantienes en los programas optimizados para Windows, como Internet Explorer 11 y otros apps preinstalados con la interfaz de baldosa de Windows 8. Pero, como la mayoría de PCs con Atom, tiene momentos donde inexplicablemente se paralizó, algunas veces cuando tenía varias pestañas abiertas en otro navegador como Google Chrome.

Por cerca del mismo precio o un poco más, puedes encontrar muchas computadoras y tabletas con Windows 8, la mayoría ejecutando el mismo hardware, pero ocasionalmente tienen un procesador más potente Core i3 o Core i5, como la Lenovo Flex 3 de US599. Añade el costo del teclado y encuentras computadoras que ofrecen un mejor valor, al menos en términos de especificaciones.

Pero, la Surface 3, como las anteriores Surface Pro, representa una de las mejores experiencias de usuario de Windows 8 en una tableta. El hardware se siente bien, está bien construido e incluye suficientes puertos para sobrevivir. El soporte y la cubierta de teclado son mucho mejores que lo que pueden ofrecer otros fabricantes de tabletas.

Sarah Tew/CNET

Un obstáculo proviene de la interfaz de Windows 8. Para una tableta que te empuja hacia el modo vertical (mira dónde está el logo de Windows), los apps son lentos para cambiar la orientación entre la vista vertical y horizontal, y muchos apps nativos de Windows 8 no funcionan igual en ambas vistas.

Funcionando a su favor, Windows dice que la Surface 3 está lista para Windows 10 cuando la actualización del sistema operativo se habilite este verano. Esto debería quitar la división incómoda entre las dos vistas -- baldosa y de escritorio -- que los usuarios de Windows 8 con frecuencia son forzados a intercambiar. (Para ser claros, casi cualquier computadora reciente con Windows se podrá actualizar gratis a Windows 10).

Si la Surface 3 integra su teclado único por el mismo precio, representaría un gran valor. Tal cual, si te gusta el diseño y cómo se siente la Surface, otros US$200 te permitirán obtener la versión Surface 3 Pro con procesador Intel Core i3, la cual es más una computadora para usar todo el día.

Microsoft Surface 3

Precio (analizado) US$499
Pantalla 10 pulgadas, 1,920x1,280 (táctil)
Procesador 1.6GHz Intel Atom Z8700
RAM 4GB DDR3 SDRAM 1,600MHz
Gráficas 32MB (dedicada) Intel HD Graphics
Almacenamiento 128GB SSD
Redes Wi-Fi 802.11ac, Bluetooth 4.0
Sistema operativo Windows 8.1 (64-bits)

Diseño y funciones

En la mano, la Surface 3 se siente como un producto premium, y muy de cerca a la calidad y construcción de los modelos Pro, con el mismo exterior de magnesio. Pesa solamente 1.37 libras (sin teclado), que la hace más ligera que hasta la MacBook de 12 pulgadas. Un buen cambio es el nuevo puerto Micro-USB de carga, que es más fácil de usar que el anterior conector único de Microsoft. Sin embargo, la Surface 3 no mueve el conector al USB-C, como se vio en la Macbook de 12 pulgadas y la nueva Chromebook Pixel de Google.

Sarah Tew/CNET

Aunque se presenta como una tableta similar a Surface Pro 3, vale la pena notar los cambios. Aunque todavía mantiene el soporte ajustable, tiene tres ángulos o posiciones en vez del soporte completamente ajustable de la Pro 3 o la de dos ángulos de la Surface 2. Al igual que las anteriores versiones, no se siente completamente natural en las piernas, pero los tres ángulos incluidos aquí deben funcionar para la mayoría de escenarios de escritorios o tabletas. Es una lástima que Microsoft no haya podido incluir el soporte completamente ajustable de la Surface Pro 3.

Más Productos

Cultura popular