CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Lumo Lift: análisis

Lumo Lift: un monitor de postura que se enfoca en el diseño y no en los detalles

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
Más Productos

Lo bueno El Lumo Lift va más allá del típico monitor de actividad física al medir tu postura. Es cómodo de usar y hasta lo puedes usar como un accesorio.

Lo malo El app Lift está enfocado más en el diseño que en proveer datos.

Conclusión El Lumo Lift ofrece una nueva alternativa dentro del grupo de monitores de actividad física, pero sus limitadas funciones pueden desilusionar a cualquiera que quiera monitorizar varias medidas y datos.

Calificación
de los editores

7.4 Total
  • Estilo 8.0
  • Funciones 6.0
  • Uso 8.0

El Lumo Lift mide algo que hasta ahora pocos monitores de actividad física registran: la postura. Hace esto al reposarse sobre el pecho y empleando sensores y algoritmos que miden la posición de tu cuerpo. Cada vez que te lo pongas, lo puedes calibrar para indicarle al Lumo Lift qué postura quieres mantener - ya sea recta o un poco inclinada.

A través del día, el dispositivo monitorizará con qué frecuencia mantienes esta postura y cuándo te desvías de ella. Puedes ver tu progreso, como también cuántos pasos has caminado y qué distancia a través de la aplicación Lift, disponible actualmente en iOS.

Durante las pruebas que realicé, me gustó llevar puesto el Lift. Sin embargo, ten en cuenta que tú decides qué postura quieres mantener e ingresarlo en el Lift, que además no te dirá cómo mejorar la postura. El Lift tampoco ofrece monitorización de sueño o de la elevación. El dispositivo, no obstante, sí me hizo más consciente de cómo me siento o me paro, haciendo que mejore mi postura cuando estoy en mi escritorio.

El Lift cuesta US$100, un precio similar al del Fitbit Flex, y hasta más barato que el Jawbone Up (US$130). Se hacen envíos al exterior, pero es un costo aparte.

Un apunte: debido a que este dispositivo utiliza magnetos y está diseñado para que lo uses en el pecho, aquellas personas que tienen un marcapasos tienen que consultar a su médico antes de utilizar el Lift.

Diseño

Lo que hace único al Lift es que lo usas con un magneto, en vez de ajustarlo a tu ropa con un clip o alrededor de la muñeca. Consiste de dos partes: el monitor y una pequeña placa magnética cuadrada. El monitor de policarbonato contiene componentes internos mientras que la placa ayuda a mantener el Lift en su lugar. El dispositivo sirve como un botón que puedes presionar para programarlo y utilizarlo.

Este dispositivo se coloca cerca de una pulgada debajo de la clavícula, con el monitor reposando contra la piel y la placa de magneto se coloca sobre la camisa. Puedes tenerlo escondido bajo la ropa, o puedes llevarlo puesto como un accesorio de moda - sólo asegúrate de que esté cerca de tu cuerpo.

lumo-lift-9827-003.jpg
El Lift está compuesto de un monitor y una placa de metal. Josh Miller/CNET

El Lift viene en tres colores (blanco, negro y plateado) e incluye una placa de metal en blanco y plateado. Puedes comprar placas adicionales en colores más vibrantes o en colores neutrales por cerca de US$20. También se incluye un sujetador que se utiliza alrededor de una tira, como las tiras del sostén o las tiras de una camisa.

El monitor es pequeño, con el tamaño de dos monedas de 25 centavos de dólar colocadas lado a lado, y de unos cuantos centímetros de grosor. Aunque es pequeño y delgado, aún lo puedo sentir bajo mi vestimenta. No me incomodó mucho, pero a veces la correa de mi cartera o la manija de mi mochila se presionaban contra él.

lumo-lift-9816-001.jpg
Puedes llevar el Lift puesto contra el pecho. Josh Miller/CNET

Existen algunas desventajas en cómo llevas puesto el Lift. Como tiene que estar dispuesto contra la piel para poder obtener mediciones precisas, no puedes ponerte camisas o blusas holgadas. En cambio, tendrás que ajustar el monitor al sostén o a una camiseta ceñida. Aún cuando lo utilicé con una camiseta ceñida, al final del día noté que estaba medio colgado de la camisa, algo que no te da buen aspecto y no se siente cómodo.

La configuración magnética del Lift te da cierta libertada para personalizarlo, lo que es bueno en vista de que muchos monitores de actividad física no te permiten esta opción. Puedes crear tu propia placa de magneto con sólo buscar un magneto en tiendas de artículos de arte y luego agregarle un adorno como alguna joya o un botón.

El Lift viene con un cargador magnético con dos pines de metal que se conectan al monitor para cargarlo. Toma dos horas para hacer una carga completa, y el Lift, una vez recargado, puede durar hasta cinco días. A diferencia de otros monitores de actividad física, el Lift no tiene pantalla LED, aunque sí tienen una luz LED que indica que se está cargando.

Una buena postura

El Lift está diseñado para que lo lleves puesto todos los días y así pueda monitorizar tu postura y tus pasos. Lo puedes ajustar en tu ropa e indicarle la postura que puedes mantener durante el día. Luego oprimes el botón dos veces para calibrarlo, que hará que el dispositivo entre en el modo "Align" (lineamiento). El Lift vibrará tres veces para indicarte que está tomando una imagen de tu postura actual que utilizará de patrón durante el día. Puedes recalibrar el Lift cuantas veces creas que sea necesario.

Una vez que esté calibrado el monitor, el Lift observa tu postura y tus movimientos a través de día. El Lift tiene un modo de entrenamiento en el que el monitor vibra brevemente cuando te desvías de tu postura ideal. Para iniciar un nuevo modo de entrenamiento, presiona y mantén oprimido el Lift durante un par de segundos hasta que vibre una vez. De esta forma, el Lift vibrará cada vez que te encorves. Puedes apagar el modo de entrenamiento al presionar y mantener oprimido el Lift hasta que vibre dos veces.

lumo-lift-9867-010.jpg
Para empezar a usar el Lift, presiona el botón. Josh Miller/CNET

Más Productos

Cultura popular

Comenta Lumo Lift