LG G Watch análisis: LG G Watch: un reloj con gran potencial pero poco sobresaliente

Cuando tienes la pantalla activa, puedes encender el modo de ambiente al tapar la pantalla con la palma de tu mano, aunque también se pasa a este modo en tan solo unos segundos si no detecta que se esté usando. Adicionalmente, si el G Watch se encuentra en modo ambiente, o con la pantalla opaca, puedes subir el brazo y girar la muñeca para que se active automáticamente la pantalla del reloj.

Para poder usar el LG G Watch fue necesario instalar la aplicación de prueba (beta) de Android Wear y asegurarme que tuviera la versión compatible del otro software en mi celular. Claro, todo esto debe cambiar en las próximas semanas cuando el reloj LG G Watch salga al mercado, momento en el cual se espera que ya esté disponible la aplicación y software final para que el consumidor lo pueda usar con fácilidad.

Es claro que Android Wear está muy enfocado a los comandos de voz, ya que para responder a los mensajes o pedir direcciones con comandos de voz. El reloj con no cuenta actualmente con un teclado virtual o similar que te permita ingresar muchos comandos con tus dedos.

Por último, puedes rechazar o contestar llamadas, pero si contestas no puedes hablar ni escuchar directamente en el reloj, tienes que hacerlo con el teléfono, queriendo decir que te toca sacarlo del bolsillo o bolsa. Conoce más sobre cómo funciona y las características de Android Wear aquí.

lg-g-watch-boton.jpg
El LG G Watch tiene un pequeño botón para encenderlo y abrir algunas configuraciones. Juan Garzón/CNET

Especificaciones

La pantalla LCD IPS del LG G Watch (1.65 pulgadas) tiene una resolución de 280 x 280 pixeles. Adicionalmente, encuentras un procesador Qualcomm Snapdragon 400 de 1.2GHz y 512MB de RAM que se encarga de buscar ofrecerte la mayor fluidez posible cuando estás usando el reloj inteligente.

Asimismo, el LG G Watch cuenta con Bluetooth 4.0, 4GB de almacenamiento interno, y 9 sensores (giroscopio, acelerómetro, compás, etc.) que le permite contar los pasos de manera adecuada. LG dijo que su reloj tiene muchos más sensores que la mayoría de dispositivos actuales, ya que estos sólo tienen generalmente 3.

El reloj G Watch de LG se desempeña sin problemas y con fluidez en todos sus aspectos. El procesador que podemos encontrar en algunos celulares con Android permiten que no experimentemos problemas cuando navegamos por Android Wear y su pantalla táctil responde muy bien.

La batería parece cumplir con las promesas de LG. Claro, todo depende de qué tanto uso y notificaciones recibes, pero creo que en general debe durar al menos un día completo o día y medio.

Desempeño y batería

El LG G Watch funcionó muy bien a pesar de tener un nuevo sistema operativo. Cada día hay nuevas aplicaciones para Android Wear que muestran las grandes posibilidades que tiene la plataforma, pero falta esperar a ver qué novedades son las que más marcan a la plataforma.

La pantalla que tiene más baja resolución que la del Samsung Gear Live (280x280 vs. 320x320) se ve como de juguete en muchas ocasiones y el diseño de la interfaz de muchas notificaciones de Android Wear no le ayudan.

Además, LG G Watch y el Gear Live no cuentan con un sensor de luz que le permita a la pantalla adaptarse a la iluminación del entorno del usuario, pero se espera que el Motorola Moto 360 sí lo tenga. De todas maneras, la pantalla del LG G Watch se ve adecuadamente en otros ambientes.

Los comandos de voz funcionaron muy bien, tanto en español como en inglés. En inglés ofrece un poco más de funciones basadas en el motor de búsqueda de Google. Por ejemplo, en inglés pude pedir cambios de divisas, mientras que en español no. El Gear Live no tiene una opción para cambiar el idioma. El idioma del reloj será el mismo que actives en tu celular.

Las notificaciones también funcionan muy bien, pero una vez las borres en el reloj ya no hay manera de verlas nuevamente. Sin embargo, la sincronización con los celulares con Android es sorprendente. Una vez que borres una notificación del reloj, la notificación del celular desaparece instantáneamente. De manera similar, si borras las notificaciones del celular también se borrarán del reloj.

La duración de la batería no es la que esperamos de un reloj, pero resulta muy normal para un reloj inteligente. He logrado que me dure dos días si no duermo con él y lo apago. De lo contrario, es muy difícil que dure más de un día.

lg-g-watch-samsung-gear-live.jpg
Juan Garzón/CNET

Conclusión

El LG G Watch es un dispositivo interesante que cuenta con funciones simples, pero tiene un diseño muy genérico.

El primer reloj inteligente con Android Wear de LG ofrece un buen desempeño, es resistente al agua, se le puede cambiar la banda y los comandos de voz funcionan muy bien.

Desafortunadamente, el LG G Watch es más costoso que el Samsung Gear Live (US$229 vs US$199), cuenta con una pantalla de menor resolución y no tiene monitor de ritmo cardíaco. Adicionalmente, Android Wear esta dando sus primeros pasitos, así que lo mejor está por venir. Si estás que te compras un reloj inteligente, considero que la mejor opción la encontrarías con el Samsung Gear Live, es más barato y ofrece más funciones. Tan solo no esperes que la batería te dure como la de un reloj convencional.

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos