CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Accesorios para móviles

Estas locas gafas de realidad virtual de LG tienen pantalla propia y se conectan al celular

Estas ligeras gafas se parecen más a un par de lentes para el sol.

Hasta ahora, la realidad virtual móvil ha implicado meter un teléfono dentro de un dispositivo para que haga de pantalla. Así funcionan las gafas Cardboard de Google y las Gear VR de Samsung - aunque no representan necesariamente el futuro. LG acaba de presentar su primera incursión en el popular espacio de la realidad virtual durante el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles (MWC, por sus siglas en inglés), en Barcelona. Llamadas LG 360 VR, las gafas están diseñadas para funcionar con el más reciente teléfono insignia de la empresa, el LG G5.

Pero, a diferencia de otros dispositivos, en estas gafas no se mete un teléfono, sino que ellas se conectan directo a la entrada USB tipo C del celular.

lg-vr-headset-15.jpg

Las pequeñas gafas se pueden doblar y tienen un diseño similar al de unos lentes de sol.

Sarah Tew/CNET

Las ventajas de no tener un teléfono frente a tus ojos son evidentes de inmediato. Las 360 VR son más pequeñas y pesan una tercera parte (180 gramos) de lo que pesan las gafas dependientes del teléfono como las Samsung Gear VR, según LG. El diseño es evidentemente más ligero y estilizado que el de las gafas de Samsung. Parecen casi como unos lentes de sol.

Por dentro, las LG 360 VR tienen dos pantallas OLED de 1080p y ambas de pueden enfocar independientemente. LG dice que es como tener un "televisor de 130 pulgadas a dos metros de distancia", lo cual no resulta una metáfora tan atinada cuando se habla de la realidad virtual.

Las LG 360 VR funcionan solamente con teléfono Android que tengan un procesador Snapdragon 820. Por ahora, es compatible de forma exclusiva con el teléfono insignia LG G5, y debutará junto con éste en abril. Su precio aún no se ha anunciado. Utiliza el puerto USB tipo C para conectarse. En lo que el USB tipo C se vuelve más común en otros teléfonos y tabletas, las gafas de LG podrían acabar siendo compatibles con otros dispositivos.

lg-vr-headset-12.jpg

El teléfono se conecta a la entrada USB tipo C del LG G5.

Sarah Tew/CNET

Ya que las LG 360 VR tienen sus propias pantallas, no dependen de un teléfono de cierto tamaño o que tenga cierta resolución de pantalla. El conectarlas directo al teléfono tiene otra ventaja: puedes usar la pantalla del teléfono como un control táctil para usar los distintos apps cuando están navegando la realidad virtual. Las LG 360 VR tienen dos pequeños botones en la parte superior que también sirven como controles, pero no tienen audio propio. Necesitarás conectar audífonos directamente al teléfono o usar unos con Bluetooth.

Nuestra editora Lynn La, que se puso las gafas con una experiencia de montaña rusa de 360 grados, y le pareció bastante inmersivo. Con los botones superiores podía ir seleccionar cosas o volver, y se veía muy bien, dijo.

lg-vr-headset-13.jpg

Each eye gets its own screen.

Sarah Tew/CNET

El diseño más pequeño y su parecido a unos lentes normales hace que este dispositivo sea casi como unos audífonos para los ojos. Parecen más fáciles de llevar a todas partes o en lugares apretados, como un avión.

Se ha rumorado que las próximas gafas de Google no necesitarán de un teléfono y quizá tengan un diseño más parecido al de las LG 360 VR. Cuando se vuelva más común la conexión USB tipo C, el futuro de este tipo de accesorios conectados se volverá aún más interesante.

Más Productos

Comparte tu opinión