CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

iPhone 11 Pro Max análisis: iPhone 11 Pro Max: Tiene la batería para el profesional más exigente

Lo bueno El nuevo lente gran angular toma fotos espectaculares; el modo noche ha demostrado buenos resultados similares o mejores que sus competidores y la batería ofrece mejor duración. Ya incluye un cargador rápido y aumentó su resistencia al agua.

Lo malo El precio sigue siendo alto; el diseño no cambió mucho; las cámaras, aunque se agradece la mejoría, no ofrecen nada diferente a sus competidores; iOS 13 no aprovecha la enorme pantalla, el conector del teléfono no es USB-C y su almacenamiento inicial es inferior es inferior al de sus competidores.

Conclusión El iPhone 11 Pro Max es, al igual que el modelo de 5.8 pulgadas, la mejor oferta de Apple para usuarios más avanzados. En el caso del modelo de 6.5 pulgadas, es un teléfono hecho para los más exigentes que quieren -y aprovechan- la enorme pantalla y la batería de mayor duración.

9.1 Total
  • Diseño 9
  • Funciones 9
  • Desempeño 9.5
  • Cámara 9
  • Batería 9

El iPhone 11 Pro, en cualquiera de sus dos presentaciones —ya sea el modelo de 5.8 pulgadas o este de 6.5 pulgadas del que hablaré en el análisis— es el teléfono para quien quiere más de lo que ofrece el iPhone 11, un teléfono que ya de por sí está muy completo.

Entonces, ¿cuándo y quién debe comprar el iPhone 11 Pro Max?

El iPhone 11 Pro Max es un teléfono prácticamente idéntico a su hermano de 5.8 pulgadas, con la diferencia de que el modelo Max tiene una batería más grande y mayor duración y una pantalla de mayor tamaño con algo mejor de resolución que permite ver más contenido por el obvio incremento de pantalla de 5.8 a 6.5 pulgadas, una característica que algunos usuarios en específico van a preferir como personas que son ávidos lectores, ven mucho contenido multimedia o que editan diferentes tipos de archivo (como foto o texto). 

Eso sí, el iPhone 11 Pro Max, con más batería y más pantalla, también se traduce a más peso y también un precio mayor al ser el iPhone más caro de la familia iPhone 11. 

Yo, como una persona que escribe al vuelo —mientras voy en el transporte público hacia algún evento o cita— y que me encanta editar fotografías —casi siempre en Lightroom o VSCO—, me viene perfecto la enorme pantalla de 6.5 pulgadas. Pero aunque para mí es un teléfono casi perfecto, para otras personas es mejor el modelo de 5.8 pulgadas e incluso el iPhone 11, un teléfono de 6.1 pulgadas más barato y con algunas otras diferencias, es una mejor opción. 

Óscar Gutiérrez/CNET

iPhone 11 Pro Max: Características importantes

  • Pantalla Super Retina XDR de 6.5 pulgadas OLED 
  • Resolución 2,688x1,242
  • Densidad de pixeles de 458ppp (pixeles por pulgada)
  • Procesador A13 Bionic (seis núcleos de 2.66GHz) y tercera generación del Neural Engine
  • 4GB de RAM
  • Batería: 3,969mAh con carga rápida (adaptador de 18W, incluido en caja, carga el 50 por ciento de la batería en 30 minutos, según Apple)
  • Cámara principal: angular de 12 megapixeles (ƒ/1.8), gran angular con campo de visión de 120º de 12 megapixeles (ƒ/2.4) y telefoto de 12 megapixeles (ƒ/2.0). Estabilización de foto en el lente angular y telefoto. Panorama de hasta 63 megapixeles. Modo noche automático. Smart HDR de "siguiente generación". Formato de foto: HEIF y JPEG. 
  • Cámara frontal: 12 megapixeles (ƒ/2.2). Funciones de retrato con control de profundidad
  • Video: 4K en 24fps, 30fps y 60fps. 1080p en 30fps y 60fps. 720p en hasta 30fps. Estabilización "cinemática" al grabar en 4K, 1080p y 720p. Formato de video: HEVC y H.264. Función de grabación rápida con estabilización. 
  • Conectividad: Wi-Fi 6, Bluetooth 5.0, NFC, Gigabit-class LTE
  • Certificación IP68 de resistente al agua y polvo (resisten hasta 4 metros por hasta 30 minutos)
  • Características especiales: Face ID, Apple Pay, DualSIM (con eSIM), pantalla con True Tone y gama de colores P3, Haptic Touch (retroalimentación táctil), brillo máximo de 800 nits y 1,200 nits en HDR, sonido Dolby, 
  • Dimensiones 158x77.8x8.1mm
  • Peso: 226 gramos
  • Precio: US$1,099 en Estados Unidos / 27,499 pesos en México / 1,159 euros en España

Diseño verde y robusto —como un tanque

Óscar Gutiérrez/CNET

El iPhone 11 Pro Max sigue siendo grande (158x77.8x8.1mm), de dimensiones similares al iPhone XS Max (157.5x77.4x7.7mm) del año pasado pero ahora un poco más gordito y pesado —pasando de 208 gramos a 226 gramos. Ese peso extra viene con una razón: el teléfono ahora agrega una tercer cámara gran angular, su vidrio es más resistente y su batería tiene una duración mayor (Apple asegura cinco horas más que el iPhone XS Max).

El diseño no tuvo cambios drásticos y seguimos viendo los biseles delgados pero no tanto como sus principales rivales. El Galaxy Note 10 Plus o el nuevo Huawei Mate 30 Pro tienen costados curvos para extender la pantalla y —en el caso específico del Note 10— un orifico en la pantalla para evitar el uso del criticado notch o ceja.

Este es el tercer año que Apple recicla el diseño que mostró al mundo con el iPhone X en 2017 y aunque a mí parecer se sigue viendo bastante guapo y nada anticuado, bien se pudo hacer uno que otro cambio para distinguirlo más del iPhone X o iPhone XS Max (de frente, un iPhone XS Max y un 11 Pro Max serán imposibles de diferenciar).

Para distinguirlos un poco, al menos en acabado y color, Apple agregó un tercer color llamado verde medianoche o midnight green. El color es bastante bonito y luce aún mejor por su casi total acabado mate —una pequeña parte en su cámara tiene un acabado brillante. 

Sorprendentemente, y aunque pareciera lo contrario, toda la parte trasera está hecha de un mismo panel de vidrio —a pesar del cambio de acabado y que la cámara es un poco protuberante. 

El nuevo acabado también hace que la sensación al agarrarlo sea diferente: el acabado brillante del iPhone XS Max era resbaladizo, pero con este nuevo acabado mate la sensación de la parte trasera le da mejor agarre a la mano. Este nuevo acabado no termina del todo con la sensación de que se puede resbalar, pero al menos lo contrarresta. Además, el hecho de tener un vidrio más resistente ayuda a que en caso de caerse la caída no sea tan desastrosa para el cuerpo del celular. 

Apple asegura que el vidrio en la familia de iPhone 11 es el más resistente en un smartphone actualmente gracias a una alianza exclusiva con el fabricante Corning, que le permite usar materiales y compuestos especiales. CNET ya realizó algunas pruebas de caídas desde diferentes alturas para corroborar esta durabilidad y obtuvo muy buenos resultados. El teléfono sobrevive en varias ocasiones a caídas de alturas de entre 1 y 3 metros. Después de varias pruebas, el teléfono empieza a mostrar daños, pero la resistencia es mejor de lo esperado. Mira las pruebas, abajo:

Reproduciendo: Mira esto: iPhone 11 y iPhone 11 Pro: ¿Aguantarán nuestra prueba...
6:26

El iPhone, como buen teléfono gama alta o premium, está muy bien construido; se siente robusto y resistente como un tanque — algo que se refuerza en ese color verde mate. En el caso del Max, es muy posible que tengas que usarlo con dos manos casi siempre. Si eres de la persona que usa el teléfono con una mano mientras va por la calle o en el transporte, piensa en el modelo de 5.8 pulgadas (en caso de forzosamente querer el Pro) o en usar la función Reachability, que reduce la interfaz a media pantalla.

La parte trasera, además del cambio de dos a tres cámaras y del nuevo acabado, también tiene otra novedad: la espalda es (todavía) más limpia pues ahora ya no tiene la leyenda de "iPhone". Esto ha sido, supongo, para que la espalda no se vea tan atiborrada con la llegada del tercer lente.

En la espalda también hay otro cambio: la manzana ahora está totalmente en el centro, a diferencia de otros iPhone que tenían la manzana centrada pero más hacia la parte alta. Tanto la eliminación de la palabra "iPhone" y el reacomodo de la manzana no son cambios funcionales sino estéticos y hacen que el teléfono se vea bien. En una época en la que las fabricantes piensan que la espalda de sus teléfonos son una playera de fútbol para llenarla de anunciantes, Apple tiene una de los diseños más sobrios y limpios.

El diseño general sigue la pauta que conocimos con el iPhone X: la lengüeta sigue siendo grande y gruesa —que puede o no gustar; para mí ya es indiferente— pero a favor del que también ya es mi forma favorita de acceder a mi teléfono de una forma segura: Face ID. Apple asegura que Face ID en el iPhone 11 Pro es más rápido y aunque no he visto grandes cambios, me parece que el rostro ya no debe de estar tan paralelo al teléfono como anteriormente. El iPhone 11 —Pro y no Pro— no tiene puerto de audífonos, algo que tampoco me incomoda y que creo que cada vez menos personas deberían quejarse al respecto… sobre todo entre teléfonos gama alta. Lo malo es que aunque obtienes audífonos con conector Lightning, Apple no incluye un adaptador de Lightning a audífonos tradicionales.

El diseño en específico del iPhone 11 Pro Max es bello, está bien construido y se siente robusto. Sin embargo, y también muy en específico de este teléfono, también es grande y es pesado. La razón para esto es bien recibida al menos para mí porque me dura más la batería y puedo hacer más en su pantalla—y por más tiempo. Pero para otros usuarios pueden ser mejor una versión más pequeña. En este último caso, para ellos está el iPhone 11 Pro. 

Batería que dura todo el día

Aunque suene algo confuso, empezaré hablando del tema de la batería mencionando —y aplaudiendo— a la pantalla del iPhone 11 Pro Max. 

La pantalla OLED, aunque con la misma resolución que el iPhone XS Max del año pasado, ahora tiene mejoras en brillo, contraste y mejora la visibilidad al reproducir contenido de alto rango dinámico, en casos como una película. 

La pantalla del iPhone 11 Pro Max es mejor que la del XS Max, pero al mismo tiempo es más amigable con la duración de tu batería — la pantalla es hasta un 15 por ciento más eficiente, según estimaciones de Apple.

La pantalla mejorada no es lo único que trabaja para ahorrar batería. La arquitectura de 64 bits usada por Apple en su procesador A13 Bionic permite que haya núcleos que se dediquen de las tareas más complejas y las haga de forma más rápida; pero al mismo tiempo tiene núcleos de eficiencia que se encargan de las tareas más sencillas. Esto, aunque no es algo único en la industria le permite a Apple no solo ofrecer un desempeño y consumo de batería eficiente, sino que le permite ofrecer el procesador más potente en un smartphone actualmente.

La CPU está compuesta así: dos núcleos de desempeño que consumen 30 por ciento menos energía y cuatro núcleos de eficiencia que consumen hasta 40 por ciento menos energía, según Apple. El GPU, encargado de los gráficos, también tiene mejoras que permiten 40 por ciento menos consumo de energía. El Neural Engine, una parte del chip que se encarga de las tareas de aprendizaje máquina, es 15 por ciento más ahorrador. 

Y hay más mejoras en el procesador A13 Bionic con respecto al A12 de los iPhone XS… Pero basta de cifras. ¿Qué tanto ha mejorado la batería del iPhone 11 Pro Max con respecto a la del iPhone XS Max? Pues… bastante. 

Este fue uno de los días que más utilicé el iPhone: me dio casi siete horas de pantalla encendida con un gran uso de redes sociales y apps de geolocalización —y todavía tenía jugo para acabar el día sin problemas. 

Óscar Gutiérrez/CNET

Por lo regular me levanto a las 6 o 7 de la mañana y estoy en la cama entre las 11 y la medianoche con 15 o 20 por ciento de batería. Durante ese tiempo ya usé el teléfono a diestra y siniestra, con mucho uso de GPS (porque aún no domino del todo a la Ciudad de México), excesivo uso de la cámara y enseguida edición en Lightroom; paso bastante tiempo entre Apple Music y Podcasts; entro todavía más al app de Gmail y a Twitter. Y entre pausas, he recuperado el gusto por jugar en móvil con Arcade. Mi uso del teléfono aumenta durante pruebas de una nueva unidad, pero en el caso del iPhone 11 Pro Max y según cifras de Tiempo en pantalla, durante la última semana pasé 44 horas en total utilizando el dispositivo. 

Les cuento eso no para que se enteren —y burlen— de mi adicción al celular, sino para ponerlos en contexto. Cada día, todos los días desde que estoy probando el iPhone 11 Pro Max, termino el día con alrededor del 20 por ciento de batería. Es impresionante lo mucho que dura la batería en este teléfono. En cualquier día, revisando el apartado de batería en el celular, termino la jornada con entre seis y siete horas de pantalla encendida. 

Apple promete hasta cinco horas extra de duración de batería en el iPhone 11 Pro Max frente al iPhone XS Max y basándose en pruebas hechas por la empresa. En nuestras pruebas, realizadas bajo control y utilizando siempre los mismos aspectos (brillo al 50 por ciento, reproducción del mismo video y usando audífonos de cable), la duración de la batería del iPhone 11 Pro Max sí fue mejor que la del XS Max, pero no fue un cambio tan grande como decía Apple. Mira los resultados, abajo:

Pruebas de batería

Teléfono Duración de batería (horas y minutos) Batería (mAh)
iPhone 11 Pro Max 18:08 3,969mAh
iPhone XS Max 17:32 3,179mAh
iPhone 11 Pro Por confirmar 3,046mAh
iPhone XS 13:30 2,659mAh
iPhone 11 Por confirmar 3,110mAh
iPhone XR 18:51 2,942mAh
Galaxy Note 10 Plus 21:00 4,300mAh
Huawei P30 Pro 20:20 4,200mAh

 

Aunque las pruebas de CNET en Español no demuestran un gran cambio, en mi uso regular sí he sentido la diferencia entre el iPhone 11 Pro Max y el iPhone XS Max. 

Previo a comenzar a probar el Pro Max, usaba el XS Max. La gran prueba de duración y diferencia entre los dos celulares la veo principalmente en alguna escapada a Ciudad de México cuando les doy a ambos celulares casi el mismo uso: utilizo el teléfono conectado a mi auto por Bluetooth para ver el mapa y direcciones; escucho música por Bluetooth, veo mensajes y correos (por CarPlay). Para el medio día, luego de un uso rudo, el iPhone XS Max ya tenía un 30 o 40 por ciento de batería restante, mientras que en un mismo horario el Pro Max tiene alrededor de un 70 u 80 por ciento. 

La diferencia entre ambos teléfonos se podría deber también a la edad de cada batería, pero aún así la diferencia en mi uso regular sí es abismal. 

Duración de batería en serie iPhone 11

iPhone 11 Pro Max 18 horas y 22 minutos
iPhone 11 Pro 17 horas y 51 minutos
iPhone 11 15 horas y 18 minutos

La renovada cámara es espectacular

La cámara triple estrena sensores y un nuevo lente gran angular de 120 grados, además de los lentes principal y telefoto ya conocidos (solo que ahora mejoran para tomar mejores fotos)

Óscar Gutiérrez/CNET

Además de los grandes cambios en procesador y batería, pantalla y el vidrio mucho más resistente, el otro gran cambio es el de la cámara, tanto frontal como trasera. 

Cámara principal:

  • Gran angular: Distancia focal de 12 mm, 12 megapixeles, apertura ƒ/2.4 y campo de visión de 120º
  • Angular: Distancia focal de 26mm, 12 megapixeles, apertura ƒ/1.8
  • Telefoto: Distancia focal de 51mm, 412 megapixeles, apertura ƒ/2.0
  • Zoom óptico 2x, zoom digital 10x
  • Funciones de desenfoque o retrato (bokeh) con seis efectos
  • Estabilización óptica de imagen (lente telefoto y angular)
  • Modo noche (en lente telefoto y angular)
  • Smart HDR de nueva generación 
  • Formato HEIF y JPEG

Cámara frontal: 

  • 12 megapixeles angular, apertura ƒ/2.2
  • Face ID 
  • Grabación de video 4K (60fps, 30fps, 24fps)
  • Funciones de desenfoque o retrato (bokeh) con seis efectos
  • Smart HDR de nueva generación 
  • Slo-mo 1080p a 120fps
  • Estabilización "cinemática" 

Después de varios años rezándole a todos los santos, Apple por fin agregó un tercer lente gran angular. Este tipo de lentes me encantan personalmente porque vienen bien a la hora de querer tomar un poderoso retrato o mostrar la imponente fachada de un edificio antiguo o de un lujoso rascacielos; pero también ayuda bien en interiores a meter toda una sala en una sola y amplia imagen. 

Apple no es la primera empresa que hace algo así, ya que varias lo han venido haciendo y una de las que más empeño ha puesto es LG, aunque en generaciones más recientes ya casi cualquier fabricante de Android tiene teléfonos con un gran angular. 

La implementación de Apple está bien hecha, es fluida, es rápida y sobre todo hay apenas un ligero cambio en el color al intercalar entre los tres lentes (por lo regular el cambio entre lentes de otros teléfonos suele ser un poco mas lento y el cambio de color es más notorio). En ocasiones muy específicas puedes llegar a ver el cambio importantes de tonos pero eso solo es cuando cambias de distancia focal manualmente (es decir, haciendo una presión larga sobre una de las tres distancias focales —.5, 1x o 2— y cambiando los valores) y creo que es algo que la mayoría de usuarios no harán y tampoco tienen porqué. 

La calidad de imagen mejora también con respecto al iPhone XS Max. En el Pro hay mejores colores, más detalle y por supuesto está el nuevo modo con la cámara gran angular que crea una perspectiva totalmente nueva para los usuarios del iPhone. Como pilón, está el modo noche que da resultados muy buenos. 

El mejor lente y con el que te encontrarás tomando más fotos es el principal o angular. Este lente tiene la mejor apertura —ƒ/1.8— para tomar fotos de noche y cuenta con estabilizador. Las fotografías con el lente principal y telefoto ofrecen un excelente desempeño en todas las condiciones con un excelente detalle, colores naturales e imágenes, con buen detalle y en los rostros se aprecian colores naturales sin suavizar el rostro. Las fotografías de un iPhone destacan por ser de las más apegadas a la realidad en la industria, sin caer en exagerar los colores y tampoco sacrificar detalle en un intento por suavizar la piel. En el iPhone 11 Pro, esto tampoco es la excepción. 

El Galaxy Note 10 Plus, otro de mis teléfonos favoritos gama alta para este año, toma fotos espectaculares, pero para ejemplificar mi punto sobre el suavizado de piel, comparé ambas cámaras, obteniendo un resultado más realista con el nuevo teléfono de Apple. 

El Modo noche

Además de la adición de un tercer lente gran angular con campo de visión de 120 grados, el iPhone 11 agrega el anhelado modo noche — otra función que Apple había tardado en implementar y de la que varios fabricantes Android, y sobre todo Google, tiene la mayor experiencia. Tanto el iPhone 11 como los dos iPhone 11 Pro tienen el modo noche. 

Foto tomada alrededor de las 9 de la noche

Óscar Gutiérrez/CNET

Esta función de modo noche es compleja, lleva tiempo de entender pero tomará buenas fotos en escenarios de poca iluminación, ya sea desde una calle muy poco iluminada hasta un cuarto con apenas una luz visible. 

El modo noche digo que es complejo porque, a diferencia de otros teléfonos en los que la corrección de color y luz se hace automáticamente, en la familia de iPhone 11 y 11 Pro el modo noche se activa al ver una escena de poca luz, pero el usuario tiene la opción de modificar qué tanto procesamiento y mejora de imagen hacer a la foto. Algunos celulares Android ya comienzan a incluir un modo manual en modo noche para modificar la intensidad de mejora.

Hay que tener varios puntos a consideración cuando se trata del modo noche. 

  • La intensidad del modo noche dependerá de la iluminación del objetivo
  • El modo noche se activa automáticamente 
  • El usuario debe modificar la intensidad del modo noche
  • Solo funciona con el teleobjetivo y el lente angular; el nuevo gran angular no es compatible con modo noche 

Así es la interfaz del modo noche en la familia iPhone 11

  1. Indica que el modo noche se puede usar en esa escena
  2. Cuando el modo noche pasa a amarillo es que está activo
  3. El modo de foto pasa a modo noche
  4. El contador indica cuántos segundos se pueden tomar para hacer la foto
Capturas de pantalla Óscar Gutiérrez/CNET

Modo noche se puede activar cuando se está usando cualquiera de los dos lentes, ya sea el teleobjetivo o el angular y se está en un escenario de poca luz. El nuevo icono de modo noche aparecerá en la parte superior izquierda de la interfaz de Cámara y al presionarlo un nuevo ajuste aparece por debajo del obturador. Ese ajuste indica la cantidad de segundos que tomará el teléfono para mejorar la imagen con poca luz. El usuario puede aumentar o disminuir la cantidad de segundos y verá en tiempo real en pantalla cómo luce la imagen dependiendo de la cantidad de segundos. El modo noche puede tomar fotos de hasta 10 segundos, pero si detecta que se coloca el iPhone sobre un trípode, el ajuste permite hasta 30 segundos. 

Foto tomada alrededor de las 8 de la noche

Óscar Gutiérrez/CNET

El contador de segundos no es el tiempo que tarda el sensor en cerrarse (algo que se podría malinterpretar porque de esa forma funcionan las cámaras profesionales). El contador de segundos indica el tiempo que la cámara procesa la imagen para mejorar la iluminación, los detalles y reducir el ruido. 

En una cámara convencional, cuando el obturador va a tomar una foto de noche, se recomienda que la velocidad sea lenta. Las cámaras tradicionales lo que hacen es tomar una sola foto a una velocidad lenta, lo que hace que cualquier objeto movible en la toma salga movido también en la foto. En el iPhone es de otra manera: el teléfono toma varias fotografías y de entre estas una foto de alta velocidad para capturar el detalle de la foto, de esta manera el objetivo, digamos una persona, no saldrá movida aunque después de presionar el obturador se mueva de inmediato. Esto es útil en caso de tomar una fotografía de noche mientras caminas, estás en un auto o en un avión. 

Esta foto me gusta porque se aprecia buen detalle, colores naturales y a pesar de que la foto tiene el modo noche, los autos se ven bien definidos y no muy movidos

Óscar Gutiérrez/CNET

Además de la correcta aproximación a la interfaz de modo noche, también encuentro que en la mayoría de los casos la fotografía se toma más rápido en un iPhone que en algunos otros celulares con el modo noche. Probé sobre todo esto entre el iPhone 11 Pro Max y el Galaxy Note 10 Plus y todo el proceso —desde que aprieta el obturador hasta que se muestra la imagen— es un poco más prolongado en el Note 10 Plus. Esto puede variar entre cada celular y también dependiendo del tiempo que se configure en el iPhone para tomar la foto, pero al menos frente a este rival el iPhone se siente más rápido. 

En cuanto a los resultados, las imágenes con modo noche también son muy buenas. Me gusta la aproximación de Apple a tomar fotos con el modo noche, porque aunque rescata muy bien los detalles, la iluminación y recupera las sombras, la imagen se sigue viendo realista para la hora y el lugar en el que se toma. 

Esta foto fue tomada poco después de las 7 de la tarde; aunque aún hay buena luz, el modo noche —que se configuró en tres segundos— ayuda a mejorar la iluminación y color de las áreas verdes

Óscar Gutiérrez/CNET

Cuando se toma un cielo de noche, por ejemplo, este no se ve como si fuera el ocaso o el crepúsculo, sino que lo muestra bastante apegado a la realidad pero, como ya dije, aumentando la iluminación en general. He notado que el modo noche, lo que hace, además de mejorar la iluminación, es preservar los tonos de piel y el balance de blancos. 

Esta foto muestra como vencedor al iPhone 11 Pro Max (izquierda): el tono del rostro, el cabello, el escenario en general y la chamarra lucen con más detalle; el Note 10 Plus, aunque un buen trabajo iluminando la escena, no muestra buenos detalles.

Óscar Gutiérrez/CNET

Las fotos con el modo noche son muy buenas. Aunque algunas áreas de una foto con el modo noche se ven oscuras, al hacer zoom se puede apreciar que hay bastante detalle todavía, demostrando que el iPhone podría aumentar aún más brillo pero que no lo hace a favor de una imagen más natural. 

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos