CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología de vestir

Huawei Watch 2: un reloj inteligente que promete una vida más larga

Este dispositivo Android Wear 2.0 aloja un monitor de ritmo cardíaco continuo, GPS integrado, conexión NFC y la posibilidad de pagar con Android Pay.

Reproduciendo: Mira esto: El Huawei Watch 2 nos pone a sudar
1:57
huaweiwatch22.png
Huawei

Hacía más de un año que Huawei no actualizaba a su reloj inteligente, el Huawei Watch, y mucha agua ha corrido bajo el puente.

En este lapso de tiempo, presenciamos el nacimiento de la segunda generación de Apple Watch con el Series 2, analizamos relojes con muchísimas funciones como el Samsung Gear S3, conocimos los primeros con Android Wear 2.0 -- el LG Watch Sport y el LG Watch Style -- y nos mofamos del diseño tosco del ZTE Quartz.

Con el Huawei Watch 2 y Huawei Watch 2 Classic, que fueron presentados durante la feria de tecnología Mobile World Congress en Barcelona, Huawei está intentando recuperar el aliento. Ahora, los relojes inteligentes navegan un terreno complicado: si tienen GPS, su batería se agota rápido, si son elegantes, carecen de lector de ritmo cardíaco, y muchos no son independientes del teléfono al carecer de conexión celular propia.

A primera vista, el Huawei Watch 2 pareciera tenerlo todo: la actualización más reciente de Android Wear, la versión 2.0, un monitor de ritmo cardiaco continuo y GPS integrado... pero su modelo en Estados Unidos aún carece de independencia del celular.

En mercados internacionales, este reloj cuenta con conexión LTE. Sin embargo, para el mercado estadounidense sólo funciona con Bluetooth, WiFi y NFC para pagos móviles.

Fuera de esta decepción inicial, los pocos días que pude probar la versión deportiva de este reloj me demostraron que es un producto bastante amigable para las personas activas que prefieran un reloj a un monitor físico. Un modelo "clásico" más caro, con un diseño menos deportivo y algunas funciones extras que Huawei aún no comunicó, llegará en unos meses, dijo la empresa.

Su diseño es clásico y elegante, pese a que sus pulseras son de goma y sus biseles de plástico. Es muy cómodo de llevar, incluso en posiciones incómodas de yoga. Sus colores son muy sobrios: negro o gris, pero este último viene con algunos detalles en amarillo que lo vuelven muy atractivo. Lo que más disfruté es lo poco pesado que es: aunque se ve más grueso que el reloj original, es más liviano.

Los biseles que enmarcan la cara del reloj son puro adorno porque no son giratorios como los del LG Watch Sport. Como este reloj de LG, el Huawei Watch 2 es uno de los primeros en estrenar el sistema operativo más reciente de Google para relojes: Android Wear 2.0.

La interfaz, que se accede al tocar el botón superior del reloj, es muy intuitiva y replica muchas de las aplicaciones que tienes en tu teléfono inteligente: clima, calendario, agenda, cronómetro, traductor y hasta cuenta con un modo linterna por el que emite luz propia para iluminarte en la oscuridad. Recibirás notificaciones de tus emails, redes sociales, llamadas y mensajes, pero no podrás efectuar llamadas o mandar textos, como si pueden otros relojes que tienen micrófono y conexión celular.

El reloj puede guardar y reproducir música fuera de línea a través de Google Play (un servicio que es gratis por una semana para quienes compren en reloj) y tiene un almacenamiento de hasta 4GB.

Un dato que quizás no sabías: aunque el nombre "Android" pareciera indicar lo contrario, el app Android Wear 2.0 está disponible tanto en Android como en iOS. Probé el reloj con un teléfono Pixel XL y con un iPhone 6S y no noté diferencias.

Lo sincronizas con el app en tu teléfono (en cuestión de segundos) pero, una vez que realizas este emparejamiento, no hay mucho más que puedas hacer con el app. A diferencia de aplicaciones de la competencia, como el app del Apple Watch o de las pulseras de actividad de Fitbit, el panel del Huawei Watch se limita a ofrecer algunas caras alternativas del reloj que son personalizables, pero carece de datos sobre tus pasos, calorías quemadas, o ritmo cardiaco.

A este tipo de información puedes acceder desde el mismo reloj. Su pantalla de 1.2 pulgadas AMOLED con una concentración de 328 pixeles por pulgada (ppp) se lee bien tanto de noche como a plena luz del día.

Uno de los atributos más fuertes de este reloj es su pila. Su batería de 420mAh garantiza dos días enteros de uso, dice la empresa. Una opción interesante para quienes sólo deseen usarlo para medir pasos: existe la posibilidad de configurar un "modo de ahorro de energía inteligente", por lo que las únicas funciones que continúan en esta modalidad es el podómetro y el reloj. Con este ajuste, dura 21 días de uso, asegura Huawei.

Pero usar este reloj solo para medir el tiempo y tus pasos es como tener un smartphone solo para recibir llamadas. Con el Watch 2, Huawei se decidió de lleno por el terreno de lo deportivo, y cuenta con entrenamientos especializados y con un plan de ejercicio físico que se puede ajustar según los objetivos personales.

Desde su botón inferior, podemos acceder con un atajo a diferentes tipos de actividades, desde correr hasta bicicleta fija o sentadillas, y según el tipo de ejercicio que realices, el reloj responde de modo diferente. Con las sentadillas, por ejemplo, interpreta cuánta cantidad haces según tus movimientos (debo enorgullecerme que para el video que acompaña este artículo hice 64 sentadillas en unos pocos minutos).

El lector de ritmo cardíaco, que es continuo en este nuevo modelo del reloj, nos pareció bastante preciso: se aceleró a 150 luego de la saga de las sentadillas, bajó a un 80 durante mi jornada de trabajo y se calmó a un normal 70 en mis momentos de descanso.

Este reloj ya está disponible en Best Buy desde US$300. En unos meses, Huawei anunció que llegaría al mercado su versión clásica a US$369.

Conclusión

El Huawei Watch 2 es una excelente opción para a quienes les guste mantener un registro detallado en tiempo real de sus actividades. Sin embargo, no gastaría este dinero en su versión deportiva, sobre todo porque no es autónomo del teléfono y porque existen opciones como el LG Watch Sport (US$349) o el Samsung Gear S3 (US$299) con paquete de datos propios.

Si tuviera conexión celular y fuera apenitas más pequeño, sería mi wearable favorito. Habrá que esperar a las novedades que traiga su versión clásica.

Más Productos

Comparte tu opinión