CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología de vestir

Huawei Fit: Un monitor de actividad física básico, en forma de reloj

Este dispositivo con cara circular cuenta con algunas funciones de la competencia, pero sin ningún factor específico que le dé brillo propio.

Reproduciendo: Mira esto: El Huawei Fit parece reloj inteligente pero apenas es...
1:43
Reproduciendo: Mira esto: Pebble 2 es un reloj inteligente flojo, de bajo presupuesto
2:24

En el mercado de los wearables, las empresas luchan por volverse más relevantes, con capacidades más específicas.

Fitbit ha probado suerte con monitores que captan la actividad de forma automática y que son sumergibles, Misfit Ray intenta lucirse con la elegancia, Pebble 2 con la practicada de sus botones físicos y hasta Apple posicionó a su reloj inteligente Apple Watch Series 2 en un dispositivo dedicado a los deportistas.

En este ecosistema hipersaturado, Huawei nos presenta una propuesta que no aporta ningún valor agregado particular. El diseño con cara redonda, con forma de reloj, es una cualidad estética que muchos apreciarán, pero las capacidades internas de este monitor dejan bastante que desear.

En principio, la selección de las actividades es manual, la lectura del ritmo cardíaco no es en tiempo real y carece de conexión celular.

Huawei nos invitó a un evento en San Francisco, y pudimos probar una unidad durante unas horas. Estas son nuestras primeras impresiones.

Diseño redondo, similar a un reloj

A simple vista, Huawei Fit simula ser un reloj. Pero no se dejen engañar por su cara redonda: en verdad se trata de un monitor de actividad física. Uno poco sofisticado, por cierto.

Su cuerpo es de aluminio, con dimensiones de 39.5 mm x 9.9 mm. Las caras del monitor son personalizables desde la opción "Más" de su interfaz, con diseños que no son tan bonitos y elegantes como los del Huawei Watch.

Minimalistas, simples, con apariencia de caras de reloj tradicionales, nuestro favorito fue el que da la hora digital: con la hora en el extremo superior izquierdo, y los minutos en el extremo derecho opuesto.

Colocárselo sobre la muñeca no fue tarea fácil: tuve que pedir ayuda a otra persona. Es que es tan liviano que esta misma característica hace que no sea fácil de abrocharlo.

Una vez sujeto a mi muñeca, se sintió cómodo y flexible, por lo que asumo que no me molestaría tenerlo puesto durante todo el día. Pesa sólo 35 gramos, por lo que creo que tampoco me cansaría llevarlo a varios sitios.

Las bandas de goma rugosa de colores negro, naranja y azul son intercambiables, y quitarlas y volverlas a insertar es muy sencillo. Un truco: aunque la empresa no ofrece pulseras de metal o cuero, éstas tienen el mismo tamaño que las del Huawei Watch (20 mm ó 18 mm), por lo que se podrían combinar con las opciones más elegantes que ofrece este reloj.

Reproduciendo: Mira esto: El Huawei Fit parece reloj inteligente pero apenas es...
1:43

Pantalla siempre encendida

La pantalla blanco y negro de LCD de 1.04 pulgadas del Huawei Fit está siempre encendida, por lo que siempre podemos observar de un vistazo la hora y notificaciones de llamadas, mensajes, emails y las aplicaciones de terceros a las que demos permiso (esto se puede ajustar desde la aplicación móvil Huawei App con la que sincronizamos el wearable).

Su resolución es de 208 x 208 pixeles, que está bien por ser tan pequeña, pero no me imagino leyendo mensajes largos en una interfaz tan chiquita.

El brillo es algo escaso, pero tiene cualidades que los que entrenan en el exterior sabrán agradecer: gracias a un sensor que capta la luz ambiente se puede leer muy bien bajo el Sol y, cuando anochece, la luz de fondo ilumina la información de la pantalla.

Las funciones de siempre de los monitores de actividad

Su apariencia puede gustar o disgustar, pero no permitan que su cara redonda los induzca a pensar que, por dentro, se trata de un dispositivo complejo: dista de serlo. Cubra los requisitos justos y necesarios para ser un monitor de actividad física, y no mucho más.

Como comentamos al comienzo de este primer vistazo, este monitor de actividad física no tiene una cualidad que lo vuelva especial. No tiene el GPS integrado que este año estrenó el Apple Watch Series 2, ni la detección automática de actividades de Fitbit Charge 2 o Flex 2, ni recordatorios para buscar momentos de calma o relajación, como sí ofrecen los dispositivos antes mencionados.

Además, no tiene conexión celular, por lo que no es autónomo del teléfono inteligente. Depende del smartphone para buscar rutas, para contestar llamadas o notificaciones y para pagar con Android Pay.

Su pantalla táctil responde a gestos: si deslizamos el dedo de abajo hacia arriba nos deslizamos entre los tipos de actividades. Si nos arrepentimos de un comando, sólo tenemos que mover el dedo desde la derecha hacia la izquierda para decirle a Huawei Fit que cancele el entrenamiento y que regrese hacia atrás en el menú.

Su interfaz es muy simple, y muy intuitiva, algo en lo que otros competidores, como Misfit Shine 2 o Misfit Ray, no se destacan. En vez de elegir un sistema codificado de luces o de colores, Huawei Fit recurre a la información en pantalla, con números muy claros.

Como los monitores más complejos, Huawei Fit esconde debajo de su cuerpo un sensor para leer el ritmo cardíaco. Este registro puede configurarse de modo manual, para que lo haga cada 10 minutos o cuando se lo pida el usuario. Lamentamos que no mida esto de forma automática porque, dentro de un entrenamiento, conocer nuestro ritmo cardíaco en el momento justo es vital para saber cuándo detenernos, o seguir adelante.

Cuenta con un acelerómetro, girómetro y un pedómetro para medir tus pasos, algo que realiza sin que se lo pidamos. Para realizar entrenamientos específicos, es necesario instruir al dispositivo y decirle qué tipo de actividad vamos a realizar, y pulsar dos veces para que inicie el registro.

Las actividades son las típicas: caminar, correr y andar en bicicleta o en una caminadora. También sirve para nadar, porque cumple con el estándar 5 ATM, que según la empresa permite que el dispositivo se sumerja hasta 50 metros. Un detalle que no dejará felices a los nadadores: lo único que capta cuando estamos bajo el agua es la cantidad de tiempo, pero no detecta cantidad de recorridos en una piscina, por ejemplo. Uno de los expertos de Huawei que nos explicó las funciones del aparato nos dijo que en el futuro habrá una actualización de software que permitirá controlar mejor lo que sucede al nadar.

Aunque Huawei Fit no tiene GPS integrado, se puede conectar vía Bluetooth con el de tu celular. También mide el sueño, pero esta información no aparece en la interfaz del dispositivo, sino en la aplicación en el celular.

Un plan específico para los trotadores

Los que salieron beneficiados (tal vez) son los trotadores, porque Huawei Fit les ofrece generar un plan de entrenamiento específico de acuerdo a sus necesidades. En la aplicación del teléfono, configuramos un perfil (sexo, edad, altura, peso) y estipulamos cuáles son nuestros objetivos físicos. En mi caso, agregué unos pocos ambiciosos 5 kilómetros. Con esta información (y leyendo información relevante para nosotros, como nuestro calendario), Huawei Fit desarrolla una rutina de ejercicios que se adapta a nuestro estilo de vida.

Esta estrategia de trote se sincroniza con el monitor, y en su pequeña cara podemos observar, día por día, lo que se supone que debemos hacer (caminata ligera, descanso, caminata externa, etc.), con intervalos regulares.

Esta opción está muy bien para alguien que necesita disciplina y un impulso extra para salir a ejercitarse, pero no trae ninguna de las recompensas que los monitores de actividad física nos suelen dar. No me conecta con amigos que usen este mismo fitness tracker ni me permite compartir mis logros en redes sociales. Como motivación a la acción, es bastante flojo.

En la presentación, los portavoces de la empresa nos dijeron que su batería de 80 mAh dura 30 días si no lo usamos (una información completamente irrelevante) y 6 días de actividad. Para recargarlo, se conecta a un puerto magnético de forma circular con un puerto micro-USB 2.0 a un USB tradicional.

Compatible con Android y con iOS, Huawei Fit sale a la venta este 3 de noviembre. La semana del 7 de noviembre, aparecerá en las tiendas de Estados Unidos como Best Buy a US$129.

Más Productos