CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

HTC Bolt: Una exclusiva de Sprint, con gran audio, pero sin grandes logros

Este teléfono de 5.5 pulgadas que cuesta US$599 y es resistente al agua se queda algunos pasos atrás si lo comparamos con el HTC 10, por su procesador y un sistema de carga más viejitos. Pero sus sonidos adaptados son alucinantes.

Reproduciendo: Mira esto: El celular HTC Bolt promete un sonido formidable
2:28

Este año, muchas de las empresas de celulares han lanzado dos productos insignia: de diferentes tamaños y con algunas características diferenciales. HTC no quiso quedarse atrás y, siete meses después del nacimiento del HTC 10, hoy nos presenta al HTC Bolt, que espera ser su pariente de mayor tamaño.

"Notamos que muchas compañías se están orientando al lanzamiento de dos productos principales, y pensamos que sería una buena idea lanzar un teléfono con un diseño similar al HTC 10, pero más grande", dijo Nigel Newby-House, vicepresidente de planeamiento de producto de HTC, a CNET en Español.

Aunque los ejecutivos de HTC lo definen como un teléfono insignia, evitaremos definirlo de este modo hasta que hayamos hecho las pruebas correspondientes. En las menos de 24 horas que pasé con él, sentí que es un dispositivo astuto, con un lector de huellas digitales muy preciso, veloz para circular dentro de sus aplicaciones y el paraíso para quienes deseen una experiencia de audio optimizada, íntima y eficaz.

Los aspectos que no me convencieron del todo es su bloatware, repleto de aplicaciones de Sprint, la telefónica a través de la que se vende en exclusiva, su procesador antiguo, la desmejora en su sistema de carga y el hecho de que hayan sacrificado, al igual que hizo Apple, del conector de audífonos jack tradicional para lograr un teléfono más compacto. En cuanto al diseño, no es tan delicado como otros de la familia HTC, y carece de un elemento distintivo que lo haga destacarse en un océano de teléfonos muy similares.

Diseño algo tosco, sin detalles originales

Cuando ingresé al evento de HTC en el barrio de Potrero Hill en sus oficinas en San Francisco, noté que uno de los presentadores sostenía en sus manos un teléfono algo grandote, y, al verlo de frente, lo confundí con el iPhone 7 Plus. Es que la forma en que la pantalla del HTC Bolt se acomoda en el cuerpo del teléfono es muy similar a cómo lo hace el teléfono de Apple: bordes del color del celular, biseles laterales delgados, y un botón de inicio capacitativo que responde a la presión, con lector de huellas digitales en este sitio. Este escáner me pareció uno de los más precisos y rápidos que he probado en un teléfono, una percepción que mi colega Juan Garzón también halagó del HTC 10 en su análisis.

Sus dos colores son agradables, pero no traen nada nuevo o arriesgado, que no hayamos ya visto en la competencia. Sus dos versiones son sobrias: una con blanco en la parte delantera y plateado en su espalda, otro con negro frontal y dorado trasero. Probé una unidad de color plateado y los dedos quedaron algo pegotes en su superficie de metal, que ahora no está encorvada como sí lo era la del HTC 10. Algunos analistas dicen que el diseño curvo hace que los teléfonos sean más ergonómicos, pero la contextura lisa del HTC Bolt es prolija y, aunque parezca algo tosca a la vista, como si fuera más grande de lo que realmente es, no es espantoso.

Aunque sus 5.5 pulgadas son bastante grandes, no me costó sostenerlo con una sola mano, por sus barras laterales puntiagudas y filosas. Es un poco más pesado que otros, pero es molesto llevarlo en una excursión fotográfica durante un tiempo moderado. Y lo llevé a pasear tranquila porque cuenta con un material de última generación para mejorar su resistencia: ha incorporado el vidrio Gorilla Glass 5, el más reciente de estos fabricantes, que promete una gran tolerancia en caídas de 1.6 metros de altura. Se me cayó por accidente cuando lo probaba y, al menos en estos primeros intentos, no se ha hecho ni un rasguño.

Una pantalla atractiva, con una interfaz no tan pura

Su pantalla de 5.5 pulgadas es muy plácida, con una resolución de 534 pixeles por pulgada que no es baja, pero que es menor a los 564 ppp del HTC 10. Es QUAD HD de 2,560 x 1,440 pixeles y su brillo se adapta, dependiendo de la luz del ambiente. Aunque este sistema en teoría parece útil, me parece que no soluciona el tema de la iluminación excesiva en espacios abiertos, y la percepción de oscuridad en sitios cerrados. Un poco por obsesión propia, me vi ajustando el brillo de forma manual en varias ocasiones.

Los fondos de pantalla y de bloqueo se pueden personalizar, y existe la opción de descargar imágenes desde la tienda de HTC. Fue bastante engorroso configurar una cuenta de HTC: demasiados pasos, pide contraseñas de otros servicios como Gmail y Facebook, y me tomó bastante tiempo que no hubiese gastado si fuera una usuaria normal.

Si deslizamos el menú desde la izquierda, encontramos Blinkfeed de HTC Sense, que es una especie de Google Now integrado, pero que no agrega información de forma automática, sino que hay que agregar cada fragmento de información de forma manual. Otro esfuerzo que evitaría sin problemas, por no tener que ingresar contraseñas mil veces, aplicación por aplicación.

La pantalla es amena para leer y ver videos de YouTube, y su espacio amplio hace que uno dedique más tiempo a estas actividades, algo que no haría con un dispositivo más pequeño. No obstante, no puedo decir lo mismo de su navegación. Estaba entusiasmada con el Android casi puro que pensé que heredaría del HTC 10, y con la novedad de Android Nougat, que aún está sólo en pocos teléfonos, pero me frustró el exceso de bloatware.

La empresa nos explicó que las aplicaciones que aparecen en el menú de inicio fueron decisión de Sprint, la telefónica con la cual hizo el acuerdo en exclusiva. HTC decidió asociarse con Sprint para ser parte de la red LTE de alta velocidad que está en progreso. Este sistema permitiría una transferencia de datos más veloz, que haría la descarga de aplicaciones y el uso de servicios de streaming más fluido.

La contracara de esta elección es la gran cantidad de iconos, que arruinan el disfrute de un sistema operativo que aporta muchas ventajas en un teléfono grande (el uso de la multipantalla de Nougat en HTC Bolt es muy satisfactorio, porque contamos con el espacio suficiente para visualizar el contenido de dos aplicaciones al mismo tiempo). Algunos de estos apps están instalados y ocupan espacio RAM (que es de 3GB), y otras son sólo logos, que nos direccionan a Google Play para bajarlas. Por suerte, muchas de estas aplicaciones se pueden desinstalar y desaparecen.

Especificaciones de alta gama, pero con un procesador del pasado

Una de las inquietudes mayores cuando revisé las especificaciones técnicas de este teléfono es que su procesador es el Qualcomm Snapdragon 810, lo que representa un salto hacia atrás si consideramos que el HTC 10 contaba con la versión 820, y que teléfonos de este precio ya están optando por el 821, el más reciente.

Cuando preguntamos a HTC por qué tomó esta decisión, la empresa dijo que fue una decisión de naturaleza práctica, para asegurarse de tener todos los componentes a tiempo, con un tiempo de producción algo escueto, de sólo unos meses. Mark Shedd, representante de la empresa de procesadores Qualcomm, nos explicó que también se debe a la estrategia de mantener un precio relativamente bajo para un dispositivo de alta gama.

HTC Bolt cuesta US$599, unos US$150 menos que otros teléfonos de este tamaño, como el iPhone 7 Plus o el Pixel XL. También se puede adquirir a través de Sprint por 24 cuotas de US$25. Sin embargo, este precio (que tampoco es muy económico) tiene un costo alto: deshacerse de un procesador más intenso y depositar la confianza en la red LTE externa de Sprint, mientras que la fuerza interna de este aparato puede llegar a ser sobre-exigida.

En nuestras pruebas iniciales, se mueve muy bien entre aplicaciones, exhibió una velocidad de descarga promedio, y le lleva algo de tiempo cargar el contenido de videos, por ejemplo. Pero aún tenemos que hacer nuestras pruebas de benchmark y los actualizaremos cuando hayamos hecho un uso más intenso.

Otra característica técnica en la que HTC Bolt renunció a funciones más modernas es su carga rápida. Ya no es la 3.0 del HTC 10, sino que es la 2.0. En la práctica, esto se traduce en que tendrás que dejarlo más tiempo enchufado para que cargue más. Según la empresa, se repondría el 60 por ciento de la pila en 30 minutos de carga.

Permite un almacenamiento de 64GB, que se puede extender hasta 2TB a través de una tarjeta microSD. Su batería tiene buena capacidad, de 3,200mAh, apenitas superior a la del HTC 10.

En cuanto a mejoras, una capacidad que HTC Bolt agrega es la resistencia al agua: cumple con el IP67, por lo que aguantaría hasta un metro de profundidad durante media hora. Es la misma calificación de los iPhone 7, y un punto menos que la de los teléfonos Samsung Galaxy S7 y S7 Edge. De todos modos, la empresa no está incentivando a nadie a que se lance a nadar con el teléfono, sino que más bien promete cero preocupaciones con polvo y salpicaduras.

Cámaras promedio, sin rasgos especiales

Las cámaras nunca han sido un terreno en el que los teléfonos de HTC se hayan destacado más de la cuenta. Con ofertas ambiciosas de la competencia, con zoom ópticos y sensores especiales, las cámaras del HTC Bold cumplen sus funciones básicas, pero no van más allá.

Su cámara principal, de 16 megapixeles, capta fotos muy bonitas pero lo que más nos gustó es la posibilidad de cambiar de forma manual las opciones con su modalidad "Pro". Aquí podemos ajustar el balance de blancos, el brillo, la apertura, para conseguir tomas más cuidadas. Además, gracias a que Nougat lo permite, podemos guardar los archivos fotográficos en formato RAW, para luego modificarlos en post-producción. Y no hay que preocuparse por guardar este tipo de fotos aparte, la cámara guarda un duplicado en JPG por sí sola.

Mariana Marcaletti/CNET

En esta foto del barrio de Mission en San Francisco es muy agradable: se perciben bien los colores del cielo, los detalles de las nubes y de los edificios, y tomamos varias fotos en movimiento y ninguna salió movida. La cámara principal de 16 megapixeles tiene un sistema de autoenfoque que en nuestras primeras sesiones funcionó muy bien.

imag0015.jpg
Mariana Marcaletti/CNET

En este close-up, la planta se enfocó enseguida, pero no confié en el zoom digital sino que me acerqué casi hasta el piso para tomarla con más definición. Los colores verdes se ven más atractivos incluso que en la "vida real" por lo que asumo que la cámara tiende un poquito a saturar los colores y hacerlos más llamativos. Tomé un video de estas hojas moviéndose con el viento, y su calidad 4K resultó muy agradable. Y el sensor de estabilización de imagen óptica hizo que los leves temblores de mi mano no afectaran el resultado final del video.

imag0004.jpg
Mariana Marcaletti/CNET

En conversaciones con mi compañera de CNET Jessica Dolcourt, ella notó un detalle que también me sorprendió en esta foto: la cámara del HTC Bolt, al igual que la del HTC 10, tiende a proporcionar un velo azul a ciertos colores, como el violeta en este caso. En esta imagen, los blancos están algo sucios, se mezclan con el morado que lo rodean, y tuve que manipular un poco el balance de blancos desde la aplicación PRO para que luzca con mejor definición.

imag0025.jpg
Mariana Marcaletti/CNET

Las sombras entre los blancos y los negros son delicadas, y me gusta que se marquen bien los contornos de los objetos, aunque en algunos, donde hay más contraste, suelen perderse apenas los bordes.

imag0035.jpg
Mariana Marcaletti/CNET

En zonas con mucha luz natural, la cámara parece no comprender bien la luz y las sobre-expone. Acá, tuve que modificar los ajustes para que represente un poco más natural los colores de este piso original.

imag0065.jpg
Mariana Marcaletti/CNET

Su cámara frontal de 8 megapixeles es muy buena, aunque creo que aclara levemente el color de mi piel.

La frutilla del postre: Un gran audio (con audífonos)

Lo que más disfruté de este teléfono es su audio, con auriculares. HTC se sumó a la tendencia iniciada por Apple y se deshizo de la entrada de audífonos tradicionales, de 3.5 milímetros. ¿Los motivos? "La modernización tecnológica, y el hecho de que un único puerto puede lograr múltiples funciones", argumentó Newby-House, de HTC. En vez del clásico jack, la empresa opta por un puerto USB-C que sirve para la carga y para la conexión con los audífonos especiales de HTC.

Como en el HTC 10, el sistema de adecuación con auriculares ha sido un fuerte de esta línea, pero ahora en vez de ser manual, es automático. Una vez que nos colocamos los audífonos y elegimos la opción "Audio adaptable" sus sensores elaboran un perfil de audio que se adapta a la persona, en un momento particular.

Configuré un tipo de sonido para cuando estoy en mi casa, cuando camino por la calle, y cuando estoy en la oficina, y la cancelación de ruido ambiente es formidable. Tanto que no escuchaba a la persona que tenía a mi lado. Se pueden crear tantos perfiles de usuarios como queramos, para personas diferentes, en escenarios cambiantes.

La definición de la música es muy clara y estéreo, y es uno de mis teléfonos predilectos a la hora de escuchar música con auriculares. Sus bocinas, por otra parte, no son tan eficaces: son algo más pequeñas que las del HTC 10, y no emiten un sonido muy potente.

En síntesis: HTC Bolt es excelente para los audiófilos, y para aquellos que no les importe el sacrificio de algunas funciones, con tal de pagar cien dólares y monedas menos. Para el público más exigente, da la sensación de que HTC se apuró por lanzar un nuevo producto, que no logra superar al teléfono que se supone ser su versión anterior, el HTC 10.

HTC Bolt está disponible a partir del 11 de noviembre a US$599, o en cuotas a través de Sprint.

Comparación: HTC Bolt vs. HTC 10 vs. iPhone 7 Plus vs. Galaxy S7 vs. Pixel XL

HTC Bolt HTC 10 iPhone 7 Plus Samsung Galaxy S7 Pixel XL
Pantalla 5.5 pulgadas 5.2 pulgadas 5.5 pulgadas 5.1 pulgadas 5.5 pulgadas
Resolución Quad HD 2,560x1,440 pixeles 2,560x1,440 pixeles 1,920x1,080 pixeles 2,560x1,440 pixeles 2,560x1,440 pixeles
Densidad de pixeles 534ppp 564ppp 401ppp 577ppp 534ppp
Sistema operativo Android Nougat 7.0 Android 6.0 Marshmallow iOS 10 Android 6.0 Marshmallow Android Nougat 7.1
Procesador Qualcomm Snapdragon 810 de ocho núcleos hasta 2.0Ghz 2.15GHz Qualcomm Snapdragon 820 (cuatro núcleos)/2.3GHz Samsung Exynos 8890 (ocho núcleos) Apple A10 (cuatro núcleos) 2.15GHz Qualcomm Snapdragon 820 (cuatro núcleos)/2.3GHz Samsung Exynos 8890 (ocho núcleos) Qualcomm Snapdragon 821 de cuatro núcleos
Almacenamiento 32GB 32GB, 64GB 32GB, 128GB, 256GB 32GB 32GB y 128GB
Expansión de almacenamiento Se puede expandir hasta 2TB con tarjeta microSD con "almacenamiento flexible" MicroSD de 2TB No MicroSD de hasta 200GB Almacenamiento ilimitado en la nube para fotos y videos
Cámara trasera 16 megapixeles, autoenfoque (PDAF), sensor BSI, estabilización de imagen óptica (OIS), apertura de f/2.0, flash LED, video 4K con audio de alta definición 12 megapixeles (Ultrapixel 2) con estabilización de imagen óptica, láser de enfoque automático y apertura de f/1.8 12 megapixeles gran angular con apertura de F/1.8 y estabilización de imagen óptica/teleobjetivo con apertura de f/2.8 con zoom óptico 2X 12 megapixeles con estabilización de imagen óptica con apertura de f/1.7 12.3 megapixeles, sin estabilización de imagen óptica, apertura de f/2.0
Cámara frontal 8 megapixeles, sensor BSI, video full HD 1080 pixeles 5 megapixeles con estabilización de imagen óptica 7 megapixeles y la pantalla funciona como flash 5 megapixeles y la pantalla puede funcionar como flash 8 megapixeles
RAM 3GB 4GB 3GB* 4GB 4 GB
Batería 3,200mAh 3,000mAh 21 horas de duración en 3G, 16 días en modo reposo y 13 horas de suso de internet. 3,000mAh 3,450mAh
Batería removible No No No No No
Conectividad HTC Connect, Bluetooth 4.1, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2.4 & 5GHz) 4G LTE, Bluetooth 4.2, Wi-Fi 802.11ac (2.4, 5GHz) 4G LTE, Bluetooth 4.2, Wi-Fi 802.11ac (2.4, 5GHz) "4G LTE, Bluetooth 4.2, Wi-Fi 802.11ac (2.4, 5GHz) 4G LTE, Bluetooth 4.2, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac 2x2 MIMO
NFC
Resistente al agua Tiene calificación IP57, por lo que resiste al agua y al polvo No IP67 - 1 metro de profundidad hasta 30 minutos IP68 - 1.5 metros de profundidad hasta 30 minutos Tiene calificación IP53, lo que significa que es resistente al rocío de agua y tiene protección contra el polvo
Lector de huellas
Características importantes Sonido adaptable, personalización de los colores de pantalla, cámaras con estabilización de imagen óptica, láser de enfoque automático (cámara trasera), lector de huellas, Android Pay, pantalla Quad HD, puerto USB-C, NFC Ajustes de sonidos avanzados, bocinas de alta resolución, cámaras con estabilización de imagen óptica, láser de enfoque automático (cámara trasera), lector de huellas, Android Pay, pantalla QHD, puerto USB-C, NFC permite transmitir datos con otros dispositivos Resistente al agua, nuevo botón de Inicio, sin conector de audífonos, resistencia al agua es inferior a su principal competencia, Apple Pay, cámara trasera doble con estabilización de imagen óptica, más RAM, bocina estéreo Resistente al agua, cámara con doble fotodiodos y estabilización de imagen óptica, pantalla "siempre encendida", lector de huellas, Samsung Pay, Android Pay, pantalla QHD, Android Pay, NFC permite transmitir datos con otros dispositivos Incluye Google Assistant; la cámara no tiene estabilización de imagen óptica; tiene entrada para auriculares 3.5mm pero el teléfono no incluye los audífonos; USB Tipo C
Tamaño 153.59x77.3 x 3.7-8.09mm 145.9x71.9x9mm 158.2x77..9x7.3mm 142.4x69.6x7.9mm 75.7mmx154.7mm 75.7mmx154.7mm
Peso 147 gramos 161 gramos 188 gramos 152 gramos 168 gramos

Más Productos

Comparte tu opinión