Google Pixel XL: análisis

Pixel XL: Un gran Android, con inteligencia artificial en el corazón

Close
Drag
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
Más Productos
4.5 stars

Calificación
de los editores

Lo bueno Pixel XL nos presenta una cámara que reclama (con justicia) ser la mejor del mercado. El ecosistema del software de Google se retroalimenta con armonía, con el asistente virtual al centro. Excelente procesador, sistema operativo Android Nougat 7.1 y diseño refinado.

Lo malo Se queda atrás de la competencia con su escasa resistencia al agua. No tiene ranura microSD (aunque guarda archivos originales en la nube), batería removible ni carga inalámbrica. Su carga rápida no es tan veloz, y el lector de huellas trasero es difícil de manipular con una mano.

Conclusión Pixel XL compite de igual a igual con celulares de primera línea como el iPhone 7 Plus o el Samsung Galaxy S7. Su hardware robusto y sus especificaciones de alta gama hospedan un software inteligente que se adapta a cada usuario individual.

8.6 Total
  • Diseño 9.0
  • Funciones 8.0
  • Desempeño 9.0
  • Cámara 9.0
  • Batería 8.0

Cuerpo y alma no pueden ir separados, y en los teléfonos esta unión está representada en la integración del hardware y el software, que son como uña y carne: cada uno necesita del otro para llegar a su plenitud.

Con sus nuevos teléfonos Pixel y Pixel XL, diseñados completamente por Google, la empresa se jacta de una unión más estrecha entre ambos, y la tecnología que los amalgama es la inteligencia artificial encarnada por una asistente virtual con un algoritmo que apunta a que este teléfono sea cada vez más íntimo y personal.

Mientras más tiempo pasé con este teléfono, noté cómo me iba conociendo más, y cómo elaboraba recomendaciones más precisas, más acordes a mi vida. La asistente virtual de Pixel XL, Google Assistant, es parte fundamental de este dispositivo porque cohesiona a todos sus elementos, y hace que el todo sea más que la suma de las partes.

Dicho esto, hay que reconocer también que cada una de sus especificaciones tiene un peso propio que coloca a estos dispositivos de Google en el segmento de gama alta del mercado celular actual. Antes de comenzar el análisis, veamos sus especificaciones.

Pixel XL: Un grande, con especificaciones de altura

  • Pixel XL tiene 5.5 pulgadas, en un cuerpo en forma de cuña (más ancho arriba, más finito abajo). Su hermano menor, Pixel, tiene una pantalla de 5 pulgadas.
  • Pesa 168 gramos y mide 75.7 milímetros por 154.7 milímetros.
  • Su pantalla es AMOLED con una resolución de 2,560 x 1,440 pixeles.
  • Su procesador es un Qualcomm Snapdragon 821 de cuatro núcleos de última generación.
  • Como los Nexus hacían tradicionalmente, este teléfono de Google cuenta con el sabor más reciente de Android y llegará Nougat 7.1 precargado; se actualizará de forma automática si hay cambios.
  • Su batería de 3,450 mAh dura un día entero de uso moderado.
  • La cámara trasera es de 12.3 megapixeles y fue calificada por especialistas como la mejor cámara de celulares a la fecha.
  • Su cámara frontal tiene 8 megapixeles.
  • Cuenta con 4GB de RAM y almacenamiento interno de 32GB o 128GB.
  • No tiene ranura microSD para expandir el almacenamiento, pero las fotos y videos se guardan gratis en su formato original en Google Fotos en la nube.
  • Su resistencia al agua es mucho menor que la de la competencia. Tiene una calificación IP53: tolera el rocío de agua y tiene protección contra el polvo.
  • Tiene la entrada del conector de audífonos tradicional de 3.5 milímetros (Si Apple no lo hubiera quitado, ni tendría que aclarar este detalle).
  • El Pixel XL cuesta desde US$769 desbloqueado en la tienda de Google, Verizon y Best Buy. Llega al mercado el 20 de octubre.

Diseño elegante, mixto, y sin 'joroba' en la cámara

Diseño

Pixel XL iPhone 7 Plus Samsung Galaxy S7 Samsung Galaxy S7 Edge Nexus 6P
Tamaño 75.7mmx154.7mm 158.2x77..9x7.3mm 142.4x69.6x7.9mm 150.9x72.6x7.7mm 159.3x77.8x7.3mm
Peso 168 gramos 188 gramos 152 gramos 157 gramos 178 gramos

A primera vista, el Pixel XL me pareció mucho más parecido a los teléfonos de Apple que a los Nexus, que técnicamente son sus predecesores. Pero a diferencia de los Nexus, este teléfono fue totalmente diseñado por Google, y armado por HTC.

Pixel XL exhibe bordes redondeados, biseles finitos en los extremos de su pantalla y los mismos botones, en los mismos sitios que el teléfono de la manzana: la carga y las bocinas de audio en la parte inferior, los de encendido y volumen a la derecha, y la tarjeta SIM a la izquierda. Con la salvedad importante de que Pixel XL sí que tiene la entrada de audífonos tradicional de 3.5 milímetros.

El botón de encendido tiene la misma textura rugosa del Nexus 6P, que lo vuelve fácil de encontrar. Lo que me costó ubicar (hasta que me acostumbré) fue la función de inicio. Es que Google renunció del todo al pulsador físico y se decidió por un botón capacitativo, que se acciona cuando ejercemos presión sobre la pantalla, de forma muy parecida al 3D Touch de los iPhone.

Al tacto, su cuerpo trasero de aluminio tiene una rugosidad similar a la del iPhone 7 Plus. Pero no es del todo metálico: el Pixel XL presenta un diseño mixto que es en parte aluminio y otra parte vidrio pulido en la parte superior, cubriendo un tercio de la superficie. Esto lo hace lucir distinto a otros teléfonos, pero la placa de vidrio se empaña y se le pegotean los dedos enseguida.

El vidrio es Gorilla Glass 4, una versión menor a la más reciente de este tipo de vidrio, que promete no ser tan propenso a rayaduras y golpes. Los colores son negro, azul o plata que en inglés los llamaron sin miedo a usar adverbios: Quite Black, Really Blue o Very Silver.

Sus 5.5 pulgadas son las mismas que las del iPhone 7 Plus, pero el Pixel XL, aunque no es el más liviano del mercado, es menos pesado que el celular de Apple, con 168 gramos.

La forma de "cuña" hace que su cámara trasera no sobresalga del cuerpo del celular. Esta forma me resultó casi imperceptible: su grosor en la parte superior de su cuerpo es de 8.6mm, apenas 1.2mm más gordito que su base inferior.

Aunque los teléfonos grandes no suelen ser fáciles de controlar, el Pixel XL se deja manipular muy bien. Y tampoco luce enorme a la vista. Lo único que se me dificultó fue desbloquearlo con el lector de huellas digitales con una sola mano. Aunque este escáner es veloz y preciso, me costó varios intentos hasta que mi movimiento se acomodó a la velocidad ideal para abrirlo (ni muy rápido, ni muy lento).

Al igual que los Nexus, Pixel XL incluye un puerto USB-C para la transferencia rápida de datos. Y, en su espalda, lleva la marca de su creador: una G muy sutil y de color gris oscuro que son enteramente hechos por Google (recordemos que los Nexus eran modificaciones de teléfonos de terceros, como LG o Huawei).

Close
Drag

Pantalla con buena definición

Pantalla

Pixel XL iPhone 7 Plus Samsung Galaxy S7 Samsung Galaxy S7 Edge Nexus 6P
Pantalla 5.5 pulgadas 5.5 pulgadas 5.1 pulgadas 5.5 pulgadas 5.7 pulgadas
Resolución 2,560x1,440 pixeles 1,920x1,080 pixeles 2,560x1,440 pixeles 2,560x1,440 pixeles 2,560x1,440 pixeles
Densidad de pixeles 534ppp 401ppp 577ppp 534ppp 518ppp

La pantalla del Pixel XL es AMOLED, con una definición de 2,560x1,440 pixeles. La densidad de pixeles de 534ppp es mayor a la del iPhone 7 Plus, pero apenas menor que la del Samsung Galaxy S7.

Si lo comparamos con el Pixel (su hermanito menor), el Pixel XL tiene mejor pantalla y resolución (y esto tiene mucho sentido, debido a su mayor tamaño). El Pixel de 5 pulgadas tiene 1,920x1,080 pixeles, y 441ppp.

Aunque Pixel XL es incómodo de llevar de aquí para allá porque no entra en el bolsillo de un pantalón o de una chaqueta, es muy placentero a la hora de leer, si ajustamos el brillo para no cansar la mirada. Algunas funciones de Nougat, como la multipantalla (ampliaremos más adelante), son más sencillas de ejecutar en Pixel XL, que en su versión de menor tamaño.

Pero su pantalla no sólo es muy amena a la hora de leer o de navegar entre un app y otro, sino también para mirar fotos y videos, y para admirar los gráficos de videojuegos. Las imágenes tomadas con el mismo celular se ven con gran nivel de detalle en esta pantalla AMOLED, que muestra un gran contraste de colores y tonalidades.

Si eres de los que mira YouTube en tu celular, el Pixel XL no te frustrará: miré, uno tras otro, videos de CNET en Español y no noté grandes diferencias en visualizarlos desde la pantalla grande de mi computadora o en la de este celular.

La interfaz es muy ordenada, tiene lo justo y necesario de aplicaciones de Google instaladas. La nueva modalidad para abrir los apps de Nougat 7.1 es a través del carrusel inferior en la pantalla, que te permite tener de un vistazo los apps más importantes (teléfono, mensajes, email, cámara, Google Chrome), y que se puede ampliar si deslizamos el dedo hacia arriba.

Los gráficos de los videojuegos que instalé (Mortal Kombat y Asphalt 8) muestran una excelente definición, se leen bien los personajes, sus movimientos y el fondo, y tienen un desempeño muy bueno.

Mi única crítica: tuve que limpiar el celular varias veces para que la pantalla no se vea empañada.

Procesador veloz y ágil

Procesador

Pixel XL iPhone 7 Plus Samsung Galaxy S7 Samsung Galaxy S7 Edge Nexus 6P
Procesador Qualcomm Snapdragon 821 de cuatro núcleos Apple A10 (cuatro núcleos) 2.15GHz Qualcomm Snapdragon 820 (cuatro núcleos)/2.3GHz Samsung Exynos 8890 (ocho núcleos) 2.15GHz Qualcomm Snapdragon 820 (cuatro núcleos)/2.3GHz Samsung Exynos 8890 (ocho núcleos) 2.0GHz Qualcomm Snapdragon 810 (ocho núcleos)

Uno de los avances más notorios del Pixel XL respecto a los Nexus 5X o 6P es su procesador: el Qualcomm Snapdragon 821 de 4 núcleos lo vuelve un caballo de carrera, digno de destacarse frente a rivales de primer nivel como la familia de los Samsung Galaxy.

Durante mis pruebas, descargué más de 15 aplicaciones en las que alterné mi uso de forma casi simultánea, algo que habría hecho rendirse muerto a un Nexus 5X de media gama. Una curiosidad: en nuestra unidad de prueba no venían preinstaladas las más recientes aplicaciones de Google, como Allo, Duo, y ni siquiera Hangouts (aunque se supone que en los teléfonos que salgan al mercado estas dos primeras ya estén en el teléfono).

El procesador de Pixel XL mostró un músculo resistente: las aplicaciones se abrieron con facilidad, me moví de una a otra sin retrasos y nunca se congeló la pantalla en los días que probé el teléfono.

Para compararlo con otros dispositivos, realizamos la siguiente prueba de rendimiento.

Pruebas de rendimiento

Pixel XL
1549
4100
27911
iPhone 7
3500
5977
35867
LG G5
1690
3578
28757
HTC 10
1689
3783
27724
Motorola Moto Z
1733
4093
29675
Samsung Galaxy S7
1698
3935
29031

Leyenda:

Geekbench 3: Single-core (Un núcleo)
Geekbench 3: Multi-core (Múltiples núcleos)
3DMark Ice Storm (Unlimited)

Nota:

Las barras más largas representan mejor desempeño

En el comparativo de 3DMark Ice Storm Unlimited, sus valores son bastante similares a los de otro teléfono con mucha potencia, el Samsung Galaxy S7. Pese al uso intenso, el dispositivo nunca se sobrecalentó, incluso luego de más de 14 horas de reproducción de video HD.

Probé aplicaciones de redes sociales y videojuegos de alto consumo y reprodujo sus gráficos y videos con buena visibilidad y sin colgarse en ningún momento.

Sorpresivamente, el único momento cuando el teléfono se quejó fue cuando salí a probar su cámara. La aplicación de la cámara se cerró, sin motivo aparente, y dejó de funcionar, por lo que tuve que dejar de insistir, apagar la pantalla, y volver a abrir el app, pero sólo me sucedió un par de veces al iniciar la sesión fotográfica.

Una cámara que reclama su lugar como una de las mejores

Cámara

Pixel XL iPhone 7 Plus Samsung Galaxy S7 Samsung Galaxy S7 Edge Nexus 6P
Cámara trasera 12.3 megapixeles, sin estabilización de imagen óptica, apertura de f/2.0 12 megapixeles gran angular con apertura de F/1.8 y estabilización de imagen óptica/teleobjetivo con apertura de f/2.8 con zoom óptico 2X 12 megapixeles con estabilización de imagen óptica con apertura de f/1.7 12 megapixeles con estabilización de imagen óptica con apertura de f/1.7 12.3 megapixeles con partura de f/2.0 y láser de enfoque automático
Cámara frontal 8 megapixeles "7 megapixeles y la pantalla funciona como flash 5 megapixeles y y la pantalla puede funcionar como flash 5 megapixeles 8 megapixeles

Durante la presentación de este teléfono, Google presumió con la cámara del Pixel: la empresa dijo que se trata de la mejor del mercado, con un puntaje de 89 otorgada por los expertos de DxOMark. Esta calificación posiciona a su cámara de 12.3 megapixeles un punto arriba de la del Samsung Galaxy S7 y tres más que la cámara del iPhone 7.

Al principio, debo confesar que me sentía un poco escéptica respecto a las supuestas capacidades maravillosas de la cámara, sobre todo porque pasé las semanas anteriores comparando excelentes cámaras de celulares, como la del iPhone 7 Plus, el LG V20, y el iPhone 7, que son muy difíciles de superar. Pensé que no podía ver nada que me sorprenda demasiado. Luego de llevar al Pixel XL por un paseo en Chinatown, en San Francisco, este teléfono cambió mi opinión.

La cámara del Pixel XL tiene una captura más rápida por su sensor IMX378, que enfoca de forma automática. Además, cuenta con HDR+, que dispara de forma continua 30 fotogramas por segundo y los combina para guardar sólo la mejor toma (un proceso que se denomina "optimización digital"). También su velocidad se debe, en parte, a que gracias a Android Nougat 7.1 la aplicación de la cámara se carga en la memoria de forma previa.

Si hacemos una toma en secuencia, la tecnología de Smartburst o de ráfaga inteligente te muestra las mejores imágenes, para que te deshagas de las otras rápido.

Y lo mejor de todo: no hay que preocuparse por llenar la memoria del teléfono (que viene en versiones de 32GB y de 128GB, sin posibilidad de expandir con una tarjeta microSD) porque Google te permite, gratis, almacenar tus archivos visuales en su formato original en la nube.

chinatown.jpg
Mariana Marcaletti/CNET

En condiciones de luz óptimas (un día nublado, sin sombras pronunciadas), el Pixel XL supo leer las complejidades de un sitio con tantos atractivos visuales como el Barrio Chino de San Francisco. En esta imagen, podemos observar los restos de lluvia cuando la calle se une a la acera, los faroles del auto a la distancia, y hasta se puede ver de dónde procede la fuente de luz artificial en las lámparas callejeras. Aunque es una toma amplia, los detalles se reproducen de una forma muy fiel a la escena real, y la nitidez de cada elemento le da una gran profundidad de campo.

img20161014180548.jpg
Mariana Marcaletti/CNET

En esta toma cercana de un perro en la calle la figura se despega muy bien del resto de los elementos de la escena, incluso sin haber usado el "efecto de enfoque", que muestra fondos borrosos para destacar el objeto que esté en primer plano. Se pueden observar las uñas del animal (pese a que su color es muy similar al de la acera), y la diferencia en los tonos de sus orejas y los diferentes colores claros de su pelo. El balance de blancos de la cámara también está muy logrado.

Más Productos

  • The Last Guardian

    Desde $59.99

    'The Last Guardian': La consagración de Fumito Ueda

  • Google Daydream View

    Desde $79.00
    3.5 stars

    Google Daydream [análisis]: El equipo de VR más fácil de utilizar cuesta US$79

  • Snapchat Spectacles

    Las Snapchat Spectacles son para todo el mundo, en serio

  • Super Mario Maker 3DS

    Desde $39.96

    'Super Mario Maker 3DS' es buenísimo, pero ¿por qué no puedes compartir con otros?

 

Comenta: Google Pixel XL Phone (32GB, Quite Black)

Conversación impulsada por Livefyre