CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Google Pixel Slate análisis: Google Pixel Slate: Gran potencial, gran sonido pero se queda corta

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15

Lo bueno La Google Pixel Slate tiene una buena construcción, una pantalla táctil que se ve muy bien y bocinas que ofrecen una gran calidad de sonido. Aunque su función principal es como tableta, también se puede convertir en portátil con un teclado que incluye hasta 'touchpad'. Además, integra Google Assistant, ejecuta bien toda clase de apps de Android y tiene lector de huellas.

Lo malo El Pen ('stylus') y teclado se venden por separado. La pantalla dividida no se mantiene cuando cambias de modo (laptop/tableta), las funciones de Google Assistant se desactivan al configurar la computadora en español. Además, su accesorio de teclado es endeble, es cara para intentar reemplazar una Chromebook y su software afecta el desempeño.

Conclusión La Google Pixel Slate tiene múltiples características atractivas, pero no todas fueron ejecutadas bien, no logra diferenciarse suficiente de otras Chromebooks y es costosa.

7.0 Total
  • Diseño 7
  • Funciones 8
  • Desempeño 6.5

La Pixel Slate marca el regreso de Google al mercado de las tabletas, casi tres años después de que la empresa lanzó la Pixel C y aunque era una gran promesa se queda corta de cumplir con esas expectativas.

google-pixel-slate-pantalla

La Google Pixel Slate tiene una pantalla de 12.3 pulgadas.

Juan Garzon / CNET

A diferencia de la Pixel C, la Google Pixel Slate ejecuta Chrome OS en vez de Android. Aunque esto puede ser un poco decepcionante para algunos, podría representar una ventaja porque le permite funcionar mejor como portátil (más productividad) y al contar con un teclado que tiene su propio touchpad, ofrece una mejor experiencia en modo de laptop.

Además, Chrome OS ahora puede ejecutar toda clase de apps de Android para que sea un sistema operativo más híbrido y completo. Inclusive, Chrome OS integra muchas más características de Android que antes y le permite ser una sistema operativo más apto para pantallas táctiles que antes. Esto también hace que su interfaz sea más universal y fácil de usar a través de toda clase de dispositivos.

Aunque la Pixel Slate es una tableta o laptop interesante, lo más sobresaliente por el momento es la buena calidad de sonido y su teclado con teclas redondas funciona relativamente bien.

Lo malo es que el software de la Pixel Slate presenta problemas en múltiples áreas, su teclado es muy endeble para ofrecer una buena experiencia en cualquier lugar en donde la estés usando que no sea una superficie tan estable como una mesa, su teclado y stylus se vende por separado y es costosa cuando tienes en cuenta otras Chromebooks en el mercado.

Precio y disponibilidad

La Google Pixel Slate tiene cuesta US$599. Su teclado se vende por separado US$199 (Google Pixel Slate Keyboard) y el lápiz óptico (Google Pixelbook Pen) tiene un precio de US$99. 

Google Pixel Slate: Características y especificaciones

  • Pantalla: 12.3 pulgadas
  • Resolución: 3,000x2,000 pixeles
  • Densidad de pixeles: 293ppp (6 millones de pixeles)
  • Procesador: Intel Celeron a Intel Core i7
  • RAM: 4GB a 16GB
  • Almacnamiento: 64GB a 256GB
  • Cámara trasera: 8 megapixeles
  • Cámara frontal: 8 megapixeles
  • Sistema operativo: Chrome OS
  • Puertos: Dos USB-C y un pogo (para el teclado)
  • Batería: 48Whr
  • Bocinas: Frontales
  • Lector de huellas: Sí, en la parte superior derecha
  • Tamaño: 290.85x202.04x7mm
  • Peso: 1.6 libras (721 gramos)

Diseño: Delgada y liviana, pero sin conector de audífonos

La Google Pixel Slate tiene un cuerpo plano y muy delgado — tan delgado, que parece una lámina de metal. De hecho, es tan delgada, que su lápiz óptico es considerablemente más grueso que la tableta.

En cuanto a su pantalla, la Google Pixel Slate no tiene los biseles más pequeños que hemos visto en el mercado pero son más pequeños que los de la Pixel C y la Pixelbook.

google-pixel

La Pixel Slate con su teclado.

Juan Garzón / CNET

Su parte trasera es de metal, lo cual ofrece resistencia y permite que su cubierta que integra teclado te deje ajustar la pantalla en casi en cualquier ángulo. Además, en la parte trasera encuentras una cámara de 8 megapixeles que no sobresale de su cuerpo, algo que la cámara del iPad Pro hace mucho.

Además, Google dice que integra la tecnología que usa en las cámaras del Pixel 3 y Pixel 3 XL para tomar buenas fotos, pero durante mis pruebas es claro que las cámaras que tienen los celulares son mucho mejores y la Pixel Slate no cuenta con los modos que ofrecen esos teléfonos. La cámara de la tableta está destinada para videollamadas tradicionales, para tomar fotos o videos básicos.

Algo que sí me sorprendió fue la calidad de sonido. La Pixel Slate integra dos bocinas frontales que ofrecen un buen volumen de sonido con buena profundidad y detalle, al igual que con buena separación estéreo. Esto representa una clara mejora sobre el sonido que ofrece la Pixelbook.

La Google Pixel Slate también cuenta con un puerto USB-C a cada lado para cargarla o para conectar otros dispositivos. Esto es algo que he disfrutado mucho con la Pixelbook, ya que permite cargarla a través de una conexión en cualquiera de sus dos lados. 

Por otra parte, la Google Pixel Slate no tiene conector de audífonos tradicional (3.5mm), ni tampoco una ranura microSD.

google-pixel-slate-lector

El lector de huellas está ubicado en el borde superior derecho de la Google Pixel Slate.

Juan Garzón / CNET

Teclado para laptop con teclas redondas (opcional, caro y endeble)

Con el teclado, Google apuesta por un diseño diferente al que había integrado anteriormente en sus dispositivos y en la mayoría de productos similares en el mercado, incluyendo teclas redondas y no cuadradas. Además, su teclado tiene una touchpad como una portátil tradicional, una carencia que perjudicaba la experiencia que ofrecía la Pixel C. Inclusive, la Pixel Slate integra una tecla para Google Assistant, similar a como lo hizo la Pixelbook. Claro, aún puedes activar a Google Assistant usando tu voz, si no quieres esa tecla.

El teclado se conecta a través de la conexión pogo a la tableta, conexión por la cual transmite todos los datos y energía entre los dos dispositivos.

El teclado tiene iluminación y sus teclas tienen una profundidad relativamente buena, lo cual se traduce en una buena experiencia de escritura. Sin embargo, el usar la Google Pixel Slate en las piernas o en una superficie no tan estable no resulta en la mejor experiencia, porque el teclado se dobla y hace que el touchpad se presione o bloquee por sí solo; la pantalla tampoco se mantiene tan estable como me gustaría.

Una característica sobresaliente que tiene el teclado es que permite ajustar la pantalla en prácticamente cualquier ángulo, lo cual no la hace ser simplemente una tableta tradicional que se puede medio convertir en una laptop.

Similar a otras tabletas o portátiles híbridas, ese teclado también sirve como una cubierta para proteger al dispositivo cuando no se está usando y cuando lo usas como portátil el soporte permite ajustarlo en cualquier ángulo, dice Google.

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos