CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cámaras

Google Clips quiere ser el fotógrafo de tu familia, pero no es perfecto

Esta cámara de US$250 es suficientemente inteligente como para presionar el botón de obturación por ti. Pero, ¿es esto suficiente?

google-clips-camera-kids-7527

Así es la cámara Google Clips.

James Martin/CNET

¿Confiarías en que un reloj tome fotos de tu familia, mascotas e hijos? Esa es la pregunta que Google hace con su cámara Google Clips de US$250. Es una cámara de 2 pulgadas cuadrada con entrañas de inteligencia artificial (IA). Esta IA está basada en una red neural que Google entrenó para tomar videos de 7 segundos de duración cuando ve algo "interesante" ocurrir. (Ya hablaremos a lo que Clips considera "interesante").

Clips capta video de 7 segundos.

Sean Hollister/CNET

Es una cámara que puedes posar en cualquier parte para que capture de forma automática momentos esporádicos — como una risa, una sonrisa, un gesto gracioso o adorable — que no tendrías tiempo de captar con tu teléfono. Y, como no tienes que sacar tu teléfono para hacerlo, puedes hasta disfrutar del momento. 

Pero esa es la forma en la que lo vende Google. 

Y esto asume que confías en que el robot de Google mantenga tus fotos seguras y que la red neural de Google es suficientemente inteligente para tomar las fotos que tú quieres que capte. Y también asume que tienes un iPhone, Google Pixel o un Samsung Galaxy S7 o Galaxy S8, porque estos son los únicos teléfonos con los que funciona actualmente. 

Después de pasar una semana con Clips, creo que Google ha acertado en algo, pero no me compraría una. 

Adorable, pero no espeluznante

En 2013, Google aprendió a las duras: El mundo no está listo para darle la bienvenida a las cámaras cyborg en sus negocios y mucho menos en sus casas. 

Afortunadamente, la Google Clips no se ve nada como las ya extintas Google Glass. 

Con una cámara que parece ser un ojo enorme con un aspecto nuevo y fresco, la Clips parece ser más un juguete que una herramienta. En el peor del los casos, es un poco ridícula. Y en el peor de los casos, es adorable. 

google-clips-camera-kids-7779

Es adorable.

James Martin/CNET

Y ese es el punto, de acuerdo con Google. La empresa hizo muy obvio que la Clips es una cámara, con un lente gigante y luz LED que se enciende cuando la cámara está grabando. A mi hija de 1 año le encanta tocar el lente y la luz. 

Pero la función que le irá mejor a las familias es que es el gadget más privado que puedes comprar en 2018. Tus videos nunca se suben ni se envían a Google. No tiene conexión a Internet, y de hecho, tienen un enlace Wi-Fi Direct que empareja a la Clips con un solo teléfono a la vez. 

Los videos no sólo están encriptados sino que la Clips no permitirá que otros teléfonos tengan acceso a ella. Si alguien quiere acceder a la Clips a través de su teléfono, el almacenamiento interno de Clips se borrará. La única manera de acceder estos videos, según Google, es transmitirlos de manera inalámbrica a tu teléfono, y luego decidir si quieres descargarlos de manera manual a tus cuentas de redes sociales. 

Cómo se usa Google Clips

La Google Clips es tan segura como una cámara tonta (o sea, no inteligente), hasta cuando decidas subir tus fotos a la Web. Pero, ¿puedes confiar en Google Clips para que grabe los momentos que en realidad quieres captar? De esto no estoy muy seguro. 

Pero algo le tengo que conceder a Google: operar la Google Clips no puede ser más fácil. Sólo la tienes que colocar o ajustar en un lugar con su broche a un pote para plantas, por ejemplo, a una taza, a la cuna... y luego le das una vuelta al dial de la cámara para encenderla. Y eso es todo. 

Puedo hacer todo esto con una sola mano. Y seamos sinceros, esto es muchas veces todo lo que los ocupados papás alcanzamos a hacer. 

Pero después de pasar días fijando y abrochando la Google Clips a cada superficie a la altura de un bebé en mi casa, se me dificultó encontrar un lugar donde dejarla grabando y esperara que captase video que valieran la pena compartir. 

La calidad de video no es el problema, de hecho es buena. Google hace un buen trabajo en mantener la nitidez de los objetos, reducir el ruido de imagen, y las imágenes están bien expuestas aun en condiciones difíciles de luz como luz directa del sol o en interiores oscuros. 

Vanessa Hand Orellana/CNET

Pero como la Clips no hace paneo, no se inclina ni hace zoo (sólo graba lo que está enfrente de su cámara de 130 grados), con frecuencia obtengo videos de mi hija de 1 año y de mi perro caminando enfrente de la cámara, o a una gran distancia al otro lado de la habitación. 

Google dice que está diseñada para grabar gente y mascotas que se encuentran a una distancia de entre 3 y 8 pies. Pero en la práctica esto significa que tienes que colocar la Clips en un lugar donde sabes de antemano se va a realizar la acción. 

Funciona bien en un carrito de bebé. O cuando el bebé esté comiendo en la mesa o le estés leyendo un cuento. O sea, en instancias en que estás casi seguro de que los niños están relativamente quietos. 

Mi mayor problema con la Clips es que aunque la cámara tiene una visión perfecta de la acción, puede perderse de momentos que sí quieres conservar. Esperaba compartir videos de mi hija jugando a las escondidas con mis amigos pero me desilusionó darme cuenta de que Clips no había grabado estos momentos. 

Patrick Holland/CNET

Google dice que Clips no está diseñada para reemplazar a los teléfonos, y que se podría perder de algunos momentos. Pero eso me dejó en claro que la Clips no es tan inteligente como quisiera. 

Aparte de eso, no estoy seguro de que la Clips hace un buen trabajo en filtrar los momentos que no quiero grabar. De los más de 500 videos que tomó (el dispositivo puede almacenar unos 1,400 clips sin tener que borrarlos), había quizá una docena que me lo gustaron lo suficiente como para compartirlos, pero ninguno que valiera los US$250 que cuesta la cámara.

Si un hombre con una gorra de Google me vendiera video de los primeros pasos que dio mi hija por US$250, los pagaría sin pestañear. Pero no le confiaría Google Clips ese momento único en la vida de mi hija. 

Otras cosas que deberías saber

  • La Clips no graba audio.
  • La Clips no está grabando continuamente. Google dice que la cámara está constantemente revisando si una foto o imagen podría verse interesante, pero no empieza a grabar hasta que llegue a un veredicto.
  • No está diseñada para ser un wearable. La ajusté a la ropa de mi bebé pero no grabó nada porque la cámara evita las imágenes borrosas. Esta cámara está diseñada para estar en un lugar fijo.
  • Google dice que la Clips se podría volver más inteligente. 
  • Funciona en cualquier orientación.
  • Tiene dos botones de disparo manuales, uno está en el app y otro en la Clips misma. 
  • Tiene un modo de previsualización en vivo. 
  • Google dice que la batería dura 57 días en modo reposo.
  • Se recarga a través de USB-C.
  • La batería interna no se puede reemplazar.
  • No es resistente al agua.
  • Para guardar o borrar un clip, sólo desliza el dedo en el app.
  • En el app puedes presionar un botón para que Clips resalte los videos que más le gustan. 
  • Los videos que toma Clips son reconocidos de forma nativa por Google Photos y iOS. The iPhone considers them to be Live Photos, and you can search Google Photos for "Motion Photos" to pull them up.
  • El app te permite obtener una imagen fija en formato JPEG. 
  • La resolución de video varía.

google-clips-camera-kids-7768
James Martin/CNET

El veredicto: Espera

Google Clips se siente como un dispositivo del futuro. O al menos es una prueba de lo que podría venir en el futuro: cámaras suficientemente inteligentes para grabar e interpretar a los humanos. 

Y es bueno pensar que los usos que se le pueden dar a estas cámaras no son espeluznantes, y de que los ingenieros ya están pensando en maneras divertidas y útiles de usarlas. Pero, por ahora, parece que esta cámara ha llegado demasiado temprano al mercado. 

Suena extraño decir esto, pero las cosas que hacen de Clips meramente aceptables son las mismas que la limitan. Como el lente de la cámara que la distingue inmediatamente de cualquier otro producto, pero que se abulta si la llevo en el bolsillo, o las luces LED que atraen la curiosidad de mi hija. El hecho de que no está siempre grabando y que no hace uso de los poderosos servidores de Google la hacen poco atractiva. Y ¿qué decir de la ausencia de un micrófono?

No estoy listo para abrirle las puertas de mi casa a la inteligencia artificial de Google AI, aunque no cierro la posibilidad a ello. Pero no me sorprendería si la próxima Nest Cam tenga una red neural integrada para captar videos de 7 segundos o que Google lance su propio dron Clips. 

Más Productos

Comparte tu opinión