CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Garmin Vivofit 2 análisis: Pulsera de actividad con batería que dura un año y que no necesita cargador

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
Más Productos

Lo bueno La pantalla de la Vivofit 2 siempre está activada, la batería le dura un año y se puede usar en la ducha y la alberca. El nuevo modelo agrega una modalidad de cronómetro, tiene iluminación, alertas de sonido, alertas de inactividad y una correa muy mejorada.

Lo malo No vibra, la sincronización no es automática y la aplicación móvil de Garmin no ofrece información lo suficientemente detallada ni consejos de entrenamiento.

Conclusión La pantalla activa y la larga duración de la batería hacen de la Garmin Vivofit 2 una alternativa atractiva a la Jawbone Up2 y la Fitbit Charge.

7.5 Total
  • Funciones 7
  • Software 6
  • Batería 10
  • Desempeño 7
  • Diseño 7

Para nadie es secreto que la duración de la batería de nuestros dispositivos electrónicos no es perfecta. La mayoría de los teléfonos y relojes inteligentes, e incluso las pulseras de actividad física, deben cargarse a diario o al menos cada pocos días. Así que me encantaría irme de vacaciones sin tener que llevar un cargador.

Y es en este aspecto en el que la Garmin Vivofit 2 encaja perfectamente. Llevo usando la pulsera casi un mes y no la he cargado ni una vez. La Vivofit 2 usa una batería tipo moneda que es reemplazable, que no hace falta cargar y que dura más de un año. Pero eso no es todo. Puede usarse en la piscina, permite fijar metas de actividad personalizadas y la pantalla es lo suficientemente grande como que puedas ver bien la información.

La Vivofit 2 ya está a la venta por US$100 en Estados Unidos. Ese es el precio más elevado que debes pagar por un dispositivo que no incluye nada extra, como un sensor óptico de pulso o la capacidad de recibir notificaciones de un smartphone. Los interesados en el sensor de frecuencia cardíaca pueden optar por un paquete que incluye una correa de pecho ANT+, que se sincroniza con la Vivofit 2. Ese paquete tiene un precio de US$130 en EE.UU.

¿Qué es?

La Vivofit 2 es una pulsera de actividad física que mide los pasos dados, la distancia recorrida, las calorías quemadas durante el día y las horas que duermes durante la noche. El diseño del nuevo modelo es ligeramente distinto al de la Vivofit original y agrega una función de cronómetro, alertas con sonido (te avisa cuando llevas mucho tiempo inactivo) y con la iluminación de la pantalla.

Sarah Tew/CNET

La pantalla es una de mis características favoritas. Resulta fácil de leer a plena luz del sol y elimina la necesidad de mirar el teléfono para ver cuántos pasos has dado. También facilita un vistazo rápido a la hora sin tener que presionar un botón o levantar la muñeca. Pero la pantalla también tiene aspectos negativos, porque la Vivofit es considerablemente más grande que la Jawbone Up2, que como no tiene pantalla cae en la categoría de menos de US$100.

La Garmin Vivofit 2 junto a la Jawbone Up2. Sarah Tew/CNET

La navegación de la pulsera puede ser un poco complicada el principio. Al tocar el único botón en la correa te muestra sucesivamente la hora, la fecha y la información de actividad. Puedes personalizar la información que muestra a través de la aplicación móvil Garmin Connect. Si tocas el botón y lo dejas presionado activas la iluminación de la pantalla, mientras que si lo dejas presionado más tiempo muestra sucesivamente otras funciones: cronómetro, sincronización de la aplicación móvil y el emparejamiento con un smartphone.

Mi mayor queja es la falta de vibración. La mayoría de las pulseras como la Jawbone Up2 y la Fitbit Charge incluyen una alarma silenciosa que te despierta en la mañana con una ligera vibración, algo que me parece mejor que la alarma con sonido de mi smartphone. La Garmin Vivofit original tampoco tenía esta alarma.

La modalidad de cronómetro facilita tus rutinas de ejercicio

El cronómetro incorporado se puede usar para medir el tiempo y los pasos, distancia y calorías quemadas en rutinas individuales. La Vivofit también puede emparejarse con una sensor cardíaco ANT+ que se coloca en el pecho. Usé el cronómetro para medir el tiempo de descanso entre las repeticiones en el gimnasio, aunque noté algunas lecturas falsas mientras levantaba pesas. También me pareció frustrante que no haya forma de ver la hora mientras está en modalidad de cronómetro.

Sarah Tew/CNET

La Vivofit no tiene GPS, lo que significa que toda la información que recoge viene del acelerómetro incorporado. Los corredores podrían estar más interesados en el Garmin Vivoactive.

Diseño

Aunque considerablemente más voluminosa que la Jawbone Up2 y la Fitbit Charge, la pulsera Vivofit se siente ligera y cómoda en la muñeca. Como muchos otros dispositivos similares en el mercado, la Vivofit tiene dos protuberancias que se presionan sobre orificios en la correa. Cuando reseñamos el modelo original, notamos que a veces se nos caía de la muñeca, lo que no sucede con la Vivofit 2 porque Garmin agregó un mecanismo de torsión que lo hace casi imposible.

La Garmin Vivofit 2 (abajo) comparada con la original. Sarah Tew/CNET

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos

Cultura popular

Comenta Garmin Vivofit 2