CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Fitbit Charge: análisisFitbit Charge: Fitbit regresa, pero mejor espérate al año próximo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
Más Productos

Lo bueno La pulsera Fitbit Charge es cómoda y muestra la hora y los pasos caminados. Recibe notificaciones de llamadas y se sincroniza automáticamente con un abanico de plataformas de teléfonos.

Lo malo La Charge HR, que sale pronto al mercado, agrega la función de pulsómetro y una mejor banda por US$20 más; la aplicación de la Fitbit está bien diseñada pero luce un poco anticuada en comparación con sus competidores.

Conclusión La Fitbit Charge es un buen reemplazo a la discontinuada Fitbit Force, pero vale más esperar por la Fitbit mejorada que llegará el próximo año.

7.3 Total
  • Estilo 7
  • Funciones 7
  • Uso 8

La Fitbit Force fue nuestra pulsera rastreadora de actividad física favorita de 2013 junto a la Jawbone Up24, pero desapareció de repente a principios de este año debido a una retirada del mercado por reacciones cutáneas adversas. La buena noticia es que la Fitbit Charge es la Fitbit Force renacida. Pero ésta es mejor: la banda se ajusta mejor a la muñeca y el firmware ahora permite notificaciones de llamadas y seguimiento automático del sueño.

Pero aquí la mala noticia: cuesta US$130, que no es un mal precio para lo que recibes, pero la más moderna, Fitbit Charge HR, que debe salir al mercado el próximo año, costará apenas US$20 más. Ese modelo agrega seguimiento cardíaco y una hebilla más tradicional, además de hacer todo lo que hace la Force normal reseñada en estas páginas. El aumento de precio es tan ligero que la decisión se facilita: si estás interesado en la Force, debes esperar por la Charge HR.

Sarah Tew/CNET

Diseño

La Charge tiene aspecto de pulsera de actividad física, como la Fitbit Flex, pero la pequeña y brillante pantalla la lleva a territorio de smartwatch. La pantalla OLED muestra claramente la hora, los pasos, las calorías quemadas, escaleras subidas y distancia recorrida. Pero necesitas apretar un botón lateral, o tocar dos veces la pantalla con firmeza, para leer la información, porque de otra manera la pantalla se mantiene a oscuras para ahorrar batería.

La Charge viene por ahora en dos colores, negro y gris, así como en tres tamaños. Yo escogí el grande, pero la banda puede ajustarse hasta cierto punto.

Sarah Tew/CNET

La Fitbit Force original tenía problemas, como que la hebilla se zafaba sola. De hecho, perdí dos mientras las probé en CNET (me miraba la muñeca y me daba cuenta que ya no estaba ahí). Afortunadamente, la Fitbit ha mejorado la manilla. Hasta ahora sigue en mi muñeca y no se zafa incluso si la levanto por un borde, y es cómoda.

Casi no noto que la tengo puesta, pero tampoco la puedo usar en todas las condiciones, porque no es lo suficientemente resistente al agua para nadar o ducharse con ella. El problema es que como es tan ligera a veces uno olvida quitársela. O a lo mejor estoy acostumbrado a las pulseras deportivas impermeables.

La Charge usa el mismo chip USB de carga que la Fitbit Force: un pequeño conector debajo de la pulsera. Puedes sincronizar la Charge inalámbricamente con aplicaciones de Android, iOS o Windows, o manualmente con una PC o Mac. Pero recuerda no perder ese cable.

Sarah Tew/CNET

Rastreo de actividad: bueno, pero puede mejorar

Se sabe que las Fitbits tienen el sistema más preciso para contar los pasos entre las pulseras de su categoría. La Charge mide pasos, distancia y elevación (que calcula como "escaleras subidas") gracias a un barómetro. La Charge también reconoce los ejercicios "activos", que significa trotar o correr. Dan Graziano, editor de CNET, trató de probar la precisión de la Fitbit Charge en carreras de larga distancia y encontró algo raro: registró una milla completa en la estera como 0.91 millas. Otras pulseras similares, como la Microsoft Band, muestran más precisión en el registro de larga distancia.

La Charge registra carreras o sesiones de ejercicios: si mantienes presionado el botón comienza a grabar una carrera. También puedes usar el GPS de tu teléfono para mapear una ruta específica en la aplicación del teléfono pareado. De otra manera, sólo registra distancia, y pasos/calorías, además de "minutos activos".

La aplicación de la Fitbit está bien apoyada por otras aplicaciones y servicios, algo muy positivo. Funciona con iOS, Android y Windows Phones, para un total de más de 100 dispositivos y es una de las aplicaciones de ejercicios y ecosistema más populares entre las pulseras de su tipo por alguna razón. Pero puede mejorar.

Más Productos

Cultura popular

Comenta Fitbit Charge