Doom Slayer vuelve a la carga para combatir contra demonios.

Bethesda

Doom Eternal está disponible desde el viernes 20 de marzo en PS4, PC y Xbox y los jugadores del título de Bethesda y ID Software experimentarán algo similar a lo que yo he vivido estos últimos días que lo he estado disfrutando: sentirse en el mismísimo Apocalipsis.

Doom Eternal (Xbox)

CNET en Español recibe una comisión cuando le haces clic en estas ofertas.

Lo que nos gusta

  • Los combates son intensos y divertidos
  • Las escenas de batalla son abiertas y bien diseñadas
  • La historia es entretenida
  • Varios niveles de dificultad
  • Battlemode extiende la vida del juego

Lo que no nos gusta

  • Los menús y tantas opciones pueden hacerlo confuso
  • La historia puede ser un poco corta

Si ya has jugado en alguna ocasión alguno de los títulos de Doom, en Eternal te sentirás como en casa. En la nueva entrega volvemos a encarnar a Doom Slayer, un personaje que vamos a controlar (en primera persona) mientras elimina a cuanto demonio, chico y grande, se pone frente a él.

Doom Eternal continúa los hechos dos años después del final de la historia en Doom de 2016. Doom Slayer vuelve a la Tierra para combatir a los demonios que se han apoderado de básicamente todo el planeta y, con diferentes armas que abarcan desde las escopetas y sierras, tendrá que retomar el control. Pero la campaña es mucho más compleja de lo que suena, aunque no tan interesante como lo hubiera deseado.

Al principio, yo diría cerca de la primera hora del juego, están llenos de acción extrema, y eso no va a cambiar a lo largo del juego, sino todo lo contrario e irá aumentando la ferocidad de los enemigos, la potencia de nuestras armas y, por supuesto, nuestra habilidad dentro del traje de Doom Slayer. Se deben aprovechar los primeros minutos del juego para practicar porque los siguientes enemigos serán más difíciles de aniquilar.

Si bien Doom Eternal es del mismo tipo de juego en primera persona del tipo shoot and run o dispara y corre (un tipo de juego en el que lo único que tienes que hacer es moverte por los niveles y disparar a discreción), en Doom Eternal también te tendrás que detener a entender un poco los menús de navegación, la selección de armas y los controles de armamento, sobre todo al principio mientras te acostumbras al juego.

Bethesda

Esta confusión de la que hablo entre menús y todas las opciones que se tiene, rompe un poco con el tipo de juego (shoot and run) y una historia que de otra forma se hubiera disfrutado mejor. Y destacando la historia, terminé el juego en poco más de 17 horas, por lo que me parece un juego "fácil" de terminar satisfactoriamente, aunque me gusta que existan las diferentes modalidades de juego para, en caso de disfrutar la historia, volver a intentar terminarla pero con mayor dificultad. Ahora que ya terminé el juego, mi esposa lo está intentado acabar y una vez eso suceda intentaré acabarlo en la máxima dificultad.

Me gusta el estilo lineal del juego, pero que definitivamente está más abierto a la exploración. Doom Eternal permite al jugador seguir un camino y acabar el juego rápidamente; pero también está la opción de investigar y explorar en atajos o escondites. Recomiendo mucho hacer esto para que el juego se sienta más completo y disfrutarlo a fondo, en lugar de solo jugar por terminarlo y ya.

La historia, a pesar de la posible confusión inicial, se disfruta de principio a fin. Eso sí, se trata de un juego sangriento y algo violento (al nivel de lo que otros juegos de Doom nos tiene acostumbrado), así que quizá los gamers más pequeños, en caso de recibirlo, deban jugar acompañados de padres. La clasificación de Doom Eternal es para mayores de 17 años. Y teniendo eso en mente, creo que Doom Eternal es para jugadores experimentados, posiblemente con madurez necesaria para tomar un juego de este tipo ya que los fanáticos del mismo deben ser veinteañeros o también pueden llegar –y rebasar– fácilmente los 50 años.

Con la advertencia hecha y quitando la curva de aprendizaje de armas y menús, debo decir que la historia de Doom Eternal la disfruté de inicio a fin. Los gráficos están a la altura de lo que se puede esperar en un juego actual, quizá me hubiera gustado ver más escenas cinematográficas, pero las que aparecen se disfrutan visualmente. Las escenas de acción, en las que brincas o corres rápidamente hacia el enemigo, son extremas; los efectos al disparar, recibir daño o ver las vísceras de un enemigo recién aniquilado, son todo lo que un gamer puede esperar.

Bethesda

Para los jugadores que terminen el título, ID Software colocó un nuevo modo de juego para que el título siga teniendo vida: Battlemode. Este modo de juego es un multijugador en el que los usuarios pueden ser un Doom Slayer o un demonio. Debo decir que aún no juego mucho este modo, pero se ve bastante prometedor (Doom de 2016 tenía un modo de juego similar).

Me gusta Doom Eternal, como anteriores juegos, porque parece ser un juego sencillo —pero no lo es. No todos los enemigos se pueden enfrentar con la escopeta, espada o rifle y también se tiene que planear cada paso porque podría ser tu último. Doom Eternal es un juego rápido, en el que lo único que piensas que tienes que hacer es jalar el gatillo y destazar; pero también debes pensar cuáles serán tus siguientes movimientos.

Bethesda

No me sorprende que Doom Eternal fuera un juego tan esperado, pues sus fanáticos son difíciles de complacer y desde 2016 se venía esperando una nueva entrega con más del destazador de demonios. La buena noticia es que el juego ya está aquí y cumple a lo grande. La campaña se disfruta muchísimo, los gráficos y efectos están hechos para deslumbrar, los combates son rápidos, sangrientos y excitantes, y la historia, quizá no tan interesante como hubiera esperado, me dejó bastante complacido. Doom Eternal es brutalmente fantástico.

Quizá es muy pronto para ya pedir una entrega más de Doom, pero me gustaría verlo hecho realidad, ponerlos una vez más el traje de Doom Slayer y seguir librando al planeta de los terroríficos demonios. Porque la lucha es eterna.

Nota del editor: Bethesda dio una copia del juego a CNET en Español. Este análisis se hizo en una Xbox One S.