CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Videojuegos

Black Ops 4: Extraño el modo historia, pero Blackout me ha conquistado

Antes de 'Black Ops 4' no era un fan de los battle royale. Ahora, quisiera más tiempo para poder jugar el multijugador tradicional y el nuevo modo Blackout.

Prophet, mi personaje favorito de Black Ops 4, me gusta porque es quien avienta un carrito que puede electrizar a sus enemigos.

Activision

Usualmente disfruto los juegos con modo de historia porque tienes que completar misiones, conocer de inicio a fin el enredoso y muchas veces ingenioso relato creado por los desarrolladores para el gozo de los jugadores. 

En Black Ops 4, la más reciente entrega de la saga Call of Duty de Activision y Treyarch, no hay un modo historia, y vaya que lo echo de menos. Comenzar a jugar el nuevo título, disponible (US$59.99) desde el 12 de octubre, te envía directamente a las partidas en línea o locales, pero en modo multijugador — ya no hay espacio para un juego en solitario en el que tengas que asesinar a algún personaje ficticio que quiere conquistar (o destruir) al mundo.

Nota del editor: Jugamos Call of Duty: Black Ops 4 en una PlayStation 4 Pro.

Pero quiero pensar que la ausencia de un modo historia en COD se debe a un bien mayor: el nuevo modo de juego Blackout, un tipo de juego que es básicamente el mismo estilo battle royale que puso de moda Fortnite. Solo que, a mi parecer, Blackout es mucho, mucho mejor.

Blackout es una de las novedades de COD y quizá una de las razones por las que Black Ops 4 ha roto una gran cantidad de récords de ventas, pues el modo de juego de moda llega a una de las franquicias más aclamadas en la historia de los juegos de primera persona. 

La diferencia es que Blackout en Black Ops 4 ofrece el modo de juego battle royale, pero de ahí en fuera no es nada como Fortnite — y eso me encanta. 

No tienes que preocuparte por reunir madera o ningún tipo de material para construir un fuerte y lo único que debe pasar por tu cabeza es escuchar el ruido de autos o la cadencia de otros jugadores caminando cerca de ti porque en este modo de juego sólo tienes una vida y una misión: ser el último en sobrevivir. 

En Blackout también tienes que buscar armas, vendajes y herramientas que te ayuden a ser el último en sobrevivir, ya sea de una tormenta que se avecina y que irá cerrando el perímetro del lugar, o de las balas y trampas de tus enemigos. 

Blackout es muy divertido y me ha encantado (de hecho, antes de Blackout no me gustaba el battle royale de Fortnite), pero lo disfruto más cuando se juega con amigos. Conecto el micrófono y mis audífonos y de inmediato ya estoy comunicándome con mi grupo pero no hablando de banalidades, sino de una estrategia que nos haga ganar: qué armas llevar, cuál es nuestro inventario y dónde pueden estar los otros jugadores. 

Además de la comunicación y de no tener que edificar fortalezas, Blackout me ha gustado por los gráficos fieles a la franquicia, y no de caricatura como los de Fortnite. Todo en el enorme mapa luce real dentro de lo que nos tiene acostumbrados Call of Duty, por lo que battle royale se sigue sintiendo como parte de la franquicia.

Si, como yo, has tenido repele hacia los battle royale, pero eres fanático de COD, Blackout te va a encantar. 

Por el resto del juego (que no es poco), está el modo de zombies y el multijugador, ambos modos de juego ya conocidos para personas que han jugado cualquier otro Black Ops. De hecho, me gusta que en Black Ops 4 el modo multijugador tenga mapas de anteriores entrega, porque ahora me he familiarizado con los mapas en los que he jugado con anterioridad. 

El modo zombies es quizá donde puedes encontrar fragmentos de lo que podría ser el modo historia, porque es ahí donde tienes que ir sobreviviendo y mejorando tus armas ante cada nueva ronda de zombies que se van volviendo más poderosos y más resistentes a tus armas.

Conclusión

Activision

Call of Duty: Black Ops 4 ofrece más de lo mismo: juego en primera persona, repetición de mapas y disparos, muchos disparos. Pero eso no es necesariamente malo. 

Los fanáticos de la franquicia estarán seguros de que Black Ops 4 está cargado de muchísimo contenido para jugar por muchísimo tiempo, ya sea en el tradicional modo multijugador, con los zombies o en el nuevo y enorme mundo de Blackout que gustará hasta a los usuarios más conservadores. 

Blackout es una adición que primero no me encantó al momento de enterarme, pero ahora que lo he jugado puedo decir que lo disfruto al mismo nivel que disfruto de jugar partidas en el multijugador tradicional. No me gustó la idea de quitar el modo historia a favor de un modo battle royale que sólo es una moda, pero también puedo decir que echo de menos el modo historia, pero eso no quita méritos a Activision y Treyarch de haber hecho un juego que copia una forma de jugar, pero mejorándolo. 

Call of Duty es una saga con tantos años en el mercado que me sigue sorprendiendo que cada nueva entrega me divierte igual o más que la anterior. Con Black Ops 4, mi franquicia favorita de COD, Treyarch supo reinventarse y mejorar su querido modo multijugador y zombies, y al mismo tiempo, con Blackout, entrar a la moda de battle royale pero sin perder su esencia. 

Más Productos