CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Videojuegos

'Call of Duty: Advanced Warfare': tecnología y disparos, pero no una revolución

La compañía Sledgehammer tomó el mando de 'Call of Duty' y nos entrega 'Advanced Warfare' con una buena historia, tecnología de punta y personajes conocidos. Pero, ¿será suficiente?

advanced-soldier-desktop.jpg
La acción, como siempre, es parte fundamental de 'Call of Duty: Advanced Warfare' Call of Duty

Call of Duty: Advanced Warfare, para los que llevan la cuenta, es la onceava entrega de la saga CoD y la primera desarrollada por Sledgehammer Games. Pero, dejando a un lado la numeración, Call of Duty: Advanced Warfare representa un cambio de 180 grados en la dirección correcta que se venía pidiendo a gritos desde que Call of Duty: Ghosts -- en 2013 -- dejó un mal sabor de boca a los gamers.

La compañía de desarrollo Sledgehammer Games tomó el difícil proyecto de revivir la franquicia Call of Duty para la entrega de 2014, y con Advanced Warfare, la compañía resucita al juego gracias a varios puntos clave: personajes sorprendentemente reales y conocidos, armamento del futuro, gráficos más realistas, una historia que atrapa al usuario y el derroche de balas y sangre característico de este FPS (o first person shooter).

Jugué Call of Duty: Advanced Warfare en una PlayStation 4, aprovechando la resolución de 1080p a la que corre el juego, según la información de Sledgehammer Games.

Modo de juego

Call of Duty: Advanced Warfare no trae nada nuevo a la mesas del modo de juego. El control se sigue usando de la misma forma y los botones que más vas a utilizar son las palancas de movimiento, así como los gatillos (L2 y R2) para apuntar y disparar. Esto lo agradecen chicos y grandes, nuevos usuarios y veteranos de los fps de CoD porque es casi natural la adaptación a los botones.

Se agradece que Advanced Warfare no tenga cambios en el modo de juego. Seguimos teniendo el viejo "apunta y dispara" de todas las entregas, pero en esta ocasión me encontré con más misiones de sigilo, algo que da calma durante unos minutos antes de entrar a una misión en la que sólo escucharás los silbidos de las balas que rozan tu armadura.

La inteligencia artificial del juego no cambia; aún es el imán de las balas y tus compañeros te ayudarán a eliminar pocos enemigos -- tú tienes en tus manos la tarea de eliminar a cada uno de los blancos que se te pongan en frente.

Durante todo el modo de campaña (completar las misiones de un solo jugador), vemos tecnología de punta en casi todos los sectores del juego -- no sólo en las armas.

Los niveles están repletos de telescopios avanzados, pantallas y computadoras de hologramas, escaneo de retina en cuestión de segundos; drones invisibles que pueden patrullar, tomar fotografías e incluso disparar a una larga distancia sin ser detectados desde el cielo. Las tabletas de holograma también hacen su aparición.

Y qué decir de las armas, éstas muestran una mira mucha más avanzada que en entregas de CoD anteriores e incluso algunas de éstas ya no utilizan balas convencionales, sino una especie de rayo láser -- que me recuerda un poco a otros juegos más futuristas como el reciente Destiny. Las armas también muestran, de forma animada, el número de municiones y de granadas restantes, por lo que dejamos atrás el menú desplegado en una esquina de la pantalla que nos mostraba las municiones restantes.

exoskeleton-desktop.jpg
El exoesqueleto te ayudará a ser un súper soldado y hacer acciones que no podrías lograr sin el aditamento Call of Duty

El modo de juego de apuntar y disparar no se vuelve --y tampoco se siente-- obsoleto, aburrido o monótono en Advanced Warfare gracias a un aditamento que no se había visto en una entrega anterior: exoesqueletos. El exoesqueleto le agrega la sal a Advanced Warfare para que éste no se sienta como un juego más de disparos.

El exoesqueleto es un aditamento externo al cuerpo del soldado que se agrega para ofrecerle mejoras durante todo el juego. Hay diversos exoesqueletos durante el juego que mejoran el desempeño de nuestro personaje --y de su equipo-- durante la misión.

Un exoesqueleto permite golpear con más fuerza y otro permite dar saltos de más altura. Los exoesqueletos no están a nuestra disposición, el juego automáticamente selecciona el que nos ayudará a completar la misión. Nuestro personaje básicamente necesita de un exoesqueleto todo el tiempo, ya que perdió la mano izquierda durante la primera misión introductoria del juego.

En algunos puntos de las misiones -- principalmente durante los momentos de más acción cuando caes, corres y eres blanco de disparos -- el juego me parece un poco agitado, e incluso llegué a un punto de sentirme bastante mareado que terminé por detener mi sesión de juego por varios minutos.

Noté que esto pasaba después de alrededor de dos horas de juego, así que los mareos se pueden atribuir a varias razones. Sin embargo esto era algo que no me había sucedido en entregas pasadas de CoD, y me parece que en ocasiones el juego sí resulta demasiado movido.

Historia

Odio que los análisis hagan spoilers de los juegos, así que en este caso intentaré no revelar nada acerca del mismo.

Durante la historia, nos tocará ser Jack Mitchell, un veterano de guerra que perdió la mano izquierda durante una batalla en Asia. En la misma batalla, Mitchell pierde a su mejor amigo, Will Irons.

3037296-poster-p-1-kevin-spacey-enters-the-uncanny-valley-in-the-trailer-for-call-of-duty-advanced-warfare.jpg
El aclamado actor Kevin Spacey hace su aparición como el villano Jonathan Irons Fast Company

El giro más interesante de la historia es ver al reconocido actor Kevin Spacey dar vida -- digital-- a Jonathan Irons, el presidente ejecutivo de la corporación privada Atlas, la cual nos regresa el brazo izquierdo gracias a su tecnología muchos años adelantada a la tecnología de esos años.

En recompensa a nuestro nuevo brazo, nos tocará ser parte de las misiones de Atlas por todo el mundo. Durante esas misiones, la historia se teje en una sola dirección haciéndonos creer que sabemos por donde irá caminando, para después súbitamente cambiar el sentido y sorprendernos con algo que no esperábamos.

La historia no va a ganar un premio por el mejor guión, ni mucho menos, pero logra enganchar al usuario para que éste no se despegue del sillón y en comparación con CoD: Ghosts, Advanced Warfare tiene algo más de sentido y muestra que Sledgehammer Games se puso el overol durante bastante tiempo para realizar una historia que el usuario pudiera disfrutar no sólo para disparar por disparar, sino por los momentos de calma en los que los videos de la historia se reproducen, e incluso es tanta la calidad de estos que hasta se podrían hacer videos más largos.

cod-advanced-warfare-cnet.jpg
En uno de los escenarios te tocará proteger San Francisco, California Captura de pantalla Oscar Gutiérrez/CNET

Como es típico de la franquicia, en Advanced Warfare no seremos el líder de la misión, pero sí seremos quien hace las tareas más difíciles: colocar los explosivos, cubrir al objetivo, conducir un auto o en dado caso acribillar a los enemigos con una torreta, entre otras actividades. Asimismo, nos toca el sufrimiento de ser el imán de las balas de los enemigos. También somos el personaje que se cae, que los perros muerden, que se queda tirado entre el polvo y escombros de un edificio derrumbado. Pero sin esa acción que genera tensión y sudor en el gamer, todo el juego perdería su objetivo.

Si bien los gráficos durante las escenas de mayor acción necesitan bajar la velocidad de cuadros por segundo y hacen que la calidad de imagen sea un poco menor, los gráficos en las escenas de los videos lucen muy realistas e incluso parece que se trata de los actores reales que dan vida a los personajes y no de sus animaciones (cada uno de los personajes, así como de sus movimientos, fueron computarizados después de analizar a los actores de carne y hueso). No hubo un video entre misión y misión que no fuera interesante, realista y que no pareciera sacado de una película de acción.

Primeras impresiones

advanced-world-desktop.jpg
El uso de la tecnología fue uno de las novedades que más me gustaron en CoD: Advanced Warfare Call of Duty

Call of Duty: Advanced Warfare engloba todo lo que me gusta de un juego -- acción, balas, tecnología, una buena historia que divierte y entretiene, gráficos de alto nivel, y un juego en general que hace olvidar la palabra "refrito" a pesar de ser un juego que pertenece a una franquicia con más de diez años de existir.

Sin embargo, hay puntos en el juego que me hacen pensar si hay una vida a largo plazo para este tipo de juegos. No me queda claro qué tantas mejoras pueden existir --más allá de los gráficos-- para este tipo de títulos en, por ejemplo, la entrega de 2015.

Las historias de Call of Duty, principalmente en últimos años, siguen siendo casi siempre las mismas. Aunque en esta entrega no se ve tan obvio, sigue apareciendo un mismo bosquejo de historia año tras año en el que sólo algunas cosas cambian: somos el chico bueno ingenuo que llega a salvar vidas en una historia en la que una organización quiere apoderarse del mundo.

Aplaudo el esfuerzo de Sledgehammer Games para entregarnos un juego que levantara los escombros de Ghosts y mostrara un ave fénix que pusiera un revitalizador al título, pero el juego no termina por ser lo suficientemente revolucionario para cambiar a CoD como hasta ahora lo conocemos.

Quizá lo hecho por Sledgehammer Games es lo que Call of Duty necesitaba para este año, mientras que la compañía se prepara para una siguiente entrega que pueda dar esa diferenciación y ponga un punto y a parte a la historia de Call of Duty que tanto ha dado a la industria de los videojuegos.

Sledgehammer y Activision hicieron un gran trabajo con Advanced Warfare; por su historia, su visión de agregar tecnología futurista, el guión bien pulido y el desarrollo de todo el juego que muestra caras conocidas que le dan un sabor más personal, me dejan con una sonrisa de oreja a oreja sabiendo que su próxima entrega incluirá no sólo lo necesario --como en esta ocasión--, sino que pondrá el parteagüas de la saga.

Más Productos

Comparte tu opinión