CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Computadoras portátiles

MacBook 2016: Apple reinventa el teclado de sus laptops

Todo en estos nuevos modelos de MacBook es diferente, desde el diseño del teclado hasta el trackpad y su increíble Touch Bar. También, viene en color gris espacial.

Reproduciendo: Mira esto: La nueva MacBook Pro, más liviana y más rápida, revive...
2:50

Apple realmente pensó diferente acerca de sus nuevas portátiles.

El gran número de cambios para la emblemática línea de portátiles hizo girar mi cabeza durante un vistazo exclusivo de los nuevos MacBook Pro portátiles de Apple en la sede de la compañía en Cupertino, California. Mientras que Apple ha mantenido la línea MacBook Pro desde 2006, casi todo sobre la nueva generación de la portátil de gama alta ha cambiado.

Y eso es una cosa buena. La última actualización importante de Apple para la MacBook Pro, su equipo de laptops más caro y más potente, fue en 2014. Eso es mucho tiempo en años informáticos. El jefe de marketing de Apple, Phil Schiller, y el jefe de ingeniería Craig Federighi dijeron que la espera tuvo que ver con asegurarse de que esta renovación no era sólo un "impulso de velocidad" con chips más rápidos y más memoria. Iban tras un "gran, gran paso adelante".

metaverse-8.jpg
James Martin/CNET

Lo que tenemos ahora son dos nuevos modelos de MacBook Pro de 13 pulgadas , además de uno de 15 pulgadas. Schiller y Federighi me acompañaron a través de la sorprendente evolución de las computadoras portátiles.

La rumorada Magic Toolbar (que se traduce literalmente como "Barra mágica de herramientas"), una delgada tira OLED de resolución Retina de comandos táctiles, es algo real. Apple la llama Touch Bar, y vale la pena toda la faramalla. Con tan sólo 60 pixeles de alto (y 2,170 pixeles de ancho), la Touch Bar podría ser una herramienta con el potencial de ser la navaja suiza de entrada de la computadora portátil, cambiando sobre la marcha para funcionar a través de diferentes aplicaciones, imitando una serie de botones sensibles al tacto, control de deslizadores, e incluso dialescomo de reloj. Esta es la respuesta de Apple a las pantallas táctiles que se encuentran en la mayoría de las computadoras portátiles de Windows.

metaverse-5.jpg
James Martin/CNET

"Proporciona todas las funciones del sistema al que te has acostumbrado allí", dijo Schiller, apuntando a la Touch Bar. "Pero en una mejor forma mucho más atractiva y adaptable."

Así, por ejemplo, se puede ajustar el brillo o el volumen con sólo tocar la barra. "Proporciona todas las funciones del sistema", dice. "Eso por sí solo reemplaza todo lo que las teclas de función hacían anteriormente, pero hace mucho más."

Y tiene razón. Me di cuenta de que hace mucho más que la vieja fila de teclas de función, al instante transformándose para adaptarse a la tarea en cuestión. Pero antes de que podamos hablar de eso, tenemos que hablar de todos los otros cambios en la MacBook Pro. Y eso incluye el costo.

Nuevo 'look', precio más alto

Abre la tapa de aluminio de estas nuevas portátiles y, casi todo -- incluyendo el teclado y el touchpad -- parece haber sido reinventado, también. En el exterior, el diseño físico es sólo lo suficientemente diferente como para marcarlo como una nueva generación, sin reescribir radicalmente el ADN de la MacBook Pro.

Estas nuevas computadoras portátiles son más delgadas y ligeras que sus predecesoras. Eso no es una sorpresa, a pesar de que no se acercan a competir con las portátiles de gama alta más delgadas de Windows. El modelo de 13 pulgadas tiene un grosor de 14.9mm y pesa 3 libras (alrededor de 1.36 kg), mientras que el modelo de 15 pulgadas tiene 15.5mm de grosor y pesa 4 libras (1.81 kg). Eso se compara con 18 mm para las anteriores Pros de 13 y 15 pulgadas, que eran cada uno de aproximadamente media libra (230 gramos) más pesadas que sus reemplazos.

metaverse-9.jpg
James Martin/CNET

Si estás buscando la portátil más delgada posible, la Spectre de HP y la Acer Swift 7, ambas impulsadas por el nuevo chip Core i7 de séptima generación "Kaby Lake" de Intel, tienen menos de 10mm de grosor. Eso deja a la clásica MacBook Air como algo pesado, y eso que alguna vez fue la reina de las portátiles delgadas, con sus 17mm.

Además del color plata tradicional, las nuevas MacBook Pro vienen en color gris espacial, añadiendo un toque de color a la Pro. Se une a la MacBook de 12 pulgadas (al igual que el iPhone, iPad y Apple Watch) en darte al menos un poco de personalización del color. El modelo gris espacial no es tan sorprendente como la clásica MacBook negra del pasado, pero es genial ver un color más audaz. Eso es especialmente cierto en la MacBook Pro de 15 pulgadas, que lleva su acabado gris espacial con una sutil sofisticación.

Lo que no es tan chévere: La MacBook Pro recibe un aumento gigantesco en su precio. La Pro de 13 pulgadas con un chip Intel Core i5, 8GB de RAM y 256GB de almacenamiento cuesta US$1,799. El modelo de 15 pulgadas con un chip de cuatro núcleos Core i7 (todos parte de la sexta generación de chips de Intel conocida como Core i ó "Skylake") y el modelo 16GB/256GB, cuesta US$2,399. Los modelos de 15 pulgadas también incluyen una tarjeta de gráficos AMD Radeon como lo hacían las Pros anteriores. En cuanto a la batería, puedes esperar 10 horas de tiempo de trabajo en los modelos de ambos tamaños. Eso es solo un aumento pequeño frente a la antigua Pro de 15 pulgadas y exactamente lo mismo que daba la de 13.

En su mayoría, sin embargo, estas especificaciones técnicas -- en especial los CPUs -- son una actualización muy bien recibida. Finalmente ponen a la MacBook Pro a la par con las mejores computadoras portátiles Windows, mientras que los modelos anteriores iban una generación o más atrás. (Esas portátiles Windows súper delgadas antes mencionadas son potenciadas por una generación aún más reciente -- la séptima -- de los procesadores "Kaby Lake" de Intel, pero esos parecen no ofrecer un aumento considerable de rendimiento sobre sus predecesores).

metaverse-4.jpg
James Martin/CNET

Algunos otros cambios ayudan a justificar los elevados precios. La memoria RAM es ahora una versión más rápida, de 2,133MHz, mientras que la función de almacenamiento de estado sólido puede transferir datos más rápido, a velocidades de hasta 3.1GB/seg. Según Apple, las pantallas, al tiempo que conservan la misma resolución Retina, son a la vez más brillantes y tienen una gama de colores más amplia, y consumen 30 por ciento menos energía. Estas son las características que muchos usuarios probablemente no notarán en el uso diario, a pesar de que el almacenamiento más rápido es clave para la transferencia de archivos grandes (como videos) y una pantalla más brillante es siempre bienvenida. Quedando fuera de mi lista de deseos personales es una pantalla Full OLED, una característica que acaba de empezar a verse en un puñado de portátiles Windows de alta gama.

Si estos precios te parecen demasiado altos, también hay una versión de entrada de la MacBook Pro de 13 pulgadas que mantiene el nuevo diseño y el teclado y touchpad normales, pero que reduce algunas de las especificaciones y pierde la Touch Bar y Touch ID en favor de una hilera tradicional de teclas de función. Ese modelo comienza en US$1,499 y está disponible ahora. Pero hay que tener en cuenta que antes de hoy, una MacBook Pro de 13 pulgadas costaba US$1,299, por lo que éste es un enorme aumento en el precio sin importar el modelo que elijas.

La segunda pantalla

La idea de añadir una segunda pantalla a una computadora portátil, o en otro lugar además del touchpad, no es nueva. Pero rara vez funciona. Los intentos anteriores a menudo incluyen una entrada táctil secundaria a expensas de un método de entrada primario. Razer vendió una línea de computadoras portátiles de pantalla grande para juegos que sustituyó el touchpad tradicional con una pantalla LCD sensible al tacto y que podría actuar como una pantalla táctil o como una pantalla sensible al contexto. La ingeniosa idea fue echada por la borda por dos defectos fundamentales -- movía el touchpad al extremo derecho de la computadora, y tenía un limitado soporte de software (en su mayoría unos cuantos juegos de PC).

Acer intentó con la Iconia 6120, una ambiciosa portátil de tamaño completo que tenía esencialmente dos pantallas LCD de 14 pulgadas pegadas la una a la otra. Ambas eran pantallas táctiles estándar, pero la de abajo mostraba un gran teclado sensible al tacto en pantalla, así como controles de medios y otros widgets. No hubo segunda versión.

metaverse-2.jpg
James Martin/CNET

Más recientemente, Lenovo lanzó la Yoga Book, un híbrido de 10 pulgadas con un teclado digital efímero. Es la mitad inferior hay una tableta Wacom que puede, con el toque de un botón, mostrar una superposición de un teclado retroiluminado. Es una impresionante obra de ingeniería, pero el modo de pizarra basado en un lápiz óptico funciona mucho mejor que el teclado -- que es difícil de usar.

La Touch Bar en la nueva MacBook Pro trata de evitar esas fallas al enfocarse en los espacios que deja el teclado y en un touchpad mucho más grande. Es una herramienta adicional, en lugar de un reemplazo para algo más práctico. La cosa que realmente reemplaza, la hilera de teclas de función, es por sí misma una reliquia.

"Las teclas de función se pusieron en la notebook para que pudieras hacer una emulación de terminal. Ese uso ha desaparecido desde hace mucho tiempo", dice Schiller, quien describe cómo las teclas F en tu computadora portátil fueron creadas originalmente para que equipos antiguos pudieran hablar con computadoras aún más antiguas. Desde entonces, más comandos favorables al consumidor han sido asignados a estas teclas, para hacer un sacrificio en ocasiones incómodo.

"Es un poco una locura tomar una vieja tecnología y mapear cosas en ésta sólo para que no sean no funcionales", añade Schiller. "Hemos decidido eliminarlas por completo, y en lugar eso reemplazarlas con tecnología moderna que puede adaptarse y hacer cosas que tienen que ver con las necesidades informáticas de hoy en día".

Con su pantalla OLED secundaria sensible al contexto, Apple abandona el pretexto de que necesitamos una serie de teclas etiquetadas F. Lo que realmente queremos es todos esos otros comandos secundarios, como ajustar el brillo o silenciar el audio. Por defecto, la barra táctil (Touch Bar) muestra una vista de comandos con brillo, volumen y otras funciones de control del sistema. Cuando abres otra aplicación de Apple, incluyendo Fotos, Correo o Safari, los botones de comando se mueven hasta el extremo derecho de la tira, dejando el resto del espacio libre para órdenes específicas de la aplicación, que puede tomar la forma de botones, deslizadores y diales.

metaverse-1.jpg

Phil Schiller, de Apple

James Martin/CNET

Las posibilidades parecen ilimitadas.

Durante mi visita a la sede de Apple en Cupertino, vi algunos ejemplos en exclusiva incluyendo una rueda de desplazamiento para girar fotos en el app Fotos de Apple, sugiriendo y corrigiendo palabras y ortografía en Mail y una pequeña pantalla de pestañas abiertas en Safari.

El app de Mensajes de manera natural te ofrece un menú de emojis. Otros programas, incluyendo Photoshop de Adobe serán compatibles con la Touch Bar, lo que parece especialmente relevante para los apps de diseño y creatividad. El apoyo futuro de aplicaciones y sitios Web de terceros será la prueba de éxito del Touch Bar. Estoy ansioso por ver lo que puedes hacer cuando se asocie con marcas de medios como Netflix o Spotify, que hipotéticamente podrían permitir hacer un avance rápido de una película o una canción con solo deslizar un dedo.

Federighi dice que la Touch Bar hará que sea más fácil encontrar y usar características a menudo enterradas en los submenús del software. "Algunas de estas aplicaciones tienen una gran cantidad de energía que a menudo se esconde detrás de menús y cosas, que puede surgir en el contexto gracias a la Touch Bar, y eso es algo muy poderoso".

Por supuesto, el abandonar esa fila de teclas cobró otra víctima: la tecla de escape (ESC). Pero la buena noticia es que al menos uno de los diseños personalizados de la Touch Bar ya tenían una tecla de "escape" justo donde menos la esperábamos.

metaverse-11.jpg
James Martin/CNET

El extremo derecho de la Touch Bar tiene una pequeña plaza cuadrada reservada para Touch ID. Esa es la misma tecnología de reconocimiento de huella digital que está en el iPhone actual y que te permite iniciar sesión en el sistema y realizar pagos a través de Apple Pay. Puedes hacer eso ya si tienes una MacBook con MacOS y un iPhone con iOS10, si ambos dispositivos están cerca el uno del otro, pero en la nueva MacBook, es un sistema autónomo impulsado por el chip de seguridad T1 incorporado por Apple.

Como un truquillo inteligente nuevo, la nueva MacBook Pro también puede cambiar los perfiles de usuario sobre la marcha, simplemente mediante la detección de huella digital de una persona. Basta con colocar el dedo sobre el sensor, y el escritorio de la otra persona se desconectará para ser reemplazado por el tuyo.

Dos veces el toque

El touchpad, que todavía utiliza la tecnología Force Touch de Apple, ahora se extiende al doble del área de superficie que en la MacBook Pro anterior. Es enorme -- domina por completo la parte frontal del interior. Es también un cambio importante que otras laptops tendrán que imitar (aunque algunos modelos de HP han tomado ya este camino).

Al igual que los botones táctiles en la anterior generación de MacBook Pro y MacBook de 12 pulgadas (Apple prefiere llamarlos trackpads táctiles), éste tiene cuatro sensores bajo la placa de vidrio, en lugar de la bisagra de montaje superior más tradicional. Eso significa que el pad realidad no hace clic hacia abajo, sino que en cambio da una especie de patadita de retroalimentación de fuerza. Se siente mucho como un clic de touchpad, pero te permite, por ejemplo, adelantar un video aplicando más presión con el dedo al cristal. También ocupa menos espacio, por lo que el cuerpo de la portátil puede ser más delgado. Está ahora en todas las portátiles de Apple con la excepción de la MacBook Air.

metaverse-12.jpg
James Martin/CNET

Con un touchpad tan grande, ¿cómo sabe el sistema cuando debe rechazar los pases de manos accidentales mientras estás escribiendo?

Federighi me dice que el software de "rechazo de palma" ya estaba bastante bien afinado en la última gran actualización de la MacBook Pro en 2012. "No sé si cambiamos de algoritmos fundamentalmente, porque conseguimos que fuera bastante sólido en la última generación", dice. "Hemos tenido que sintonizarlo por supuesto. Siempre hacemos todo tipo de arreglo en estas cosas. Pero nuestro viejo algoritmo hace bien el trabajo".

Entendiendo el teclado

Encima del enorme touchpad hay un teclado que ha sido rediseñado. Eso va a ser tema de una amplia discusión.

Cualquiera que esté familiarizado con la MacBook de 12 pulgadas tendrá una mejor idea de qué esperar. El teclado aquí utiliza el mecanismo de mariposa de Apple, que permite teclas menos profundas y un cuerpo más delgado. El uso de un teclado poco profundo tuvo sentido en la muy delgada MacBook de 12 pulgadas, pero va a sentirse como un poco extraño para los usuarios de la Pro, que están acostumbrados a la retroalimentación física profunda, de las MacBooks actuales.

metaverse-8.jpg
James Martin/CNET

Mientras que el teclado en los nuevos modelos de MacBook Pro tiene el mismo "tiempo de recorrido" de teclas de poca profundidad (un término que usa la industria para describir la distancia que las teclas tienen que moverse hacia abajo para registrar una entrada) de la versión de la MacBook de 12 pulgadas, la nueva "sensación" de las teclas, y la forma en que producen un clic proporciona al teclado una sensación más sustancial. En una prueba de mecanografía breve, me llamó la atención qué tanto el teclado se sintió como el de una MacBook de 12 pulgadas, y qué tan distinto de la actual generación de MacBook Pro que se sentía. Se pierde esa genial sensación de tener tus dedos sobre teclas grandes y gruesas que hacen clic abajo con un golpe seco. En lugar de ello, la escritura se convierte en una tarea más sutil y más tranquila. Las teclas en las viejas MacBooks se elevan desde la superficie del sistema, como pequeñas plataformas. Ahora, las teclas simplemente rompen ligeramente el plano de la bandeja de teclado.

La nueva sensación del teclado será uno de los mayores obstáculos para los compradores potenciales. Los teclados de la MacBook son icónicos, y por una buena razón. Las quejas más grandes que he escuchado de los lectores acerca de la MacBook de 12 pulgadas de Apple desde su lanzamiento en 2015 han sido sobre el teclado superficial y sobre el puerto único USB tipo C. ¿Será que los compradores de la MacBook le den una oportunidad al nuevo teclado? He encontrado que el teclado mariposa en la MacBook de 12 pulgadas no era mi favorito.

Al paso de un tiempo, me acostumbré. Desde entonces, he escrito más de 100,000 palabras en MacBooks de 2015 y 2016. Pero como un teclado de una computadora del diario, todavía no me convence del todo.

El problema de los puertos

Cada vez que alguna empresa de tecnología quita un puerto o una conexión en una computadora portátil -- en esencia calificándolo como un puerto de "legado" del que podemos prescindir -- hay una enorme protesta de los usuarios perjudicados por esta pérdida de flexibilidad y capacidad de expansión.

En términos generales, sin embargo, los agoreros casi siempre están equivocados, y los minimalistas tienen la razón. Muchas portátiles de Windows han abandonado los conectores Ethernet e incluso las unidades ópticas.

La MacBook de 12 pulgadas empezó la tendencia de abandonar casi todo a favor de un puerto USB-C o tipo-C, que puede transportar datos a velocidades Thunderbolt, conectarse a la corriente y mediante adaptadores externos, ser compatible con sticks USB, puertos HDMI y cualquier otra cosa que quieras conectar en una computadora.

metaverse-7.jpg
James Martin/CNET

En la nueva MacBook Pro, Apple duplica con creces la idea del USB-C; de hecho, la cuadruplica. En la actualidad hay cuatro puertos USB-C, dos en cada lado (excepto para el modelo Pro de nivel de entrada de 13, que tiene sólo dos puertos USB-C) y nada más. Es un paso osado para una computadora portátil que a menudo pasa mucho tiempo atada a escritorio, conduciendo o pantallas externas conectadas a las unidades de almacenamiento. (Al igual que con el iPhone 7, se preparan para abastecerse de algunos dongles).

Otro remanente de la MacBook de 12 pulgadas: el adorado adaptador de corriente MagSafe ya no está. Al igual que con la MacBook de 12 pulgadas, las nuevas Pros se cargan vía USB-C, también.

Hay un puerto más todavía colgando en la MacBook Pro. La humilde entrada para audífonos, que recientemente desapareció del iPhone 7 y aquí consigue un respiro aquí. Por ahora.

"Tenemos un montón de Pros que se conectan a bocinas o amplificadores de estudio," dice Schiller, "y nosotros creemos absolutamente que la conexión inalámbrica es el camino a seguir para los audífonos. Pero hay otros usos en la configuración de escritorio con una portátil".

Una evolución de una década

Este gran rediseño de la MacBook Pro viene en momentos en que la Pro cumple 10 años. Durante la última década, la familia de las MacBook ha definido en gran medida la idea de una laptop en la conciencia pública. Su silueta es reconocida de inmediato en las cafeterías o las salas de juntas. Hay una razón por la que casi todas las portátiles que vemos en las películas o series de televisión desde mediados de 2000 es o una MacBook o una cosa parecida color plata. El monocasco de aluminio, su minimalismo (al que a veces me refiero como un "minimalismo aplicado estrictamente"), el leve brillo de un logotipo emitiendo su luz desde la parte posterior de la tapa, se suman al perfil del usuario de una laptop: joven (al menos en espíritu), creativo, y por supuesto, adinerado. Estas no son máquinas baratas.

El análisis de 2006 de la primera generación de la MacBook Pro subraya un montón de cosas que han hecho de la MacBook Pro una laptop súper popular a lo largo de los años. Ahí, escribimos: "La escuela de diseño minimalista de Apple está bien representada en el MacBook Pro. Al abrir la tapa, encontrarás solamente un botón de encendido, un teclado de tamaño completo, bocinas estéreo, una pantalla táctil de tamaño considerable con un solo botón del ratón, y una cámara integrada, iSight, que se encuentra por encima de la pantalla. Somos fans de la función de retroiluminación del teclado y del desplazamiento de dos dedos del touchpad (desliza dos dedos por el touchpad y se desplazará como la ruedita del ratón)".

Al leer eso, me recordé del primer análisis de la MacBook negra de policarbonato (ganó el premio de los editores de CNET, Editor's Choice, en 2006) y de la primera MacBook Air de 2008. Esa es la última vez que realmente me acuerdo de haber escrito una reseña de una MacBook, en parte debido a las muchas discusiones con mis colegas de CNET en esa época debido a la escandalosa omisión de un disco óptico en el sistema y de su único puerto USB.

¿Es la MacBook Pro la nueva reina de las laptops?

Cuando alguien me pregunta "¿qué laptop debo comprarme?" mi respuesta casi siempre ha sido la misma: una MacBook Pro de 13 pulgadas. Es lo más cercano a una laptop completa que ha sido producida jamás, y la razón es que la MacBook Pro ha sido la opción número uno para muchos profesionales, sobre todo los creativos, en los últimos 10 años.

Por supuesto, si necesitas algo específicamente para jugar juegos de PC y si quieres gastar menos ahora, en lugar de hacer una gran inversión de varios años, o simplemente quieres una pantalla táctil, un teclado desmontable o cualquiera de una docena de otras características de las que las Macbooks carecen, entonces tiendo a recomendar una docena de otras portátiles que valen la pena y son hechas por compañías como HP, Dell, Acer, Asus, Lenovo, Samsung y Razer.

En los últimos tiempos, algunos de estos fabricantes de PCs han lanzado productos muy similares a la MacBook Pro, con pantallas de alta resolución, procesadores potentes y paneles táctiles. Dell XPS 13 y XPS 15, de Acer Swift 7, Spectre de HP y Yoga ThinkPad X1 de Lenovo merecen una seria consideración, aunque ninguna de ellas se encuentra en peligro de sustituir la MacBook Pro como punto de partida predeterminado.

metaverse-6.jpg
James Martin/CNET

Entonces, ¿cuál es la nueva laptop predeterminada? Mi cabeza me dice que es la MacBook Pro de 13 pulgadas de nivel de entrada. No tiene la nueva Touch Bar, pero tiene casi todas las demás nuevas funciones, incluyendo el mismo diseño delgado, nuevo teclado, nuevo touchpad y una panalla más brillante. Apple pretende que sea la elección de la mayoría, y lo que deberías comprar si estás considerando la idea de tener una computadora tan portátil como la MacBook Air, pero con una pantalla Retina.

No obstante, mi instinto me dice que te vas a arrepentir de no tener la Touch Bar. En estos momentos está apenas en su etapa más temprana e incluye funciones de apenas unos cuantos apps, pero es el tipo de implementación que necesitan muchas otras pantallas secundarias -- agregando cosas a tu experiencia en lugar de tratar de distraerte con cosas deslumbrantes que no tienen tanto uso práctico. Dicho esto, incluso yo mismo dudé cuando escuché que la versión de 15 pulgadas tiene un precio inicial de US$2,399. Incluso US$1,799 para la de 13 pulgadas con Touch Bar es un precio demasiado elevado, considerando los precios de la MacBook Pro de antes.

Una vez que hayamos tenido la oportunidad de probar y analizar a fondo la nueva MacBook Pro, podremos decir con mayor autoridad cuál es nuestra recomendación de compra. Pero si te interesan los modelos con Touch Bar, tienes poco tiempo para tomar una decisión. La nueva Pro de 13 pulgadas ya está disponible ahora, mientras que las versiones con Touch Bar no llegarán hasta en algún momento del mes de noviembre.

Más Productos

Comparte tu opinión