CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas

Apple MacBook Pro (13-inch, 2016): análisis

Lo más parecido a la MacBook Air Retina que siempre has querido

Lo bueno Un 'touchpad' gigantesco domina esta portátil increíblemente delgada y potente. La pantalla estalla con fuerza, tiene menos bisel y una gama de colores más amplia. La adición de gris espacial como una opción de color le da un aspecto más moderno.

Lo malo Esta versión no incluye la fantástica Touch Bar. Es más cara que el modelo al cual reemplaza y sólo tiene un par de puertos USB-C además de un puerto para audífonos para conectividad.

Conclusión No tiene la novedosa Touch Bar, pero esta MacBook Pro es más económica que sus hermanitas e incluye casi todas las novedades, convirtiéndose en la más lista del montón.

Te presentamos la nueva MacBook para todos.

Debido a que la MacBook Air está viviendo ahora una especie de animación suspendida, y sigue a la venta pero sin los componentes actualizados, ya no es la opción por defecto para una laptop para el mercado masivo. Y la pequeña MacBook de 12 pulgadas es un sistema de nicho para los viajeros frecuentes que favorecen la portabilidad sobre la flexibilidad.

La nueva MacBook Pro de Apple con su novedosa barra táctil Touch Bar es demasiado cara para ser la MacBook que comprar por defecto. Sí, la Touch Bar es impresionante -- es una pantalla táctil de 60 pixeles que sustituye la fila de teclas de función tradicionales con una serie siempre cambiante de botones y controles deslizantes. Pero en este momento lo llamaría un deseo y no una necesidad.

apple-macbook-pro-13-inch-2016-1608-001.jpg
Josh Miller/CNET

En cambio, este modelo de MacBook Pro tiene la misma fila de teclas de función conocida que se encuentra en casi todas las portátiles. Se asienta sobre el teclado, con su teclas F1 a F12 todavía etiquetados para modificar el brillo de la pantalla, controlar el volumen y otras tareas del sistema. Es una decepción perder la oportunidad de la característica más novedosa de la nueva línea de MacBook Pro, pero con esa única excepción, casi todo lo demás acerca de este sistema es nuevo.

Un nuevo teclado con teclas más superficiales (menos profundas), modelada con base en la MacBook de 12 pulgadas, tiene también un touchpad más grande y un par de puertos USB-C Thunderbolt 3. Perdido en este merengue está la colección tradicional de un enchufe de corriente MagSafe, puertos USB-A, salida HDMI y mini-DisplayPort Thunderbolt.

La escisión de esos puertos y la racionalización del teclado significa que la nueva MacBook Pro tiene un cuerpo que es unos pocos milímetros más delgado y aproximadamente la mitad de una libra más ligero que la MacBook Pro anterior. El nuevo diseño reduce la MacBook Pro a los 14.9 mm de espesor, desde los 18 mm y el peso hasta apenas tres libras. Pero está aún muy lejos de la computadora portátil más delgada que hay. La HP Spectre y Acer Swift 7, ambas impulsadas por los nuevos procesadores Intel Core i7, tienen menos de 10 mm de espesor. Mientras tanto, la clásica MacBook Air, que otrora fue la reina de las computadoras portátiles delgadas, sigue teniendo 17 mm.

apple-macbook-pro-13-inch-2016-1608-001.jpg

Una MacBook Air junto a la nueva MacBook Pro.

Josh Miller/CNET

Si bien estás ahorrando algo de dinero al renunciar a la Touch Bar, ésta es aún más cara que la MacBook Pro que sustituye. La MacBook Pro de nivel de entrada de 13 pulgadas con pantalla Retina antes costaba US$1,299. Esta nueva Pro de 13 pulgadas comienza en US$1,499 e incluye una CPU Intel Core i5 actualizada, 8GB de RAM y 256GB de almacenamiento de estado sólido. Para hacer el salto de precios menos doloroso, la Pro de nivel de entrada tiene el doble de almacenamiento del modelo de base antiguo, pasando de 128GB a 256GB.

Hay otros compromisos, además de la pérdida de la barra táctil en esta MacBook Pro nivel de entrada. La CPU de partida, parte de los chips de sexta generación de Intel Core i, es más lenta que en la versión de US$1,799. Sólo hay dos puertos USB-C que necesitas para manejar todas tus necesidades de conexión, incluyendo energía, datos y salida de video, mientras que la MacBook Pro de más alta gama consigue cuatro puertos USB-C. Pero, a diferencia del nuevo iPhone 7, la toma de auriculares sobrevive. Por ahora.

apple-macbook-pro-13-inch-2016-1608-001.jpg

El nuevo touchpad Force Touch es el doble de tamaño del anterior.

Josh Miller/CNET

No hay Touch Bar, pero el 'touchpad' es más grande

No es tan chévere como la Touch Bar que viene en las otras Macbook Pro nuevas, pero aquí también hay una importante actualización. El touchpad, que usa la tecnología Force Touch de Apple es el doble de grande que la versión anterior. Luce y se siente gigante y domina la mitad del sistema interior.

Al igual que los touchpads (Apple prefiere llamarlos trackpads) que se encuentran en la anterior generación de MacBook Pro y en la MacBook de 12 pulgadas, éste tiene cuatro sensores de esquina bajo la plataforma de vidrio en lugar de la bisagra de montaje superior más tradicional. El mecanismo ocupa menos espacio, por lo que el cuerpo de la máquina puede ser más delgado. Está ahora en todas las portátiles de Apple, con la excepción de la MacBook Air.

Un teclado con menos 'clic'

Una de las cosas que la gente encontró más difícil de acostumbrarse al usar la MacBook de 12 pulgadas en 2015 fue su teclado demasiado plano. Éste utilizaba un mecanismo de mariposa, que permite teclas menos profundas y un cuerpo más delgado. Ese mismo diseño básico ha llegado a las nuevas MacBook Pro, y va a ser una curva de aprendizaje para la mayoría de las personas.

apple-macbook-pro-13-inch-2016-1608-001.jpg
Josh Miller/CNET

La ventaja de eso es que se puede tener un cuerpo más delgado, pero pierdes parte de la retroalimentación de los clics de las MacBooks actuales o la mayoría de las computadores portátiles modernas. Mientras que el teclado en los nuevos modelos de MacBook Pro tiene el mismo "tiempo de recorrido" de teclas de poca profundidad (un término que usa la industria para describir la distancia que las teclas tienen que moverse hacia abajo para registrar una entrada) de la versión de la MacBook de 12 pulgadas, la nueva "sensación" de las teclas, y la forma en que producen un clic proporciona al teclado una sensación más sustancial.

Se pierde esa genial sensación de tener tus dedos sobre teclas grandes y gruesas que hacen clic abajo con un golpe seco. En lugar de ello, la escritura se convierte en una tarea más sutil y más tranquila. Las teclas en las viejas MacBooks se elevan desde la superficie del sistema, como pequeñas plataformas. Ahora, las teclas simplemente rompen ligeramente el plano de la bandeja de teclado.

Más Productos

Cultura popular

Comenta Apple MacBook Pro (13-inch, 2016)