CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Computadoras portátiles

Oro rosa y nuevos chips Core M hacen más atractiva a la MacBook de 2016

La segunda generación de CPUs Core M de Intel le da un impulso al desempeño de la MacBook de 12 pulgadas, pero sigue teniendo un solo puerto.

La MacBook de 12 pulgadas es una laptop que amas o que odias. Parece inspirar ya sea una lealtad feroz o una intensa burla, al menos a juzgar por los comentarios en mi análisis de la versión original, y lo que se publica en las redes sociales y en las notas de seguimiento que hemos escrito desde entonces. Un nuevo conjunto de cambios para 2016, incluyendo nuevos procesadores para un rendimiento más rápido y una mejor duración de la batería, además de una nueva opción en color oro rosa, pueden ayudar a combatir un poco de esa mala onda, aunque no totalmente.

Cuando Apple lanzó la MacBook de 12 pulgadas en la primavera de 2015, se sintió como una movida atrevida en la carrera de armas informáticas que puso a las empresas a competir entre sí añadiendo todo tipo de características nuevas, desde pantallas táctiles y resolución 4K, hasta webcams y teclados desmontables. Frente a toda esta oleada, la MacBook fue un ejercicio de minimalismo aplicado estrictamente.

apple-macbook-2016-13.jpg
Sarah Tew/CNET

Sin embargo, los escépticos se apresuraron a señalar la lista de pecados de la MacBook. Se basaba en el procesador Core M, inicialmente poco impresionante de Intel, y su rendimiento y duración de la batería se comparaban desfavorablemente frente a la más grande MacBook Air y a los sistemas Pro. El teclado era inusualmente poco profundo, algo que hizo Apple para poder encajar en un cuerpo tan delgado. Y, sobre todo, el único puerto USB-C era una píldora difícil de tragar para los convencidos de la necesidad de tener puertos separados para carga, video y datos.

A pesar de estas limitaciones, me gustó la versión 2015 de la MacBook, y eso que yo estaba de acuerdo en que no era la portátil perfecta para todos. Con el tiempo, me encontré usándola con mayor frecuencia, especialmente para usarla fuera de la oficina, trabajando tal vez desde un café en Nueva York. Sin embargo, todavía se estanca cuando tienes demasiados programas y ventanas abiertas y la duración de la batería no estaba al nivel en el que podría pasar días y días entre sesiones de carga. La cuestión del único USB resultó ser menos grave de lo que temía, y sólo dos o tres veces en los meses después de la liberación del producto original me sentí obstaculizado por la falta de puertos.

apple-macbook-2016-11.jpg

La MacBook, con su único puerto USB-C port, encima de una MacBook Pro y una MacBook Air.

Sarah Tew/CNET

Con la actualización de 2016, Apple ha abordado algunos (no todos) de los problemas que tenía la original. Con base en nuestras pruebas de laboratorio con la segunda generación de procesadores Core M (confusamente parte de la sexta generación de chips Core, también conocidos por el nombre código Skylake), estoy seguro de que vamos a ver mejores niveles de desempeño y tal vez una hora más de duración de la batería. Esas pruebas se están ejecutando en este momento, y vamos a actualizar este artículo con los resultados cuando estén disponibles.

Junto con CPUs Core M3, M5 y M7 CPU (la serie M ahora sigue el mismo formato 3/5/7 como la serie-i de Core), la nueva MacBook se actualiza para recibir gráficos integrados de Intel 515, lo cual no te convertirá en un gamer, pero puede ayudar con el rendimiento de las aplicaciones de video. La velocidad de la memoria flash interna también habría mejorado, pero dudo que los usuarios ocasionales se den cuenta de esto.

apple-macbook-2016-31.jpg
Sarah Tew/CNET

Francamente, la diferencia más obvia entre la MacBook de 2016 y el modelo de 2015 es la adición de una opción de color, el oro rosa, el cual ya está disponible en iPhones y iPads. La MacBook anterior comenzó la tendencia mediante la adición de color oro, pero por desgracia, nuestra muestra de análisis es gris espacial (plata es la cuarta opción). Ten en cuenta también que estamos probando el modelo más sofisticado, que cuesta US$1,599 en EE.UU. e incluye un procesador Intel Core M5 y una gran capacidad de almacenamiento: 512 GB.

En el uso diario, la nueva MacBook se siente casi exactamente igual que la versión anterior. Si tienes la MacBook de 2015, no hay necesidad de actualizarte, pero si estabas esperando a ver cómo lucía la segunda generación, el impulso potencial de rendimiento y la duración de la batería me hacen sentir aún más la confianza de utilizar ésta como una portátil principal, especialmente para los viajeros frecuentes.

apple-macbook-2016-07.jpg
Sarah Tew/CNET

No obstante, la falta de puertos y la sensación del teclado poco profundo pueden desanimar a muchos, sobre todo a aquellas personas que están buscando una laptop que pueda quedarse en su escritorio todo el día para usar cotidianamente.

La versión 2016 de la MacBook está en estos momentos sometida a nuestras pruebas de desempeño y batería. Actualizaremos este artículo cuando tengamos más cifras a la mano.

Más Productos