CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Apple MacBook (12-inch, 2015) análisis: Una MacBook minimalista que demuestra que 'menos' puede ser más

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
Más Productos

Lo bueno La nueva Apple MacBook de 12 pulgadas es increíblemente delgada y ligera; tiene una sensación y un 'look' premium y está disponible en tres colores. Ofrece una mejor batería que otras laptops con chips Core M de Intel y su desempeño es tan bueno o mejor que esos otros modelos. El nuevo puerto USB-C te permite cargar un paquete externo de batería como respaldo.

Lo malo El desempeño y la vida de la batería no son tan buenos como en la MacBook Air y la MacBook Pro. El nuevo teclado es poco profundo y es difícil acostumbrarse a él, y el compartir un solo puerto para todos los accesorios, al igual que el de carga es algo casi inmediatamente frustrante.

Conclusión Si puedes vivir con sus limitaciones, la nueva MacBook de Apple de 12 pulgadas ofrece un diseño revolucionario que señala el camino hacia cómo serán las laptops del futuro.

8.2 Total
  • Diseño 9
  • Funciones 8
  • Desempeño 7
  • Batería 8

La invectiva empezó antes de que la primera unidad de demostración hubiera abandonado el estrado durante un evento de Apple en marzo de 2015 donde Apple presentó una nueva MacBook de 12 pulgadas. No tiene suficiente poder. La batería durará poco. El nuevo teclado es poco profundo. El touchpad es solo un truco de marketing. Un solo puerto USB-C nunca va a reemplazar a todos esos puertos necesarios para videos y otros datos. Es más cara que la más costosa, más poderosa MacBook Air. Incluso dio pie a que se mofaran de ella en un video que circuló por todo el mundo de habla hispana.

La protesta nos recordó a otro producto de Apple altamente publicitado que impulsó todo tipo de críticas antes de su lanzamiento: el iPad original. Casi exactamente cinco años atrás, el iPad fue un perfecto ejemplo de un producto que se presentó mucho mejor en persona que en el papel. Y, al igual que la tableta innovadora, la nueva MacBook de 12 pulgadas es un dispositivo que no va a hacer de todo, ni es para todos. Pero sí que mueve la aguja en el área de diseño y facilidad de uso; lo suficiente para que sea algo que los diseñadores industriales tratarán de copiar en los años por venir.

Sarah Tew/CNET

La MacBook de 12 pulgadas es un sistema que se aleja de los nombres Air y Pro y regresa a una designación más simple que no se veía desde las clásicos MacBook de policarbonato blanco y negro de mediados de los años 2000 (las que todavía de vez en cuando se ven en los cafés a pesar de haber sido descontinuadas en 2011). A partir de US$1,299, incluye una pantalla Retina de alta resolución (mucho más nítida que la del Air), 8GB de RAM y 256GB de almacenamiento de estado sólido.

A diferencia de otras portátiles con unidades extraíbles o RAM, todo aquí está (de forma permanente), empacado en una pequeña tarjeta madre -- o motherboard -- que deja el máximo espacio para una batería de gran tamaño. Una segunda versión, a un precio de US$1,599, agrega un disco duro de 512GB y un pequeño aumento en la velocidad del procesador. También hay modelos más caros de configuración a la medida.

A manera de comparación, la MacBook Air de 13 pulgadas tiene un precio inicial de US$999, pero una configuración similar 8GB/256GB te va a costar los mismos US$1,299. La MacBook Pro de 13 pulgadas empieza a partir de los mismos US$1,299 que esta nueva MacBook, pero con apenas la mitad de almacenamiento. Elevar eso al modelo Pro con los mismos 8GB/256GB te costará US$1,499. Y por el lado de Windows, la Samsung Ativ Book 9 con los mismos 8GB RAM/256GB en flash drive y el mismo procesador te costará US$1,399. En el contexto de sus principales rivales, la MacBook tiene un precio competitivo.

Sarah Tew/CNET

Mirando sólo su hoja de especificaciones, es fácil ver por qué esta nueva MacBook podría ser difícil de vender. La MacBook utiliza el nuevo procesador Core M de Intel, diseñado para equipos delgados, ligeros, híbridos y tabletas con precios superiores. Es lo suficientemente eficaz para que las computadoras portátiles incluso puedan funcionar sin ventilador. Pero, el Core M ha decepcionado en un puñado de sistemas Windows que ya hemos probado, dando un pobre rendimiento y una duración de la batería mediocre. Este último es un defecto imperdonable para computadoras diseñadas para ser tan ligeras y portátiles como sea posible.

Para ahorrarte el suspenso, puedo decir que la nueva MacBook rinde mucho mejor que cualquier otro sistema Core M que hemos probado hasta la fecha, alcanzando hasta 11 horas en nuestra prueba de reproducción constante de video. Eso no es ni cerca de lo que recibirías en una MacBook Air o MacBook Pro -- y pone a este sistema en desventaja en comparación con portátiles de mayor duración.

El uso pesado en línea agotará la batería más rápidamente, y me encontré con frecuencia mirando hacia arriba en la esquina superior derecha de la pantalla para ver el porcentaje de batería que marcaba mientras yo trabajaba. He encontrado que puede durar un día completo de trabajo de uso moderado, pero a diferencia de la actual generación de MacBook Pro o Air, será difícil pasar varios días sin volverla a enchufar.

Sarah Tew/CNET

Más allá de eso, las limitaciones de tener un solo puerto USB-C para todas tus necesidades de conexión (con la excepción de un conector de audio estándar que también hay) es un desafío aún mayor, a menos que estés preparado para armarte con un bolsillo lleno de dongles y adaptadores.

Otros cambios son más fáciles de aceptar. Hemos hablado con anterioridad y en detalle acerca de la nueva almohadilla libre de clic, un sistema que Apple llama trackpad Force Touch, que también está disponible en la MacBook Pro actualizada. Es una adición inteligente de ingeniería para ahorrar espacio que sustituye al antiguo trackpad, con un diseño para hacer clic físicamente, con una superficie de vidrio plano aumentada por un motor de retroalimentación de fuerza. El teclado es un cambio aún más radical, cambiando el estándar de teclas profundas de Mac de hace mucho tiempo a un juego de teclas mucho más superficial, pero con caras de teclado más grandes.

Usar la nueva MacBook significa aceptar sus limitaciones, algunas de las cuales son deliberadamente autoimpuestas. Eso es especialmente notable cuando se mira a otra computadora portátil nueva, la Samsung Ativ Book 9. Pesa el mismo precio que la MacBook, tiene una pantalla de alta resolución de 12 pulgadas similar y un procesador Intel Core M, pero se las arregla para incluir dos puertos USB completos y una salida micro-HDMI (aunque también tiene una conexión de alimentación propia y carece de un puerto USB-C, que será el nuevo estándar a medida que avanzamos hacia el futuro).

La nueva MacBook y la similar Samsung Book 9. Sarah Tew/CNET

Si tu necesidad de una mayor duración de la batería, un rendimiento más potente, o más puertos no te intimida de forma automática, la experiencia en persona de usar la nueva MacBook es mucho mejor que sus deficiencias en papel. Para escribir, navegar por Internet, ver videos y usar las redes sociales, su uso es un placer, y hace que la MacBook Air de 13 pulgadas se sienta un poco como un dinosaurio, por no hablar de otras ultrabooks portátiles. Es el compañero ideal para trabajar en una cafetería.

Algunas de las reacciones críticas a este portátil me recuerdan a otra novedad de diseño de Apple que cubrí hace siete años: la MacBook Air original. Ese sistema también fue criticado por abandonar puertos y conexiones como Ethernet y VGA, que la gente estaba convencida de que todavía necesitaban. Y, al igual que la nueva MacBook, incluía un solo puerto USB.

Ya en 2008, acerté cuando dije que el nuevo diseño de la Air, despojada de todo lo demás, establecería el estándar para los próximos años. Pero también fue cierto que las mejoras a futuro harían que la MacBook Air pasara de ser un producto de nicho a uno masivo. Cuando llegue la próxima actualización de la MacBook de 12 pulgadas, sospecho que traerá por lo menos un segundo puerto USB-C, y será entonces cuando se convierta en algo mucho más fácil de recomendar a un público más amplio.

Apple MacBook (12 pulgadas, 2015)

Precio de la unidad analizada US$1,299
Pantalla/resolución 12 pulgadas 2,304x1,440
PC CPU 1.1Ghz Intel Core M 5Y31
PC Memory 8GB DDR3 SDRAM 1600MHz
Gráficos 1536MB Intel HD Graphics 5300
Almacenamiento 256 SSD
Unidad de disco óptico No
Redes 802.11ac wireless, Bluetooth 4.0
Sistema operativo Apple OSX 10.10.2 Yosemite

Diseño y funciones

Esta es la Mac más delgada que ha hecho Apple jamás: en su punto más grueso mide solamente 13.1mm (una media pulgada), 24 por ciento más delgada que la MacBook Air de 11 pulgadas. Es también la MacBook más ligera, con un peso de 2.04 libras (0.9 kg). La nueva Book 9 de Samsung pesa 2.08 libras, esencialmente lo mismo, aunque ocupa ligeramente más espacio.

La forma general y el diseño industrial son familiares, basados en los últimos siete años de diseño de MacBooks, pero con algunos nuevos giros, como nuevos colores. Además del color plata tradicional, la nueva MacBook también viene en color gris espacial o dorada. Nuestra unidad de prueba fue la dorada y al igual que la combinación de colores que copia del iPhone, la coloración es sutil, y da la impresión de que tu portátil tiene un acabado en bronce.

Sarah Tew/CNET

El teclado, el otro gran cambio, utiliza un nuevo mecanismo tipo mariposa para las teclas que es más delgado y más estable. El teclado, que casi va de borde a borde, tiene la cara de las teclas más grandes, sí, pero las teclas son también menos profundas y apenas si se destacan por encima de la bandeja del teclado y deprimiéndose en el chasis ligeramente. Se necesita algún tiempo para acostumbrarse, sobre todo si estás acostumbrado al tecleo físico profundo en las MacBooks actuales o teclados similares estilo isla de la mayoría de las computadoras portátiles modernas.

La primera vez que probé el teclado no pude conseguir siquiera poner un par de frases sin incurrir en errores tipográficos, a causa de las teclas de poca profundidad y su bajo nivel de retroalimentación táctil. Pero cuando intenté de nuevo un par de horas más tarde, ya fue mucho más fácil.

Sarah Tew/CNET

Después de usar el teclado de la nueva MacBook durante la mayor parte de la semana, la superficialidad de las teclas, y la falta de un clic satisfactorio todavía me molesta. Pero, como alguien que escribe artículos muy largos, las caras más grandes de las teclas y su sólida estabilidad (las teclas casi ni se mueven, a diferencia de lo que puedes sentir bajo tus dedos en un teclado de una MacBook actual) compensan eso e inclinan la aguja hacia lo positivo.

El nuevo trackpad, llamado Force Touch, es un cambio aún más radical. Casi del mismo tamaño que del Air, pero comprimido para ocupar un espacio más pequeño, domina la mitad inferior de la computadora portátil y va hasta el borde inferior. Mientras que los trackpads anteriores tenían una bisagra en la parte superior en una especie de diseño de trampolín, la nueva almohadilla funciona de manera muy diferente. Llevamos a cabo profundas pruebas del Force Touch cuando lo probamos en el único otro producto de Apple que tiene el nuevo trackpad en este momento, la MacBook Pro de 13 pulgadas.

Cuatro sensores bajo la almohadilla te permiten hacer "clic" en cualquier parte de la superficie, y el efecto Force Click, que combina los sensores con retroalimentación háptica (o táptica), te permite tener dos niveles de percepción de clic en una aplicación o una tarea. Ese clic profundo se siente en el dedo y el cerebro como si el trackpad tuviera un mecanismo físico escalonado, pero en realidad, el movimiento que sientes es un pequeño desplazamiento horizontal, que, aun cuando está completamente explicado, todavía se siente como si estuvieras pisando el trackpad en dos niveles.

Apple lo describe así: "Con el trackpad Force Touch, unos sensores de fuerza detectan tu clic en cualquier parte de la superficie y mueven el trackpad lateralmente hacia ti, aunque la sensación es la misma como si estuvieras pisando hacia abajo como te has acostumbrado a hacerlo en un trackpad".

Con ese segundo y más profundo clic puedes acceder a varios tipos de información contextual, por ejemplo, poniendo de relieve una palabra u obtener una entrada en Wikipedia. O bien puedes ver un mapa cuando pisas a fondo para ver una dirección. Saltando a la vista previa de un documento o archivo funciona con el clic profundo, también, al igual que lo hace ahora pulsando la barra espaciadora en OS X. El uso más avanzado es probablemente avanzar más rápido a través de un clip de video en Quicktime, hacerlo más rápido o más lento, dependiendo de la fuerza con la que presionas hacia abajo el trackpad.

Terminé usando este trackpad tal como lo hago con casi todos los otros, ya sea de Apple o no, tocando el trackpad en lugar de hacer clic. Todavía me desconcierta que Apple apague la modalidad tap-to-clic de forma predeterminada, lo que te obliga ir al menú de preferencias para encontrarlo. He aquí un consejo: puedes ir al menú de la accesibilidad, busca Preferencias > Accesibilidad > Ratón y 'Trackpad' > Opciones de 'Trackpad' para activar el la función de tocar para arrastrar..

Sarah Tew/CNET

La nueva MacBook tiene una pantalla Retina de 12 pulgadas con una resolución de 2,304x1,440 pixeles. También tiene un nuevo diseño -- es la MacBook más delgada jamás construida, con 0.88 mm -- con una apertura mayor para la luz y pixeles individuales en rojo, verde y azul. Esta resolución poco usual es una combinación de la necesidad de Apple de darte una muy alta densidad de pixeles por pulgada, así como una relación de aspecto que se queda con 16:10, en comparación con casi todas las demás portátiles disponibles ahora, las cuales utilizan el mismo ratio 16:9 que las HDTVs (la MacBook Air de 11 pulgadas sigue siendo la única MacBook 16:9).

La pantalla se ve clara y brillante, y funciona desde amplios ángulos de visión. Hay una superposición brillante, pero he visto peores cuando se trata de deslumbramiento de pantalla y reflexión de la luz. El bisel de la pantalla, ese espacio muerto entre la pantalla real y el borde exterior de la tapa, es más delgado aquí que en una MacBook Air, y el cristal de la pantalla va casi de borde a borde, dando a la MacBook una apariencia uniforme muy parecida a los actuales modelos Pro. Los biseles delgados son sin duda una importante nota de estilo en estos días, a pesar que Dell lo hace mucho mejor con su actual XPS 13 portátil.

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos

Cultura popular

Comenta Apple MacBook (12-inch, 2015)