CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Apple iPad Pro (9.7 pulgadas): análisis iPad Pro de 9.7 pulgadas combina la potencia del Pro con la elegancia del Air

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
Más Productos

Lo bueno Es el primer iPad con flash incorporado y el primero con una cámara de 12 megapixeles en una pantalla que aprovecha este aumento de pixeles. Tiene mejores colores, brillo y su propio balance de blancos con la tecnología True Tone.

Lo malo El diseño es clásico, pero no novedoso; el lente de la cámara queda expuesto en la parte trasera haciéndolo susceptible a golpes; tiene menos RAM que su hermano mayor y sus apps siguen siendo versiones diluidas de los programas para PC.

Conclusión Tiene el motor potente del original Pro en el cuerpo codiciado del Air con suficientes mejoras internas para justificar el gasto si ya lo estabas considerando. Pero no con la intención de sustituir una laptop.

8.7 Total
  • Diseño 8
  • Funciones 9
  • Desempeño 9

A diferencia de los teléfonos y las computadoras portátiles, las tabletas han sido, para mí, más un lujo que una necesidad; una categoría intermedia que poco a poco ha ido evolucionando en una de las dos categorías anteriores.

Con el lanzamiento iPad Pro de 12.9 pulgadas original en septiembre del 2015, Apple intentó hacer aún más invisible esa línea entre tableta y computadora, insistiendo en que éste sería un dispositivo que podría reemplazar de una vez por todas una computadora portátil. Pero meses más tarde, todavía no lo ha logrado, y la laptop sigue siendo una inversión más práctica por ese precio.

El iPad Pro de 9.7 pulgadas seis meses más tarde intenta hacer lo mismo que su hermano mayor, pero en el cuerpo de un iPad Air. Pierdes espacio de pantalla, pero se siente menos frágil que el original Pro y más portátil. Hace mucho menos bulto en mi cartera que una laptop y no quedé ciega leyendo un libro desde su pantalla como ocurre con el iPhone.

Durante el breve tiempo que tuve con la tableta, acudí al iPad para leer, tomar apuntes, ver películas y hasta editar video que había grabado en la misma tableta. Es mucho más cómodo responder correos del trabajo en las teclas físicas del Smart Keyboard que tratar de hacerlo desde el teléfono o tomar apuntes sobre la marcha con el Apple Pencil sin tener que cargar con la computadora.

Por un momento efímero, pensé que sí necesitaba el iPad Pro en mis actividades día a día. Y es que éste no es un iPad cualquiera. Pensé que no notaría mayor diferencia en relación a los modelos anteriores, pero quedé sorprendida por las mejoras sutiles que hicieron una diferencia notable.

Pero poco a poco fui abandonando las teclas pequeñas de su Smart Keyboard por las de mi Macbook Air para escribir y la tinta electrónica del Apple Pencil fue reemplazada por la confiable tinta de mi lapicero a la hora de hacer apuntes.

El iPad Pro de 9.7 pulgadas tiene todo lo que esperaba de una tableta y más. El problema sigue siendo que es una inversión importante por un dispositivo que, al menos yo, no necesito.

Diseño

El iPad Pro de 9.7 pulgadas es un iPad Pro disfrazado de iPad Air 2. Su cuerpo es el mismo que el del iPad Air del 2014 con pantalla de 9.7 pulgadas: ni un milímetro más, ni una onza menos. Y esto no lo considero un defecto; es un dispositivo elegante con cubierta de aluminio y silueta fina que no alcanza a pesar una libra completa.Pero ya al analizarlo en detalle, se ven unas cuantas diferencias. La más obvia es el color: el modelo que probé es el oro rosa, el más reciente de la colección. Ahora también trae los tres huequitos metálicos del puerto Smart Connector que estrenó el original iPad Pro para conectar el teclado y otros periféricos sin depender de bluetooth.

A diferencia del Air, también encontrarás dos bocinas adicionales en los bordes. Tiene el mismo sistema de sonido estéreo con cuatro parlantes que tiene el Pro más grande y volumen más fuerte que sus antecesores. La tableta luego decide qué sonido emite cada bocina según la orientación de la tableta logrando un efecto casi tridimensional.

En la parte trasera el cambio que más se destaca es el lente que sobresale de la cubierta como el en iPhone 6S y es la primer tableta de Apple en incorporar un flash. (Más sobre esto en la sección de cámaras).

La otra diferencia solo la notarán en la versión celular. Los modelos anteriores tenían una tira de plástico bastante obvia sobre las antenas, mientras que este iPad Pro los esconde debajo de la misma cubierta de aluminio con un simple borde delgado más discreto.

ipad-pro-9-7-26.jpg
Sarah Tew/CNET

Pantalla

A simple vista no parece que haya cambiado mucho la pantalla del iPad Pro de 9.7 pulgadas: tiene el mismo tamaño y resolución Retina (2048x1536 pixeles) que el anterior Air 2. Las mejoras no tienen que ver con el número de pixeles, sino con la tecnología de la pantalla, que tiene mayor saturación de colores, mayor iluminación y una superficie que refleja menos luz que el Air.

Sin embargo, la gran novedad está en la tecnología True Tone que estrena la pantalla de esta tableta; su concepto es similar al flash True Tone de las cámaras, que determina la temperatura de la luz que emite el flash según la luz ambiental y, en el caso de la pantalla, es como tener un balance de blancos incorporado en todo momento. También es parecido a la función de Night Shift que llegó a los iPhones y iPads con la actualización de iOS 9.3, pero en este caso no depende del software para cambiar de tonalidad. Bordeando la cámara frontal hay dos sensores de luz que detectan el brillo y tono de la luz ambiental para ajustar la intensidad de la pantalla. A plena luz del día casi no se percibe la diferencia, pero ya bajo la luz de oficina o en ambientes de poca luz los blancos se ven mucho más cálidos.

Es un cambio discreto que pasaría desapercibido hasta no ponerla al lado de otra tableta y uno que podría tener beneficios a largo plazo para la vista y el sueño. Según Apple, ver el brillo azul de las pantallas de nuestros teléfonos antes de dormir, podría hacer que no duermas profundo.

ipad-pro-9-7-29.jpg
Sarah Tew/CNET

Desempeño y batería

Muchas de las mejoras en desempeño en los nuevos iPads llegaron gracias a una actualización de software. Al combinar los avances de software con el motor más poderoso del chip A9X de Apple, se convierten en todas unas máquinas de productividad.

Pese a la disminución en el tamaño de la pantalla, este iPad logra aprovechar la función de pantalla dividida y múltiples ventanas al máximo.

Más Productos

Cultura popular

Comenta Apple iPad Pro (9.7 pulgadas)