CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Apple HomePod: análisis HomePod: Suena muy bien, pero está encadenada al ecosistema de Apple

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16

Apple HomePod (White)

(Parte #: CNETAppleHomePod)
Todos los precios
CNET en Español recibe una comisión cuando le haces clic en estas ofertas.
Más Productos

Lo bueno La HomePod de Apple, de US$349, tiene excelentes bajos y calidad de sonido consistente al reproducir diferentes tipos de géneros musicales. La bocina es sumamente fácil de instalar y Siri, su asistente digital, te puede escuchar desde la otra esquina de una habitación.

Lo malo Usar los comandos de voz te encadena a los servicios de audio de Apple. La HomePod no funciona aún en español y solamente es compatible con dispositivos iOS. Algunas funciones clave, como el sonido en varias habitaciones o la sincronización estéreo aún no están disponibles (pero Apple promete que llegarán pronto). Siri y HomeKit carecen de la sofisticación y compatibilidad de Alexa y Google Assistant.

Conclusión La HomePod de Apple no superará a Alexa de Amazon por el momento, pero si usas un iPhone y valoras la calidad de sonido sobre todas las cosas, considera seriamente comprar esta bocina.

8.0 Total
  • Diseño 9.0
  • Funciones 7.0
  • Sonido 9.0
  • Valor 7.0

"¿Está aquí para una inspección manual?", preguntó un agente de la TSA a una de las oficiales cuando entramos en una de las salas privadas de inspección en el Aeropuerto de San Francisco. "No, está aquí por esto", respondió ella, señalando una funda opaca que ocultaba una HomePod de Apple sin abrir, la primera bocina inalámbrica de la compañía.

La bocina inteligente de US$349 que se conecta con Siri no llegará al mercado todavía, al menos, durante una o dos semanas más. Sin embargo, llevo conmigo una bocina que nos prestó Apple para usar en el departamento inteligente de CNET para probarla, pero esto es sumamente confidencial. Nadie puede saber que la tengo ––todavía. Paso la inspección y me dirijo a la sala de abordaje, hiperconsciente de que cargo una bocina camuflada de 2.5 kilogramos que estoy acunando como si fuera un recién nacido.

Pero la HomePod no es un bebé o una nueva creación. Ha estado en los planes de Apple durante seis años. Eso fue lo que Phil Schiller, vicepresidente principal de marketing global de Apple, me contó durante un recorrido que hicimos la semana pasada por el laboratorio de audio de Apple. "Nuestro objetivo es siempre ser los mejores. Eso es lo que más nos importa. Eso significa que a veces serás el primero, pero a veces significa que no. Está bien. En el panorama de largo plazo de la vida, eso no importa. Lo que importa es fabricar el mejor objeto".

Está bien, eso suena bien, pero Apple está muy por detrás de sus competidores cuando se trata de bocinas inalámbricas con control de voz. El increíble sonido de la HomePod de Apple en una amplia gama de géneros la hace destacar, particularmente, en comparación con la Sonos One de US$199, la Home Max de US$399 de Google y la Echo de próxima generación de Amazon de US$100. Su configuración increíblemente rápida y sus excelentes micrófonos de largo alcance para Siri también la hacen muy atractiva. 

La HomePod aún no funciona en español. La única opción actualmente para usarla en ese idioma es con Siri a través de un dispositivo iOS. Apple no ha dicho cuándo estará disponible la interfaz de voz en español de la HomePod.

Sin embargo, comprar una HomePod significa que te has encadenado a una bocina limitada para los servicios de música de Apple, sus productos para el hogar inteligente y con el sistema operativo iOS. Por ejemplo, no puedes utilizarla con Spotify ni con otros servicios de música de terceros directamente desde tu HomePod. Para usarlos tendrías que enviar ese audio a la bocina desde tu celular. Realmente necesitas tener muy claro que no te importa esta parte como para justificar su precio actual, al menos que sólo te importe su calidad de audio espectacular. Para el resto de las personas, es mejor que esperen para ver qué añadirá Apple a esta prometedora bocina en los próximos meses, más allá de las funciones de emparejamiento estéreo y multihabitación AirPlay 2, que ya había prometido.

¡Hola, guapa!

La HomePod que viene envuelta en malla de tela, está disponible en gris espacial o blanco, pesa 2.5 kilogramos y mide 17 centímetros de alto y 14.2 centímetros de ancho ––bastante pequeña en comparación con la Home Max de Google de 5.3 kilogramos y 30 centímetros de ancho. Pero la HomePod se siente sorprendentemente pesada cuando la levantas, como aprendí mientras la transportaba por el aeropuerto.

En línea con el estilo y diseño que identifica a Apple, la HomePod tiene un diseño elegante y minimalista. Se ve bien, pero no de una manera soberbia, y me alegra que sólo haya un par de acabados de color para elegir. Tenemos una HomePod blanca y, aunque me gusta cómo se ve, puedo imaginar fácilmente cómo la mancharía después de un tiempo de mucho operarla. El exterior de malla de la HomePod no es intercambiable, como la carcasa intercambiable de la Echo de Amazon. Lo que compras es lo que obtienes. Sin embargo, puedes limpiarlo con un paño seco o húmedo.

La HomePod cuenta con un único cable de alimentación de dos salidas que se puede enchufar a cualquier toma de corriente estándar. Apple dice que la HomePod puede desplazarse prácticamente a cualquier lugar de tu casa, desde el baño hasta el garaje, ya sea cerca de una pared o en el centro de una habitación. Sólo debes tener en cuenta que el cable no es desmontable (la HomePod no tiene batería integrada), por lo que es posible que tengas que esconder el cable debajo de una alfombra si la quieres en el centro de una habitación.

En la parte superior de la bocina encontrarás una pantalla táctil. No es una pantalla, por lo que no puede mostrar texto de alta resolución o contenido de video (como la Echo Show de Amazon o la Spot), pero sí tiene integrados los signos de más y de menos para que puedas ajustar manualmente el volumen de la bocina. Sólo debes tocar o mantener presionados los botones para aumentar o disminuir el volumen.

Toca y mantén presionado el centro de la pantalla para llamar a Siri sin tener que decir "Oye, Siri". En la pantalla comenzará a brillar un indicador muy familiar de estado LED color verde azulado-violeta, para indicarte que el asistente de voz de Apple te está escuchando. Toca la pantalla para reproducir o pausar la música, o para detener a Siri a mitad de la oración. También puedes tocar dos veces para omitir una canción o tocar tres veces para retroceder y reproducir una canción.

La pantalla se ilumina en blanco para indicarte que está lista para la configuración inicial y se torna verde durante una llamada telefónica (no podrás realizar/aceptar llamadas directamente desde la HomePod, pero sí puedes usarla como bocina cuando tu iPhone esté cerca). Los diversos estilos de toques y los indicadores LED de estado tienen una ligera curva de aprendizaje al principio, pero la HomePod es fácil de controlar directamente desde los controles de la bocina.

Extrañamente, la HomePod no tiene un botón para silenciar a Siri. Tanto las bocinas de Amazon como las de Google tienen botones de silencio dedicados con los que puedes inhabilitar manualmente el control por voz. Con la HomePod, sólo puedes disminuir el volumen de música desde la bocina misma, que no es realmente lo mismo que silenciar a Siri. En su lugar, debes usar la aplicación o el control por voz para desactivar/habilitar "Oye, Siri".

Realmente me gustaría que la HomePod tuviera un botón de silencio dedicado, por lo que tienes otra opción más allá de tener que agarrar tu teléfono o usar control por voz.

homepod-gif

Sabrás que Siri te escucha cuando ves esto.

Chris Monroe/CNET

En su interior, la HomePod de Apple tiene siete tweeters, todos ubicados en la parte inferior de la bocina. Cada tweeter tiene un amplificador y un transductor. Seis micrófonos listos para Siri se ubican encima de estos, seguidos por el woofer y el chip A8 de Apple en la parte superior.

En su sitio Web, Apple hace grandes afirmaciones sobre el diseño de su bocina y cómo este se traduce en un mejor rendimiento. Se supone que los tweeters proporcionan 360 grados de sonido consistentemente bueno, mientras que los micrófonos (con la ayuda del chip A8) aseguran que Siri pueda escucharte a través de la música o a una distancia considerable, sin necesidad de gritar. El woofer trae bajos enriquecidos.

La HomePod asegura que ofrece sonido omnidireccional a través de una característica llamada "conciencia espacial". No importa en dónde coloques la bocina, se supone que un acelerómetro incorporado (un sensor de movimiento) se activará y recalibrará el audio en función de tu nueva ubicación. Esto le ayuda a determinar cómo dirigir el sonido y debería ayudar a garantizar una calidad de audio constante y buena, sin importar en dónde esté la HomePod ––y sin importar en qué lugar de la habitación te encuentras con relación a la bocina.

Muchas de las funcionalidades prometidas por Apple realmente se cumplieron en esta entrega, con algunas consideraciones importantes (de las que hablaremos más adelante). Pero hay una característica que definitivamente destaca sobre el resto: "Los sonidos bajos profundos son una locura", dijo mi colega experto en audio, Ty Pendlebury, cuando realizó la prueba de audio de la HomePod. Lee la sección a continuación para conocer su análisis completo de la calidad del audio de la HomePod, incluidos sus bajos impresionantes.

Calidad de sonido impresionante para su tamaño

Para una bocina tan compacta, la HomePod ofrece un gran sonido, y en mis pruebas me pareció bastante imperturbable, sin importar qué tipo de música pusiera. Eso es difícil de decir acerca de muchos altavoces que hay por ahí, independientemente del tamaño. Desde música pop a guitar rock a música de orquesta, la HomePod sonaba excelente. No se trata de una bocina estéreo de ninguna manera: obtienes más "presencia" de un conjunto de bocinas estéreo, pero la HomePod es un intérprete sólido que puedes usar en tu cocina sin miedo a distorsionar el sonido a un volumen alto.

El sonido uniforme de la HomePod en muchos tipos diferentes de música la separa de sus dos principales competidores, la Google Home Max y la Sonos One. La mayoría de las veces en nuestras pruebas en el apartamento inteligente de CNET, la Max y la HomePod sonaron similares, con ambos exhibiendo un sonido relativamente abierto y una buena extensión, mientras que la más asequible Sonos One sonaba un poco más distante.

Una de las pistas que creó cierta separación entre las tres bocinas fue "Yulunga (Spirit Dance)" de Dead Can Dance. Es el tipo de canción hecha para la HomePod: su combinación de voces aireadas, notas profundas, percusión nítida que sacó lo mejor de la bocina de Apple. La HomePod hizo que la canción cobrara vida desde su comienzo.

Aunque la Max presentaba más de un efecto estéreo, el sonido fue un poco duro en comparación, y la Max simplemente no fue capaz de cavar lo suficientemente profundo en el bajo. Sonos, mientras tanto, sonaba más cerrada.

homepod-product-photos-16

HomePod suena similar a la Home Max de Google y mejor que la más asequible Sonos One.

Tyler Lizenby/CNET

En una canción como "3WW" de Alt-J, con su profundo bajo, la HomePod tiene una autoridad que Google Home Max y Sonos One no pueden reunir. A pesar del pesado bajo de sintetizador, la bocina de Apple nunca tuvo problemas. Mientras estuvieron equilibrados, a los otros dos les faltaba peso, especialmente a la Sonos, que ni siquiera intentó reproducir las notas más profundas.

La extensión de graves de la HomePod suena genial, pero no siempre fue tan estricta como esperaba. El bombo apretado en "Girlfriend is Better" de Talking Heads sonaba mucho más flexible de lo que alguna vez había escuchado antes, por ejemplo, y resonó un poco demasiado tiempo. Si te gusta el funk u otros estilos con un bombo profundo prominente, esta bocina puede no darte el tipo de respuesta rápida a la que estás acostumbrado.

La mayoría de las veces, Apple y Google Max sonaban de manera similar, y Apple se adelantó en la extensión y el equilibrio de los graves, aunque hubo una sola pista donde las cosas fueron distintas. "Do not You" de Amber Rubarth, con sus voces ricas empapadas de reverberaciones y el sonido lánguido del violín sonaba más nítido en la Google Max. La percusión de golpeteo también sonó más inmediata en la bocina de Google, aunque la HomePod fue capaz de amplificar el auge del bombo. Aunque el dispositivo de Apple dio una mejor idea de la sala, estableció una distancia entre el cantante y el oyente que el dispositivo de Google no tenía.

A diferencia de Sonos y Max, que son bocinas típicas "direccionales" que suenan mejor cuando se escucha desde el frente, la HomePod es supuestamente más versátil. Apple habla sobre la capacidad de la HomePod para ir a cualquier parte de la sala y crear un sonido excelente, pero encontramos el funcionamiento por todas partes sin éxito.

Con la HomePod en el centro de la habitación, por ejemplo, escuché distintas porciones de sonido bueno (y menos bueno) alrededor de la bocina. A veces, el frente de la bocina sonaba excelente y la parte posterior no tanto. A veces, el mejor sonido provenía de 90 grados a cada lado.

Apple dice que la HomePod se ajusta en función de la posición en una habitación, y cuando moví la bocina, pude escuchar las diferencias a medida que se recalibraban. En general, la HomePod sonaba mejor colocada contra una pared o en una esquina, lo cual está bien, ya que es ahí donde probablemente la mayoría de la gente lo colocará de todos modos.

Lamentablemente, no pude probar la HomePod contra dos unidades de la Sonos One, pero espero rectificar esto lo antes posible. Dado que Sonos actualmente está vendiendo dos bocinas One por US$349 (el mismo precio que una sola HomePod) y dado que un par de Ones en estéreo supera a la Google Home Max en las pruebas, estoy ansiosamente anticipando este emparejamiento. A nuestro colega David Carnoy realmente le gustó cómo sonaron dos HomePods durante una demostración estéreo de Apple.

Es muy fácil configurarla, pero...

Antes de que puedas comenzar a escuchar música en tu HomePod, primero debes configurarla. La buena noticia es que toma literalmente unos segundos para la configuración. A diferencia de los AirPods, simplemente debes sostener tu dispositivo iOS al lado de HomePod para activar el proceso. Sigue los pasos para comenzar a reproducir música y más con Siri en tu HomePod.

La mala noticia: necesitarás un dispositivo iOS para esto; HomePod y la aplicación Apple's Home no funcionan en dispositivos Android. Desplázate hasta la parte inferior de esta página para ver una lista completa de dispositivos iOS compatibles.

Tu dispositivo iOS te solicita que proporciones a tu HomePod una ubicación específica, te registres en Apple Music (si no lo estás) y que habilites algo llamado "Peticiones personales" (Personal Requests).

applehomepod2

No necesitas descargar un app para configurar tu HomePod.

Capturas de pantalla por Megan Wollerton/CNET

Ese aviso de Apple Music es importante, porque cuando se trata de control por voz, los servicios de Apple son prácticamente los únicos que entran en acción aquí. Esto es lo que le puedes pedir a Siri que toque como se describe en la sección Fuentes de audio de esta página de Apple:

  • Apple Music
  • Compras de iTunes Music
  • Librería de iCloud Music con Apple Music o suscripción a iTunes Match
  • Beats 1 Live Radio
  • Podcasts

¿Qué hay de Spotify, Pandora, aplicaciones de podcast de terceros o cualquier otra fuente de audio? Todos se pueden reproducir en la HomePod, desde un iPhone, iPad, iPod touch, Apple TV y Mac, pero tendrás que presionar manualmente el botón AirPlay en la pantalla del dispositivo fuente. (Las PC con Windows que ejecutan iTunes también pueden ser una fuente de música.) Eso es un gran paso adelante con respecto a Sonos One, que funciona con docenas de servicios de música. Lo mismo ocurre con las bocinas Google Home y Amazon Echo.

También es importante tener en cuenta que la HomePod tampoco funciona como una bocina Bluetooth básica. Por lo tanto, no esperes que un huésped o miembro de la familia que tenga Android envíe música al HomePod desde su dispositivo.

En otras palabras, a menos que tengas una base de datos exhaustiva de música iTunes comprada, necesitarás una suscripción a Apple Music. Apple extiende una suscripción gratuita de tres meses a Apple Music cuando estás configurando tu HomePod. Luego de que el período de 90 días finaliza, el servicio cuesta US$10 por mes para una persona (o US$15 mensuales para un plan familiar). Los estudiantes universitarios pueden inscribirse por solo US$5 por mes, pero Apple pedirá que verifiquen su estatus de estudiantes. 

Más Productos

Cultura popular

Comenta Apple HomePod