CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tabletas

Kindle Oasis: El 'e-reader' que se ganó un lugar en mi bolso

El nuevo lector de libros electrónicos de Amazon viene con una cubierta de recarga, un liviano peso de 4.6 onzas y 4GB de almacenamiento interno que promete guardar miles de libros. Pero, ¿será capaz de conquistar a los nostálgicos que aún prefieren los libros con un precio de US$290?


De entrada, debo advertir algo: soy una virgen de los e-readers. Mi único referente de comparación con estos dispositivos es ya sea un libro de hojas de papel o una tableta (en la que en realidad nunca he leído un libro entero).

Dicho esto, lo anterior me descarta o me califica perfectamente para analizar un e-reader. Porque, en esencia, el debate y el dilema para muchos consumidores a la hora de considerar comprarse su primer o su próximo e-reader es si un lector de libros electrónicos es comparable o mejor que un libro de carne y hueso -- o de papel y hueso.

Por una parte, la ventaja de un e-reader es que puede contener cientos y miles de libros y revistas en un cuerpo por demás compacto. Y si es esto lo que nos importa, entonces el Amazon Kindle Oasis es perfecto. No sólo tiene un tamaño ideal y adorable, que se apoya un poco en el encanto y el atractivo de los libros de bolsillo o de colección como los de Penguin Classics, sino que también ofrece una experiencia de lectura que no se desvía mucho del libro convencional. Y es que, con la tinta electrónica y la iluminación mate de la pantalla, es como si estuviéramos leyendo un texto en una hoja de papel.

Sin embargo, para los nostálgicos, los que tenemos la vista vuelta hacia atrás, y las yemas de los dedos listas para sentir la aspereza de una página y los oídos fijos al susurrar de las hojas al pasar, para quienes estos aspectos son una parte esencial de la experiencia de lectura, el Kindle Oasis -- y cualquier otro e-reader -- se queda corto.

Si dejamos estas mañas nostálgicas atrás, todo un mundo distinto -- pero no tanto -- y una nueva experiencia de lectura se abren frente a nuestros ojos.

Las especificaciones del Kindle Oasis

amazon-kindle-oasis-09.jpg

El Amazon Kindle Oasis, con una cubierta de recarga magnética, se puede sostener con la mano izquierda o derecha.

Sarah Tew/CNET

Pero primero, echémosle un vistazo a las especificaciones.

  • Tiene un grosor de 3.4mm en su parte más delgada y pesa 4.6 onzas (unos 130 gramos).
  • Posee 4GB de almacenamiento interno, lo que significa que puedes guardar miles de libros en el dispositivo.
  • Tiene un procesador de 1GHz.
  • Cuenta con una pantalla táctil de 6 pulgadas con una resolución de 300ppp.
  • La luz frontal fue rediseñada para resultar en 60 por ciento más de LEDs que en los Kindles anteriores.
  • Tiene conectividad 3G y capacidad Wi-Fi, pero la opción que incluye ambas cuesta desde US$360. La versión solo Wi-Fi cuesta desde US$290.
  • Viene con una cubierta de recarga incluida que se ajusta de manera magnética al Kindle Oasis.
  • La batería dura dos semanas, pero aguanta hasta nueve si le pones la cubierta y le quitas la conexión Wi-Fi.
  • La cubierta de batería viene en tres opciones de colores: negro, rojo vino y marrón y está incluida en el precio.
  • El Kindle Oasis viene con la cubierta y un cable USB 2.0 para recargar.

Pantalla e-ink táctil

amazon-kindle-oasis-09.jpg
Sarah Tew/CNET

Para alguien acostumbrado a utilizar dispositivos con pantallas táctiles, y el Kindle Oasis lo es, lleva un poco de tiempo y paciencia a ajustarse a la naturaleza básica de la pantalla de este e-reader. Mi primer dispositivo con pantalla táctil ha sido un teléfono inteligente, y luego una tableta. Y si, como yo, ese es tu referente, entonces, como yo, encontrarás mucho que desear en la pantalla del Kindle Oasis que es menos responsiva, sufre de cierta demora cuando das toques a iconos específicos (como el de Home) y carece de la celeridad general de las pantallas táctiles de teléfonos y tabletas actuales.

La navegación de la pantalla es sencilla, pero no es demasiado intuitiva para quien se ha adentrado al mundo de las pantallas táctiles a través de un teléfono. Eso es, para ir de página a página, simplemente tienes que deslizar el dedo hacia la izquierda (para ir a la siguiente página) o a la derecha (para ir a la página anterior). Es más, los botones que se encuentran en el lado derecho de la pantalla cumplen con la función de ir de página a página: el de arriba va a la siguiente mientras que el de abajo va a la anterior.

Pero, hay que tener en cuenta que la general lentitud de la pantalla de los e-readers es la realidad de las pantallas de tinta electrónica, que no han logrado los avances en velocidad de respuesta de las pantallas LCD; por otro lado, ese es quizá el sacrificio que debemos asumir para disfrutar de una pantalla que tiene el aspecto de una hoja de papel.

Lectura al estilo Kindle Oasis

Para mi experiencia Kindle Oasis decidí bajar tres libros de la biblioteca Kindle de Amazon: Gone Girl (una indulgencia), Los perros descalzos (de nuestro colaborador Antonio Ruiz Camacho) y La intérprete de lo anacrónico (de nuestra editora de redes sociales Patricia Puentes).

En el Kindle Oasis tienes la capacidad de manipular el tamaño del texto. Lo único que tienes que hacer es pellizcar la pantalla, y seguidamente aparecerá una fila de letras A en distintos tamaños. Escoge la que más se ajuste a lo que buscas y el tamaño del texto cambiará.

kindle-2.jpg

Subrayo un pasaje de la novela 'Gone Girl' de Gillian Flynn en el Kindle Oasis.

Patricia Puentes/CNET en Español

Como sus hermanos de la línea, Kindle Oasis te permite buscar el significado de las palabras al seleccionar un término al presionar de manera prolongada. Casi inmediatamente, aparece una ventana con una definición del Diccionario de la Lengua Española. De la misma forma, si encuentras una frase digna de recordar y compartir entre tus amigos bibliófilos, puedes hacer lo mismo: al seleccionar el texto al presionar prolongadamente, aparecerá un panel horizontal bajo la palabra o frase que tiene los apartados Subrayado, Nota (para hacer apuntes), Compartir, una lupa y el icono de los tres puntos (que da más opciones como notificar de que hay un error en el libro). Si le das a compartir, se compartirá la cita ya sea a través de Facebook, Twitter o Goodreads.

Por mi parte, escojo subrayar las primeras oraciones del best-seller de Gillian Flynn, una de las entradas que más me han intrigado recientemente.

Y de Los perros descalzos decido -- para ampliar mi vocabulario mexicano -- buscar el significado de "güeyes" (que, según el diccionario, significa persona tonta).

kindle-1.jpg

¿Qué significa "güeyes"? Le pregunto al diccionario de Kindle Oasis.

Patricia Puentes/CNET en Español

De La intérprete de lo anacrónico, Kindle me dice que la autora es una adicta al chocolate en la ventana que me da la bienvenida cuando abro el libro.

kindle-4.jpg

La autora de este libro (y de esta foto) es adicta al chocolate, según cuenta los datos del autor en el Kindle Oasis.

Patricia Puentes/CNET en Español

Uno de los atractivos principales del Kindle Oasis es su tamaño (pesa 4.6 onzas; unos 130 gramos) que se asemeja a un libro de bolsillo. Es el primer Kindle que viene con una cubierta que es, además, una batería que lo hace durar hasta nueve semanas. La cubierta viene en tres colores: negro, marrón y rojo vino. Quizá sea mi inclinación por el preciosismo, pero le hallaría más encanto a este e-reader si el diseño de la cubierta apelase más a la estética de libro de bolsillo, con estampados de flores, o cuadros, con un buen toque retro.

Como un libro de bolsillo, el Kindle Oasis es fácil de llevar a cualquier parte, especialmente si va bien resguardado en un bolso. Se siente cómodo en la mano con su cuerpo de plástico polímero y una pequeña joroba en la espalda que alberga sus pequeñas entrañas. Lo puedes sostener con igual comodidad tanto con la mano izquierda como con la derecha, ya que la página rotará según la dirección en que sostengas el lector gracias a un acelerómetro integrado.

Una desventaja del Kindle Oasis, y de cualquier Kindle en este aspecto, es que no es resistente al agua. No es que sea aficionada a las lecturas en la bañera o en la piscina, pero no me molesta el prospecto. Además, con Oasis como parte de su nombre, esto lleva al consumidor a evocar precisamente eso: un oasis, un lugar con un cuerpo de agua, unas vacaciones de relajación y lectura en la playa o junto a la piscina.

El precio del Kindle Oasis

Este e-reader, que nuestro experto de CNET David Carnoy denomina como el mejor lector de libros electrónicos que existe en el mercado, le hace honor a esta calificación con su precio: desde US$290. La versión con Wi-Fi+3G es aún más cara: desde US$359.

Por este precio, como bien indica Carnoy, puedes adquirir una tableta iPad Mini 2 o cinco tabletas Fire de Amazon versión de entrada, "que hacen mucho más que mostrar texto en blanco y negro".

Primera impresión

El Kindle Oasis, innegablemente, tiene su encanto. Su aspecto de libro de bolsillo, su cubierta de recarga que lo hace durar más de nueve semanas (sin conexión Wi-Fi) y la promesa de literalmente tener miles de libros en la punta de los dedos, que sólo tendrán que sostener unos cuantos gramos de peso, son más que tentadores.

Pero la pregunta eterna -- especialmente para los bibliófilos chapados a la antigua reacios a despegarse del papel -- es: ¿qué es mejor, un e-reader (en este caso, el Kindle Oasis) o un libro? La respuesta no es sencilla, especialmente después de probar el Oasis. Es tan tentador dejarme llevar por la conveniencia que representa el Oasis, y el hecho de que su pantalla de tinta electrónica, aunque escasa en celeridad, es lo más cercano a una hoja de libro que puede llegar a ser un dispositivo. Sólo por esto casi me cambio de bando.

Pero "casi" es la palabra clave. Y dentro de "casi" también caben otros peros, como el precio de US$290 por la versión base (es elevado considerando que ya entra en el rango del costo de algunas tabletas que hacen mucho más que dejarte leer libros), no es resistente al agua (lo que contradice un poco lo que intenta aludir el nombre de "Oasis"), y a pesar de brindar todos los beneficios de la hiperconectividad (la posibilidad de buscar el significado de una palabra ahí mismo en el Kindle, de compartir los pasajes que te gustan en las redes sociales), siempre estará ausente ese factor tan esencial para algunos: la experiencia sensorial que brinda un libro de hojas de papel.

De mi parte, puedo decir esto: si bien el Kindle Oasis no me ha convencido de abandonar los libros de papel, tampoco lo descarto, porque los e-readers y los libros no son mutuamente exclusivos. El Oasis se ha ganado un lugar en mi bolso (claro, si en este bolso también tengo unos US$300 de más), al lado de una copia en papel de La invención del amor de José Ovejero. Eso sí que es tener lo mejor de dos mundos.

Más Productos

Comparte tu opinión