CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Acer Predator G1 análisis: Un pequeño monstruo listo para la realidad virtual, en una maleta

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
Precio sugerido: $2,199.99
Más Productos

Lo bueno La Acer Predator G1 es una computadora de escritorio para juegos rápida, a un precio razonable, con un concepto de diseño divertido y una maleta personalizada opcional para llevar tus videojuegos a todas partes.

Lo malo El desempeño es más bajo que otras 'desktops' para juegos con características similares; tiene puertos limitados; requiere dos voluminosos ladrillos externos como fuente de poder, y realmente te tiene que gustar su diseño de ciencia ficción tipo tanque blindado.

Conclusión La Acer Predator G1 no es la computadora de escritorio lista para realidad virtual más rápida o incluso la más pequeña, pero es lo suficientemente poderosa como para correr nuevos juegos y equipos de realidad virtual, y tiene un sentido de la diversión que no se encuentra en otras PCs para juegos.

Visite el sitio del fabricante para obtener más información.

7.9 Total
  • Design 8
  • Features 8
  • Performance 7

La computadora compacta de escritorio Acer Predator G1 no es la más rápida o la que tuvo el sistema más poderoso en nuestra ronda de PCs para juegos equipadas con las nuevas tarjetas de gráficos GeForce 1080 de Nvidia. Tampoco es la más pequeña, ni la menos costosa o la más fácil de actualizar. Pero a la hora de probarla y usarla junto con muchos de sus competidores más grandes y poderosos, encontré que ofrecía una mejor sensación de -- a falta de un término más técnico -- diversión. Es una computadora de escritorio para juegos que no se toma demasiado en serio, y eso es algo poco común. Además, reproduce nuevos juegos 2D y de realidad virtual bien, y tiene un precio razonable, lo que hace más fácil ignorar cualquier problema de desempeño y diseño que presente.

Esta es una versión más pequeña y reciente de la inmensa Predator G6 de escritorio que analizamos a principios de 2016. Pero ese sistema era un monstruo acaparador de atención que parecía sacado de una película de ciencia ficción, con su diseño de huellas de tanque y lo exagerado de su campaña de mercadotecnia en línea, que prometía "hacer pedazos el juego 4K... y darte la potencia para dominar a la galaxia". Si bien la Predator G6 era una computadora de escritorio lista para realidad virtual muy capaz y con un precio decente, también era demasiado grande y absurda como para caber en la mayoría de casas y departamentos, especialmente si tienes que considerar el factor "sello de aprobación de tu pareja" cada vez que adquieres nuevo hardware.

acer-predator-g1-01.jpg
Sarah Tew/CNET

La Predator G1 es, de manera similar, de alta gama, pero reduce el mismo diseño de tanque espacial a un concepto más manejable, con una dimensión de unas 14 pulgadas de alto y 5 de ancho. También se ve un poco ridícula, pero de manera menos descarada que la versión G6 más grande.

Llegados a este punto, ciertas características se sienten como un guiño y un coqueteo con el diseño excesivo. No tiene uno, sino dos receptáculos para audífonos que se extraen -- básicamente dos barras reforzadas que se extienden a cada lado del sistema -- y un panel frontal que respira y se ilumina con luces brillantes, enmarcando una unidad óptica que se abre como una bandeja en el centro del panel.

acer-predator-g1-01.jpg

Mira los receptáculos para audífonos desplegados a cada lado.

Sarah Tew/CNET

Mi generosa interpretación es que es una irónica recreación en miniatura del prototípico aspecto de las PCs para juegos. Le enseñé la Predator G1 a mi también jugadora esposa (más de 70 horas en Fallout 4), con la esperanza de que la encontrara tan kitsch y adorable como. Sin embargo, lamentablemente dijo que era horrenda y la prohibió en el centro de dispositivos de nuestra sala de juegos.

acer-predator-g1-01.jpg
Sarah Tew/CNET

¿Cómo sé que la Predator G1 tiene su muy astuto encanto? Si compras el paquete de edición especial, que es lo que tenemos aquí, viene con una maleta con ruedas personalizada, diseñada especialmente para que quepan la G1 y sus accesorios. Se trata de una funda de aluminio con el mismo diseño de armadura que tiene la PC misma, pero con un asa que se extrae y ruedas, como cualquier otra maleta que te encuentras en el aeropuerto. Dentro tiene separadores personalizados de gomaespuma para la computadora, su fuente externa de corriente, su teclado y su mouse. Es hilarante, pero también, de alguna manera, maravillosa.

Ese paquete, que también incluye una copia del más reciente juego de Ubisoft The Division, cuesta US$2,299 y también trae un procesador Intel Core i7-6700 CPU, 32GB de RAM, una sola tarjeta de gráficos 1080b Nvidia GeForce GTX y una combinación de almacenamiento de 512GB SSD/2TB HDD. Acer dice que la maleta sola vale US$265 (es una exageración, pero tampoco es tan corriente), de manera que es una oferta bastante buena, y cercana a ese punto perfecto de US$2,000 a pagar por un equipo listo para la realidad virtual.

acer-predator-g1-01.jpg
Sarah Tew/CNET

Como suele suceder, las configuraciones disponibles varían según la región. Versiones con especificaciones más bajas de la G1 están a la venta en el Reino Unido a razón de £1,499 y en Australia a un precio de salida de AU$2,299. Ninguna de las dos incluye la maleta. Lo sentimos.

Más Productos

Cultura popular