CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

2016 Tesla Model X análisis: El SUV más espectacular en la carretera

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
Precio sugerido: $74,000.00

Lo bueno Un desempeño asombroso respalda lo que en realidad es una muestra de dominio tecnológico.

Lo malo Esas puertas de ala son vistosas, pero poco prácticas en la mayoría de los casos.

Conclusión Un vehículo asombroso, desafortunadamente comprometido por esas puertas.

Visite el para obtener más información.

8.1 Total
  • Performance 10
  • Features 9
  • Design 5
  • Media 8

Demoró mucho en llegar, pero finalmente está aquí. Es el Tesla Model X, el modelo ligeramente más alto y algo más práctico que le sigue al Model S. Podría haber sido poco más que eso; Tesla podría haberle dado más altura, y listo, pero la compañía decidió hacer algo, digamos, un poco diferente, como darle al X un elemento único para separarlo de su hermano fraterno.

Me refiero, naturalmente, al par de puertas tipo "ala de halcón" que dan acceso a los asientos traseros, y que se levantan hacia el cielo con sólo tocar un botón. ¿Serán un elemento icónico que le gane a este vehículo un lugar en la historia de los grandes diseños? ¿O un caso de esos en que la forma destruye la función? ¿Y cómo se maneja el Model X en comparación con el generalmente excelente Model S? Veamos.


Más que una evolución

La idea era cosa natural: modificar el Model S y convertirlo en el tipo de vehículo perfecto para llevar los niños a la escuela o irse a pasear a Aspen. Como tal, el Model X es más grande, tiene el doble de espacio de carga del S si pliegas la tercera fila de asientos. Pero probablemente no debas hacerlo, porque a diferencia de lo novedoso de los asientos traseros del Model S, en el Model X la tercera fila de asientos mira hacia adelante.

Eso les da mucha utilidad, con suficiente espacio para la cabeza y las piernas (apenas) para que un adulto como yo se siente atrás. Por otra parte, los asientos de la segunda fila hilera ofrecen mucho espacio, mientras que los de adelante, con calefacción y aire acondicionado, no sólo ofrecen la temperatura perfecta sin importar el clima, sino que son cómodos y apoyan bien el cuerpo.

De hecho, si te decides a ordenar el paquete dirigido a entornos árticos, con un precio de US$1,000, todos los asientos del Model X ofrecen calefacción con sólo tocar un botón, incluso el asiento del medio en la segunda fila. Esto es una buena manera de cuidar de tus pasajeros, o sorprenderlos con el calorcito en la espalda si decides jugarles una mala pasada.

Lo que no ha cambiado es el enorme LCD de 17 pulgadas en el centro de panel de instrumentos, que hereda del Model S. La pantalla mantiene el mismo procesador Tegra 3, que entrega imágenes limpias pero a veces batalla para reaccionar al toque de los dedos. Por favor, instalen mejor el Tegra X1.

Esa pantalla probablemente provoque opiniones divididas, como sucedió hace varios años cuando la vimos primero en el Model S. A mí me encanta el tamaño, pero no los reflejos, y quisiera con todas mis fuerzas que apoyara Android Auto y Apple CarPlay. Más allá de eso, la conectividad LTE integrada ciertamente es algo positivo, porque facilita monitorear la carga del vehículo desde cualquier lugar a través del app de smartphone de Tesla, que también tiene otras prestaciones atractivas.

El piloto automático

Cuando se lanzó, el Model X sirvió de plataforma para la tecnología más avanzada de Tesla en ese momento: el piloto automático. Con éste, el Model X básicamente se maneja solo. Otro ejemplo es la prestación Summon que usa el mismo app móvil de Tesla para monitorear la carga y puedes ordenar al vehículo que salga de su espacio de estacionamiento y venga a ti.

Ahora bien, no pienses que el Tesla va a salir volando de la cochera para ponerse a tu orden. De hecho, sólo avanza muy lentamente en línea recta hasta que identifica un obstáculo o le ordenas que se detenga. Pero si integras el sistema con un control de puertas de cochera compatible con Homelink, abre la puerta con toda amabilidad antes de salir de la cochera, y la cierra después.

En la práctica, esta función es más útil para impresionar a los amigos y la familia que para lograr que el vehículo se estacione autónomamente, pero supongo que si tu cochera es angosta, podría ser útil.

2016-tesla-model-s-36-of-43.jpg

El interior del Model X es un entorno muy agradable, y repleto de dispositvos.

Tim Stevens/Roadshow

No sorprende que el piloto automático sea mucho más conveniente en la carretera. Si avanzas por una vía despejada, con un par de toques a la palanca adecuada, el Tesla comienza a conducirse solo. Eso incluye tomar curvas, cambiar de carril cuando se lo ordenas y ajustar la velocidad para sobrepasar a otros vehículos que van más despacio.

En la autopista acelera a su gusto, mientras que en vías secundarias el piloto automático tiene una velocidad máxima de cinco millas por hora por encima del límite permitido. Esto te permite, dentro de lo posible, evitar que te pongan una multa por exceso de velocidad, porque el X aminora la marcha cuando entra en ciudades, pero en algunas ocasiones demoró un tanto de desacelerarse. Sería bueno que prestaras atención a las señales con el límite de velocidad, para no mencionar las señales de alto, semáforos y otros, porque el piloto automático, al menos por el momento, no los procesa.

De hecho, debes prestar atención siempre. El piloto automático es un ejemplo asombroso de lo que los programadores pueden hacer con un vehículo moderno, pero está lejos de ser perfecto. De vez en cuando se confundió con las líneas brillosas que quedan en el asfalto después de una reparación, y mostró tendencia a hacer ajustes incómodos (y desconcertantes) al volante siempre que las líneas divisorias entre carriles desaparecían en medio de una curva.

Sin embargo, esos errores fueron pocos. El piloto automático funciona asombrosamente bien y, aunque tu sigues controlando el vehículo, poder relajarte un poco y dejar que el carro se encargue de tareas aburridas como mantenerte dentro del carril y a una distancia prudencial de los otros vehículos hace que ir de un lugar a otro sea mucho menos estresante.

Pero a la hora de divertirse un poco, el Model X se convierte en tu aliado.

Dinámica extraordinaria

2016-tesla-model-s-11-of-43.jpg

El spoiler trasero abatible viene de serie en el Model X P90D.

Tim Stevens/Roadshow

El Model X, específicamente en la configuración P90D que probé para esta reseña, pesa unas 5,300 libras (2,409 kilos), aproximadamente lo mismo que un Cadillac Escalade. A pesar de eso, con la modalidad Ludicrous activada, el Model X acelera de cero a 60 mph en 3.2 segundos. Eso es, a decir verdad, impresionante.

Más Productos

Más de los mejores productos

Todos los mejores productos