Xbox One: 20 cosas que debes saber

La nueva consola de Microsoft tiene sus pros y contras frente a otras consolas y versiones anteriores. Aquí algunos puntos clave que debes conocer.

Consola Xbox One de Microsoft
Crédito: Sarah Tew/CNET
         

Después de meses de espera, el Xbox One por fin está aquí.

Como muchos de ustedes saben, ya escribimos aquí nuestro análisis sobre la nueva consola de Microsoft, pero aquí les presentamos más detalles y cosas que deben saber antes de salir a comprar una.

1. Precio y disponibilidad. El nuevo Xbox One salió a la venta en EE.UU. y muchos países (incluidos México y España) el 22 de noviembre. En Norteamérica cuesta US$499 y 499 euros en los países de la Unión Europea. La consola incluye una cámara Kinect que no es opcional. De acuerdo con la tienda online oficial de Microsoft en México, el Xbox One tendrá un precio de $8,499.00 MXN.

2. Necesitarás una suscripción a Xbox Live Gold (que cuesta US$60 al año en EE.UU.) para hacer casi todo que no sea jugar juegos de un solo jugador. Todos los juegos en línea requieren de una suscripción a Gold; desde para usar Netflix hasta para la funcionalidad de DVR. (Esas apps y la capacidad de guardar juegos son gratuitas en la PS4 de Sony, que solo requiere suscripción a PlayStation Plus para jugar en línea).

3. Reproduce Blu-rays, DVDs y (a diferencia del PS4) CDs. El Xbox 360 solo reproducía DVDs y, brevemente, a través de un accesorio, DVDs en alta definición (HD). Es muy bueno que pueda reproducir Blu-ray. Desafortunadamente, no los Blu-rays en 3D. (No hay compatibilidad con Blu-ray 3D tampoco en el PS4).



4. Funciona con la tecnología conocida como DLNA... en teoría. Microsoft está impulsando su propia cuenta en SkyDrive --su versión de almacenamiento en la nube-- para reproducir fotos y videos almacenados en la nube, pero supuestamente se puede también reproducir contenidos en dispositivos que sean parte de la Alianza para la vida digital en red (DNLA, por sus siglas en inglés), aunque eso no lo hemos probado. Si eres una de esas personas que hacen montones de streaming de medios, prepárate a decepcionarte con lo que podrás hacer si lo comparas con el Xbox 360.

5. El disco duro no se puede reemplazar por el usuario (a diferencia del del PS4). El Xbox One viene con un disco duro de 500 GB y vas a tener que conformarte con eso. En estos momentos no hay planes sobre cómo exactamente podrás aumentar esa capacidad. El Xbox 360 venía con un disco duro que se podía quitar; en el One, éste viene dentro de la consola. Los dueños de un PS4 pueden subir su memoria ellos mismos usando un disco duro estándar para PC.

6. No va a poder reproducir tus discos de Xbox 360, el Xbox original, ni Xbox Live Arcade (discos o digital). Esto es nefasto para los dueños de un Xbox 360 con muchísimos títulos: el Xbox One no va a reproducir tus discos. Además, los juegos de Xbox que hayas descargado y que vivan en tu cuenta Xbox Live tampoco podrán ser transferidos. Con el Xbox One -te guste o no- vas a tener que empezar de cero.

7. Los juegos descargados pueden volverse a descargar y reproducir en todas partes, pero los juegos en disco necesitarán el disco para jugarlos.  Los juegos en disco -y sin disco- necesitarán ser instalados en el Xbox One, pero si decides usar los de discos, ten en cuenta que siempre necesitarás el disco para jugar.

  

8. Xbox One no tiene soporte para Bluetooth. Imagínate. Las conexiones Wi-Fi Direct y Wi-Fi 802.11n deben ayudar para conectar dispositivos, pero para accesorios inalámbricos vas a tener que usar las opciones oficiales del Xbox. El PlayStation 4 tampoco funciona con periféricos Bluetooth, pero sí viene con Bluetooth incluido.

9. El Kinect también funge como blaster IR. Para funciones de control remoto, el Kinect, cuando está conectado, puede ser programado para controlar tu TV y tu caja del cable. Los controles como volumen y cambio de canales también pueden hacerse con los comandos de voz, pero eso no fue tan fácil como imaginábamos. Lee aquí un análisis completo sobre cómo usar los comandos de voz en español.

10. El Xbox One funciona con controles remotos universales. A diferencia del PS4, que no tiene IR, el Xbox One puede ser controlado con un remoto universal compatible.

11. El Xbox One es más grande que el PlayStation 4. No sólo es una consola mucho más voluminosa, sino que viene con un adaptador AC en forma de ladrillo y que está enlazado al cable de encendido. El PlayStation 4 viene solo con un cable tradicional delgado.

Consola Xbox One de Microsoft
Crédito: Sarah Tew/CNET


12. Xbox SmartGlass corre en dispositivos Windows 8, iOS y Android. La segunda pantalla de Microsoft, conocida como SmartGlass, funciona en una amplia gama de teléfonos, tabletas y PCs y promete añadir controles de medios, funciones de juego en segunda pantalla e información sobre lo que se está mostrando en el Xbox One. Muchos iPhones, iPads y iPad Touches, dispositivos de 7 pulgadas o más con Android 4 y teléfonos, tabletas y PCs con Windows 8 también se pueden conectar.

13. No se necesita usar Kinect para que funcione, pero sí ayuda. Un nuevo Kinect viene en cada caja del Xbox One, lo cual lo convierte en una compra requerida. También está ahí para usarse la mayor parte del tiempo. No tienes que conectarlo, pero cualquier orden, control de voz y reconocimiento de gestos y movimientos no funcionarán sin el Kinect.

Consola Xbox One de Microsoft
Crédito: Sarah Tew/CNET
 

14. Funciona con tu cable y satélite, pero no con el DVR. Una entrada HDMI te permite conectar tu caja de cable directamente al Xbox One. El Xbox One tiene su propio menú de búsquedas para ver lo que hay en la TV y puede cambiar el canal de tu caja de cable. Pero si bien puedes ver tu DVR, no podrás usar el Xbox One para tener acceso a tus grabaciones o a los menús. Para eso vas a tener que usar tu control remoto, como de costumbre.

15. Algunas TVs no funcionan con Kinect. Los editores de CNET no pudieron hacer que el Xbox One funcionara con la Sharp Elite PRO-60X5FD en los laboratorios de CNET. Eso también significa que Kinect tampoco se aprendió los comandos para esa TV. Quizás se requiere de software adicional, pero eso está por verse.

16. El DVR para juegos solo graba los últimos cinco minutos de lo que estás jugando, en comparación con 15 minutos en PS4.  Es muy divertido compartir, pero acuérdate que el Xbox One solo guarda los últimos cinco minutos de lo que has estado jugando. Sin embargo, es más fácil compartir clips de 30 segundos con el Xbox One.

17. Twitch existe como una 'app' para Xbox One... pero no puedes crear nada usándola (todavía). El PlayStation 4 tiene la habilidad de crear tu propio "programa" en vivo de tus juegos para que la gente lo vea a través de la aplicación conocida como Twitch, y también te deja ver lo que otros están 'streaming'. El Xbox One tiene el app de Twitch, pero solo para ver contenido. No podrás crear tu propio contenido en Xbox hasta por lo menos principios de 2014.

Consola Xbox One de Microsoft
Crédito: Sarah Tew/CNET

18. La función de Snap es un sueño para muchos usuarios, pero no funciona con todas las apps. La función Snap te permite crear una pantalla dividida para que puedas ver la televisión en vivo mientras juegas o bien para combinar apps que no tengan nada que ver con juegos. Sin embargo, algunas apps no funcionan todavía con Snap y descubrir cuáles sí lo hacen y cuáles no es una tarea que lleva tiempo y requiere de prueba y error.

19. El Xbox One responde a comandos en español, si configuras la consola a otros países. La nueva consola de Microsoft asocia la ubicación con el idioma del usuario, de manera que Microsoft no ofrece soporte oficial de español en EE.UU. y otros países donde el español no es el idioma principal. Sin embargo, puedes configurar el Xbox One en español seleccionando uno de los dos países que tienen soporte para este idioma, México o España, sin importar en dónde te encuentres. El editor de CNET en español, Juan Garzón, logró seleccionar estos países desde California.

20. Para bien o para mal, siempre está ahí. El Xbox One te anima a operar a través de él tu sistema de entretenimiento en el hogar, lo cual significa que lo tendrás encendido cuando quieras ver grabaciones DVR antiguas o para ver una película. Puede que hasta te salte una llamada de Skype en medio de una partida, aunque siempre es posible desconectarlo de tu contenido de TV.



Etiquetas:
Consolas
Videojuegos
Autor

Scott Stein es un editor de CNET.com a cargo de reseñar iOS, computadoras portátiles, tecnología móvil, videojuegos y cultura tecnológica. Antes, escribía para publicaciones como Wired, Esquire.com, Men's Journal y Maxim. Aparece regularmente en programas de televisión y radio hablando de las últimas tendencias en tecnología.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados
CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.