Venezuela: compras por Internet están bloqueadas desde inicios de 2014

El gobierno no ha reactivado este año las cuotas que impone al uso de divisas, dejando a los venezolanos sin acceso a compras, pagos o suscripciones en línea.

Screen Shot 2014-01-23 at 9.20.55 AM.png
La Comisión de Administración de Divisas de Venezuela (CADIVI) es el organismo que se encarga de distribuir las cuotas anuales de dólares a los ciudadanos. (Crédito: captura de pantalla por Gabriel Sama/CNET)

 

Desde 2003, Venezuela ha impuesto a sus ciudadanos un control de cambios que limita su acceso a dólares estadounidenses. Es más, todos los dólares que circulan en ese país son controlados por el Estado y se le permite a las personas comprarlos sólo cuando van a salir de viaje (hasta US$3,000 al año) o van a realizar compras electrónicas.

El cupo --que ha variado desde su implementación-- se renovaba cada año de forma automática. Sin embargo, en los primeros 23 días de 2014, los venezolanos se han visto impedidos de pagar servicios o comprar productos en línea en moneda extranjera, porque el gobierno no ha reactivado su uso.

En 2008 la capacidad de compra anual a través de Internet bajó de US$3,000 a sólo US$400, lo que mantiene a los ciudadanos de ese país en un rezago tecnológico y ha afectado diversas industrias digitales. En la actualidad, el pago de servidores y dominios, la reposición de piezas tecnológicas, paquetes turísticos y hasta las citas ante la embajada de Estados Unidos se deben pagar con los dólares de ese menguado cupo electrónico, además de las compras que realicen los particulares en páginas de comercio electrónico.

De esta manera, no sólo quedan excluidos del e-commerce los ciudadanos sin tarjeta de crédito, sino que además en estos momentos están impedidos de realizar compras todos los venezolanos.

(El miércoles, por su parte, el gobierno argentino también impuso límites a sus ciudadanos de un máximo de dos compras al año a través de páginas de comercio electrónico en el extranjero).

Subsidio o bloqueo

Uno de los errores interpretativos respecto a Venezuela es creer que los cupos de dólares son regalos o dádivas que da el Gobierno a los ciudadanos. En realidad, es obligatorio por ley pasar por el Estado para comprar u ofertar divisas, de manera que no hay un mercado libre legal al que puedan acceder los ciudadanos cuando la cuota no es suficiente.

Con el paso de los años se ha fortalecido un mercado negro, que es imposible mencionar en Venezuela y cuyas cifras han provocado la censura oficial de más de 100 páginas web dentro del país, según sus autoridades. En ese mercado negro, que rige los precios de una parte de la actividad comercial del país, el dólar estadounidense estuvo incluso diez veces por encima de la tasa oficial. Por eso se consideraban que los dólares electrónicos eran un "subsidio" del país petrolero a las compras de sus ciudadanos.

Sin embargo, al no existir otras alternativas para esas compras, se convierte en una cárcel que le impide a los ciudadanos adquirir productos y pagar plataformas digitales (suscripciones, servicios pro, afiliaciones, apps, música, juegos) que se ofertan en todo el mundo.

El reino por una 'gift card'

En 2013, cuando la tasa del dólar pasó de 4.30 bolívares a 6.30 bolívares, un cupo de US$400 era equivalente a 2,520 bolívares. Venezuela el año pasado tuvo la inflación más alta del hemisferio (56.3 por ciento) y esa devaluación agresiva de su moneda hizo cada vez más atractivo que los ciudadanos refugiaran sus ahorros en moneda extranjera, al precio que consiguieran. 

En el caso del cupo electrónico, una opción popular fue la compra masiva de gift cards (tarjetas de regalo) en diversos servicios electrónicos, de manera que ese cupo no se venciera con el paso del año y además se pudiesen acumular diversas tarjetas para comprar productos más costos como cámaras fotográficas y laptops. La página humorística El Chigüire Bipolar, lo tituló con más seriedad que ningún diario: Amazon se convierte en el primer banco de Venezuela.

Un celular de US$400, por el que se pagaba la cantidad ya mencionada, en Venezuela podía costar diez veces más, si acaso se conseguía, porque las importaciones de equipos informáticos y de telecomunicaciones han mermado, lo que ha vuelto más precario el mercado de aparatos electrónicos. Esta misma situación hizo florecer una gama de empresas de courier y paquetería que traían las compras individuales del exterior.

Esa perversión económica es la que ha hecho que no se levante una protesta para exigir el fin del control de cambios. La esperanza de dólares baratos es más fuerte que arriesgarse a sincerar el costo de los salarios en bolívares frente al dólar.

Últimos anuncios

Aunque el presidente Nicolás Maduro garantizó que habría dólares a 6.30 bolívares para todo 2014, una semana después su vicepresidente económico desmintió el anuncio y llevó los cupos viajeros, compras de pasajes y el cupo electrónico a una nueva tasa de cambios. Esta vez se establecen a través de subastas en un sistema complementario de administración de divisas (Sicad), cuyo último tipo de cambio fue a 11.36 bolívares. Es decir: los venezolanos pagarán 4,544 bolívares por lo que en diciembre costaba 2,520 bolívares. Ese tipo de cambio subirá a lo largo del año conforme se realicen las subastas.

El viceministro del área económica, Rafael Ramírez, anunció que próximamente se publicarían las nuevas reglas de juego, y hasta entonces, las compras por Internet se mantienen suspendidas. 

Sin otra alternativa, en este momento hay venezolanos con el carrito de compras esperando aprobación, pidiéndole extensiones a los proveedores de hosting o retrasando la compra de medicinas especializadas y otros bienes que no se consiguen en el país. Aunque el dólar haya pasado de 6.30 bolívares a casi el doble, sigue siendo más barato que comprar en la calle.


Autor
Luis Carlos Díaz

Luis Carlos Díaz, periodista y ciberactivista en Venezuela. Coordinador de comunicación y redes del Centro Gumilla. Facilitador de temas en áreas tecnológicas y escritor de la columna Hoguera Digital en el diario Tal Cual.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo Pierdas
Productos Destacados
conéctate con CNET en Español
CNET Insider
Edición en español
Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.