¿Puede Silicon Valley impulsar una reforma migratoria?

Organizaciones, ejecutivos y empleados de tecnología se unen para impulsar una política que fomente el talento de inmigrantes, sean documentados o no.

SelfiesFamosos4Reform.jpg
Más de un famoso se unió a la campaña #Selfies4Reform, organizada por FWD.us Crédito: captura de pantalla por Claudia Cruz
 

Los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos ahora tienen unos aliados bastante innovadores: ejecutivos, programadores y empleados a lo largo y ancho de Silicon Valley.

Los fundadores y trabajadores de algunas gigantes de Silicon Valley, incluyendo a Mark Zuckerberg, de Facebook, y Reid Hoffman, de LinkedIn, buscan mejorar la forma en que la industria de la tecnología atraiga talento del extranjero a EE.UU. Pero la escasez de visas H1-B para trabajadores con habilidades de alto nivel no es lo único que preocupa a muchos ejecutivos, sino el arduo proceso para conseguir una tarjeta de residente o la imposibilidad de que indocumentados talentosos puedan integrarse a sus compañías.

"Estamos tratando de unir el mundo técnico con el mundo político para encontrar un acuerdo mutuo usando activismo y herramientas en línea", dice Jesús Loya, director en San Francisco de FWD.us, una organización creada por líderes de la industria de tecnología para impulsar mejoras al proceso migratorio y educativo en EE.UU.

Con ese mismo fin, los tecnólogos están colaborando con organizaciones para encontrar maneras de ayudar al electorado a abogar de manera más eficiente por una reforma migratoria exhaustiva.

Adrienne Pon, directora ejecutiva de la oficina de inmigrantes en San Francisco, dio un ejemplo –durante un reciente evento de FWD.us – de cómo ella piensa que los programadores en Silicon Valley pueden ayudar.

“Tenemos casi 102,000 personas en San Francisco que son residentes permanentes y quieren hacerse ciudadanos, pero tienen que rellenar la solicitud N400, de 18 páginas, a mano porque no tenemos suficiente computadoras”, dijo Pon. “Siendo voluntarios y trayendo sus iPads pueden ayudar”.

Pero la escasez de hardware no es el único problema que hay que solucionar. La idea es impulsar el desarrollo -y uso- de más aplicaciones que promuevan el activismo cívico. Loya explicó que por eso es que FWD.us organizó el hackatón de noviembre 2013 en LinkedIn para no solamente presentarle a ejecutivos como Zuckerberg y Hoffman a jóvenes indocumentados, sino también para crear aplicaciones que promuevan e impulsen una reforma inmigratoria. 

"Hemos lanzado #Selfies4Reform donde animamos a las personas tomarse una foto, publicarla en Twitter y nosotros la imprimimos y las mandamos a los congresistas", dijo Loya. Otra campaña es #BuiltByImmigrants (que significa algo así como "hechos por inmigrantes") donde los inmigrantes cuentas sus historias y Push 4 Reform, donde ahora existe una lista de los congresistas a quienes el grupo debe enfocarse "A todos hay que mandarles cartas y llamarlos", dice Loya.

Push4Reform, por ejemplo, fue creado por los jóvenes indocumentados Luis Aguilar, Kent Tam y Justino Mora y ganó el premio del mejor app activista en el hackatón.

Jesus_Loya.JPG
Jesús Loya, el director en San Francisco de FWD.us. Crédito: Claudia Cruz/CNET
Ahora que existen estos apps, hay que buscar la manera para que la gente los use para abogar por una reforma migratoria, agregó Emily Lam, vicepresidente de asuntos federales para el Silicon Valley Leadership Group, una organización que agrupa a cientos de empleadores en empresas de tecnología de la región. "La tecnología puede ser un medio para involucrar a otros que probablemente sí votan", dijo Lam. "Tenemos que buscar maneras alternativas que sean divertidas y fáciles de hacer".

No obstante, aclaró que la mayoría de los congresistas no miden o cuentan los contactos por vía de redes sociales y es por eso que todas esas aplicaciones se conectan a FWD.us, que después imprime cada selfie o historia y las manda a los congresistas. "Los senadores y miembros del Congreso no entienden eso", dijo Lam. "Tienes que interrumpir el flujo diario en la capital".

Alex_TorreNegra1.jpg
Crédito: Claudia Cruz/CNET
Alex Torrenegra, el presidente ejecutivo de Bunny, Inc., una compañía que conecta a actores de voz por Internet con compañías que los necesitan, habló sobre su experiencia como inmigrante colombiano y la dificultad que tuvo para conseguir una visa que le permitiera quedarse en EE.UU. Finalmente pudo quedarse – se casó con su socia de negocios, una actriz de voz – pero sus colegas en Bunny, Inc. no pudieron conseguir las muy escasas visas H1-B. 

"Como pequeño negocio que somos, perdimos dinero en el proceso", dice Torrenegra. "La persona cuya visa fue negada tuvo que volver a Bogotá y ahora desde allí es gerente de nuestro negocio global. Pero eso le costó a EE.UU. ocho empleos".

Sin la ayuda de los afectados – los tecnólogos que quieren atraer talento a EE.UU. y los jóvenes indocumentados que tienen conocimiento de programación – la consecuencia de más demora en una reforma migratoria será que las compañías se irán a donde está el talento — y no se quedarán en EE.UU.

"Vas a ver más y más compañías que no van a gastar su dinero en EE.UU. y millones de dólares se irán al extranjero", dijo Torrenegra.

Autor

Claudia Cruz es reportera de CNET en español. Nació y creció en la Ciudad de Nueva York y es hija de padres dominicanos. Claudia tiene una maestría en periodismo de emprendimiento de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y es abogada por la Universidad Estatal de Ohio. Recientemente ejerció como editora de Patch en Mountain View y Palo Alto, en Silicon Valley, donde actualmente vive. A Claudia le gusta el béisbol, la yoga y hacer cata en las abundantes microcervecerias de California.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados

Sorteo El otoño de fiesta

Celebra con premios en efectivo

Regístrate para ganar* el primer premio de US$1000, o 3 premios de US$500 cada uno.

CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.