Respuestas a tus preguntas sobre las pantallas ‘flexibles’

¿Qué es lo que Samsung y LG quieren decir cuando hablan de pantallas “flexibles”, y cómo se diferencia eso de un teléfono que se puede doblar? CNET lo explica.

Samsung-youm-flex-screens-8828_610x406.jpg
La pantalla flexible Youm de Samsung muestra al OLED doblado y en funcionamiento. (Crédito: James Martin/CNET)

Samsung, LG y otros han estado presumiendo pantallas “flexibles” e incluso un teléfono prototipo desde hace años, pero no es sino hasta ahora que las llamadas pantallas flexibles se han vuelto comercialmente viables.

El Galaxy Round de Samsung plantea un sinnúmero de preguntas sobre lo que es una pantalla flexible, y lo que no, lo que realmente significa la palabra y realmente qué beneficios trae una pantalla curva a un teléfono inteligente y a otros dispositivos.

Vamos a contestar estas preguntas debajo, y si tienes más no dudes expresarlo en los comentarios.

Entonces, ¿qué es una pantalla flexible?

Coloquialmente, “pantalla” significa cualquier cosa que miras en tu teléfono y con la que lo navegas. Pero más técnicamente, la pantalla se refiere al material electrónico que va debajo de una cubierta de vidrio o plástico (la que realmente tocas) y es responsable de darle vida a tu teléfono.

Entonces, cuando Samsung (o LG o cualquier otro) habla de una pantalla flexible, hablan de la capa del diodo orgánico de emisión de luz, o OLED, por sus siglas en inglés – ubicada debajo de la cubierta de vidrio – y que ahora se fabrica usando materiales flexibles (como plástico) en lugar de vidrio rígido.

Compañías como LG y Samsung han pasado años probando estas pantallas flexibles por si solas, fuera de un dispositivo. Estos productos impresionantes muestran fielmente cómo se supone que se ve la interfaz – por ejemplo, una fila de iconos – sin doblar o romperse. El Galaxy Round de Samsung es la primera vez que una fabricante de teléfonos lanza una pantalla flexible al mercado.

¿Cómo se diferencia el Galaxy Round de Samsung de la pantalla curva del Galaxy Nexus?

El Samsung Galaxy Nexus (y Nexus S) presentan una pantalla un poco curva que está diseñada para acomodarse más cómodamente a la mejilla. En este caso, lo que le da la forma es el vidrio amoldado, no el material OLED que va debajo.

¿Acaso el Galaxy Round se dobla?

No. Para el Galaxy Round, Samsung ha usado una pantalla de 5.7 pulgadas “súper flexible AMOLED y totalmente de alta resolución”, pero eso no significa que se doblará en tus manos. El dispositivo tiene una hendidura profunda, pero el cuerpo del teléfono es rígido y no se doblará cuando lo uses.

Entonces, ¿por qué le siguen llamando “flexible”?

Parte de la confusión viene de las muchas definiciones de la palabra flexible. Como mencionamos, la flexibilidad se puede referir solamente al OLED o al cristal líquido, al vidrio, o incluso a todo.

 

Más allá de eso, las pantallas flexibles pueden tomar muchas formas. En el caso del Galaxy Round, la pantalla es CONFORMABLE, lo cual significa que no es plana. “Contorneada” es otra palabra que se usa frecuentemente.

Las compañías que hacen estos dispositivos en algún momento doblan la pantalla, de forma vertical en el caso del Round, pero luego fijan todo en su lugar. Otro tipo de flexibilidad es la que se dobla, como las tarjetas de crédito. Se doblan un poco, pero no totalmente a la mitad.

Hay una tercera categoría, pantallas que se doblan y lo hacen como usted se imaginan. Finalmente, están las pantallas que se hacen rollo, que son el sueño máximo de todo fabricante. Para imaginárselas, piense en una versión menos extrema de un periódico enrollado, y puedes ver hacia dónde va la cosa.

¿Cuáles son los beneficios y por qué alguien puede llegar a querer en una pantalla flexible?

Como les hemos dicho, los beneficios de las pantallas curvas como la del Galaxy Round no son obvios.

Sin embargo, las pantallas que se pueden doblar tienen beneficios bastante significativos. En principio, duran más (especialmente si los tiras), especialmente porque quizá usan plástico en vez de vidrio, que se rompe más fácil. El plástico también puede hacer que el dispositivo sea más delgado y ligero, y permite que los productos tomen distintas formas más allá de la pantalla rectangular estándar.

Por supuesto, este no siempre es el caso. Incluso el plástico se rompe si lo fuerzas demasiado y los fabricantes de vidrio también están diseñando vidrio flexible, pero hablaremos de eso más abajo.

La durabilidad aún plantea la pregunta: ¿por qué no simple y sencillamente hacer un teléfono con pantalla de plástico? Es probable que también veamos eso, según algunos expertos, pero hay algunas cosas que una pantalla flexible puede hacer que otras no.

Imagínate poder doblar tu teléfono o tableta y meterlo en tu bolsillo, o desenvolver una pantalla para que funcione como mapa. Esto incluso se podrías incorporar a la ropa o joyería u otros artículos donde se necesita esa flexibilidad. El potencial futuro de las pantallas flexibles es enorme si se superan algunos obstáculos, incluso cuando no sabemos exactamente cuál será su uso.

Mientras que algunos observadores de la industria de la tecnología de consumo se muestran escépticos ante los usos prácticos de las pantallas que se pueden enrollar, otros ven el beneficio en intentar hacerlas de todas maneras. El analista de pantallas de NPD, una firma de investigación de mercado, Paul Semenza es uno de ellos: “No creo que nadie que las esté desarrollando aún conozca el valor de la curvatura o flexibilidad” le dijo a CNET.

¿Cuáles son las barreras a la creación de teléfonos inteligentes flexibles?

Es necesario mucho más que una pantalla curveada para hacer un teléfono que se pueda doblar. Ahora mismo, las baterías y otros circuitos son totalmente rígidos. Y hay preguntas sobre la durabilidad de un teléfono flexible y sus piezas internas. Dependiendo del diseño, quizá se necesite una pantalla flexible, material que la cubra (vidrio o plástico), batería en forma de arco y silicona.

Algunas de estas cosas ya se están haciendo. LG anunció nueva tecnología de baterías con tres tipos de fuentes de energía que se pueden curvear, apretar en lugares pequeños e incluso doblarse como soga de marinero. El tiempo dirá si éstas se podrán fabricar y acumular suficiente electricidad para darle poder a un ‘smartphone’ de forma competitiva.

Además, estos dispositivos pueden ser diseñados de forma que tengan un centro más o menos rígido que almacene los componentes que no se dobla, mientras que el resto del dispositivo tiene un movimiento más libre. Sabemos que estos diseños flexibles son posibles con base en modelos de conceptos que han mostrado Samsung y otros.

Junto con hacer las partes internas flexibles viene otro gran reto: fabricar estos dispositivos y pantallas en grandes volúmenes. Los teléfonos con flexibilidad sin duda costarán más que los teléfonos estándar cuando lleguen por primera vez al mercado, pero una vez que la industria comience a fabricarlos de forma más efectiva, el costo de fabricar los teléfonos sin duda caerá, junto con su precio de venta. Incluso cuando la pantalla del Galaxy Round es curva y no se dobla, aún así cuesta mucho dinero fabricarla. Esa es en parte una de las razones por la que Samsung sólo la lanzará en Corea, por ahora.

¿De qué está hecha la pantalla del Galaxy Round?

Ojalá pudiéramos decirles, pero aún no lo sabemos. Samsung no ha compartido los detalles, y ninguna de las empresas de materiales que contactamos quisieron comentar al respecto. Se especula que la empresa está usando una pantalla de polímero de plástico, pero parece más probable que Samsung esté usando una capa delgada de vidrio que ha sido doblado en forma curva.

maxresdefault.jpg
Crédito: CNET

Entonces, ¿todos van a empezar a usar plástico, correcto?

Pasar a una pantalla de plástico permitirá al dispositivo ser realmente flexible, pero el plástico trae sus propios problemas. Tiene distintas propiedades que el vidrio, lo cual significa que los fabricantes tendrán que encontrar formas de usarlo sin comprometer la calidad o capacidad de respuesta de una imagen clara y definida de la pantalla.

Y el mayor asunto con el plástico es que es semipermeable, lo cual podría permitir que el aire y el agua se entraran al dispositivo. Para evitarlo, las compañías pueden recubrir el plástico y aplicar una capa de barrera, y algunos han experimentado con híbridos de vidrio y plástico. Mientras aún hay algunas barreras que brincar, los observadores de la industria dicen que sólo es cuestión de tiempo – y dinero – antes de que sean franqueadas.

¿De qué más sirven las pantallas flexibles?

Aunque aún está por determinarse cuán práctico o atractivo será un teléfono inteligente que puede doblarse, hay varios usos buenos y prácticos para una tecnología que puede amoldarse en forma curva y aún responder al tacto. Una: una pantalla envolvente que cubra la correa de un reloj inteligente o cualquier otro artilugio de vestir. Y otra: una pantalla de auto totalmente táctil que cubre mucho más que el rectángulo entre el tablero, que normalmente es de solo ocho pulgadas.

Las pantallas flexibles – por dentro y por fuera – será un tema de conversación por meses. Ya sea una moda o algo realmente útil, será divertido ver qué pasa con ellas.

 

Comentarios

Conversación impulsada por Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados

Guía de compras navideñas

Los productos favoritos de nuestros editores para esta Navidad

Estos son los productos que más les gustaron a nuestros editores en CNET para su lista de regalos de 2014.

CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.