¿Por qué la música de hoy ya no suena como la de antaño?

Las bandas y los sellos discográficos manipulan y comprimen el sonido para que suene bien en dispositivos diminutos y no en equipos estéreo.

P1240365A_610x166.jpg
Crédito: Steve Guttemberg/CNET

Hace unos días, CNN dio la noticia de la "muerte" de los sistemas de sonido estéreo en las casas. Y si bien esto es una exageración, es verdad que muy pocas personas -jóvenes o viejas- tienen un "estéreo" en casa estos días. 

Seamos honestos: en estos tiempos la mayor parte de la música que consumimos es escuchada en autos, teléfonos móviles, computadoras de plástico y bocinas Bluetooth.

Es más, si es que hay una muerte en un futuro próximo es la de los reproductores MP3 y los iPods. Y es que es la verdad: los teléfonos móviles ya han reemplazado a los reproductores portátiles de música. O acaso ¿conocen ustedes a alguien que todavía use un reproductor MP3 que no sea también un teléfono? Las bandas y los sellos musicales hoy en día saben muy bien que la gente no está escuchando música en el estéreo de la sala de su casa, así que están haciendo de todo para asegurarse de que el volumen de la música no cambie nunca.

De esa manera, las personas pueden escuchar esa música muy bien incluso en los sitios más ruidosos. Esa es la razón por la que los ingenieros comprimen la música; la compresión de música impulsa los sonidos más suaves, y aplasta los bits demasiado ruidosos, así que lo que sale es un sonido que suena igual. Desde un murmullo a un alarido, es todo igual de fuerte.

Manipular la música y los sonidos es algo que la ayuda a distinguirse mejor hasta en las bocinas Bluetooth de menos fidelidad, especialmente cuando hay mucha competencia de ruido en la playa o el parque. Además, dado que la mayoría de las bocinas Bluetooth son solo una unidad (una bocina, en lugar de dos para dar un efecto estéreo) todo parece indicar que la modalidad "mono" está en camino a reemplazar a las bocinas estéreo. Ocurre que todavía no han podido averiguar bien cómo deshacerse del efecto estéreo en los audífonos, pero estoy seguro de que lo harán en algún momento.

Por supuesto que los tipos que ocasionalmente escuchan música en lugares tranquilos y sin ruido, con bocinas o audífonos decentes se muestran decepcionados con el sonido (y con razón) y han encontrado la forma de ventilar su ira en algunos foros de la web, incluyendo mi blog en CNET.com (en inglés). La verdad es que los que preferimos un sonido más fiel somos solo una pequeña minoría. La mayoría de las personas se contentan con escuchar su música comprimida y procesada y, tristemente, creo que eso no va a cambiar pronto.

Esa es la realidad; los ingenieros de sonido van a seguir modificando sus mezclas impulsando los bajos medios y añadiendo un toque a los agudos para que el sonido pueda escucharse en todo tipo de dispositivos móviles. Lo sutil ya no tiene ningún sentido.

El rayo de esperanza más fuerte que podemos ver en este momento es el incremento en las ventas de los discos de vinilo, pero los compradores de discos vinilo y LPs son también una minoría. De lo que sí podemos estar bien seguros es que aquellos suertudos que escuchan su música en LPs lo están haciendo en casa y no en el autobús, el avión, el coche o en la playa. La diferencia es crucial y es por eso que los discos de vinilo no son para disfrutarlos como música de fondo.

En fin, ésta es, por lo menos, mi teoría del por qué tanta música actual suena tan mal... ¿Están de acuerdo?

Etiquetas:
Audio
Bocinas
Autor
Steve Guttenberg

Steve Guttenberg, un ex-proyeccionista de salas de cine, también ha sido vendedor de equipo de sonido y productor de álbumes. En la actualidad, Steve escribe reseñas sobre productos de audio para CNET y colabora en otras publicaciones, incluyendo 'Home Theater', 'Inner Fidelity', 'Tone Audio' y 'Stereophile'.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo Pierdas
Productos Destacados
conéctate con CNET en Español
CNET Insider
Edición en español
Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.