Jolla: 'Ser independientes nos da más libertad'

Stefano Mosconi, cofundador de la empresa finlandesa, habla en exclusiva de su sistema operativo Sailfish y de su teléfono insignia, el Jolla.

 
IMG_2214.JPG
Crédito: Gabriel Sama/CNET Stefano Mosconi es CTO y cofundador de Jolla, la fabricante del teléfono del mismo nombre y el sistema operativo Sailfish.


Unos nacen, unos mueren. Y justo en la muerte de MeeGo, la otrora promesa de Nokia de un sistema operativo open source (de código abierto), se halla el nacimiento de Sailfish, el sistema operativo de la startup finlandesa Jolla.

Y es que Jolla – y su sistema operativo Sailfish - no se pueden entender sin recordar la relación de la finlandesa Nokia con la gigante de la informática, Microsoft.

En febrero de 2011, incluso antes de que se anunciara la compra de Nokia por Microsoft en otoño de 2013, los presidentes ejecutivos de ambas empresas comunicaron un acuerdo para fabricar teléfonos con Windows Phone. La víctima número uno de dicho acuerdo fue MeeGo, el sistema operativo open source que Nokia había presentado exactamente un año antes junto con Intel.


 

De las cenizas de MeeGo – o, más bien, de la base y arquitectura del sistema operativo – nació Jolla y su Sailfish OS.

El cierre de MeeGo en 2011 “fue un tema emocional. Cuando nos dijeron que se acababa, pensamos en [la forma de] seguir haciendo lo mismo”, dijo a CNET en Español Stefano Mosconi, italiano de 35 años y CTO y cofundador de Jolla. Mosconi, quien es ingeniero en telecomunicaciones, entró a trabajar a Nokia en 2005 para trabajar en los dispositivos para el sistema operativo MeeGo.

Cuando le informaron que MeeGo desaparecería, Mosconi comenzó a pensar en lo que quería hacer después de Nokia, junto con otros colegas que habían salido de la finlandesa. Ese mismo año, empezaron a desarrollar conceptos de teléfonos y sistemas operativos y a tener reuniones con inversionistas. El primer dinero llegó en el verano de 2012.



Hoy, Jolla es una empresa de 100 empleados con oficinas en Helsinki y Tampere, Finlandia, y en Hong Kong; también tienen gente en Brisbane, Australia; Polonia, Inglaterra y Estados Unidos.

Los dos productos de Jolla son Sailfish, un sistema operativo que es heredero directo de MeeGo, y el teléfono Jolla. Como dice el sitio web de la empresa, “en el corazón de Jolla está Sailfish, el sistema operativo más moderno optimizado para móvil”.

“Hay dos sistemas operativos dominantes y nadie quiere un duopolio”. Mosconi aclara que cuando empezaron a desarrollar Sailfish, los otros sistemas operativos incipientes como Windows Phone, Firefox y Ubuntu aún no pintaban en el espacio móvil.

Sailfish, basado en Linux y Mer, soporta aplicaciones Android sin ser Android, ya que corre encima del base port del sistema operativo de Google. Para Mosconi, una de las mayores cualidades de Sailfish es la total independencia de su empresa frente a las gigantes, lo cual les ayudará a moverse más rápido. El software es un 80 por ciento abierto (open source) – aunque su interfaz no lo es. Jolla lanzó la versión “comercial” 1.0 de Sailfish poco antes del Mobile World Congress en Barcelona.

La característica principal del sistema es que ofrece una interfaz y diseño diferentes, con base en simples movimientos laterales y horizontales, algo con lo que Mosconi dice que ya había experimentado cuando era parte del grupo de MeeGo.

Jolla_Angry_Birds_1_610x458.jpg
Jolla lanzó productos en sociedad con Rovio, la creadora de 'Angry Birds' Crédito: Jolla
 


Los cuatro movimientos principales en Sailfish son arriba, abajo, a la izquierda y a la derecha. Por ejemplo, un movimiento de arriba hacia abajo apaga la pantalla; el pase de abajo hacia arriba, por su parte, abre las notificaciones. Una cualidad de la interfaz es que no es necesario colocar los dedos en un punto específico de la pantalla, sino que se basa más bien en los movimientos.

El teléfono Jolla está disponible por 399 euros (unos US$540), pero únicamente en Europa. Con una pantalla de 4.5 pulgadas con resolución de 960x540, procesador de dos núcleos de 1.4GHz y 1GB de RAM, sus cualidades no son para perder el sueño. Tiene también una cámara trasera de 8MB y una frontal de 2MB, con 16GB de almacenamiento. Bastante normalito. Es muy rectangular, con cuerpo de plástico – que se siente de plástico -, aunque se siente bien en las manos.


 

Actualmente, el teléfono se vende en línea y buscan ofrecerlo también en tiendas de operadoras en Rusia, India, Hong Kong y otras partes de Europa.

Un objetivo de la empresa es tener mucha comunicación con la comunidad de desarrolladores y usuarios para mejorar la experiencia de usar el teléfono y el sistema operativo constantemente. Una cosa que Mosconi quiere hacer y que cree lo diferenciará de otros sistemas operativos es ofrecer actualizaciones constantes, hasta una cada mes.

Como parte de sus esfuerzos de marketing, Jolla se ha asociado con empresas como Rovio (Angry Birds) y fabricantes de ropa para lanzar teléfonos Jolla con el logo del socio en toda la parte trasera del aparato, además de otros esfuerzos de promoción conjuntos. El acuerdo no es comercial, sino para promoción. Como parte de éste, el teléfono incluye fondos y sonidos relacionados al producto del socio y, en el caso de Angry Birds, el juego ocupa una posición prominente en el menú del teléfono.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados
CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.