Galaxy S5: mucho más que otro teléfono de Samsung

El lunes se levanta el telón para el Galaxy S5, pero pobre de Samsung si su nuevo teléfono no mantiene su estatus de estrella.

El Samsung Galaxy S4 de color blanco
Samsung Galaxy S4. Crédito: Sarah Tew/CNET
Samsung ha invertido mucho en el Galaxy S5 y eso es algo que va más allá de tener el teléfono más deseado del mercado.

El Galaxy S5, que hace su debut el lunes en el evento “Unpacked 2014, Episodio 1” en el Mobile World Congress de Barcelona, supone un giro potencial para el gigante coreano de la electrónica de consumo. Tras una respuesta tibia al Galaxy S4, el nuevo dispositivo bandera de Samsung podría poner de manifiesto si la empresa todavía tiene las de ganar y, a fin de cuentas, si puede consolidar su posición como jefe de la manada, o si comienza a perder su título de mayor vendedor de teléfonos del mundo.

Se espera que el Galaxy S5 responda algunas preguntas preocupantes: ¿Es Samsung una empresa realmente innovadora en materia de hardware? ¿Hay espacio para innovar más allá de su forma rectangular? ¿Presentará Samsung su propio software o el nuevo teléfono se lanzará a una experiencia Android más pura, en reconocimiento a su aliado Google? Pero, más importante,  ¿representa el Galaxy S5 un gran salto adelante por encima del iPhone 5S de Apple, que impulse de nuevo a los consumidores a comprar teléfonos de alta gama?

Parte del problema –y Apple seguramente lo entiende— son las expectativas y rumores que circulan alrededor del Galaxy S5. ¿Podrá el teléfono impresionar y sorprender? Probablemente no, pero para cualquier empresa resulta cada vez más difícil hacerlo en medio del alboroto y fascinación que rodea cualquier presentación oficial.

Es muy probable que Samsung incorpore algunas características innovadoras, pero se abstenga de incluir otras. Los que busquen un smartphone con características de ciencia ficción probablemente no las encontrarán en el Galaxy S5. Entonces, la pregunta es: ¿qué funciones ofrecerá el Galaxy S5 a los usuarios para que cambien de teléfono o incluso se alejen de sus rivales Android o iPhone?

Porque no hay forma de negar que el mercado de smartphones está madurando. La demanda de dispositivos de alta gama no crece como antes, y muchos de los que llegan al mercado optan por teléfonos más baratos. Incluso Samsung, el indiscutible líder en ventas, siente la presión. La compañía reportó el mes pasado su primera reducción trimestral en las ganancias operativas en dos años, fundamentalmente debido a una ralentización de su negocio de móviles. En el cuatro trimestre del 2013, sus ganancias operativas en IT y comunicaciones móviles disminuyeron en un 18 por ciento en comparación con el tercer trimestre debido a una reducción “ligera” en los envíos.

"El reto ahora es cómo lograr que los usuarios cambien de teléfono cada dos o tres años, especialmente cuando las telefónicas cambian agresivamente sus modelos", dijo Han Dawson, analista jefe de Jackdaw Research. "Hay un incentivo para no comprar un teléfono más nuevo porque uno puede terminar pagando menos en los planes de servicio".

El Galaxy S3, lanzado a principios del 2012, resultó un éxito total para Samsung, le ayudó a tomar el control del mercado y convirtió la marca Galaxy en una tan conocida como el iPhone. Pero al siguiente celular de Samsung, el Galaxy S4, no le ha ido tan bien.

Nadie sabe realmente cuántos Galaxy S4 ha vendido la empresa, pero los observadores del mercado han calificado las ventas de decepcionantes. En vez de comprar el más reciente y costoso teléfono, muchos clientes adquieren el modelo anterior, más barato, en este caso el Galaxy S3. Los dos son casi idénticos, y las únicas novedades notables en el S4 —el software y las aplicaciones— no han resultado lo suficientemente atractivas para tentar a los compradores.

"El S4 ha probado que el foco de [Samsung] en el software no resultó suficiente", dijo Carolina Milanesi, analista de Kantar Worldpanel.

Pero el software no ha sido la parte fuerte de Samsung. Su interfaz TouchWiz, el software que funciona sobre Android, es rechazado por muchos puristas de Android, que desean un diseño menos complicado. Cuando el Galaxy S4 debutó, algunos críticos se opusieron a la gran cantidad de programas instalados previamente que no se podían borrar, como S Translate y S Voice.

Si algunos informes recientes son correctos, Samsung podría acercase a una versión más pura de Android en sus dispositivos. Sin embargo, es muy poco probable que deje de usar su propio software y servicios, aunque no haya encontrado la fórmula correcta. Samsung destaca en hardware, pero en materia de software todavía está aprendiendo.

Lowers-unpacked_610x436.jpg

Incluso con nuevos bríos en materia de software, el hardware podría resultar más importante. El diseño y el hardware de un teléfono —no las nuevas funciones del software— son los que, por lo general, hacen que los usuarios compren un nuevo dispositivo. Samsung siempre ha estado a la delantera de los avances técnicos, y tendrá que hacer algo realmente importante para conseguir la atención de los consumidores.

Pero cada vez resulta más difícil para las compañías marcar una diferencia con sus dispositivos basándose solamente en el hardware. Para Apple, ofrecer su iPhone S5 en dorado con un lector de huellas dactilares tuvo que ser suficiente. Veremos si detalles similares le funcionan a Samsung.

Para los rivales de Samsung, el Galaxy S5 generará más presión para sacar al mercado sus nuevos dispositivos. Apple y Samsung siguen dominando el mercado, y la ventaja que le llevan a sus rivales se ha incrementado en muchas regiones. Si el nuevo teléfono de Samsung resulta tan avanzado como la empresa ha indicado, eso podría significar más problemas para LG, Sony, HTC y todos los demás fabricantes de dispositivos Android.

Sin embargo, esos rivales no se han dormido en los laureles. Las ventas de smartphones de LG han aumentado, particularmente bajo la marca Nexus de Google, y fabricantes chinos como Lenovo están tomando impulso con rapidez. Si el Galaxy S5 no resulta significativamente más avanzado que el S4, es posible que los consumidores comiencen a marcharse a otra parte.

Pero una cosa es cierta: Samsung está bajo una fuerte presión para ofrecer algo grande con el Galaxy S5.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados

Samsung Galaxy Note 4

El nuevo tabléfono de Samsung ya está disponible.

Descubre lo que lo diferencia de la competencia.

CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.