Este robot de origami se levanta y camina

Cuando se conecta a la corriente, este robot plano se dobla a sí mismo en una forma tridimensional y empieza a caminar.

origamibot.jpg
Wyss Institute de Harvard

Hay varias ventajas de los robots planos: son rápidos y baratos para su fabricación en masa, lo que significa que pueden ser utilizados para aplicaciones en las que su pérdida no sería un gran problema. Además, son fáciles de almacenar y enviar. El problema había sido el organizar los componentes de tal manera que pudieran caber en la hoja plana y diseñar un robot para que se pueda mover de verdad.

Un nuevo avance a cargo de investigadores del MIT, y del Wyss Institute y de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard ha creado un robot hecho con poco más que papel y juguetes para niños conocidos como Shrinky Dinks que puede plegarse en una forma compleja y caminar sin ninguna ayuda humana en tan sólo cuatro minutos.

Inspirado en el proceso de auto-ensamblaje que se da en la naturaleza (por ejemplo, la forma en que las secuencias de aminoácidos se transforman en proteínas complejas), el robot es el último de una serie de robots de origami creados en los últimos años. Estos incluyen un robot impreso, una lámpara de auto-montaje y hasta abejas robóticas.

Este robot de origami reciente, sin embargo, es el primero que puede construirse a sí mismo y realizar una función sin intervención humana. El diseño final es la culminación de alrededor de 40 prototipos, e incluye la hoja plana, dos motores, dos pilas y un microcontrolador.

La hoja está hecha de poliestireno y papel, con una sola placa de circuito flexible en el medio y las bisagras programadas para doblarse en ángulos específicos. Cada circuito produce calor al darle la orden unos 10 segundos después de conectarlo a la corriente, lo cual hace que la hoja se doble. Después de cuatro minutos, el poliestireno se habrá enfriado y endurecido, y el robot puede caminar a una velocidad de alrededor de 5 centímetros por segundo.

El robot también es compatible con otra tecnología que está adquiriendo cada vez más fuerza: la impresión en 3D. Obviamente los componentes plantean una dificultad --pues no puedes imprimir una batería en 3D-- pero sí puedes fabricar las hojas de esa manera. Y, tal vez un día, podrían ser utilizados para hacer cualquier cosa, desde las tareas domésticas cotidianas como barrer hasta volar al espacio.

"Vas a ser capaz de entrar, describir lo que necesitas en términos bastante básicos y volver una hora más tarde para obtener tu ayudante robótico", dijo el autor principal, Rob Wood, un miembro de la facultad central en el Instituto Wyss y profesor de ingeniería y ciencias aplicadas de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard. "Imagina a docenas de satélites robóticos juntos de manera que puedan ser enviados al espacio y luego se ensamblen a sí mismos de forma remota y, una vez que lleguen allí, podrían tomar imágenes, recopilar datos y más".

 

Comentarios

Conversación impulsada por Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados

Guía de compras navideñas

Los productos favoritos de nuestros editores para esta Navidad

Estos son los productos que más les gustaron a nuestros editores en CNET para su lista de regalos de 2014.

CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.