¿Es buen momento para comprar un televisor?

Para la mayoría, la respuesta es sí. Ya se anunciaron las nuevas TVs de 2014 y aún puedes aprovechar modelos de 2013 con descuento.


UN60F6300_pricehistory.png
Un ejemplo de la historia de precios del popular modelo de Samsung UN60F6300 TV.


La industria de los televisores se mueve en ciclos predecibles de precios cada año. Las nuevas TVs, anunciadas por primera vez en enero durante el Consumer Electronics Show, llegarán al mercado en febrero y durante toda la primavera a precios muy cercanos a los sugeridos por los fabricantes (MSRP por sus siglas en inglés) – pero no lo suficiente como para que Amazon y otras puedan decir que éstos tienen un “descuento del 20 por ciento”.

Conforme avanza el año, los precios caen un poco, pero los descuentos significativos no llegan hasta noviembre, el inicio de la temporada navideña. Normalmente, los precios fluctúan un poco durante las fiestas, hasta que termina la racha tradicional de compras fuertes.


Luego llega el juego más importante del futbol americano del año, el Super Bowl, y las fabricantes y las tiendas pueden llegar a ofrecer una nueva ronda de descuentos en modelos que aún tienen en inventario para hacer espacio para los nuevos televisores que se anunciaron en CES. Estos descuentos, normalmente, no son tan drásticos como en noviembre, y en algunos casos los precios son un poco más altos. Por otra parte, de todas formas te ahorrarás un buen dinerito comparado a un modelo similar de 2014. Una excelente fuente para monitorear los precios históricos de los televisores es camelcamelcamel.com.

Entonces, si los precios de las TVs están ahora mismo en uno de sus puntos más bajos del año, la pregunta es: ¿Compro ahora que el modelo que quiero aún está disponible o me espero al televisor de 2014?

Sharp_LE650_series_35636058_35636583_10_540x386.jpg
El Sharp LE650U de 60 pulgadas es una buena compra a US$950. No creemos que haya mejores ofertas que ésta en 2014. Crédito: Sarah Tew/CNET
  

¿Buscas buen valor? Compra ahora

Durante CES de este año se presentaron algunas nuevas tendencias, incluyendo las TVs curvas, la resolución 4K, mejor “local dimming” (la capacidad de ajustar la luz de fondo en lugares específicos de la pantalla) y los sistemas rango dinámico alto (que se refiere a la exposición dinámica de luz).

Todas estas innovaciones están reservadas, sin embargo, a los televisores de alta gama, los que están en la parte alta de los rangos que ofrecen las fabricantes. Debajo de estos dispositivos insignia, en la parte de la tabla que ofrece más valor, y es muy factible que una TV de 2014 no será significativamente mejor que un modelo de 2013.

Y, ya que el modelo del mercado general de 2014 será mucho más costoso que su contraparte de 2013, por lo menos cuando llegue al mercado, no hay ninguna razón para esperar.

¿Qué es un precio del “mercado general”? Para mí, eso significa una TV de 60 pulgadas por entre US$1,000 y US$1,300 y una de 50 pulgadas por entre US$700 y US$900. Las televisiones de menos de 50 pulgadas también son para el mercado general ya que la mayoría de las fabricantes ya no hacen sus TVs insignia en eso tamaños.

VIZIO_prebreif_CES_2014_NDA24_610x407.jpg
La serie P de Vizio con “local-dimming” (ajuste de retroiluminación localizado) de 4k cuesta desde US$999 por el tamaño de 50 pulgadas.

¿Buscas calidad de imagen? Normalmente, es mejor esperar

Por otro lado, si buscas comprar una TV de punta y estás dispuesto a pagar una prima por mejor calidad de imagen, hay muchas razones para esperar. Los modelos insignia de televisores LED prometen ser mejores que nunca – más por las funciones HDR y el local dimming que por la 4K y la pantalla curva.

Algunos ejemplos prometedores de LED LCDs con local dimming incluyen el Reference y la serie P de Vizio; la HU8500 de Samsung; las L9400 y L8400 de Toshiba: y las series X950B, X900B y W950B de Sony.

Te preguntarás, ¿qué hay de las plasmas y las OLED? Bueno, las OLED seguirán siendo muy, muy costosas y no se las recomiendo incluso a los más acaudalados. De hecho, incluso con un fuerte descuento, la OLED 1080p de 55 pulgadas de LG, a pesar que vienen nuevos modelos, aún cuesta US$4,910.

En cuanto a las plasma, si puedes encontrar y pagar el costo de una de las últimas de Panasonic, te recomiendo que lo hagas. Nuestra plasma de alta gama favorita, la Samsung PNF8500, continuará a la venta, y si tienes tu ojo puesto en ella te recomiendo que esperes un poco más. Su precio seguirá cayendo, especialmente cuando la empresa anuncie nuevos modelos. También existe la posibilidad de que uno de esos nuevos modelos sea un clon de la 8500, pero a un menor precio.

En resumen, ahora mismo es un gran momento para comprar una TV, a menos que quieras una LED LCD de punta, estés esperando las de 4K o quieras una Samsung 8500. Aquí te doy otras sugerencias.

Etiquetas:
Televisiones
Autor

El editor senior David Katzmaier ha reseñado televisores en CNET desde 2002. Es un calibrador con certificación ISF y él mismo desarrolló el procedimiento de evaluación de televisores de CNET. Anteriormente, David escribía reseñas y artículos para la revista Sound & Vision y el sitio web eTown.com.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados
CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.