El imperio de Samsung incluye hoteles, ropa y barcos

Samsung abarca casi una quinta parte de la economía coreana y el conglomerado incluye mucho más que electrónicos. Shara Tibken, reportera de CNET, nos explica.

 
Samsung_Galaxy_610x407.jpg
Las gigantescas operaciones de Samsung en Corea incluyen una marca de ropa de lujo para hombres llamada Galaxy. (Crédito: Shara Tibken/CNET)
SEÚL, Corea del Sur – Vine hasta aquí en busca de un gigante.

Resulta que no tuve que buscar mucho. Tan pronto me bajé del avión, me vi rodeada de todo tipo de cosas relacionadas a Samsung. Los televisores Samsung mostraban anuncios de Samsung en lo que esperaba a que estamparan mi pasaporte. Un perro para ciegos entrenado por Samsung (y portando su logo) caminó junto al autobús que abordé para ir a mi hotel. La palabra omnipresencia podría quedarse corta para describir la influencia de la empresa en este país.


Esta es la impresionante escala de Samsung, que es responsable de casi una quinta parte de la economía de Corea del Sur. Al centro de la familia de negocios de Samsung Group, que incluye todo, desde construcción hasta seguros para bienes raíces, está Samsung Electronics. El brazo de electrónicos de consumo es la joya de la corona del conglomerado, que ha tenido años impresionantes al tomar el liderazgo en categorías clave como televisores y teléfonos inteligentes.

Ese tipo de influencia -y tamaño- no serían posibles en Estados Unidos, donde los reguladores se encargan de que no haya demasiado poder concentrado en pocas manos. Pero es mucho más aceptado en otros lugares donde hay un sinnúmero de inmensos conglomerados (en Corea, el término que se usa para describirlos es “chaebol”).

La creciente influencia y alcance de Samsung ha causado un cisma en el mundo de la tecnología. El dominio de la compañía en el área de los televisores de pantalla plana ha convertido a Sony de un líder a un segundón, al mismo tiempo de sacar a otras empresas más débiles del negocio. Lo mismo ha comenzado a suceder con los teléfonos inteligentes y las tabletas, en lo que la empresa se moviliza para fortalecer su posición en el espacio móvil. Incluso Apple lo ha notado y como muestra están las constantes batallas tanto en el ámbito de negocios como en los tribunales.

Samsung_Shilla_entrance_610x407.jpg
Samsung Group es dueño de un hotel de lujo en Seúl, Corea del Sur, llamado Shilla. La puerta de entrada está hecha con la tradicional arquitectura coreana. (Crédito: Shara Tibken/CNET)

Aunque suene raro, Samsung es mucho más que electrónicos en Corea. También fabrica ropa de lujo para hombre. Y fabrica barcos. Y administra un hotel de lujo en Seúl. En realidad, Samsung está en prácticamente cualquier negocio que te puedas imaginar.

Pero así no fue como comenzó. Samsung fue fundada en 1938 como un pequeño negocio de exportaciones que vendía pescado, vegetales y frutas coreanas a China. Durante las siguientes décadas, Samsung se expandió a los textiles y, gracias a algunas adquisiciones, pasó al negocio de los seguros. En 1966, Samsung abrió Joong-Ang Development, una empresa de ingeniería, servicios alimenticios y operadoras de parques de diversiones a la que después cambió el nombre a Samsung Everland. No fue sino hasta tres años después que Samsung Group entró más fuerte al área de tecnología con la fundación de Samsung Electronics.

Durante las siguientes cuatro décadas y media, Samsung creció hasta convertirse en la gigante que es hoy. Hay otra “galaxia” en este país, y no es necesariamente un producto electrónico.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo Pierdas
Productos Destacados
conéctate con CNET en Español
CNET Insider
Edición en español
Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.