Cuatro cosas que debes saber sobre los televisores 4K

Probamos exhaustivamente tres televisores 4K y descubrimos lo suficiente para resumirte aquí lo que debes saber sobre esta nueva generación de TVs

REDkatz01_610x407.jpg
Comparadas lado a lado, es muy difícil saber cuál es la TV 4K y cuál la de 1080p Crédito: Sarah Tew/CNET
  

Después de un par de semanas metido en un cuarto oscuro, probando todo tipo de monitores y accesorios y platicando con colegas en la industria, finalmente pude publicar un par de análisis sobre los nuevos televisores 4K en el mercado. Para los iniciados: la resolución 4K ofrece una imagen de más de 8 millones de pixeles (resolución de 3,840 x 2,160), es decir, el cuádruple de detalles que Full HD, y de ahí su nombre.

Esos análisis que escribí fueron muy exhaustivos (léase: larguísimos), pero para quienes prefieran menos palabras, aquí les presentamos una versión abreviada.

1. La diferencia entre una resolución 4K/UHD y una de 1080p/HD es realmente difícil de notar. Trabajé en un laboratorio viendo las imágenes a una distancia muy cercana, comparando un TV de 65 pulgadas con pantalla 1080p con uno de 65 pulgadas con resolución 4K. Pese a todos los pixeles extras que contiene la 4K, la mayor parte del tiempo no vi una gran diferencia en el detalle. Los televisores más grandes o distancias más cercanas hacen que la diferencia sea más visible; algo que ocurre con los gráficos de computadoras, animación y juegos, pero aún eso no es drástico.

Además, no esperen recibir los beneficios que ofrecen los monitores de computadora o teléfonos móviles de mayor resolución (pantalla Retina de Apple, por ejemplo). Esa analogía es irrelevante para los televisores, pues uno no ve la televisión con la cara pegada a la pantalla o solo a unos cuantos centímetros.

2. Si lo que quieres es la mejor calidad de imagen en una LCD el próximo año, puede que tengas que comprarte una 4K de todas maneras. Los televisores que probé mostraron una excelente calidad de imagen y, por su precio, más vale que sean buenos (el Samsung UNF9000, por ejemplo, cuesta casi US$5,000). Todos los televisores 4K del mercado usan pantallas LCD iluminadas por LEDs y emplean algunas de las mejores funciones para mejorar la calidad de imagen.

Un buen ejemplo es el oscurecimiento local de las luces LED, algo que usualmente hace que un televisor LCD se desempeñe muy bien. Es fácil imaginar un futuro cercano en donde el oscurecimiento local (local dimming) --o alguna otra mejora en la calidad de imagen que no tenga que ver con la resolución-- se ofrezca solamente en los TV más caros de la línea de un fabricante. Me refiero a aquellos que también tienen una resolución 4K. De hecho, eso es exactamente lo que ocurrió con 3D y con Smart TV; típicamente uno tiene que obtener esas funciones extra si quiere una calidad de imagen premium.

 

Y hablando de calidad de imágenes, ninguno de los televisores LCD LED que probé en los últimos años, sean 4K o no, pueden ganarle a los de plasma (y ni hablar de los de pantalla OLED). Pero el futuro del plasma es cuestionable y los TV's con pantalla OLED se mantendrán súper caros al menos en los próximos años.

3. Pese a la falta de contenidos, los TV's de 4K pronto serán asequibles y muy populares. Los televisores de pantalla LCD son fáciles de fabricar con una resolución 4K, de modo que pronto habrá estos televisores a precios para las masas. Panasonic, por ejemplo, predice que el 40 por ciento de los televisores de 60 pulgadas que se venderán el 2016 serán de calidad de imagen 4K. Por su parte, DisplaySearch predice que si los fabricantes de pantallas LCD logran su objetivo de vender más de 30 millones de TVs 4K en 2014, "los 4K se convertirán rápidamente en la función más adoptada por todos los televisores". Recordemos que los 4K están en pleno auge en China, y marcas como Seiki y TCL están empezando a entrar en el mercado estadounidense con televisores 4K más baratos; algunos de 50 pulgadas se venden ya por US$1,000, lo cual pone una presión adicional a los precios.

4. Los 4K no harán que los televisores de 1080p se vuelvan pronto obsoletos. Ya hay algo de contenido original en 4K, como algunos videos de YouTube y seguramente vendrán más desde Netflix y Blu-rays 4K el próximo año. Pero van a pasar muchos, muchos años antes de que las televisoras y los productores reemplacen todo su equipo de alta definición con cámaras y accesorios especiales para 4K. Y, cuando lo hagan, tampoco hay garantía de que esas imágenes se verán mejor que sus equivalentes en HD. Incluso hoy, los canales en alta definición varían enormemente en calidad, debido a las restricciones en anchos de banda y no a las diferencias de resolución.

Mientras tanto, una TV estándar, de 1080p comprada en los próximos años seguirá siendo perfectamente viable por el tiempo en que la tengas. Claro, puede que no la puedas usar para jugar con el contenido de juegos más avanzado en 4K pero probablemente ni notarás la diferencia.


 

Comentarios

Conversación impulsada por Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados

Guía de compras navideñas

Los productos favoritos de nuestros editores para esta Navidad

Estos son los productos que más les gustaron a nuestros editores en CNET para su lista de regalos de 2014.

CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.