¿Cuál es el mejor servicio de la nube para ti?

Si buscas dónde almacenar archivos, fotos y más, pero necesitas ayuda para decidir cuál servicio en la nube es el mejor para tus necesidades y billetera, aquí estamos para ayudarte.

CNET_Cloud_Storage_roundup_610x404.png
¿Cuál servicio de nube es el mejor para ti? Crédito: Sarah Mitroff/CNET
Microsoft reemplazó esta semana su servicio de almacenamiento en la nube, sustituyendo el ahora difunto SkyDrive con el nuevo y brillante OneDrive. Después de una batalla en los tribunales, Microsoft cambió el nombre y aprovechó la oportunidad para agregar algunas funciones nuevas a su opción en la nube.

Aunque no mucho ha cambiado en SkyDrive con su transformación a OneDrive, aprovechamos la oportunidad para destacar las diferencias y ofrecerte una guía sobre otras opciones populares de almacenamiento en la nube que hay en el mercado. Si estás insatisfecho con el servicio en la nube que usas actualmente, o nunca te has atrevido a almacenar tus archivos en la nube, este artículo te ayudará a conocer a los principales servicios, y también a algunos no tan importantes.

OneDrive Dropbox Google Drive Box
Restricciones al tamaño de archivo 2GB Ninguna con aplicaciones Dropbox 10GB 250MB con plan gratis, 5GB con plan de paga
Almacenamiento gratis 7GB 2GB 15GB 10GB
¿Es posible expandir el espacio gratuito? No No
Planes pagados US$25 por 50GB, hasta 250GB US$10 al mes por 100GB, hasta 500GB US$5 al mes por 100GB, hasta 6TB US$10 al mes por 100GB
Sistemas operativos con los que funcionan Windows, Mac, Android, iOS Windows, Mac, Linux, Android, iOS, Blackberry, Kindle Fire Windows, Mac, Android, iOS Windows, Mac, Android, iOS. Blackberry

    
OneDrive_Windows_App_610x390.jpg
OneDrive en Windows 8. Crédito: Microsoft
  

OneDrive (antes SkyDrive)

El primero es OneDrive, de Microsoft. Los usuarios de Windows 8 y 8.1 tienen OneDrive incorporado en su sistema operativo, donde aparece en el explorador de archivos junto a todos los archivos en el disco duro de tu computadora. Sin embargo, cualquiera puede usarlo en Internet descargando una aplicación de escritorio para Mac y versiones anteriores de Windows, o las aplicaciones OneDrive Android, iOS, Windows Phone y Xbox.

En este servicio se puede almacenar cualquier tipo de archivo, como fotos, videos y documentos, a los que se accede desde cualquiera de tus dispositivos con Windows PC o móviles. El servicio organiza los archivos por tipo para que puedas encontrar fácilmente lo que buscas.

La mayor fortaleza de OneDrive es que funciona estrechamente con las aplicaciones de Microsoft Office, como Word o PowerPoint, de manera que si lanzas una verás una lista de documentos recientes, incluidos los guardados en OneDrive. Si tienes una subscripción a Office 365  y abres un documento guardado en OneDrive, puedes compartirlo en tiempo real con otras personas. Incluso puedes ver los cambios que los demás hagan en el momento que los hacen.

Con el lanzamiento de OneDrive, Microsoft actualizó su aplicación para agregar la carga automática de fotos, lo que significa que si tomas una foto con tu teléfono se guarda automáticamente en OneDrive. Esa función ya estaba disponible para iOS y Windows Phone desde hace un tiempo.

Microsoft espera que OneDrive sea el lugar donde guardes tus fotos y la compañía trabaja en tecnologías que a fin de cuentas separarán las imágenes sobre la base de que cuán importantes y significativas son. Por ejemplo, si tomas una foto de tus hijos, una imagen de una comida especial y otra del lugar donde dejaste estacionado tu carro para poder encontrarlo después, OneDrive sería capaz de entender la importancia de cada imagen, guardar la que piensa que es más relevante y botar el resto. Esto todavía es cosa de futuro, pero te da una idea de la dirección en que Microsoft avanza.

Lo mejor: 
OneDrive trabaja de manera eficiente con los dispositivos Windows porque está incorporado en el sistema operativo de las PC, tabletas y Windows Phone. Es fácil abrir y editar los archivos desde OneDrive en otras aplicaciones de Microsoft, como Word o Photos. Y como OneDrive está estrechamente vinculado con Office, es una buena opción para los que usan esa aplicación con frecuencia.

Lo peor: 
Si todos tus dispositivos no funcionan con Windows, OneDrive no tiene mucho atractivo. Hay aplicaciones para otros dispositivos, pero está claro que OneDrive se dirige específicamente a los usuarios de Windows.

Para usar OneDrive tienes que tener una cuenta con Microsoft, que te da acceso a Outlook, Xbox Live y otros servicios de la empresa. Pero tú decides si quieres esos extras.

Por último, Microsoft tiene un código de conducta más estricto para los archivos que cargas en OneDrive que cualquier otro servicio de nube: no puedes almacenar ningún archivo con imágenes que contengan nada de desnudos o incite, defienda o exprese pornografía o racismo, para nombrar sólo algunos. Es difícil decir con qué rigidez Microsoft hace cumplir esas restricciones, pero son parte de los Términos de Servicio que aceptas cuando te inscribes para usar OneDrive.

Ideal para: Si tienes una PC, tableta o teléfono Windows y necesitas tener acceso a tus archivos desde cualquier dispositivo con poco esfuerzo.

Dropbox_Deskptop_021814_023839_PM_610x422.jpg
Dropbox en la web. Crédito: Captura de pantalla de Sarah Mitroff/CNET
Dropbox

Dropbox es uno de los servicios favoritos de almacenamiento en la nube porque es fiable, fácil de usar y muy fácil de configurar. Tus archivos viven en la nube y puedes tener acceso a ellos en cualquier momento desde el portal de Dropbox, aplicaciones de escritorio para Mac, Windows y Linux (Ubuntu, Debian, Fedora, o puedes compilar la tuya), o aplicaciones móviles para iOS, Android, BlackBerry y Kindle Fire.

Puedes almacenar cualquier tipo de archivo en Dropbox, lo mismo subiéndolo a la web o agregándolo con las aplicaciones de escritorio. Esas aplicaciones viven en tu sistema de archivos, de manera que puedes mover archivos fácilmente de tu computadora a la nube o al revés arrastrándolos y colocándolos en la carpeta Dropbox. El servicio sincroniza rápida y automáticamente tus archivos en todos los dispositivos, de manera que los puedes acceder desde cualquier lugar. No hay límite al tamaño de los archivos que se cargan en Dropbox con las aplicaciones de escritorio o móviles, pero los archivos grandes pueden demorar horas en cargarse, dependiendo de la velocidad de la conexión.

Dropbox recibe aplausos por su diseño limpio, y con todo derecho. Aunque no soy una admiradora del portal de Dropbox porque el diseño es básico y no te da muchas opciones para ver y organizar sus archivos, sus aplicaciones móviles y de escritorio son hermosas y fáciles de navegar.

Dropbox da a los usuarios numerosas oportunidades de conseguir espacio extra además de los 2GB que recibes cuando te inscribes. Si participas en el tutorial de configuración rápida recibes 250MB. Si activas la prestación de carga automática de fotos en cualquier aplicación móvil recibes 3GB de espacio adicional (son 3GB en total, no por dispositivo). También puedes ganar 500MB por cada amigo que refieras a Dropbox y que se inscriba en el servicio, por un máximo de 16 GB con 32 referidos. Si tienes un teléfono nuevo de HTC o Samsung en ciertos proveedores (T-Mobile y Sprint, por nombrar dos) con la aplicación de Dropbox preinstalada, puedes ganar un máximo de 48GB de espacio adicional por un máximo de dos años, dependiendo del dispositivo.

Lo mejor: 
La mayor fortaleza de Dropbox es que funciona igualmente bien en PC y Mac, Android y iOS. El servicio es tan simple y su diseño tan elegante que es fácil de aprender para cualquiera. Sus aplicaciones de escritorio funcionan a la perfección con el sistema de archivos de tu computadora.

Lo peor: 
En mi experiencia, el diseño del portal de Dropbox es uno de los puntos más débiles de los servicios de almacenamiento en la nube. Es simple y limpio, pero no puedes controlar cómo se muestran tus archivos. Sin embargo, tienes más opciones de compartir en el portal de Dropbox, que casi compensa por el diseño poco creativo.

Ideal para: Compartir archivos de manera simple cuando usas muchos dispositivos diferentes.

Google_Drive_PC_2_021314_102013_AM_610x418.jpg
Aplicación de escritorio de Google Drive para Windows. Crédito: Captura de pantalla de Sarah Mitroff/CNET
Google Drive

Lo que comenzó como un puñado de herramientas en Internet llamadas Google Docs, se ha transformado en Google Drive, una suite completa de aplicaciones para la oficina con almacenamiento en la nube. Con este servicio recibes un poco de todo, como procesador de textos, aplicación de hoja de cálculo y creador de presentaciones, más 5GB de espacio de almacenamiento.

Si ya tienes una cuenta en Google puedes acceder Google Drive. Dirígete a drive.google.com y activa el servicio. Recibes 15GB de espacio para cualquier cosa que desees almacenar, como fotos, videos, documentos, archivos de Photoshop y más. Pero tienes que compartir esos 15GB con tu cuenta de Gmail, fotos que subas a Google+ y cualquier documento que crees en Google Drive.

Aunque puedes acceder a cualquiera de estos archivos desde el portal de Drive, también puedes descargar la aplicación de escritorio de Drive para Mac y PC para gestionar los archivos desde tu computadora. Puedes organizar todos tus archivos en la aplicación de escritorio y se sincronizan con la nube, para que tengas acceso a ellos desde cualquier parte.

Drive está incorporado en el sistema operativo en la web Chromium de Google, así que si tienes una Chromebook, Google Drive es tu mejor opción de almacenamiento en la nube. Como otros servicios similares, Drive tiene aplicaciones para iOS y Android, así que puedes manejar tus archivos desde el teléfono.

Google Drive tiene el beneficio de contar con una suite de aplicaciones de oficina incorporada, donde puedes editar documentos, hojas de cálculo y presentaciones, aunque hayas creado el documento en otro programa. El servicio tiene también una amplia colección de extras, como aplicaciones de terceros que pueden enviar faxes o firmar documentos.

Lo que más me gusta de Google Drive es que puedes arrastrar y colocar archivos en el portal que se cargan automáticamente. También puedes leer sin abrir archivos adjuntos enviados de Gmail y guardarlos en tu nube.

Lo mejor: 
La configuración de Google Drive es sencilla si ya tienes una cuenta con Google. Lo que es más, si usas Gmail es fácil guardar archivos adjuntados desde tu cuenta de correo directamente a Drive con sólo unos clics.

Lo peor: Aunque puedes organizar tus archivos y fotos en Google Drive, no hay forma de cargar fotos automáticamente desde tu teléfono directamente al servicio. En su lugar, Google tiene una función de respaldo automático en las aplicaciones móviles de Google+, que envía tus fotos a tu perfil en Google+. Me gustaría que creara un espacio central donde yo pueda almacenar y cargar todos mis archivos, la cual combine lo mejor de las herramientas de edición de fotografía de Google+ y las herramientas de edición de documentos de Google Drive.

Ideal para: Los fanáticos de Google o cualquiera que quiera tener herramientas de oficina en su almacén en la nube.

Box_desktop_610x344.png
Interfaz de Box en la web. Crédito: Captura de pantalla de Sarah Mitroff/CNET
Box

Cualquiera puede inscribirse para tener una cuenta individual gratuita de Box, pero la interminable lista de funciones de compartir y privacidad de Box se crearon específicamente para las empresas y usuarios de sistemas computacionales. Más allá de la configuración básica de la nube, donde puedes almacenar prácticamente cualquier tipo de archivo, Box te permite compartir archivos con colegas, asignar tareas, dejar comentarios sobre el trabajo de alguien y recibir notificaciones cuando el archivo cambia.

Puedes ver sin abrir archivos en el portal de Box, e incluso crear documentos básicos. Como otros servicios similares, puedes descargar una aplicación de escritorio y sincronizar tus archivos entre el disco duro y la nube.

Box también te da un gran control sobre la privacidad de tus archivos. Por ejemplo, puedes decidir quién en tu oficina puede ver y abrir carpetas y archivos específicos, así como quién puede editar y cargar documentos. Incluso puedes proteger con claves archivos individuales y fijar fechas de vencimiento para carpetas compartidas.

Los usuarios empresariales también pueden conectarse con otras aplicaciones, como Salesforce y NetSuite, para que puedas guardar documentos fácilmente en Box. También hay plug-ins para Microsoft Office y Adobe Lightroom que te permiten abrir y editar archivos guardados en Box de esas aplicaciones.

Lo mejor: 
Para los usuarios empresariales, Box es una excelente opción porque incluye muchas herramientas de colaboración y control de privacidad.

Lo peor: Aunque cualquiera puede inscribirse para tener una cuenta individual gratuita en Box, la interminable lista de funciones para compartir y privacidad del servicio quizás no sea de utilidad para alguien que lo usa para almacenamiento personal. Debido a todas estas funcionalidades, uno puede quedar con la impresión que es difícil navegar el portal de Box si sólo trata de guardar algunos archivos y carpetas.

Ideal para: Equipos de empleados que colaboran en proyectos y compañías grandes que necesitan un lugar seguro para compartir documentos.

Opciones de nube menos conocidas

Naturalmente, OneDrive, Dropbox, Google Drive y Box no son tus únicas opciones de almacenamiento en la nube. También está Amazon Cloud Drive, que almacena videos y fotos que tomas con tu teléfono con sus aplicaciones iOS y Android. También hay una aplicación de escritorio desde la que puedes manejar tus archivos.

Otra opción es SugarSync, una alternativa parecida a Dropbox con aplicaciones para todas las plataformas móviles. El detalle es que después de la prueba gratuita de 90 días, cuando puedes jugar con 5GB de espacio, tienes que pagar US$7.50 al mes por 60GB para seguir usando el servicio (también puedes comprar más espacio por más dinero). Copy, de la empresa de IT Barracuda Networks, te da 15GB para comenzar y te permite compartir el costo y los gigabytes de más espacio con un máximo de cuatro personas.

Por último, tenemos Space Monkey, que tiene una postura completamente diferente sobre el almacenamiento en la nube. Por US$200 puedes comprar un disco de 2TB de la empresa. Usas 1TB para almacenar todos tus archivos como un respaldo local. Los archivos quedan codificados y se envían a otros discos duros de usuarios de Space Monkey, así que puedes tener acceso a tus archivos desde otra computadora o dispositivo móvil. Aquí es donde entra a funcionar el TB extra de espacio: se usa para almacenar archivos de otras personas. El servicio es gratuito el primer año y después cuesta US$49 al año. A ese precio, Space Monkey está a la par con la opción de 1TB de Google Drive, pero mucho más barato que Dropbox, que cobra US$50 al mes por sólo 500GB de espacio.


Etiquetas:
Servicios
Autor

Sarah Mitroff es editora asociada de CNET, y se encarga de escribir análisis sobre software y gadgets de Microsoft. Le fascinan las fotos del espacio; ama a los Gigantes de San Francisco y a esas 'apps' que la ayudan a organizar las recetas que colecciona de manera compulsiva.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo pierdas
Productos Destacados

Sorteo El otoño de fiesta

Celebra con premios en efectivo

Regístrate para ganar* el primer premio de US$1000, o 3 premios de US$500 cada uno.

CONÉCTATE CON CNET en Español
CNET Insider Edición en español Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.