AT&T: 'No podemos seguir subsidiando teléfonos'

El presidente ejecutivo de la compañía dice que los operadores ya no pueden absorber el costo de los móviles. ¿El futuro? impulsar el uso de redes.

El CEO de AT&T Randall Stephenson
El presidente ejecutivo de AT&T, Randall Stephenson, durante un evento en 2012. (Crédito: CNET/Marguerite Reardon)
El presidente ejecutivo de AT&T, Randall Stephenson, dijo que la era de los subsidios para los dispositivos móviles está llegando a su fin y que los operadores ya no pueden estar absorbiendo el costo de los smartphones constantemente.

Durante una conferencia con inversionistas en Nueva York, Stephenson dijo que ahora que la penetración de los smartphones es de más del 75 por ciento y que pronto llegará al 90 por ciento, los operadores móviles necesitan trabajar duro para hacer que los consumidores usen más su red, en lugar de simplemente que hacer que se conecten.

"Al principio, cuando estás construyendo tu negocio, debes de dar subsidios agresivos [a los teléfonos] para que la gente se una a tu red", dijo. "Pero cuando están llegando a un nivel de penetración del 90 por ciento, tienes que cambiar hacia una mentalidad para mantenerte. Y eso significa dar más subsidios. Pero el modelo debe cambiar. No puedes darte el lujo de subsidiar dispositivos así como así".

  

La semana pasada AT&T introdujo un nuevo plan de precios que ofrece un incentivo a los clientes que quieran guardar sus viejos teléfonos, permitiéndoles ahorrar US$15 al mes en su factura de servicios.

AT&T lleva ya algunos años tratando de crear una estructura de precios más equilibrada, dijo Stephenson.  La compañía fue la primera de las grandes proveedoras de telefonía celular en eliminar los planes de datos, remplazándolos con planes de servicio basados en el uso. Hoy en día, más del 70 por ciento de los clientes de AT&T están en planes que les cobran según su consumo.

Stephenson también reconoció que romper los hábitos de los consumidores que quieren cambiar de teléfono cada 18 meses no es tarea fácil. Pero dijo que un modelo de negocios enfocado en financiar en lugar de subsidiar sería algo que transformaría la industria. Dijo que el plan Next de AT&T, que ofrece financiamiento del 0 por ciento sin requerir un pago inicial, impulsa la penetración de los smartphones en una forma que será más sostenible a la larga.

"Si eres un cliente y no quieres cambiar de dispositivo, puedes recibir datos y llamadas ilimitados y acceso a la red de datos por US$45 al mes", dijo. "Puedes usar tu propio dispositivo o comprar uno a plazos. Creo que eso es algo muy poderoso. Y creo que es hacia allí a donde va el mercado".

Stephenson dijo que el cambio en el modelo de negocios llega en momentos en que AT&T y otras compañías ya han logrado arreglar el tema de la capacidad de sus redes y han llenado el mercado con una variedad de teléfonos inteligentes. Ahora que la dinámica de la industria ha cambiado, dijo que los operadores ya pueden competir en un mercado de rango inferior.

Efectivamente, AT&T no es la primera compañía en dar un paso similar. La estrategia de 'uncarrier' de T-Mobile USA, que eliminó los subsidios por completo, parece que ha influenciado el cambio de estrategia de AT&T. T-Mobile fue también la primera proveedora de telefonía celular en ofrecer un plan para financiar los teléfonos.

Stephenson también hizo énfasis en la importancia de la adquisición del proveedor de servicios prepago Leap Wireless, que fue adquirida por AT&T. No solo le ayuda a AT&T a recibir un espectro útil de Leap, sino que también obtiene la marca prepago y la plataforma.

"Van a ver que vamos a entrar de manera muy agresiva en el mercado prepago", dijo Stephenson.


Video Destacado
6
This content is rated TV-MA, and is for viewers 18 years or older. Are you of age?
Sorry, you are not old enough to view this content.

Motorola Moto G (2015) vs. Moto G (2014): ¿cuál es mejor?

[En esta esquina] El nuevo Moto G conserva las mismas dimensiones y resolución de pantalla, pero tiene otras cualidades que lo colocan por encima de su predecesor.

por Vanessa Hand Orellana