Microsoft Xbox One: el análisis de CNET Xbox One: la consola de juegos que busca gobernar tu entretenimiento

El panel del Xbox One cuenta con básicamente tres pilares: Anclados (Pins), Home y Tienda. Los anclados son los marcadores que puedes colocar para tener un acceso rápido a casi cualquier cosa y la sección de la tienda es el portal de todos los contenidos accesibles en un Xbox One. La pantalla de Home (Principal) es una gran ventana que contiene la aplicación que estás corriendo, un juego, o un vistazo a algún medio de comunicación. Alrededor de ella se encuentran las baldosas de software que has usado recientemente y, a la izquierda, el acceso a tu perfil del Xbox One.

Desafortunadamente, lo que parece sencillo en la superficie esconde un conjunto de complejidades por debajo. La plataforma presenta una serie de ideas nuevas, la más intrigante de todas es probablemente la característica de "encajar " (snap), lo que te permite encajar una aplicación a un tercio de la pantalla. Trae la noción de funciones mútliples por primera vez a una consola, aunque la aplicación de la idea puede resultar desorientadora. No todas las aplicaciones se pueden encajar.

XBox_One Snap
Crédito: Sarah Tew/CNET

Las cosas se pueden complicar rápidamente, especialmente si pulsas el botón de inicio durante una sesión con encajes. Ambas aplicaciones se hunden en la ventana principal y en ese momento puede que tengas que quitarle el encaje a todo. También es confuso lo que se puede hacer con tu voz y lo que se puede hacer con el control.

Sin lugar a dudas, te tomará algún tiempo acostumbrarte al panel del Xbox. Es difícil identificar qué aplicaciones puedes encajar y cómo tomar el control de todo en la pantalla, a la vez que manejas los comandos de voz y utilizas el control. Como con cada nueva pieza de software, hay una curva de aprendizaje. Sin embargo, con este nuevo panel, la curva de aprendizaje será más amplia de lo que estamos acostumbrados.

Con demasiada frecuencia, me confunde saber exactamente dónde me encuentro en el sistema. La mejor manera como puedo describirlo es que terminas dentro de un menú dentro de otro menú, pero accediendo a él desde un lugar diferente al que habías pensado originalmente. ¿Me entiendes?

Idiomas y reconocimiento de voz

Microsoft asocia tu ubicación con la selección de idioma para la interfaz del Xbox One. Por lo tanto, si vives en Estados Unidos y seleccionas este país o región, la interfaz de la consola estará en inglés. Para cambiar el idioma, puedes ir a la Configuración (Settings) y luego a Sistema (System).

Al seleccionar español, el país o región cambiará automáticamente a México y podrás escoger entre este país o España. Cada vez que cambias el idioma, es necesario reiniciar el Xbox One, lo cual puede tardar unos minutos.

Al cambiar el idioma del Xbox One a español, los comandos de voz o reconocimiento de voz en español también son activados. Se espera que hayan algunas limitaciones, como que la consola no se pueda encender en nuestro idioma, pero Microsoft le ha dicho a CNET que se encuentra trabajando para mejorar esta clase de funcionalidades en español.

Sin embargo, nuestras pruebas mostraron que actualmente ya puedes abrir aplicaciones, navegar por el interfaz, solicitar ayuda, apagar el Xbox One y otras tareas a través de comandos de voz en español.

Configuración del Xbox One

La configuración del Xbox One te pedirá que estés conectado a Internet para descargar el parche del día uno que desbloqueará casi todas las funcionalidades de la consola. No podrás ni siquiera jugar juegos si no realizas la actualización.

A partir de ahí tendrás que calibrar el Kinect y programar tus dispositivos de AV antes de que estar listo para comenzar a jugar o ver la televisión en directo si decides conectar Xbox One de esa manera.

En otras palabras: no esperes poder empezar a jugar de inmediato Dead Rising 3. Vas a tener que invertir algo de tiempo y esfuerzo en conseguir que el nuevo Xbox One este listo para funcionar.

Control para la sala: considéralo un extra

La integración con la TV en vivo es probablemente una de las ideas más ambiciosas e innovadoras que ha ofrecido una consola en mucho tiempo. Xbox One quiere ponerse entre tu televisor y tu caja de cable para poder regular esa experiencia.

El Xbox OneGuide es una guía de programación que aparece sobre tu señal de TV en vivo. Desde ahí puedes navegar como normalmente lo harías con una guía de programación de TV por cable usando tu voz o tu control de mando. Hay algunas funcionalidades especiales que ofrece OneGuide como canales de Favoritos o Apps. Los Favoritos te dejan colocar tus canales más frecuentados en su propia sección en el OneGuide y los canales de Apps te dan acceso a cierto contenido sin tener que salirte de la transmisión en vivo. Solo ciertos proveedores de contenido dan soporte a los canales de Apps, así que mientras Hulu Plus ofrece acceso actualmente, Netflix no.  Microsoft nos dijo que depende del desarrollador si quiere incluir soporte para los canales de Apps.

XBox_One_Screens01_1.jpg
Crédito: Sarah Tew/CNET

Entonces, ¿qué tan bien funciona el Kinect? Yo diría que Kinect trabajó como 75 por ciento del tiempo comprendiendo apropiadamente lo que yo quería hacer, incluyendo los canales que quería ver o hacia dónde quería ir dentro del panel de control. Desgraciadamente, hay tantas cosas que no funcionaron bien durante su uso que posiblemente eso sería suficiente como para alejar a algunas personas para siempre.

Más específicamente, Kinect se negó a entender algunos canales de cable. Después de dos semanas de tener una Xbox One, ni mi esposa ni yo pudimos hacerla sintonizar exitosamente el canal HGTV. Simplemente no lo entiende.

Por la razón que sea, algunas veces Kinect no reconoce los comandos de voz en lo más mínimo. Y en ocasiones que sí lo hace, la pantalla de escuchar se cerrará antes de que la señal de alerta en la pantalla se vaya por completo. Es muy frustrante. Por ejemplo, usar el Kinect para controlar tu caja de cable viene con un retraso - no es tan rápido como apretar botones con el control remoto.

La funcionalidad DVR prácticamente no existe porque no hay forma de enviar órdenes a la caja de cable para una grabación específica. Eso no es culpa del Xbox One. Pero actualmente no hay forma de acceder a otros comandos que podrías encontrar en el control remoto de tu caja de cable, así que para mucha de la navegación no esencial de tu caja de cable tendrás que usar el control remoto original.

En el lado técnico de las cosas, descubrí que el Xbox One transmitió la señal de video original que venía de mi caja de cable, pero las señales de audio son otra historia. A menos que venga con una actualización del sistema, el Xbox One no estaba pasando las señal de Dolby Digital 5.1 que normalmente recibo de mi caja de cable cuando la tengo conectada directamente a mi receptor.

Xbox One TV en Vivo
Crédito: Sarah Tew/CNET

La integración de la televisión en vivo también te permite colocar la imagen de la TV sobre un app o una videojuego. Finalmente, ¡podemos ver televisión y jugar al mismo tiempo! Pero hay algunos contratiempos. En principio, no puedes elegir la combinación de audio de tu preferencia ni puedes elegir escuchar uno en vez de otro. Los dos canales están siendo mezclados al mismo tiempo, aunque en mi experiencia parece que el audio de la TV es más fuerte que el del juego.

En general, las ambiciosas funcionalidades de la TV en vivo y el entretenimiento en el hogar del Xbox One ofrecen resultados mixtos. Cuando funcionan, parecen salidas directo de una película de ciencia ficción, pero cuando no, es suficiente como para volverte loco. Espero que veamos algunas mejoras y cambios en el futuro a través de actualizaciones del sistema, pero ahora mismo nadie debería de dar por hecho que el Xbox One capaz de tomar control exclusivo de tu espacio de entretenimiento.

Más allá de la TV: otro entretenimiento

Con todo el énfasis en OneGuide y la capacidad de cambiar canales con comandos de voz, es fácil olvidar que el Xbox 360 ya tenía algunas funcionalidades para la sala de TV bastante impresionantes. Algunas de esas han pasado al Xbox One, algunas no y algunas habrá que esperarlas.

Microsoft anunció una larga lista de apps que estarían disponibles con el lanzamiento este mismo mes, pero la cosa es que prometieron que llegarían entre el lanzamiento y la primavera de 2014. De los apps disponibles hay algunas muy decentes: Netflix, Amazon Instant, Hulu Plus, NFL, Crackle, Vudu, FoxNow, FXNow, TED, Redbox Instant y Skype. Aun así, algunos apps importantes, como HBO GO, Pandora, YouTube y Spotify, están ausentes. (HBO Go dijo que vendrá al Xbox One dentro de la ventana de lanzamiento; los otros tres siguen ausentes). Este es un comparativo de las apps de entretenimiento disponibles actualmente para Xbox One y PS4.

En otras palabras: si usas tu Xbox 360 como una caja de transmisión de video, no querrás remplazarla con tu Xbox One por ahora.

La Xbox One también funciona con una de las funcionalidades más espectaculares del Xbox 360: las búsquedas de video en diferentes plataformas usando Kinect y Bing. La habilidad de decir “Xbox Bing Parks and Recreation” y ver todos los servicios de video disponibles es muy lindo, aunque se siente un tanto aislado del contenido de la TV por cable. Lo ideal es que la búsqueda de video integrara resultados del contenido de la TV y el DVR, pero las búsquedas están limitadas a los apps de video streaming por ahora. Uno puede imaginar un futuro en donde el OneGuide y Bing puedan acceder a tu contenido de cable a través de apps autorizadas, como el app de Xfinity del Xbox 360, pero ni siquiera hay apps de Xbox One de esos servicios en este momento.

Capacidad de compartir y características sociales

Compartir la acción de los juegos a través de Xbox One y PlayStation 4 está siendo promovido como una habilidad exclusiva de las consolas de próxima generación. Mientras que el PlayStation puede distribuir capturas de pantalla en Facebook y Twitter, el Xbox One sólo puede subir y transmitir video. En el momento de escribir esto, el video grabado sólo puede ser subido a través del app Upload, en lugar de usar Twitch o Ustream, que ya están disponibles para PS4. Los jugadores pueden editar la grabación de sus juegos usando el app Upload Studio, aunque tampoco está disponible todavía. Los usuarios podrán subir videos a Facebook o transmitirlos vía Twitch muy pronto cuando los servicios salgan al aire en 2014.

Por ahora, la integración social parece ser una carencia del Xbox One y no graba videojuegos de forma tan sencilla como el PS4.

Xbox Live: la opción es el servicio Gold

Para jugar con otras personas necesitarás una membresía a Xbox Live Gold. Así ha sido siempre. Pero a estas alturas del asunto está volviéndose un poco absurdo que tengas que ser miembro de Xbox Live Gold para poder usar una cantidad impresionante de las funcionalidades básicas del Xbox One. Muchos de estos beneficios (DVR para juegos, Netflix, streaming, etc.) están incluidos de forma gratuita con la compra de un PS4.

Esto quizá haya pasado de largo anteriormente porque el Xbox 360 era la consola más barata, pero ahora que el Xbox One cuesta U$100 más que el PS4, me parece absurdo que haya que pagar la prima además de una cuasi obligatoria membresía anual de US$60 para poder usar funciones básicas. Incluso algunas funciones del canal Xbox One están bloqueadas si no eres un miembro Gold.

También se necesita ser miembro de Xbox Live Gold para usar Skype, el servicio para guardar en la nube y cualquier función de las apps DVR y Upload.

Xbox One vs. PS4

Ya leíste nuestro análisis del PlayStation 4 y ya casi acabas con el del Xbox One. Entonces, ¿cuál consola es para ti? Es difícil exagerar este punto, pero hay muchos factores en juego. Lo primero y principal, parece que los más sabio es esperar a que haya pasado la tormenta de los lanzamientos. Todavía hay bastantes problemillas que resolver y funciones que aún no llegan, en ambos campos.

PS4 vs XBOX ONE
Crédito: Sarah Tew/CNET

También hay que considerar los juegos. En el lanzamiento, el Xbox One le gana por un pelo al PlayStation 4 en la categoría de exclusivos. Dicho lo anterior, el PS4 parece tener una lista de juegos independientes más fuerte para los próximos meses. Mientras que el PS4 obtendrá exclusivas de primer nivel en el futuro como Infamous: Second Son, para el Xbox One viene Titanfall. Más adelante, los dueños de un Xbox One tendrás exclusivas como Quantum Break, Sunset Overdrive, Project Spark, un nuevo juego de Halo y más.

Por supuesto, dado sus precios diferentes, el PS4 parece ofrecer mayor valor en lo general por el momento, especialmente si consideras las ventajas de estar integrado a PlayStation Plus en lugar de Xbox Live Gold. Actualmente, los miembros de Xbox 360 Gold pueden transferir sus cuentas, conservando sus puntajes y otras calificaciones.

Aunque está lejos de ser perfecto, la integración del Kinect del Xbox One con la TV en vivo no tiene igual en el PS4. Si eso es sumamente importante para ti, la elección es sencilla.

Es medio tonto basar la compra de hardware tan sólo en las especificaciones, especialmente en un caso donde la Xbox One y  la PS4 están tan cerca una de otra. En su lugar, es probablemente mejor esperar y ver cómo se desempeñan los juegos multiplataforma que vendrán en los próximos meses y combinar eso con la lista de juegos exclusivos para tomar una decisión más informada. Por ejemplo, Call of Duty: Ghosts tiene una mayor cantidad de cuadros por segundo en el Xbox One que en el PS4, pero corre a la resolución máxima de 1080p de forma nativa solamente en el PS4.

Xbox One vs PS4
Crédito: Sarah Tew/CNET

Conclusión

El Xbox One recibe puntos extra por su mentalidad innovadora y la ambición de integrar el entretenimiento en el hogar, incluyendo la TV, incluso si esa visión está lejos de cumplirse al tiempo del lanzamiento. Por supuesto, ninguna consola es perfecta al salir de la caja, pero el camino no será sencillo en ese tema en particular.

En términos del resto de la experiencia del Xbox One, el tiempo dirá si el sistema es capaz de acumular una colección de juegos importante que haga que valga la pena tenerlo. Como el PS4, el Xbox One tiene una gran cantidad de títulos que se pueden jugar en el sistema que - quizá - posees actualmente. No es necesario actualizar esos juegos.

PS4 vs Xbox One Controles
Crédito: Sarah Tew/CNET

Ya que el Xbox One y el PS4 ahora están en un mismo ciclo de lanzamiento, ambas tardarán algo de tiempo para alcanzar su madurez como plataformas. Eso significa que tardará para que haya una cantidad importante de software para cada sistema. Si no te llama la atención ninguno de los juegos exclusivos, no tiene nada de malo esperar hasta que algo lo haga.

Para complicar las cosas aún más, no podemos ignorar los planes de Valve con el lanzamiento el año entrante de su sistema Steam. El increíblemente popular servicio de distribución Steam ahora tendrá su propio hardware, que desde su lanzamiento tendrá acceso a una biblioteca gigantesca de juegos, muchos de los cuales estarán también en el PlayStation 4 y el Xbox One. Sabemos poco sobre el posible precio de las máquinas Steam, pero si logran competir con Sony y Microsoft, la reacción del mercado será dramática.

El Xbox One parece un poco disperso en cuanto s su interfaz y presentación. Para los jugadores de hueso colorado podría parecer que son muchas cosas innecesarias. Del otro lado, los jugadores casuales se podrían preguntar porqué tuvieron que gastar US$500 cuando por US$100 (o incluso US$80) una Roku podría haberles dado el mismo servicio con las apps de entretenimiento.

Mientras que Sony promovió el PS4 como una consola para ‘gamers’, Microsoft sintió que los consumidores preferirían una consola multifuncional. Por suerte, aún se pueden jugar juegos con gráficos impresionantes, pero se queda un poco corto en términos de su ambición de ser una central única de entretenimiento.



Con la colaboración de Juan Garzon
 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

dónde comprarlo ver todos

Microsoft Xbox One Titanfall Edition

Número de parte: 6RZ-00022
Precio más bajo: $494.99

especificaciones ver todas

  • Tipo de medios Blu-ray
Autor
facebook
twitter
google

Jeff Bakalar

Nueva York

Jeff está con CNET desde hace más de cinco años, cubriendo la cultura pop, de juegos y tecnología. Cuando no está jugando hockey sobre hielo o pinball, lo encontrará todos los días en vivo como anfitrión del célebre programa de CNET, The 404 Show, y todos los viernes en el primer cómic tecnológico de CNET, Low Latency.