Lenovo ThinkPad Helix Convertible Ultrabook: el análisis de CNET Lenovo ThinkPad Helix: un híbrido empresarial con un precio ejecutivo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14

Calificación
de los editores

3.5 stars Muy bueno
  • Total: 7.8
  • Diseño: 8.0
  • Funciones: 8.0
  • Desempeño: 8.0
  • Duración de la batería: 7.0
Fecha de análisis:
Actualizada en:

Lo bueno la Lenovo ThinkPad Helix es una tableta/computadora portátil de construcción sólida con todas las funciones de seguridad que necesita su departamento de TI. Gracias a sus dos baterías (en la tableta y en la base del teclado), puede funcionar un día laboral completo.

Lo malo la Helix quedó desactualizada con la generación anterior y menos eficiente de procesadores Intel, lo que la hace parecer especialmente costosa.

Conclusión aun con la mejor bisagra híbrida de pantalla desmontable que hemos visto, el procesador desactualizado y el precio elevado convierten a la ThinkPad Helix en un híbrido exclusivo para una audiencia selecta.

No te lo pierdas

La Helix es un producto bien logrado pero costoso, que presenta un interrogante interesante. Si bien es muy posible que haya un mercado para un híbrido de 11 pulgadas con énfasis en seguridad y funciones empresariales y un cuerpo algo rústico e industrial, ¿exactamente qué tipo de prima deberíamos pagar?

Cuando se presentó por primera vez en CES 2013 (Consumer Electronics Show), Lenovo describió al híbrido entre computadora portátil y tableta Helix como un sistema "rotatorio y extraíble", lo cual sonó a que la empresa, generalmente formal, estaba intentado añadir un poco de chispa a la línea ThinkPad, normalmente conservadora.

En persona, este híbrido con pantalla extraíble todavía tiene un aspecto y sensación muy de estilo ThinkPad y, a cierta distancia, parece casi idéntico al ejército de ThinkPad en escritorios de oficina y cubículos de todo el mundo.

La rotación y extracción funciona al activar el pequeño cierre con bisagra para extraer la pantalla del resto del cuerpo. En este caso, la pantalla se desprende como en cualquier otro híbrido, pero se puede volver a prender después de rotarla 180 grados, de modo que la pantalla mira hacia la parte trasera del equipo. Es un buen modo de presentación, que a veces denomino "modo kiosco". Por supuesto, también puede usar la pantalla de la Helix por sí sola como una pizarra con Windows 8, o cerrar la unidad con la pantalla mirando hacia afuera para obtener un modo de tableta más grueso, respaldado por la potencia adicional de la batería de la base del teclado.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Pero como una computadora portátil de 28 cm (11 in), la Helix se encuentra en el medio de un mercado repentinamente poblado. La Sony Vaio Pro 11 y la MacBook Air de 11 pulgadas están del lado tradicional de los equipos con tapa, mientras que la IdeaPad Yoga 11S, propia de Lenovo, y la Acer Aspire P3 son híbridos, aunque funcionan distinto a la Helix.

Otro posible obstáculo: la Helix (como la Yoga 11S) está actualmente estancada con procesadores Intel de generaciones anteriores, en lugar de contar con los nuevos Core i-series de cuarta generación, denominados "Haswell". La diferencia es importante para un dispositivo como este, porque los valores de la duración de la batería que estamos observando en las primeras computadoras portátiles con Intel Haswell hacen que valga la pena la espera, en particular si usará un híbrido en el modo tableta extraportátil. La Helix dura un tiempo aceptable cuando se utilizan juntas la batería de la base y de la pantalla, pero para su uso solo como tableta, es tentador esperar una versión actualizada.

Debido a que este sistema pertenece a la línea ThinkPad de nivel profesional de Lenovo, y no a la línea IdeaPad destinada a los consumidores, deberá pagar cierta prima en comparación con otras máquinas con especificaciones similares. En teoría, es perfectamente razonable, dada la construcción rígida de la ThinkPad, el mejor teclado de su clase y las funciones de seguridad para TI. Pero el precio de base (¡de base!) de la Helix es un valor francamente sorprendente de US$1,679 y, a cambio, solo obtiene un procesador Intel Core i5 de tercera generación, 4 GB de memoria RAM y una unidad de estado sólido de 128 GB (aunque gana puntos por la pantalla de 1,920 x 1,080 pixeles de resolución). Las versiones actualizadas (todas incluyen un lápiz digital) agregan procesadores más rápidos, más memoria RAM, SSD más rápidas y banda ancha móvil, pero pueden costar alrededor de US$2,000.

Lenovo ThinkPad Helix Sony Vaio Pro 11 MacBook Air de 11 in (junio de 2013) Lenovo IdeaPad Yoga 11S
Precio US$1,539 US$1,149 US$999 US$999
Tamaño/resolución de la pantalla Pantalla de 11.6 in, 1,920 x 1,080 píxeles Pantalla táctil de 11 in, 1,920 x 1.080 pixeles Pantalla de 11.6 in, 1.766 x 768 pixeles Pantalla de 11.6 in, 1.366 x 768 pixeles
CPU de PC Intel Core i5-3427U de 1.8 GHz Intel Core i5-4200U de 1.6 GHz Intel Core i5-4250U de 1.3 GHz Intel Core i5-3339Y de 1.5 GHz
Memoria de la computadora 4.096 MB DDR3 SDRAM a 1,600 MHz 4.096 MB DDR3 SDRAM a 1,600 MHz 4.096 MB DDR3 SDRAM a 1,600 MHz 8.192 MB DDR3 SDRAM a 1,600 MHz
Gráficos Intel HD Graphics 4000 de 32 MB Intel HD Graphics 4400 de 1,748 MB Intel HD Graphics 5000 de 1,024 MB Intel HD Graphics 4000 de 32 MB
Almacenamiento SSD de 128 GB SSD de 128 GB SSD de 128 GB SSD de 256 GB
Unidad óptica No No No No
Redes Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0 Wi-Fi 802.11b/g/n, Bluetooth 4.0 Wi-Fi 802.11a/c, Bluetooth 4.0 Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0
Sistema operativo Windows 8 (64 bits) Windows 8 (64 bits) OS X Mountain Lion 10.8.4 Windows 8 (64 bits)

Diseño y características

Si bien tengo dudas acerca del precio y los componentes desactualizados, Lenovo ha creado el mejor sistema de cierre para pantallas extraíbles que haya visto. Todavía es demasiado complejo, con múltiples conexiones estilo corchete, pero se siente más robusto y sólido que las bisagras de otros híbridos extraíbles, y el mecanismo de desprendimiento es un botón de presión grande en el borde izquierdo de la bisagra, en lugar de un botón mezquino justo debajo (como en el caso de la HP Envy x2 y otros híbridos).

Incluso hay un pequeño panel horizontal que cubre todo el mecanismo de bisagra desde la parte posterior del sistema, tanto para protegerlo contra el entorno como para dar al paquete entero un aspecto más prolijo. Lo he llamado la "falda de modestia de Helix".

Crédito: Sarah Tew/CNET

Dado que la pantalla y el cuerpo pesan 1.68 kg (3.7 libras), sin el cable de alimentación, es pesada para una computadora portátil de 11 pulgadas, pero tenga en cuenta que incluye una batería de tres celdas en la tableta y una batería separada de cuatro celdas en la base del teclado.

Extraer la pantalla de la base, voltearla y volver a conectarla tiene algunos usos obvios. Uno es crear una pantalla estilo kiosco, con la pantalla apuntando hacia su audiencia sin un teclado o panel táctil de por medio. He utilizado la Yoga 13 de Lenovo de esta manera muchas veces y, si comparte mucho contenido en pantalla, puede ser una función útil, en especial si todavía puede manejar el equipo desde atrás, dado que tiene acceso al teclado y al panel táctil.

Desde el modo kiosco, puede cerrar el equipo de modo que la tapa esté cerrada, pero la pantalla mire hacia afuera. Eso le ofrece lo que Lenovo denomina "modo Tablet +", que esencialmente significa que cuenta con una gran batería secundaria en la parte trasera. Eso la convierte en una tableta gruesa y pesada, pero si necesita seis horas o más de productividad con pantalla táctil y Windows 8, puede obtenerlas.

El resto del diseño físico cumple con los estándares impecables típicos de la línea ThinkPad de Lenovo. El chasis negro mate se siente como si pudiera frenar una bala y el teclado ThinkPad estándar estilo isla, con teclas apenas curvas en la base, es imposible de superar.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Los teclados de las computadoras portátiles de 11 pulgadas son particularmente difíciles de diseñar bien, pero al usar la Helix, nunca me acalambré escribiendo. Mayúsculas, Entrar, Tabulación y otras teclas importantes tienen un buen tamaño y las funciones, como los controles de brillo, volumen y micrófono, están diseñadas como las funciones principales de la hilera de teclas de función en la parte superior del teclado. Pero recuerde que el botón de encendido se encuentra en el borde superior de la pantalla, para que pueda usarla en modo tableta.

El clickpad grande y sin botones también tiene un tamaño generoso y se siente más fuerte que el de la ultrabook X1 Carbon de Lenovo. Hay un TrackPoint rojo entre las teclas G, H y B. Dejo constancia de que ese método de navegación con puntero no es lo que la mayoría de los usuarios de computadoras portátiles buscan hoy en día, pero al menos no es intrusivo.

La pantalla de 11.6 pulgadas tiene una resolución nativa muy elevada de 1,920 x 1,080 pixeles, la cual es excelente para una computadora portátil/tableta compacta. En la interfaz de Windows 8, los íconos y el texto se ajustan automáticamente a un nivel cómodo, aunque es posible que en la vista tradicional de Windows todo se vea muy pequeño. La pantalla es brillante y libre de resplandor y, algo muy importante para una tableta, es una pantalla IPS que se ve bien desde ángulos laterales amplios.

Lenovo ThinkPad Helix
Video DisplayPort [base del teclado y tableta]
Audio Parlantes estéreo, entrada combinada para auriculares/micrófono [tableta]
Datos 1 USB 2.0, ranura para tarjeta SIM [tableta]; 2 USB 3.0 [base del teclado]
Redes Wi-Fi 802.11n
Unidad óptica No

No te lo pierdas

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

dónde comprarlo ver todos

Lenovo ThinkPad Helix Convertible Ultrabook

Número de parte: CNETLenovo ThinkPad Helix
MSRP: $1,679.00 Precio más bajo: $1,714.00

especificaciones ver todas

  • Peso 3.68 lbs
  • Tamaño instalado 4 GB
Autor
facebook
twitter
google

Dan Ackerman

Nueva York

Dan Ackerman es nuestro experto en todo lo relativo a computadoras (portátiles y de escritorio) y tabletas con Windows. Sin embargo, también escribe sobre juegos, gadgets y otros temas. Ackerman, quien también es DJ y miembro de la prestigiosa organización Mensa, ha escrito sobre música y tecnología por más de 15 años en publicaciones como Spin, Blender y Men's Journal.