Las primeras diez cosas que debes hacer con tu nuevo iPad

¡Felicidades, nuevo dueño de un iPad! Bienvenido al mundo de las tabletas de Apple. Ahora asegúrate de seguir estas indicaciones antes de empezar a usarlo.

Scottshots02_610x436.jpg
(Crédito: Sarah Tew/CNET)
¡Felicidades! Quizá seas el propietario de un nuevo iPad estas fiestas. Si es así, has llegado al lugar adecuado. El iPad no es difícil de configurar, pero para llegar a conocer todas sus funciones y descubrir las aplicaciones disponibles que pueden transformar tu experiencia, necesitarás una buena inversión de tiempo.

Algunas de estas sugerencias pueden resultar obvias. Otras, quizá no. En todo caso, aquí está lo primero que yo hago tras sacar un nuevo iPad de su reluciente caja blanca y antes de someterlo a mi análisis. Creo que deberías hacer lo mismo. Al menos, estos consejos te ayudarán a empezar.

Por cierto, nada de esto requiere que lo conectes a una computadora para sincronizarlo. De hecho, te recomiendo que sincronices lo menos posible para conservar algo de sanidad mental y pasártelo un poquito mejor.

Scottshots08_610x436.jpg
(Crédito: Sarah Tew/CNET)

1. Recupera tu antiguo respaldo, si lo tienes, y familiarízate con iCloud.

Si este es tu primer iPad, no tienes que recuperar nada. Pero si ya tienes otro iPad y estás subiendo de nivel, puedes pasar tus ajustes básicos y datos a tu nuevo iPad recuperándolos con tu respaldo en iTunes, o de manera inalámbrica con iCloud si ya lo has configurado. Las primeras pantallas de configuración que ves al iniciar tu iPad por primera vez te preguntan si estás recuperando la información de un backup. Estate listo para escoger la respuesta adecuada, pero no te preocupes si olvidas hacerlo de manera correcta por accidente, porque siempre podrás borrar todo el contenido y empezar el proceso de la configuración inicial de nuevo más tarde.

Si este es tu primer iPad pero ya tienes un iPhone o un Mac, iCloud te ayudará a hacer las cosas más fáciles. Los servicios de Apple conectados en la nube, conocidos como iCloud, han tenido críticas justificadas porque no ofrecen demasiado control al usuario, pero iCloud es aun así una herramienta bastante esencial. Vas a utilizar tu usuario de Apple para sincronizar contactos, documentos guardados en la nube, correo, calendarios, favoritos de Safari, fotos en Photo Stream y notas de su aplicación integrada. También recibes llamadas de FaceTime y iMessages a través del mismo usuario, pero los activas (y desactivas) a través de ajustes diferentes. Y, por supuesto, tu usuario te conecta con el contenido ya adquirido en iTunes y la App Store. Pero puedes utilizar un usuario distinto si, por ejemplo, estás utilizando la cuenta de iTunes de un familiar: simplemente introduce el nombre de usuario en iTunes o la App Store y puedes seguir manteniendo un usuario de iCloud distinto para todo lo demás.

Y yo siempre mantengo my “Find my iPad” (Localiza mi iPad) activado. Así es como puedes estar seguro de encontrar tu dispositivo si lo pierdes en tu casa o en otro sitio. Descarga la aplicación “Find my iPhone” y puedes mandar una alerta desde cualquiera de tus dispositivos. Por supuesto, tu iPad tendrá que estar disponible en una red. A mí esto me ha ayudado en muchas, muchas ocasiones.

Scottshots03_610x436.jpg
(Crédito: Sarah Tew/CNET)

 2. Consigue tus aplicaciones gratuitas iWork e iLife.

Los compradores de iPhone, iPod e iPad obtienen ahora gratuitamente un conjunto de aplicaciones de productividad y creación de medios que solían costar una cantidad de dinero considerable juntas. No dudes en descargarlas. De hecho, cuando configuras tu iPad por primera vez, te sugerirá que empieces a descargar todos los programas gratuitos de Apple. Todas las aplicaciones son universales, así que si ya las habías obtenido al comprar un nuevo iPhone. Podrás volver a descargar gratuitamente las versiones para iPad a través de la lista de aplicaciones ya adquiridas en la App Store, si es que has comprado un iPad usado. Pages, Numbers y Keynote son muy buenas aplicaciones de procesamiento de textos, hojas de cálculo y presentaciones, e incluso se sincronizan a través de iCloud y a Macs que dispongan de ellas en OSX Mavericks. No hay razón para no utilizarlas. Del mismo modo,  iPhoto, iMovie y GarageBand son herramientas igualmente buenas para edición de fotografías, edición de vídeo y creación de música. Otras aplicaciones tienen las mismas prestaciones que iPhoto, pero pocas soluciones pueden superar a iMovie o GarageBand. Todas ellas han sido rediseñadas gráficamente para iOS 7.

3. Encuentra todas las demás cosas (más o menos) gratis.

Apuesto a que tienes ya un montón de contenido “gratis” que está listo para tu iPad, gratis porque ya pagaste por ello en algún otro sitio. Primero, ve a tus aplicaciones de iTunes o de la App Store y busca en “Purchased” (normalmente está escondido bajo la pestaña de “More”, o en “Updates” en la App Store). Es una manera de buscar lo que ya has comprado, pero asegúrate de instalar todas aquellas cosas que ya tienes y que son universales para iPad, y descargar tu música, películas y libros a través de iTunes.

 

Y hay más. No tienes que pagar mucho, si eres listo. Periódicos, revistas, suscripciones de televisión por cable y canales de pago como HBO a menudo tienen aplicaciones que te dan algo de contenido extra gratuitamente. Une tus suscripciones a través de direcciones de correo electrónico y contraseñas desde esas páginas y publicaciones y ya está. No hay costo adicional si ya estás pagando por ellas, y son una excelente manera de obtener contenido para tu iPad inmediatamente.

Por último, siempre están las aplicaciones verdaderamente gratuitas, especialmente durante las fiestas. Busca la lista de mejores aplicaciones gratuitas - Top Free - en la App Store para encontrar novedades, y sigue páginas como CNET.com/es para conocer novedades de lanzamientos interesantes, que normalmente no se anuncian y están disponibles, tristemente, por tiempo limitado - al menos para lo bueno. Busca la lista de mejores juegos de iPad gratuitos y, cuando se trata de aplicaciones que no son juegos, muchas de las mejores son gratuitas, como Twitter, Facebook, Flipboard, Netflix y la aplicación de Kindle.

4. Elige la nube en la que vas a vivir.

Apple tiene una gran variedad de servicios de iCloud, incluido iTunes Match para almacenar y reproducir música, pero no es la única manera de configurar tu iPad. Gracias a las excelentes aplicaciones de Google, podrías utilizar Gmail y Google Docs, y muchos otros servicios de Google - Chrome, Gmail, Google Drive, Google Maps, YouTube y Google Play Music, que está disponible como aplicación de iPhone, pero funciona en el iPad. O podrías almacenar y reproducir tus videos a través de Amazon Cloud Player y Amazon Instant Video. En cualquier caso, te recomiendo seriamente que confíes en servicios en la nube lo más que puedas, porque sincronizar videos, música y otros archivos a través de tu computadora es un horror.

Y cuando se trata de recibir PDFs, EPUBs y otros archivos en tu iPad, te sugiero que te los envíes por correo electrónico a ti mismo. Los puedes abrir y salvarlos directamente a una aplicación desde el correo, y te ahorra una sincronización. Se abren en muchas aplicaciones, incluyendo iBooks, la aplicación de Kindle y aplicaciones específicas para PDF como GoodReader. Simplemente dale a “Open in” cuando estás leyendo el PDF y escoge tu aplicación compatible. De manera alternativa, puedes subirlas a servicios como Dropbox, que ya funciona con muchas aplicaciones de iOS.

5. Añade Twitter/Facebook.

Twitter y Facebook son las redes sociales que llenan el espacio que Apple, a diferencia de Google, no proporciona. Ve a Configuración, busca Facebook y Twitter e introduce tu información. Normalmente, descargar cualquier aplicación relacionada también te indentificará. Pero un consejo: desactiva la sincronización con Facebook de los contactos y el calendario porque, si no, tus citas y direcciones se “facebookizarán” con eventos y personas que puede que no quieras tener en tu teléfono. Esto se hace rápido desactivando estas casillas en cualquier momento.

6. Ajusta tus notificaciones y privacidad.

A todas las aplicaciones les gusta expresar a gritos toda su información a través de banners y otras notificaciones en tu pantalla de inicio. Puedes evitarlo yendo a Notificaciones y desactivando las diferentes opciones de notificaciones. Hay muchas, pero yo recomendaría quitar todas aquellas aplicaciones que no te parezcan esenciales. Asegúrate de que los banners están desactivados y de que las notificaciones no aparecen en la pantalla bloqueada, y deberías poder estar más tranquilo. Igualmente, asegúrate de examinar tus ajustes de privacidad y desactiva, o activa, cualquier modo compartido de ubicación o información que te interese en ciertas aplicaciones. Por ejemplo, puede que no te interese que tus fotos estén geolocalizadas en redes sociales.

7. Haz carpetas.

Hasta que haya una manera mejor de organizar aplicaciones en iOS, las carpetas están allí para que las uses. Puedes mover más de un centenar de aplicaciones en una misma carpeta en iOS7, lo que significa, al menos, menos carpetas en la pantalla. Nómbralas como categorías que utilices a menudo (video, juegos o escribir) o por usuario (hijo, esposa, mamá). Si les pones los nombres adecuados, las carpetas te ayudarán a tener más orden.

Scottshots07_610x436.jpg
(Crédito: Sarah Tew/CNET)

8. Cambia el botón lateral para que bloquee la rotación.

iOS ofrece dos maneras de utilizar el botón al lado del volumen en los iPads: como un botón silenciador, similar al del iPhone, y para bloquear la rotación. El silenciador no tiene mucho sentido, ya que es poco probable que tu iPad vaya a sonar y no hay modo de vibración (simplemente activa el ajuste de efectos de sonido y baja el volumen a cero, y hará lo mismo). En lugar de eso, utilízalo para bloquear la pantalla en horizontal o en vertical cuando estés leyendo. Así, cuando estés acurrucándote en la cama con un buen libro electrónico, no se “tumbará” de lado cuando te recuestes. Aunque ahora ya no importa tanto, porque lo que no escojas aparece de manera instantánea en el nuevo panel de control de iOS 7.

9. Hazte con unas cuantas buenas aplicaciones.

Hay montones de opciones, obviamente, y montones de usos, pero a mí me gusta Kindle App para leer, Flipboard para las noticias, YouTube/Netflix/Hulu Plus para mi entretenimiento, Pages para escribir, Google Maps como el sustituto imprescindible de Apple Maps, Evernote para tomar notas en general, y Plants vs. Zombies, Ticket to Ride, y Angry Birds Space como juegos necesarios para el primer día. O aún mejor, pregunta a tus amigos con iPad qué usan.

scottipadguide_07_610x407.jpg
La Tom Bihn Ristretto para el iPad y la cubierta Pen & Quill para el iPad Mini. (Crédito: Sarah Tew/CNET)

10. Consigue una buena funda, o un bolso.

El iPad viene con un cable para sincronizar y cargar la batería, y ya. Necesitas algún tipo de protección. La Smart Cover de Apple es un buen accesorio multiuso que protege la pantalla, pero no la parte trasera. Si te vas a comprar un accesorio de Apple, yo prefiero la nueva Smart Case de piel, pero es más cara. Si eres poseedor de un iPad grande, considera algo que se acople fácilmente con un teclado. Para el Mini, una cubierta tipo libro parece mejor opción. Y algo con bolsillos separados, acolchado y que puede guardar otras cosas es lo mejor.

Etiquetas:
Tabletas
Autor
Scott Stein

Scott Stein es un editor de CNET.com a cargo de reseñar iOS, computadoras portátiles, tecnología móvil, videojuegos y cultura tecnológica. Antes, escribía para publicaciones como Wired, Esquire.com, Men's Journal y Maxim. Aparece regularmente en programas de televisión y radio hablando de las últimas tendencias en tecnología.

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

No te lo Pierdas
Productos Destacados
conéctate con CNET en Español
CNET Insider
Edición en español
Los miembros de CNET en español reciben anuncios sobre nuevos servicios, funciones y otros beneficios que ofrece CNET.