Samsung Gear S: el análisis de CNET Samsung Gear S: un reloj inteligente con 3G y GPS que no logra emanciparse

6
This content is rated TV-MA, and is for viewers 18 years or older. Are you of age?
Sorry, you are not old enough to view this content.
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15

Calificación
de los editores

3 stars Bueno
  • Total: 6.6
  • Estilo: 7.5
  • Funciones: 7.0
  • Facilidad de uso: 5.5
Fecha de análisis:

Lo bueno El Samsung Gear S tiene una hermosa pantalla curva, un diseño moderno, su propia conexión 3G, Wi-Fi y GPS. Igualmente, tiene una duración de batería decente y su adaptador funciona como una batería móvil.

Lo malo Requiere un teléfono Samsung para comenzar a usarlo e instalar apps. Aunque tiene su propia conexión 3G muchos apps requieren que esté conectado con el teléfono y no soporta todas las notificaciones del celular. La función como reloj independiente está muy limitada y la tienda de apps está por debajo de lo que ofrece Android Wear. Su tamaño lo hace extraño para muñecas que no son muy gruesas.

Conclusión El Samsung Gear S busca ser el reloj independiente que tanto anhelábamos. Desafortunadamente, la disponibilidad de apps y sus funciones limitadas no lo dejan llegar a emanciparse por completo.

No te lo pierdas

Salgo a correr sin mi teléfono o me voy de la oficina y se me olvida y celular, pero puedo seguir haciendo llamadas y continúo conectado. Es esto lo que intenta ofrecer el Samsung Gear S, el reloj inteligente de Samsung que tiene su propia conexión celular para llamadas y datos.

A pesar de que el Samsung Gear S tiene su propia tarjeta SIM que le permite realizar la tarea por sí solo, el reloj todavía requiere un teléfono Samsung para ofrecer muchas de sus tareas, no cuenta con un ecosistema tan amplio como Android Wear, la plataforma de Google y requiere de un plan de datos.

Asimismo, el Gear S tiene Tizen como sistema operativo, lo que significa que es muy posible que te toque aprender a operarlo, inclusive si ya has tenido un Gear anteriormente.

Aunque al principio el Gear S suena como el dispositivo de ensueño o el reloj inteligente que hemos esperado, todavía no logra conquistar esa anhelada independencia. Afortunadamente, es un paso hacia ese propósito: un reloj inteligente que nos permite realizar o recibir llamadas o textos, navegar por Internet, escuchar música, usar tus apps preferidos y mucho más -- prácticamente un teléfono inteligente en tu muñeca.

samsung-galaxy-gear-s-21.jpg
El Samsung Gear S es prácticamente un teléfono inteligente en miniatura. CNET

Precio

El Samsung Gear S es prácticamente un teléfono -- puedes comprarlo con contrato o sin contrato.

Aunque su precio y disponibilidad varía en cada país, el Gear S está disponible en AT&T por US$299 sin un contrato o US$199 con un contrato a dos años, donde tendrás que pagar US$10 mensuales para compartir tu plan celular que tienes actualmente.

En Verizon, el Gear S cuesta US$399 sin contrato, o US$349 con un contrato a dos años, donde podrás agregar a tu plan (si califica) pagando US$5 mensuales.

Por otra parte, Sprint lo vende por US$384 y T-Mobile por US$350, pero no requieren un contrato.

Diseño y especificaciones

En cuanto a diseño, el Gear S no luce demasiado diferente al resto de la familia Gear. Presenta una pantalla curva Super AMOLED de 2 pulgadas, con una resolución de 360x480 pixeles, un procesador de 1GHz de dos núcleos como motor y 512MB de RAM.

El frente del dispositivo también ofrece un botón físico y la ranura para la tarjeta SIM se encuentra en la parte de abajo del reloj. Hemos visto el reloj en negro (Blue Black, o negro azulado) y blanco (Pure White, o blanco puro), aunque Samsung no ha dicho si habrá otros colores disponibles. Como mínimo, la correa será intercambiable.

samsung-galaxy-gear-s-30.jpg
Sarah Tew/CNET

Al igual que los relojes inteligentes Gear 2 y Gear 2 Neo, el Gear S funciona con el sistema operativo Tizen y no con Android Wear como el reloj Samsung Gear Live. Samsung le ha integrado una importante cantidad de sensores al Gear S, incluyendo un barómetro, GPS, un lector de pulso cardíaco e incluso un monitor de rayos UV.

Pero la conectividad 3G es la mayor diferencia entre éste y otros relojes Samsung en el mercado. La mencionada ranura para tarjetas SIM significa que el reloj tiene capacidad 3G -- además de Bluetooth y Wi-Fi -- por lo que el Gear S no tiene que depender de un teléfono inteligente para poder aprovechar toda su funcionalidad.

De hecho, el S está totalmente enfocado en ser un dispositivo independiente para que sus usuarios puedan hacer llamadas directamente desde el teléfono, o elijan recibir sus llamadas a su teléfono en el reloj vía Bluetooth. También pueden responder a sus mensajes de texto a través del teclado en la pantalla del reloj, o usando comandos de voz con la función S Voice.

samsung-gear-s-product-photos20.jpg
CNET

Otras funciones incluyen HERE, la navegación detallada de direcciones de Nokia, y un servicio de noticias de 24 horas del diario británico The Financial Times. En cuanto a ejercicio, el Gear S viene cargado con los apps S-Health y Nike + Running.

El Samsung Gear S cuenta con una batería de 300mAh que ofrecería hasta dos días de energía, pero todo dependerá de la manera como lo uses. El adaptador para cargar al nuevo reloj inteligente de Samsung también incluye una batería de 350mAh que te permite cargarlo cuando estás de viaje o no tienes acceso a un enchufe.

Casi como un miniteléfono inteligente en tu muñeca

El Samsung Gear S te permite realizar llamadas, textos y emails sin problemas, pero no te ofrece todas las notificaciones que logras con un reloj con Android Wear o que tu teléfono proporciona.

Sin embargo, el Gear S tiene su propio navegador web para que visites tus sitios favoritos (¿CNET en Español?) y hasta cuenta con su propio miniteclado para realizar búsquedas, ingresar números telefónicos a los que quieres llamar y escribir textos o en diferentes apps. Es prácticamente un teléfono inteligente en tu muñeca.

Me sorprendió lo bien que funciona su teclado a pesar de ser tan pequeño. Aún cometió errores, pero en muchas ocasiones lo que escribía salía a la perfección a pesar de no tener demasiado cuidado con lo que escribía. Ten en cuenta que este es un teclado que se visualiza en su pequeña pantalla AMOLED de 2 pulgadas y no en una pantalla de 6 pulgadas como la de, por ejemplo, el Nexus 6.

Es claro que su teclado no es el más cómodo de usar, pero el Gear S también soporta comandos de voz. No es tan bueno como esta función en Android Wear, pero S-Voice es mejor que la versión que se encuentra en los anteriores relojes Gear.

No te lo pierdas

 

Comentarios

Conversación impulsada por Livefyre

Productos Destacados