Samsung Galaxy Gear smartwatch: el análisis de CNET El reloj inteligente de Samsung: mucho ruido y pocas nueces

This content is rated TV-MA, and is for viewers 18 years or older. Are you of age?
Sorry, you are not old enough to view this content.
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12

Calificación
de los editores

2.5 stars OK
  • Total: 5.4
  • Estilo: 7.0
  • Funciones: 4.0
  • Facilidad de uso: 5.0
Fecha de análisis:

Lo bueno El reloj inteligente Galaxy Gear de Samsung es atractivo, cómodo y ayuda a ver las llamadas que entran.

Lo malo La falta de correo electrónico y respaldo a redes sociales, poca compatibilidad con otros dispositivos, la caja externa de recarga y el control de voz que a veces funciona y a veces no, limitan considerablemente la utilidad del reloj.

Conclusión La versión de Samsung de un reloj inteligente tiene algo de potencial, y sí hace algunas cosas bien, pero su incapacidad para realizar funciones realmente “inteligentes” no llena las expectativas.

No te lo pierdas

Tu teléfono es demasiado grande e incontrolable – lo que necesitas es una segunda pantalla más pequeña para que te diga lo que está pasando rápidamente. Por lo menos, ésa es la propuesta de Samsung. Su nuevo reloj inteligente Galaxy Gear te deja contestar llamadas, enviar mensajes de texto y realizar varias otras tareas desde tu muñeca sin tocar tu teléfono.

El Gear no tiene tarjeta SIM ni tampoco conexión propia a datos. En cambio, se conecta con tu teléfono vía Bluetooth, comportándose más con una pantalla externa para que no tengas que buscar tu teléfono cada vez que suena.

El Gear de Samsung es de los primeros relojes inteligentes que hemos visto de una marca grande y pretende abrir el camino en el emergente espacio de la informática de vestir (wearable computing). Es emocionante, claro, pero no me impresiona. Sin prácticamente ninguna app de terceros y una funcionalidad limitada a la hora de manejar llamadas y correos electrónicos.

A eso, súmale un precio de US$299 y el hecho que es solo compatible con el Galaxy Note 3 por ahora y es una fórmula decepcionante. Samsung ha dicho que actualizará el reloj hacia fines de año para que trabaje con el Galaxy S4, S3, y Note 2, pero incluso así son pocos los dispositivos compatibles. Quienes hayan echado la casa por la ventana con un HTC One o un Xperia Z1 de Sony no tienen la misma suerte.

Diseño, calidad de fabricación y confort

La combinación del Gear de metal bruñido, frente sin botones y la correa negra de hule me parece bastante atractiva. Viene en varios colores, también, si lo tuyo no es el negro o plateado.

El reloj solo tiene un botón, que sirve para prender la pantalla o, con dos clics, para encender el software S Voice de Samsung. Para navegar el reloj se usa la pantalla táctil. La pantalla de 1.6 pulgadas puede ser miniatura, pero su resolución de 320x320 pixeles es lo suficientemente clara para que se pueda leer fácilmente incluso la pequeña tipografía. También es lo suficientemente viva como para disfrutar las fotos que tomas con la cámara de la correa del reloj.

samsung-galaxy-gear_610x458.jpg
(Crédito: Andrew Hoyle/CNET)

El reloj no viene con un puerto micro-USB integrado. Para recargarlo hay que montarlo en una base que contiene los componentes necesarios, y también la añade la funcionalidad NFC. Aunque ayuda a mantener el tamaño del teléfono al mínimo, tendrás que llevar el cargador a todos lados. Con uso intenso, la batería del reloj te durará un día, así que si no andas con el cargador tu teléfono pasará de ser inteligente a ser un estorbo.

samsung-galaxy-gear-32_610x458.jpg
(Crédito: Andrew Hoyle/CNET)

Es fácil ajustar el tamaño de la correa y es lo suficientemente cómoda para que te olvides de que la traes puesta, gracias a la ligereza de sus 73 gramos (2.6 onzas) de peso. La calidad de armado es por lo general muy alta aunque es molesto que no sea contra agua.

Uso del Gear

Si un reloj inteligente quiere volverse parte de tu vida, tiene que ser fácil de usar. Aunque el aspecto de la interfaz del Gear es muy simple, en realidad usarlo no es tan fácil como sugiere su diseño.

No empezamos bien. Simplemente tratar de conectar la conexión Bluetooth no funciona – necesitas usar la base NFC. La base NFC echa a andar un administrador de instalaciones que inicia la sincornización con Bluetooth y te guía por los pasos iniciales.

El software S Voice de Samsung te permite controlar muchas de las funciones con tan solo hablarle al reloj, pero debes primero asegurarte que haz configurado esto en el Note antes de empezar. Yo no lo hice, y me estuvo saliendo un mensaje para que lo activara en el teléfono mientras yo esperaba ver un mensaje similar en la pantalla más grande. Al final me di cuenta que tenía que ir a la configuración de S Voice en el Note, no del reloj.

samsung-galaxy-gear-9_610x458.jpg
(Crédito: Andrew Hoyle/CNET)

Cada vez que el Gear se despierta – lo hace cuando lo volteas hacia tus ojos – verás la cara del reloj que hayas elegido, y puedes elegir entre muchos estilos analógicos y digitales. Pasar el dedo a la izquierda o derecha te lleva al carrusel de funciones. Todas las herramientas clave como el panel de notificaciones, S Voice, mensajes de voz, la galería, el administrador de medios, el podómetro y las configuraciones reciben su propio icono, o puedes navegar hacia la lista de las apps principales.

La intefaz es minimalista y parece muy rápida gracias a su procesador de 800MHz. Sin embargo, encontrar el menú o la aplicación que buscas requiere que veas todos los iconos del carrusel hasta que lo encuentres – e inicializar un app desde la lista de aplicaciones toma incluso más. Puede robarte mucho tiempo, lo que es un problema para algo diseñado para darte acceso a las herramientas más rápido que lo que te tomaría sacar tu teléfono.

samsung-galaxy-gear-22_610x458.jpg
(Crédito: Andrew Hoyle/CNET)

Cuando te entra una llamada, saltará en la pantalla con opciones para aceptarla o rechazarla. Si tienes ese contacto guardado en el teléfono, te mostrará el nombre de la persona con una foto, si es que has seleccionado una imagen. Los mensajes de texto funcionan más o menos de la misma forma: salta un icono y nombre para que puedas tocarlo, o pasarlo a la sección de notificaciones para leerlo después con otros mensajes recibidos. Los mensajes de texto están claramente definidos y puedes navegarlos fácilmente para leer la conversación completa.

La bocina del reloj suena lo suficientemente fuerte como para escucharla en una oficina, pero si estás caminando en la calle resulta más complicado. También es más difícil que el micrófono capte tu voz en esas circunstancias.

Hacer una llamada es un proceso relativamente fácil. Puedes ir a la sección de contactos, que te muestra todos los contactos guardados en tu teléfono, o darle dos golpes al botón del costado para activar S Voice y decirle, en inglés, “Call Pedro”, por ejemplo. Si tienes más de un Pedro en tus contactos, te dejará seleccionar a cuál te refieres. Como la pantalla es demasiado pequeña para un teclado digital, tienes que dictar los mensajes de texto (en inglés, hasta donde sabemos).

Nota del editor: Samsung dice que S Voice se puede usar en español con tan solo cambiar las preferencias de idioma.

samsung-galaxy-gear-20_610x458.jpg
(Crédito: Andrew Hoyle/CNET)

No te lo pierdas

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

dónde comprarlo Todos los precios

Samsung Galaxy Gear Smartwatch

Número de parte: SM-V7000ZKAITV
Precio sugerido: $299.00 Precio más bajo: $157.32 Todos los precios
Productos Destacados