Pebble Watch: el análisis de CNET El Pebble Watch: Con mucho potencial, pero esperando su materialización

Gestionar los estilos de reloj y las aplicaciones es sencillo: la aplicación de Pebble te permite dar un toque para eliminar archivos o elegir otros para cargarlos por Bluetooth. Es simplemente una lástima que eso sea todo.

Un administrador de notificaciones de Pebble de terceros en Android. Crédito: Scott Stein/CNET

Como se menciona anteriormente, hay un pequeño puñado de aplicaciones compatibles de terceros, pero se cargan por separado y se conectan en forma individual. Una aplicación notificadora que encontré en Google Play permite que se muestre en el Pebble un conjunto más grande de aplicaciones compatibles, y una segunda aplicación envía información adquirida por GPS al reloj, pero no cuenta con ajustes para actualizaciones por hora ni nada, realmente, excepto una función de un botón para "Enviar a Pebble".

Crédito: Scott Stein/CNET

Estas aplicaciones de terceros tampoco parecen integrarse con la aplicación principal de Pebble, dándole una sensación fragmentada de hobby al descubrimiento de aplicaciones.

Para iOS, el conjunto de características del Pebble es sorprendentemente limitado por el momento. Puede conectarse por Bluetooth para recibir notificaciones que, para empezar, se limitan a mensajes de texto/iMessage e información sobre llamadas entrantes. El Pebble vibra con un zumbido sólido, pero no tiene ningún sonido o tono. La información del identificador de llamadas aparece en la pantalla del reloj y puede elegir aceptar o ignorar la llamada (si la ignora, la llamada se desvía al buzón de correo). Literalmente, puede responder la llamada con la muñeca, al igual que con el Martian Passport; consiste sencillamente en un botón físico para iniciar llamadas, como el control remoto de un equipo de manos libres.

Es como un buscapersonas montado en la muñeca, que es a lo que aspiran convertirse muchos relojes inteligentes de 2013. No es tan malo; después de todo, a menudo encuentro que mi teléfono está demasiado lejos o me cuesta escuchar o sentir el tono de llamada o la vibración, y el Pebble me ayuda a saber quién me está llamando o enviando un mensaje de texto en lugares bulliciosos y llenos de gente.

Funciona con aplicaciones de radio (en iOS). Crédito: Scott Stein/CNET

Las demás funciones del Pebble son menos fascinantes. Una aplicación para controlar música integrada muestra información sobre la canción y el artista y ofrece controles básicos para reproducir/detener/pasar pista para la mayoría de las aplicaciones de música de iOS (Spotify, Pandora, Music, Amazon Cloud Player, Podcasts y TuneIn Radio funcionan) y Google Music en Android, pero ningún ajuste de volumen ni navegación de menú avanzada. No puede realizar búsquedas en su biblioteca de música a través del Pebble y elegir una canción. Puede ser de utilidad como un control remoto cuando tu iPhone esté conectado a una base, si a tus audífonos favoritos les falta un control remoto propio o si tienes curiosidad sobre lo que está sonando y no tienes ganas de buscar tu teléfono.

La selección de estilos visuales es divertida; algunos estilos son más atractivos que otros. Pero prefiero mi iPod Nano, que cuenta con 12 estilos de reloj animados más atractivos y a color, ni más ni menos. La galería de estilos de reloj del Pebble tiene algunos muy buenos, pero otros parecen artificiales o tienen poca resolución. Sin embargo, es la fantasía de un aficionado a los relojes, porque se están prometiendo más estilos por parte de desarrolladores externos y mediante el futuro SDK.

Uno de los curiosos estilos de reloj. Crédito: Sarah Tew/CNET

Afortunadamente, el Pebble funciona bien como reloj, ya sea conectado por Bluetooth o no. Y sincroniza automáticamente su hora con la del teléfono cuando están emparejados.

Lo que me encantó en el transcurso de mi semana con el Pebble Watch: usar el Pebble como un reloj normal, cambiar los estilos y poder filtrar llamadas y mensajes de texto entrantes al paso y en lugares bulliciosos. Lo que no me gustó: la falta de otras características... y la corta duración de la batería.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Duración de la batería (para el Pebble y su teléfono)
Con la pantalla de papel electrónico en blanco y negro, se podría esperar una extraordinaria duración de la batería; en cambio, la calificación del Pebble es de "dos a siete días" de uso entre una carga y otra. En mi experiencia después de una semana de uso, me pareció que estaba más cerca de dos que de siete.

El Pebble cuenta con su propio cable cargador USB magnético que se ajusta a presión, de modo similar a los cables MagSafe Mac de Apple o al conector de contacto de la Surface Pro, pero los imanes son más débiles. Me pareció que el cable se desconectaba con demasiada facilidad con el mínimo movimiento de la mesa. Me encanta la filosofía de "conexión limpia", en especial debido a que ayuda a que el Pebble sea más resistente al agua, pero será mejor que no pierdas el cable.

No resulta claro cuándo termina de cargarse exactamente el Pebble o cuánta batería le queda: unos indicadores crípticos aparecen de vez en cuando, pero sin uniformidad alguna. No hay ningún mensaje de carga completa cuando enchufa el cable ni una pequeña luz LED que cambie de color como en el Martian. Es un poco ridículo. Estaba continuamente adivinando mi tiempo de carga y me encontraba con que el reloj de repente se quedaba sin carga en el medio de una fiesta de cumpleaños. Se prometió una corrección del indicador en una futura actualización de software.

También descubrí que, si mantenía el teléfono constantemente conectado (el Pebble tiende a desconectarse con frecuencia de mi iPhone a lo largo del día y solicitarme permiso para volver a conectarse, un error molesto), se descargaba la batería. Cuánto, sin embargo, es difícil de decir, pero parece alcanzar al menos del 5 al 10 por ciento por día que se estima en las instrucciones del Pebble.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Conclusión: esperando las aplicaciones
Me fascina la iniciativa detrás del Pebble, pero todavía no ha alcanzado su máximo potencial. La verdadera pregunta es: para cuando llegue ese momento, suponiendo que llegará, ¿habrá dejado atrás al Pebble la evolución de los relojes inteligentes? Para decir algo a su favor, el Pebble realiza sus funciones básicas bastante bien, como a) dar la hora y b) recibir textos e información de llamada. Pero eso no es suficiente para decir que es un producto imprescindible, especialmente teniendo en cuenta que la batería necesita carga frecuentemente.

El Pebble hace algunas cosas bien ahora: es accesible, resistente al agua, tiene una variedad de estilos divertidos y puede recibir identificación de llamada entrante y notificaciones. Pero la duración de la batería no es tan buena como esperaría. Sus usos son limitados. Las aplicaciones aún no han llegado, pero puede aprovechar el magnetómetro, el acelerómetro y otros sensores de Pebble.

En unos pocos meses, el Pebble probablemente sea el campo de juego de un programador, el dispositivo de un aficionado al hardware y un paraíso para los amantes de relojes interesados en aplicaciones. Nunca se sabe con los desarrolladores y el SDK. Si usted es un desarrollador que sabe programar, es posible que le interese el Pebble. Pero es posible que el consumidor promedio prefiera esperar y ver qué más surgirá.

Actualmente, el Pebble es un pequeño producto con potencial más que un producto estrella. Pero eso es lo más importante: depende de si usted cree en ese potencial, porque mucho de lo que puede hacer a Pebble un excelente producto aún no está disponible. En este momento, no es un producto lo suficientemente maduro para que la mayoría de las personas lo adopte. Con más aplicaciones, eso podría cambiar. Las aplicaciones serán las que le darán reconocimiento al Pebble o lo hundirán en la oscuridad.

Impresión final por ahora: inteligente, pero no tan sorprendente como su presentación en Kickstarter.

Reseña del Pebble Watch: el reloj Pebble tiene un diseño delgado, varios estilos, puntualidad independiente, aplicaciones descargables y es resistente al agua. conjunto de funciones actualmente limitado; duración de la batería impredecible debido a indicadores poco claros; aspecto de plástico y pantalla pequeña que parecen pasados de moda; la configuración de notificaciones en iOS y Android puede ser confusa. el reloj Pebble tiene las funciones básicas de un reloj inteligente, pero solo hasta que lleguen las funciones y aplicaciones prometidas. Por ahora, es más el juguete tecnológico de un aficionado que un reloj imprescindible.

No te lo pierdas

 

Comentarios

Conversación impulsada por Livefyre

Productos Destacados