Pebble Steel: el análisis de CNET Pebble Steel: el primer reloj inteligente que realmente vale la pena comprar

Instalar y remover las apps de Pebble toma solo segundos. Tocas la pantalla y ves la barra de progreso moviéndose conforme el app se carga de manera inalámbrica vía Bluetooth. El app te muestra qué aplicaciones están en tu Pebble: toca una, presiona "Remove" (eliminar) y se vuelve a ir al archivero de tus app.

PebbleSteel7.jpg
El nuevo conector de carga: de color rojo, con imanes más grandes. Crédito: Scott Stein/CNET
La nueva app y el software del sistema, que también funciona en el Pebble original, son quizás mi parte favorita de todas las funciones.

El año pasado, parecía como que el Pebble para tener esferas de reloj muy bonitas, recibir notificaciones tipo pager, pero no mucho más. Las cosas son muy diferentes ahora: las aplicaciones están finalmente en el Pebble, y muchas son bastante interesantes. Algunas de las 200 apps que ya están en el Pebble incluyen controles remotos para televisores, cámaras como la GoPro e, incluso, el termostato Nest; hay aplicaciones para el control de calendarios, aplicaciones de actividad física, para medir los pasos, ciclismo y carreras (que requieren el uso de tu teléfono para duplicar los datos de vuelta al reloj), aplicaciones para casa que controlan las luces, para ver resultados deportivos en ESPN, hay una aplicación de FourSquare, Yelp, lectores de texto y algunos juegos raros. Es una mezcla variopinta, pero por lo menos tener un tienda de aplicaciones oficial hace que encontrar estas apps sea más fácil.

Jugué con tantas apps como pude en los últimos días en una versión pre-lanzamiento de la nueva aplicación de Pebble y de la tienda de aplicaciones. Los errores son de esperar, y la experiencia final probablemente será más pulida, pero en general, las aplicaciones muestran potencial... y algunas limitaciones.

Pebble_Steel_3583385719_610x436.jpg
Crédito: Sarah Tew/CNET
Todo esto puede sonar familiar para algunos: una pantalla en blanco y negro, pequeñas aplicaciones sencillas de elaboración propia ... es algo parecido a tener una Palm Pilot en la muñeca. Y en la ejecución, es tan bueno y malo que sea analógica. Tiene mucho potencial, mucha diversión tipo "hazlo tú mismo" y también un montón de la novedades, cosas absurdas. No necesito una app para lanzar dados en mi reloj, pero tal vez tú sí.

Mi app favorita entre todas a las que tuve acceso fue FourSquare, que te permite hacer check-ins simples con base en tu ubicación; Yelp, que te muestra una lista de restaurantes e incluso te deja leer algunas críticas; ESPN, que te da resultados de juegos, y otras apps de juegos divertidas.

No hay un mejor reloj inteligente que éste

Se puede decir que lo que hace el Pebble, y el número de teléfonos con los que opera, es mejor que otros relojes inteligentes. No tiene cosas como micrófono, bocina, pantalla táctil o cámara, pero funciona bien, se empata bien con muchos servicios y notificaciones y es el mejor reloj que he visto entre los relojes inteligentes que he puesto a prueba.

Pebble_Steel_3583385721_610x436.jpg
Crédito: Sarah Tew/CNET

Lo que no me gustó

Solo puedes guardar ocho apps al mismo tiempo. En lugar de ofrecer espacio de almacenamiento en términos de megabytes o gigabytes, el Pebble ofrece "lugares" (slots) para agregar cosas: apps, caras del reloj, juegos. Y el Pebble Steel solo tiene ocho de esos. Y eso es fastidioso, sobre todo ahora que hay tantas apps nuevas. Claro que es fácil quitar una y poner otra en su lugar, pero sería mejor tenerlas ahí por siempre para no estar borrándolas y reinstalándolas. Me gustaría que hubiera más sitio para esas apps y/o caras de reloj.

No tiene apps de medición de actividad física como Fitbit. Hay muchas apps en el Pebble que reproducen lo que hace tu teléfono: apps para correr, para hacer ciclismo, para llevar un control de tu sueño, incluso un app de podómetro que se conecta con tu iPhone 5S y su procesador M7 para ver cuántos pasos has dado. Pero ninguna de estas funciones de medir la actividad física funcionan por sí solas. Todavía no puedo usar mi Pebble para reemplazar mi Fitbit, Fuelband, Pulse, Misfit Shine u otro medidor de la actividad física que me pongo en la muñeca.

Todavía tienes que cargarlo cada pocos días. Después de usar mucho el Pebble Steel para instalar y desinstalar apps y jugar constantemente con él, me duró unos buenos tres días antes de necesitar una recarga. El Pebble Steel se carga con un cable USB que se conecta magnéticamente al igual que el viejo Pebble, pero el conector ha sido rediseñado para dar un mejor agarre (eso significa que el cable de tu viejo Pebble no va a funcionar). El Pebble Watch va a ser un gadget más que debes cargar cuando viajas, y también vas a tener que empacar otro cable. Si mantienes desactivado el Bluetooth, en mi experiencia, ayuda a que el Pebble dure más tiempo, pero entonces no podrás usar muchas de sus apps, ¿y cuál es el punto de eso entonces?

Bajo la superficie, mucho de lo que hay se siente igual que antes. Luz de fondo LED, una pantalla blanco y negro de 144x168 pixeles, procesador ARM: si esto suena como el antiguo Pebble Watch, es porque así lo es. El Pebble Steel añade Gorilla Glass y una banda de metal inoxidable y una correa al igual que una luz LED de tres colores que muestra si la batería se está cargando, pero fuera de eso todo es igual, incluyendo la vida de la batería. Básicamente estarás pagando más por un mejor diseño.

US$249 es como mucho dinero. Como una mejora del Pebble original y su software, el Pebble Steel y la nueva tienda de apps de Pebble son un exitazo. Pero también cuesta US$249, que es US$100 más que el original. Eso lo pone en territorio de los relojes caros junto con el Samsung Galaxy Gear.

A fin de cuentas, es solo un accesorio para tu teléfono. El Pebble Steel (y el Pebble original) son, básicamente, dispositivos que, como muchos otros relojes inteligentes y pulseras inteligentes fungen como un accesorio directamente conectado con tu smartphone. Recibe y envía información, pero también puede ser una segunda pantalla.

El futuro de la la informática de vestir deberá ser el tener un dispositivo que pueda conectarse en contexto con el mundo más allá de tu teléfono celular o bien que funcione apropiadamente sin necesidad de un teléfono. El Pebble Steel no es todavía uno de ellos. Podría evolucionar para llegar más cerca a esa idea si surgen las apps adecuadas.

Conclusión: el único reloj inteligente que vale la pena comprar

Con el Pebble Steel en mi muñeca, siento que tengo un reloj regular puesto. Uno padre, algo raro y uno que puede ser un buscapersonas o control remoto divertido o incluso una pequeña computadora que puedo enlazar a mi cuenta de Twitter. No sé cuántas de sus funciones llegaré a usar, pero al menos están ahí para que las encuentre.

El principal problema del Pebble Steel no es su selección de apps. Es el hecho de que el nuevo Pebble hace básicamente lo mismo que el antiguo: esto es una mejora cosmética, no un cambio radical en su interior. Incluso tiene la misma limitante de los ocho lugares para poner apps/caras del reloj. Y su pantalla elegante en blanco y negro no es táctil.

Aun así, tengo ganas de comprarme un Pebble Steel. Se trata del reloj inteligente que siempre había imaginado. No hará todo lo posible en el mundo, pero hace muchísimo. Su diseño, su selección de apps, su compatibilidad con los teléfonos, resistencia al agua y facilidad de uso lo hacen un producto muy apetecible.

Otra cosa muy buena es que no necesitas un Steel para probar las nuevas apps. Un Pebble original puede aprovecharlas y algunas personas eligirán hacer eso y ahorrarse US$100. Pero, seamos honesto, vas a querer usar el reloj también por su estilo. Y el Steel es el reloj más guapo, si es que eso te importa. En ese caso, vale la pena el dinero extra.

No te lo pierdas

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

Productos Destacados