Microsoft Windows 8.1: el análisis de CNET Windows 8.1: ¿Vale la pena la actualización?

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Calificación
de los editores

4 stars Excelente
  • Total: 8.1
  • Instalación y configuración: 8.0
  • Funciones y ayuda: 8.0
  • Interfaz: 7.0
  • Desempeño: 9.0
Fecha de análisis:

Lo bueno Windows 8.1 añade muchos ajustes y funciones útiles, incluyendo una nueva versión del botón de inicio (que faltaba), una mejor herramienta de búsquedas y la capacidad de activar la PC directamente desde el escritorio. Incluye también una tienda de aplicaciones mejorada y es gratis para usuarios actuales de Windows 8.

Lo malo La separación entre los mosaicos, que son tan fáciles de tocar, y el modelo anticuado de escritorio es todavía rara; y el OS es difícil de operar sin una pantalla táctil. Si bien es bienvenido, el nuevo botón de inicio no se comporta como el de la versión clásica y la tienda de aplicaciones carece de software serio, sobre todo para los jugadores empedernidos.

Conclusión Si odias Windows 8, la actualización no te va a hacer cambiar de parecer. Para todos los demás, esta colección de arreglos y nuevas funciones es útil, pero todo lo que hay aquí debió haberse incluido en la versión original del año pasado.

No te lo pierdas

Nota del editor: Este artículo se basa en una versión previa de Windows 8.1. Será actualizado y se le agregará una calificación cuando la versión final esté disponible para ser descargada, aunque esperamos pocos cambios significativos.

Seamos claros: Windows 8.1 no va a cambiar radicalmente la forma en que te sientes sobre el sistema operativo de Microsoft. Si estabas buscando un cambio radical frente a Windows 8 de 2012, esta actualización no lo es.

En cambio, esta modesta actualización de 2013 se basa en una serie de ajustes específicos y de cierta manera sería como el Service Pack 1 de Windows 8.

Lo que obtienes es un extraño compromiso entre el Windows tradicional "de computadoras de escritorio" y un enfoque de funcionalidades táctiles, que está optimizado para tabletas y que se siente exactamente igual que Windows Phone. Dicho esto, la generación actual de hardware disponible, como computadoras portátiles, híbridas, tabletas e incluso computadores de escritorio con pantalla táctil, podrán ofrecer una mejor experiencia en esta ocasión.

Windows 8-1 Escritorio7.jpg?hash=7f3f0a0cadb256833b6ecbe864152aad
Crédito: captura de pantalla: Juan Garzón/CNET

Corrigiendo un problema de percepción

Los problemas con Windows 8 son muchos, especialmente en la percepción y la ejecución, por lo que es comprensible que Microsoft quiera mejorar su gran experimento. Desde el lado de la percepción, Microsoft ha logrado que el nombre de Windows 8 esté siendo reconocido, un objetivo importante para cualquier marca de consumo. Desafortunadamente, muchos de los que conocen el nombre tienen una asociación negativa con él, y sólo lo conocen como algo que debe evitarse. En algunos casos, esto es debido a una mala primera experiencia en la utilización de Windows, pero es más probable que es debido a lo que han escuchado de sus familiares o amigos, o simplemente porque la interfaz basada en mosaicos no se ajusta a la definición existente de cómo un equipo debe trabajar.

Pero los problemas que Microsoft espera solucionar con Windows 8.1 no son del todo acerca de la percepción del público. El cambio de interfaz, con base en aplicaciones, es radical para una PC, incluso hasta si los usuarios ya están acostumbrados a manejar tabletas y teléfonos de esta manera. Es mérito el intentar cambiar el escritorio tradicional y la estructura basada en carpetas que se ha utilizado desde los primeros días de Windows, y muestra un entendimiento de cómo ha cambiado el hardware y la forma en que utilizamos las computadoras desde la época de Windows 3.X.

Una mezcla entre lo tradicional y lo táctil

El ambicioso plan de Windows 8 era ser el sistema operativo utilizado en el hogar en computadoras de 27 pulgadas, en tabletas de 8 pulgadas, híbridas de 13 pulgadas, computadoras portátiles no táctiles de tamaño medio, y todo lo demás.

Lo que ocurrió en realidad es que Windows 8 trató de meter el mismo software en muchos dispositivos diferentes, un problema que lo intentó medio resolver al integrar una combinación de una interfaz de mosaico de Windows 8 y un modo de escritorio tradicional que en realidad funcionan de manera independiente (tan independiente que requiere básicamente su propia versión de IE10).

Al final, Windows 8 no se alinea plenamente ni a los usuarios tradicionalistas, ni a los que han estado creciendo con los teléfonos inteligentes y tabletas, y Windows 8.1 no hace mucho para solucionar este problema.

La interfaz de baldosas (en el mosaico), originalmente llamada Metro, no es suficientemente flexible. Sin una pantalla táctil, muchas de sus funciones básicas de navegación son ridículamente difíciles de usar.

Al mismo tiempo, el modo de escritorio, el cual se asemeja a la del escritorio en Windows 7 o de otras versiones anteriores de Windows, perdió suficiente funcionalidad en la versión original de Windows 8 para ser algo frustrante. Muchos han lamentado la pérdida del botón de Inicio, aunque la mayoría nunca lo hayan utilizado tanto como dicen. El botón de Inicio regresa en Windows 8.1, con un nuevo icono en la esquina inferior izquierda de la pantalla del escritorio. Se llama el botón de Inicio, pero funciona un poco diferente.

El nuevo botón de Inicio te ofrece muchas de las funcionalidades que tenía anteriormente, pero no todas.

Windows 8-1 Escritorio3.jpg
Crédito: captura de pantalla: Juan Garzón/CNET

El botón de Inicio está de vuelta

El hacer clic sobre el botón de inicio te lleva a la interfaz de mosaico de Windows 8.1, la misma tarea se puede realizar pulsando la tecla Windows en el teclado, el botón de Windows en casi todos las tabletas y híbridos, o el icono de Windows en la barra de accesos que aparece al lado derecho de tu pantalla.

Por otra parte, el hacer clic derecho en el nuevo botón de inicio revela una gran cantidad de opciones que sí son útiles. Un extenso menú aparece, listando acceso al panel de control, administrador de tareas, administrador de dispositivos, conexiones de red, búsqueda, y mucho más. Básicamente todas las características que yo, como un usuario de PC, utilizo normalmente.

No te lo pierdas

 

Comentarios

Conversación impulsada por Livefyre

especificaciones ver todas

  • Categoría Operating Systems
    Operating systems
  • Compatibilidad Windows
Productos Destacados