Apple iPad Mini: el análisis de CNET El iPad Mini de Apple: un tamaño perfecto que cuesta caro

This content is rated TV-MA, and is for viewers 18 years or older. Are you of age?
Sorry, you are not old enough to view this content.
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15

Calificación
de los editores

4 stars Excelente
  • Total: 8.3
  • Diseño: 9.0
  • Funciones: 8.0
  • Desempeño: 8.0
Fecha de análisis:
Actualizada en:

Lo bueno El diseño ultradelgado y liviano del iPad Mini es mucho más íntimo y similar a un libro que el iPad más grande, y sus cámaras, capacidad de almacenamiento, antena LTE opcional y funciones generales ofrecen una experiencia de iPad completa. Las dimensiones de la pantalla reproducen con elegancia revistas y aplicaciones de formato más grande.

Lo malo El iPad Mini es demasiado costoso, en especial si tenemos en cuenta la menor resolución de su pantalla de 7.9 pulgadas sin Retina. El procesador A5 no es tan robusto como el del iPad de cuarta generación y el del iPhone 5. Escribir en la pantalla más pequeña no es tan cómodo.

Conclusión Si deseas obtener la experiencia completa y pulida de una tableta de Apple en un paquete más pequeño, el iPad Mini vale su precio elevado. De lo contrario, hay buenas alternativas disponibles por menos dinero.

No te lo pierdas

Más barato, menos pesado y menos potente: el iPad Mini seduce, pero no es el mejor. El tamaño perfecto que cuesta caro.

Las tabletas de pantalla pequeña se han vuelto costosas. O al menos eso parece. La esperada tableta de Apple es bastante más delgada y ligera que el nuevo y grande iPad de cuarta generación, pero también tiene un precio inicial de US$329, muy superior al precio de oferta de US$199 de dispositivos como la Nexus 7, el Amazon Kindle Fire HD y la Nook HD.

Es cierto que el campo de juego de la tableta, especialmente cuando se trata de medios, es parejo. El ecosistema de aplicaciones, video y libros de Kindle es impresionante por sí mismo. Nook ha ganado terreno con sus aplicaciones y servicios. Android tiene Google Play. Ninguno de estos se puede comparar verdaderamente con la amplitud de contenido de las tiendas App Store y iTunes de Apple. La App Store es la gran mina de oro de Apple y el precio del iPad Mini parece que cuenta con que usted lo sabe. Y en ese sentido, puede ser que el iPad Mini valga lo que cuesta.

Pero el iPad original alcanzó un precio óptimo de US$499 que pocos competidores pudieron igualar. El precio del Mini es de unos US$130 más que el de cualquier tableta similar de 7 pulgadas. Es más caro aún que algunas tabletas recién llegadas de 8.9 pulgadas de Amazon y Barnes & Noble.

Crédito: CNET

El iPad Mini es ciertamente un iPad2 reducido. O un iPod Touch más grande. El iPad original también era un iPod Touch más grande en muchos sentidos. Eso no lo hizo menos atractivo. Aquí, la tableta no pretende ser una alternativa para la computadora portátil, sino una alternativa al Kindle. Este es un lector/visor compacto. De documentos, revistas, películas y juegos. Tal vez sirva para editar o crear. Y es espectacular como dispositivo portátil.

Crédito: Sarah Tew/CNET

¿Qué hace exclusivo al Mini? Sin duda, su diseño. Es bonito, discreto y muy ligero. Tiene el aspecto de un dispositivo totalmente nuevo de Apple. Tiene el peso adecuado para que lo puedas sostener en una mano, algo que no se podía decir del iPad si uno lo sostenía durante períodos prolongados de tiempo. Es bueno para tener en la habitación. Otras tabletas completas de 7 pulgadas son más pesadas y abultadas en comparación.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Estamos frente a un nuevo estándar de diseño de tabletas pequeñas. Después de una semana de usar el iPad Mini, parece que se las arregla para seguirme a todas partes. Es extremadamente adictivo y divertido de usar.

Pero esa pantalla... No está mal, para nada, pero no es una pantalla Retina. Ni siquiera tiene la resolución de otras tabletas de 7 pulgadas. Si te obsesiona la nitidez de los textos, notarás las imprecisiones. Si comparas el Mini con una computadora portátil, no. Quería que la pantalla fuera tan buena como la del iPhone 5, el iPod Touch y el iPad con Retina. No lo es, no por ahora. En mi opinión, arruina el producto porque, de lo contrario, el tamaño y la relación de aspecto de la pantalla son perfectos para manipular cómics, revistas y aplicaciones de lectura.

Crédito: Josh Miller/CNET

El iPad Mini cuesta casi US$130 más que sus competidores, ¿vale esa diferencia? Si buscas un iPad por el precio más bajo, la respuesta es sí. Si estás invirtiendo en iOS por primera vez, es una buena forma de comenzar.

Una pantalla Retina y un precio más bajo hubieran logrado que el iPad Mini fuera perfecto. Por el contrario, el iPad de cuarta generación es un dispositivo superior en cuanto a hardware, con un rendimiento mucho más rápido y mejor calidad de pantalla. Aun así, mucha gente preferirá el Mini porque es más económico y portátil. Para otros, será el segundo iPad: el iPad para los niños, el iPad para la playa. Me encanta este iPad, solo que no sé si lo necesito.

(Nota del editor: actualizado el 30 de noviembre con una sección agregada después de probar la versión con LTE del Mini.)

Diseño
Independientemente de lo que pienses sobre el precio del Mini, de su procesador A5 y de su pantalla de 7.9 pulgadas sin tecnología Retina, esto es lo que notarás cuando lo alces: la sensación que te provocará sostenerlo será muy agradable.

Crédito: CNET

El iPad Mini tiene un diseño distinto al del iPad, tal vez el más distinto de toda la historia de los iPad. A pesar de la popularidad que ha tenido el iPad, no es realmente un dispositivo muy cómodo para usar cuando uno no está sentado o en un escritorio. Es un dispositivo para usar cuando uno llega a su casa o cuando está cómodamente sentado. El iPhone o el iPod Touch son verdaderamente móviles, mientras que el iPad se queda a mitad de camino.

Crédito: Sarah Tew/CNET
No es el caso del Mini. El iPad Mini es una tableta extremadamente fácil de sostener que, a pesar de su formato ancho, es tan ligera como un Kindle. No como un Kindle Fire, sino como un Kindle. Con 7.1 mm (0.28 pulgadas) de grosor y 308 g (0.68 pulgadas) (313 g o 0.69 lb para las versiones con LTE), es la tableta más delgada y liviana en el rango de las tabletas que existen con pantalla de 17.8 cm (7 pulgadas), aunque tiene una pantalla más grande: 20 x 13.5 cm (7.87 x 5.3 in). Es más delgada que un iPhone 5 y proporcionalmente igual de delgada que el nuevo iPod Touch.
Crédito: CNET

De hecho, el iPad Mini se parece mucho al nuevo Touch, incluso con su carcasa de aluminio curva y su parte posterior plana. Es mucho más plano que el iPad de cuarta generación, se parece más a una oblea. La entrada para auriculares ubicada en la parte superior, el conector Lightning y los parlantes ubicados en la parte inferior se encuentran en los bordes laterales más curvos y menos cónicos. Alrededor del cristal del frente, hay un engaste de aluminio en ángulo como en el iPhone 5.

Crédito: Josh Miller/CNET

El modelo blanco, que es el que reseñé, tiene una parte trasera de aluminio estándar. El modelo negro tiene aluminio anodizado color pizarra que le otorga el mismo aspecto "sobrio" del iPod Touch.

iPad de cuarta generación, iPad Mini, iPod Touch. Crédito: CNET

Los engastes laterales extremadamente reducidos del iPad Mini son mucho menos notables que los engastes más grandes del iPad, que siempre lo hicieron parecerse a la pantalla de una MacBook sin su teclado. El Mini realmente parece un iPod Touch grande, que es exactamente como llamábamos al iPad en 2010. El término es mucho más apto ahora.

Crédito: Scott Stein/CNET

Tal vez no pienses eso porque el iPad Mini no cabrá fácilmente en tu bolsillo, ni siquiera en el de la chaqueta. Es un dispositivo más apto para una cartera, bolso pequeño o bolsillo grande de saco. Cabe en los mismos lugares en los que cabría un libro de tapa blanda.

Parece un dispositivo sólido, excelente y entretenido. El botón de inicio hace un clic muy claro. Cuando lo tienes en las manos, no parece un producto barato. Puede ser, en términos de forma, el producto con iOS más adictivo que existe. Y tiene el tamaño ideal para las manos de un niño. Es más apto para usar en automóviles y para viajar.

Crédito: CNET

Pero el Mini no debería ser un producto sorprendente. ¿Un dispositivo más pequeño que el iPad que puede ejecutar aplicaciones? Eso existió siempre. Se llama "iPhone". La auténtica proeza del iPad Mini es que parece realizar todas las tareas normales del iPad con un tamaño menor. Todo menos escribir en la pantalla con facilidad, aunque casi lo logra.

Sujetar, deslizar y escribir: pulgares y dedos
¿Y qué pasa con el engaste más pequeño? Al sostenerlo, de repente se convierte en una delicada invitación. Tenía miedo de iniciar accidentalmente una aplicación con mis grandes palmas o dar vuelta una página sin querer. Pero no me pasó. Apple ha desarrollado una tecnología de rechazo de toques en el hardware y software del iPad Mini que depende del contexto. Todo lo que sé es que, al leer libros en la aplicación de Kindle o en iBooks, descubrí que sostenerlos por el lateral no fue un problema. Al escribir, toda la superficie se volvía sensible a mi mano.

Crédito: CNET

En modo horizontal, la parte superior más larga y gruesa y el engaste inferior resultaron cómodos: ofrece una mejor superficie de agarre al ver videos y descubrí que también ayudó a hacer que el iPad Mini fuera más cómodo para jugar.

El tamaño intermedio del Mini significa que puede sostenerlo en modo vertical y escribir con el pulgar como en un iPhone o un iPod. En general, funciona bastante bien. Incluso pude escribir con el pulgar en modo horizontal, estirándome un poco. Escribir de forma más tradicional funciona mejor de lo que esperaba, aunque terminé escribiendo con un solo dedo en vez de varios. La pantalla de 7.9 pulgadas no es tan ancha como el teclado promedio de una computadora portátil y las teclas virtuales, si bien tienen buen tamaño, requieren cierta adaptación.

Puede sostener un iPad Mini en una mano y deslizar el dedo pulgar, pero no lo recomendaría. No es un dispositivo tan intuitivo como un iPhone, aunque podría ser un buen recurso para pasar hojas.

La pantalla: sin tecnología Retina
Su opinión sobre la pantalla del iPad Mini dependerá de cuánto tiempo pasó con dispositivos con pantalla Retina o con gran densidad de píxeles. Si tiene un iPhone moderno o el último iPad, sentirá que la pantalla es borrosa. El texto no es nítido. Los píxeles por pulgada están muy lejos de los que trae un Kindle Fire HD o una Nook HD. El iPad Mini tiene una pantalla de 1,024 x 768 píxeles, igual a la del iPad 2, pero con escritura más pequeña y una mayor densidad de píxeles por pulgada. Sin embargo, el Kindle Fire HD tiene una pantalla más pequeña de 1.280 x 800 píxeles. También la Nexus 7 de Google. La Nook HD tiene una pantalla de mayor resolución con 1,440 x 900 píxeles.

Nexus 7, iPad Mini, Nook HD y Kindle Fire HD. Crédito: Josh Miller/CNET

El costo de los tres es significativamente menor al del iPad Mini y los tres tiene una densidad de píxeles mucho mayor. La pantalla de 7.9 pulgadas del iPad Mini es más grande en términos de pulgadas cuadradas (digamos que tiene 8, porque no le falta mucho), pero menos píxeles por pulgada. Se cambia tamaño por alta resolución y nitidez.

Por eso, el iPad Mini no solo tiene una pantalla con menor resolución que la mayoría de la competencia, sino que tal vez sea la pantalla menos impresionante de los dispositivos iOS de Apple de 2012. Tanto el iPod Touch como el iPhone 5 y el iPad de cuarta generación parecen más brillantes, más vibrantes y con mayor definición.

Crédito: Sarah Tew/CNET
Sin embargo, si usaste un iPad 2, el texto es más nítido. Se pueden leer hasta las letras pequeñas como las de los correos electrónicos. Con los videos y juegos, no notarás tanta diferencia porque los gráficos y los videos en general están en constante movimiento. Sin embargo, incluso allí pude ver una clara diferencia en la reproducción de videos de alta definición y en una variedad de juegos. La pantalla IPS tiene un excelente y amplio ángulo de visión y es muy brillante. Tal vez no sea tan buena como la pantalla Retina, pero es tan buena como la pantalla del iPad 2. Sostuve uno junto al otro y noté que los colores y las intensidades eran similares, aunque la pantalla del iPad Mini es menos brillante en su configuración más alta.

En pruebas exhaustivas más profundas con los equipos de pruebas de televisores de CNET, la pantalla del iPad Mini es, de hecho, menos brillante en su configuración más alta y tiene un color menos preciso que las pantallas Retina casi perfectas del iPhone 5 y de los iPad de tercera y cuarta generación. Al poner un dispositivo junto al otro y mirar fotos o películas, la diferencia es clara.

Incluso si, a pesar de todo el diseño que el iPad Mini tiene en otros aspectos, la pantalla lo decepciona al hacer la comparación, el iPad Mini tiene un as en la manga. Uno enorme, realmente. Tiene que ver con la relación de aspecto.

Esta pantalla de 7.9 pulgadas no es 16:9 como la del iPhone 5 o la mayoría de las tabletas Android. Eso significa que el ancho de la pantalla es mayor, como la página de un libro. Es igual que en el iPad, pero en esta pantalla más pequeña, con los engastes laterales del iPad Mini reducidos como en un iPod Touch, parece más ancha todavía. Las páginas web caben mejor a lo ancho de la pantalla, lo que permite que el texto sea más grande. Y lo más importante es que las revistas digitales y libros ilustrados se pueden mostrar sin reducirlos demasiado.

Apple aprovechó al máximo esto, pero déjame decirte cuál es la aplicación estrella aquí: el futuro de las publicaciones digitales. Los manuales y libros de texto. Básicamente, cualquier libro electrónico con muchos gráficos y sensible a la distribución. El iPad Mini no achica el contenido tanto como suele suceder en las pantallas 16:10 de 7 pulgadas. La versión de iBooks de "Dinosaurs" de DK Publishing se veía hermosa y atractiva. También el libro/aplicación para niños "Bobo Explores Light".

Crédito: CNET

Tal vez lo más impactante sea que casi cualquier aplicación más grande para iPad que le agregué pareció más usable y cómoda en este tamaño más pequeño de pantalla. Los juegos de mesa con pequeños botones, las aplicaciones de edición de medios, juegos con paneles de control virtual e, incluso, el uso del teclado virtual en la pantalla. Tiene el tamaño de un libro, pero las aplicaciones se ven igual.

El iPad Mini como lector electrónico
Puedes tener dos opiniones sobre esto. Sí, en las pantallas que no son Retina el texto se ve menos nítido. Parece un error de cálculo en un dispositivo tan claramente orientado a la lectura. Pero aleja el iPad Mini unos 30 cm más, agranda el tamaño de fuente y es posible que no lo notes.

Crédito: CNET

La relación de aspecto 4:3, más similar a la de un libro, y su compatibilidad más natural con archivos PDF, cómics, revistas y novelas con gráficos sensibles a la distribución le otorgan al iPad Mini una ventaja sobre otras tabletas de 7 pulgadas. Para texto puro, tal vez el Mini no sea la mejor opción. Para otros medios, tiene sus ventajas, aun sin la pantalla Retina. Nunca me impidió disfrutar de una revista o un libro, aunque muchas veces me encontré deseando que la resolución fuera más nítida (leyendo el cómic Dark Knight Returns, en particular).

Una gran ventaja del iPad Mini con iOS es la siguiente: es compatible con todos los servicios importantes (Kindle, Nook, Google Books). Es lo más próximo a un lector electrónico universal.

Crédito: Sarah Tew/CNET

iPad Mini como reproductor de video
La relación de aspecto 4:3 tiene una desventaja (no podía ser de otra forma) y es la reproducción de video. Las películas y las series de televisión de alta definición inevitablemente tendrán un formato reducido en una tableta 16:9 como la Nexus 7 y el Kindle Fire HD. En un iPad con pantalla Retina, al menos tiene suficientes píxeles para ver videos con nitidez en el espacio disponible. En una pantalla de 1,024 x 768 píxeles, significa que el video reducido tiene una resolución incluso más baja.

Crédito: CNET

La mayoría de las series siguen teniendo una calidad aceptable, no peor que en el iPad 2 (incluso mejor, ya que los píxeles son más pequeños) y hay muchas aplicaciones y servicios con los que el iPad Mini es compatible, desde transmisión basada en suscripciones hasta aplicaciones accesorias al servicio de televisión por cable y tiendas de videos, como iTunes y Amazon Video a pedido. El iPad Mini tiene la mayor flexibilidad para aplicaciones y servicios entre las demás tabletas de la competencia, lo que es muy importante.

Los dos parlantes ubicados a ambos lados del conector Lightning en el borde inferior ofrecen un volumen aceptable para un dispositivo tan pequeño. Permiten escuchar música y videos correctamente. Los dos botones de aluminio para el volumen ubicados en el extremo derecho son planos como los del iPhone 5, pero más largos y no cónicos como el botón plástico de volumen del iPad. Son fáciles de encontrar al tacto y de presionar.

Crédito: Sarah Tew/CNET

El iPad Mini como dispositivo portátil para juegos
Las dimensiones más pequeñas del Mini hacen que sea más cómodo para juegos que necesitan de las dos manos. Los juegos con joystick y botones virtuales parecen mucho menos ajenos que en un iPad más grande. Los juegos como N.O.V.A. 3, Geometry Wars y Galaxy on Fire 2 HD parecieron más como juegos portátiles que juegos rediseñados para una tableta. Los juegos de mesa y los juegos con muchos botones pequeños también funcionaron bien. Kingdom Rush, un juego que consiste en defender una torre y tiene muchos íconos pequeños, también funcionó genial. También un juego de mesa relativamente complejo como Ticket to Ride. El diseño y el peso del Mini también lo convierten en un dispositivo sorprendentemente cómodo para sostener en modo horizontal.

Crédito: CNET

Si bien Apple promociona el iPod Touch como un dispositivo de mano excelente para juegos, se podría decir que el iPad Mini, debido al espacio adicional de la pantalla, es mejor aún. Considérelo la versión de Apple de la Nintendo 3DS XL.

Características de hardware: no le falta nada
A muchas de las tabletas más económicas les faltan funciones que son comunes en alternativas de mayor precio: la posibilidad de ampliar el almacenamiento, salida de video HDMI, cámaras posteriores. Ese es el caso de la Nexus 7 de Google. El iPad Mini tiene todas las mismas funciones, básicamente, que se encuentran en el iPad más grande: Bluetooth 4.0, cámara frontal y posterior, salida de video y tarjeta SD (para cargar fotos) a través del conector Lightning, compatibilidad con AirPlay y LTE opcional a través de los modelos de Sprint, Verizon y AT&T. Como siempre, no se puede ampliar el almacenamiento, pero se ofrecen las mismas opciones del iPad de cuarta generación: 16 GB, 32 GB, 64 GB.

Crédito: Sarah Tew/CNET

Rendimiento: me alegra que hayas vuelto, A5
El venerable procesador A5 de doble núcleo ha estado dando vueltas desde 2011 y ha sido parte del iPad 2, el iPhone 4S, el iPod Touch de quinta generación y el Apple TV. La versión en el Mini se asemeja más a la del iPad 2, con la misma memoria RAM de 512 MB. La pantalla sin tecnología Retina tiene la misma resolución que en el iPad 2: 1,024 x 768 píxeles. El iPad Mini es en verdad un iPad 2 más pequeño, con un nuevo diseño y mejoras. O bien, es un iPod Touch de quinta generación más grande, con componentes muy similares y que cuesta US$30 menos por el doble de almacenamiento de base (32 GB). Sin embargo, recuerde que la pantalla de 10.2 cm (4 pulgadas) del iPod Touch, aun con pantalla Retina, no es igual a la del nuevo iPad Mini. Está más abigarrada y no es ideal para leer ni le permite acceder a documentos más grandes ni a aplicaciones de edición de medios con tanta facilidad.

¿Qué significa eso en términos de rendimiento? Cargué algunos juegos y aplicaciones, desde GarageBand hasta juegos con muchos gráficos, como N.O.V.A. 3 de Gameloft, Real Racing 2 HD y The Room, además de aplicaciones estándar, como Ticket to Ride, Tweetbot, Netflix, HBO Go, Hulu Plus, Pages, iMovie y Flipboard.

Las aplicaciones se cargaron y se reprodujeron a las mismas velocidades que en el iPad 2: bien, pero no extremadamente rápido. Las aplicaciones se cargaron, en promedio, algunos segundos más lento que en el iPad de cuarta generación, con su procesador A6X una generación y media más rápido. En la red Fios de mi hogar, las páginas web se cargaron algunos segundos más lento que en los iPad de tercera y cuarta generación. Iniciar el iPad Mini desde cero tardó 31 segundos.

En Geekbench, una popular aplicación de pruebas y referencia para iOS, el iPad Mini obtuvo un puntaje de 752 en comparación con el puntaje de 755 del iPad 2. En comparación, el iPhone 5 alcanzó 1,461 puntos, mientras que el iPad de cuarta generación alcanzó 1,761 puntos (cuanto más alto sea el valor, mejor). Ese tipo de puntaje no refleja realmente el rendimiento promedio de las aplicaciones, y el iPad Mini definitivamente no es rápido en comparación con el iPhone 5 y el iPad de cuarta generación. Sin embargo, muestra que el Mini es casi tan rápido como el iPad de tercera generación en varias tareas y alcanza al menos el nivel del iPad 2 en todo lo demás. El iPad Mini completó la prueba de evaluación SunSpider JavaScript 0.9.1 en 1,503 milisegundos (cuanto más bajo sea el valor, mejor) en comparación con la Nexus 7 de Google, que completó la prueba en 1,705 milisegundos. Por su parte, el iPad de cuarta generación con pantalla Retina alcanzó una excelente marca de 876 milisegundos.

Las velocidades de conexión Wi-Fi del iPad Mini son, en líneas generales, mejores. La capacidad Wi-Fi 802.11 a/b/g/n de doble banda de 2.5 GHz y 5 GHz mejora la velocidad respecto de dispositivos iOS anteriores. El iPhone 5 y el iPad de cuarta generación tienen doble banda.

iOS 6
Para obtener más información sobre varias funciones de iOS 6, lea la reseña completa del editor de CNET Jason Parker. La mayoría de las funciones de iOS 6 que esperaría están aquí, incluyendo a Siri, que misteriosamente no está en el iPad 2, equivalente en todas las otras características. Curiosamente, la aplicación Passbook de Apple no se incluyó, a pesar de estar incluida en el iPod Touch.

Crédito: CNET

Además, la controvertida aplicación Mapas de Apple también está presente, con Flyover 3D e indicaciones. No pude probar si las indicaciones paso a paso funcionan en la versión LTE.

El iPad Mini como cámara
Una mejora en el iPad Mini en comparación con el iPad 2 son las cámaras. Tiene una cámara posterior iSight de 5 megapíxeles y una cámara frontal FaceTime HD, las mismas que están en el iPad de tercera generación y posteriores. El iPod Touch de quinta generación tiene una cámara mejor, con más funciones y flash LED. El Mini no tiene funciones de aplicaciones como HDR y Panorama, aunque otras aplicaciones de la tienda App Store ofrecen esas funciones.

Crédito: Sarah Tew/CNET
Lo importante es que las cámaras del Mini son más que buenas para instantáneas, grabación de video de 1080p y llamadas de alta calidad con FaceTime. Son mejores que las cámaras promedio de tabletas económicas.
Fotografías tomadas con la cámara posterior del Mini. Crédito: Scott Stein/CNET

Sostener un iPad Mini es tarea sencilla, por eso se puede usar este dispositivo para sacar fotos y grabar videos, algo que todavía no he visto hacer a una persona normal con un iPad más grande. No va a ser tu próxima cámara compacta, pero podría sacarte de un apuro. Las fotos tomadas con el Mini dado vuelta son tan buenas como cualquier foto sacada con un iPad que hayas visto.

LTE y Mini: ¿la pareja perfecta?
Por US$130 adicionales, se puede equipar el iPad Mini con la red LTE celular en sus variantes para Sprint, Verizon y AT&T. Esa es una suma importante del costo del iPad Mini básico de US$329, que alcanza los US$459. Aun así, tuve la posibilidad de tener una versión del Mini con LTE de Verizon por un par de semanas y creo que la aplicación para LTE es fantástica.

Crédito: Sarah Tew/CBS Interactive

En primer lugar, pocas tabletas de este tamaño tienen LTE, uno de los elementos de avanzada del Mini. En segundo lugar, la versión LTE tiene GPS, lo que le brinda acceso a la navegación paso a paso mientras se desplaza. Es excelente en el automóvil: el tamaño del Mini también se parece al de las pantallas del tablero de muchos automóviles. No me sorprendería ver soluciones montadas en automóviles en un futuro cercano.

También es una grata sorpresa contestar llamadas con FaceTime, responder mensajes con iMessage o usar llamadas por VOIP (ni hablar del correo electrónico básico, navegación por la Web y actividades afines) con este dispositivo portátil. Con LTE habilitado, se parece más a un sobrio teléfono súper grande de Apple. Es el dispositivo distinto a un teléfono más portátil que Apple fabrica con LTE, sin necesidad de contrato. Eso podría ser un factor que aliente a viajeros con la idea de usar el iPad con LTE para compartir su conexión inalámbrica con otros dispositivos (también conocido como "tethering" o "anclaje de red").

Apple anunció que, en promedio, la batería dura una hora menos cuando el iPad Mini se conecta a una red LTE. En el uso diario, el LTE Mini me brindó tanta autonomía con una carga que ni siquiera me preocupé por recargarlo.

No te lo pierdas

 

Comentarios

Conversation powered by Livefyre

especificaciones ver todas

  • Conectividad Inalámbrica Bluetooth 4.0
  • Tipo Apple iOS
  • Proveedor de servicios AT&T
    Sprint
    Verizon Wireless
  • Peso 0.68 lbs
  • Almacenamiento 16 GB
  • Procesador Apple A5
Productos Destacados